Sainsbury: no todo el pescado está vendido.

La mayoría de retailers ingleses tienen sonoros compromisos con la sostenibilidad en varios campos, ya sea el bienestar animal, la huella de carbono, o como en este caso, la explotación de los océanos. Nos parece tan importante como tener estos compromisos (y cumplirlos) el ver esto plasmado en el punto de venta para pasar de los titulares al cambio de hábitos.

Sainsbury’s ha reeditado este mes una campaña que llevó a cabo el año 2011, “Switch the Fish Day”, que no sólo quiere reforzar sus credenciales en el campo de los productos del mar, sino que también influenciar en el comportamiento de los consumidores, para que adopten hábitos de consumo más sostenibles.

Fuente: Sainsbury’s

El objetivo concreto en este caso es el de promocionar el consumo de especies de pescado que los consumidores ingleses no suelen comprar, para lograr crear un mercado para estas especies menos valoradas y que en algunos casos son descartadas, mejorar la cultura alimentaria de los consumidores, y como objetivo final, no concentrando el consumo en cuatro o cinco especies, es más fácil lograr una gestión sostenible de los recursos. En el Reino Unido la mayoría del consumo viene de cuatro especies: bacalao, atún, salmón, y gambas.

Las tiendas de Sainsbury’s se llenan de carteles sobre la campaña, al entrar, en la sección de pescado envasado (informándote de dónde están las especies menos consumidas), naturalmente la pescadería, e incluso con cupones en la revista con descuento por la compra de ciertos pescados en libre servicio.

Pero además, el día de relanzamiento de la campaña, Sainsbury’s regalaba pescados a los consumidores que compraban en la pescadería las especies habituales. Los resultados de la anterior campaña fueron muy positivos, no sólo porque se logró vender más pescado sostenible, sino por que aumentaron las ventas totales de la categoría.

Los consumidores pueden identificar fácilmente los productos en la campaña
Los consumidores pueden identificar fácilmente los productos en la campaña

En esta ocasión Sainsbury’s quiere hacer algo más para cambiar los hábitos de los consumidores.

Publicará recetas con los nuevos pescados, para lograr paliar el déficit de conocimiento que tienen los consumidores. Según su análisis, en los libros más vendidos de cocina para familias el 78% de las recetas son de las especies más vendidas, y estos pescados alternativos apenas están representados. De esta forma, busca el  consolidar estos hábitos de consumo una vez acabada la campaña.

Sainsbury’s es el distribuidor inglés con mayor ventas de pescado sostenible con certificación, y con esta medida, pretende consolidar todavía más su liderazgo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s