The Cooperative vuelve a crecer en ventas.

Y lo meritorio es que ha sido con trabajo de adaptación de surtidos y tiendas, más que puramente por entrar en la guerra de precios (aunque también anunciaron que iban a dejar un poco de lado sus valores intrínsecos para lograr ofrecer productos de precios más bajos).

El grupo desde hace unos tres años está embarcado en una profunda transformación, revisando la gobernanza del grupo de cooperativas, sus líneas de negocio,  y en lo que más nos atañe, su cadena de supermercados. Con más de 3,000 tiendas son la cadena con más tiendas, centrada en el convenience, pero por culpa de su estructura anticuada perdía entre un 1 y 2% de ventas interanuales en un canal que crece a mucha mayor velocidad.

Las cifras del mercado británico que ha presentado esta mañana Kantar les otorgan un crecimiento del 1% respecto a las ventas del mismo mes el año anterior. Muy buen resultado teniendo en cuenta por lo que están pasando los demás (ninguno del top 4 logra crecer, y significativamente Asda pierde el 2.7% de ventas, en la línea de otros meses), y sólo el discount (Aldi y Lidl) y Waitrose logran crecer también.

¿En qué ha mejorado The Cooperative? Han sido varios los cambios internos que han realizado para lograr que sus tiendas estén más adaptadas al entorno en el que se encuentran. Han trabajado en desarrollar un nuevo modelo de tienda (el que llaman Gen2, con varios circuitos de compra según la misión del cliente), y durante el último año han revisado a fondo los surtidos en sus tiendas, eliminando referencias más de carga, incluyendo nuevas referencias para dar respuesta a más misiones de compra del convenience, y de esta forma que han conseguido ser más relevantes a los clientes. Junto con algunas acciones de la tarjeta de fidelización que tienen (sorteos por escanearla al comprar) y la promoción de frescos “The Fresh Three” (tres referencias a mitad de precio que se cambian cada tres semanas y en la que invierten £125 millones) han conseguido aumentar el tráfico de clientes.

The Coop - Fresh Three Offer

Tesco va a la caza del azúcar.

Uno de los proyectos que tiene entre manos el actual CEO de Tesco es el de simplificar el surtido de productos que ofrecen a sus clientes, el llamado Poject Reset, que iba a reducir en un 20% o en más las referencias del retailer (de aproximadamente unas 90,000 a unas 70,000).

Los zumos de Tesco reformulados para contener menos azúcar.
Los zumos de Tesco reformulados para contener menos azúcar.

Naturalmente, se pensaba que el principal criterio para decidir que un producto causaba baja eran las ventas o que ya se atendía esa necesidad de forma suficiente. Sin embargo, Tesco está aprovechando esta iniciativa para alinearse con otros objetivos también suyos, como en este caso, la reducción de azúcar añadido en los productos que vende.

Lleva ya un año trabajando con sus proveedores de marca propia (de refrescos y zumos) y ahora les toca la revisión a los productos de marca de fabricante. Y la semana pasada el comprador de refrescos anunció que daba de baja varias líneas de producto con muy buenas ventas, pero con azúcar añadido, y así a partir de septiembre no vender productos para niños con azúcar añadido.

Esta medida afecta a grandes marcas en UK, como Capri Sun, Ribena, etc, pero ante la gran notoriedad que están teniendo los grupos de presión antiazúcar, poco a poco los retailers van a ir reaccionando e incluirán objetivos de reducción del azúcar añadido que va en los productos que venden. Las marcas van también cambiando sus productos, y vemos como poco a poco aparecen versiones de los productos con otros edulcorantes y con la promesa de “sin azúcar añadido”.  También es una promesa que empieza a ser habitual ya en los cereales, otro de los alimentos con “azúcares escondidos”. De esta forma, se va a ir transformando poco a poco la oferta en los lineales.

Otra medida que tomó Tesco hace un año con un fin similar fue la de quitar las golosinas de las zonas de venta de impulso.

Amazon Fresh llega a UK

Fuente Amazon
Fuente Amazon

Según The Times y después otras fuentes que han aportado más datos, en septiembre se empezarían a ofrecer servicios de entrega de productos de alimentación en las ciudades de Londres y más adelante en otras ciudades inglesas, como Leeds.

Amazon Fresh ya opera en varias zonas en los Estados Unidos, y la empresa barajaba varias opciones para entrar en el mercado europeo. Finalmente es UK el escogido, donde el mercado online está mucho más desarrollado que en EEUU (un 5% frente a un 1% en EEUU) y es mucho más maduro, por lo que seguramente la tasa de adopción crecerá a mucha más velocidad que en el mercado de origen. A diferencia del resto de cadenas británicas, posiblemente las entregas las subcontraten a otras empresas, como hace Amazon en San Francisco, donde colabora con el US Postal Service.

Aunque esperado, este lanzamiento trae muy malas noticias para el resto de las cadenas. El mercado de gran consumo está inmerso en una guerra de precios que está destruyendo los márgenes, y además, para casi la totalidad de cadenas las operaciones online son deficitarias, a pesar de crecer a doble dígito. Por eso, la entrada de un operador tan famoso y que puede ganar rápidamente cuota de mercado va a obligar a todos a reaccionar de alguna forma, y seguramente poner más dificultades a la rentabilización de esta línea de negocio.

El IGD recopila en su web algunas de las innovaciones que AmazonFresh ofrece en los EEUU, y que podrían diferenciarle, al suponer una mejora en la oferta de servicios que los retailers ingleses dan a sus clientes: Amazon Dash (el servicio que facilita la inclusión de productos que se acaban en el hogar), la entrega del pedido conjuntamente con productos non-food o comidas de restaurantes locales, entregas durante la noche, y entregas el mismo día.

El lanzamiento en Septiembre también le permitirá al retailer ser una opción de compra para las fiestas de Navidad, donde la compra online es cada vez más popular y supone un negocio importantísimo para las cadenas.

Los bancos quieren revolucionar la fidelización en UK

Básicamente, para fidelizar ellos a los clientes, reventando el negocio (o facilitándolo también) el de los demás.

Hace unos días aparecía en The Guardian una nota sobre la nueva ola de Apps de bancos que está llegando a UK quiere convertirse en el mayordomo del cliente, que le conoce a la perfección, le aconseja como gastar y le buscar las mejores ofertas. Van a utilizar los datos del gasto del propio cliente, compararlos también con los gastos de otros clientes para a partir de aquí establecer patrones y poder ofrecer recomendaciones lo más personalizadas posibles.

Podrán avisarte por ejemplo si gastas más gas o electricidad de la cuenta, porque igual tienes un aparato que funciona mal en casa, o si hace tiempo que no compras un determinado producto y que puede que se esté agotando en casa, o incluso si pagas demasiado por un servicio de telefonía o internet, y ahorrarías contratando el de otra empresa.

Estos servicios personalizados mejoran a medida que el cliente pase más tiempo con el banco, porque el banco te conocerá mejor, podrá emitir consejos más adaptados a tus necesidades y estilo de vida, y por ello serán de mayor utilidad.

Otras aplicaciones de estas Apps son las que pretenden modificar los hábitos de los clientes a través de juegos o simuladores. Se podrá jugar a casarse o comprarse una vivienda y ver qué impacto tiene eso en la vida financiera propia, o tratar de ahorrar con los hábitos desarrollados en juegos como el de “no gastar nada en un día”.

El impacto que esto tenga en el gran consumo puede ser elevado. No sólo porque ya es posible pagar en supermercados con algunas de estas Apps. También, por ser el gasto más frecuente para la gran mayoría de personas, y la mayoría de pagos además se hace con tarjetas de débito o crédito, por pequeños que sean, los bancos acumulan mucha información de los hábitos. Será posible que nos envíen mensajes para decirnos donde es más barata nuestra cesta de compra habitual?

Fotografía de Barclays, su App para pagar en tiendas.
Fotografía de Barclays, su App para pagar en tiendas.

Morrisons completa sus credenciales.

Al entrar en cualquiera de las tiendas que tiene Morrisons uno se da cuenta que es un retailer experto en frescos. Son los dueños de varios de sus proveedores de frescos (tienen un matadero y varias ganaderías, una planta de procesado de pescado, y varias plantas de acondicinamiento y envase de frutas y verduras) y prestan una especial atención a la formación de los empleados de las secciones de frescos para que puedan aconsejar con fundamento a los clientes, y sepan preparar bien los productos.

Estos días han lanzado un nuevo mensaje, “Made by Morrisons”, para productos que ellos han preparado en las tiendas. Gran parte de las secciones de carne y pescado son productos cortados, adobados, y envasados en la propia tienda, aunque la estrella es la sección de panadería, porque una gran parte de surtido se prepara completamente en las tiendas.

Otro retailer que también puede presumir de expertise en producto es Whole Foods Market, que además, lleva utilizando argumentos parecidos desde hace ya más de un año, para destacar la frecura de los productos preparados, y su conocimiento.

Whole Foods Market etiqueta los productos que prepara en la tienda con el lema "Made Right Here"
Whole Foods Market etiqueta los productos que prepara en la tienda con el lema “Made Right Here”

Ocado. Resultados H1 FY2015

Ayer el CEO de Ocado volvió a presentar buenos números, una rareza en el gran consumo de hoy en día.

Las ventas siguen creciendo más de un 15% interanual (£507.7 millones en estos primeros seis meses del año, manteniendo la tónica del año pasado) y además gracias a varias actividades de captación, han conseguido crecer casi un 20% en el número de clientes activos (algo que no habían hecho el año pasado, cuando emitieron muchos menos cupones ofrecidos a nuevos clientes). Mantienen la media de artículos por cesta, aunque el tiquet medio se reduce un poco a consecuencia de la inversión en precio. Tesco ha bajado precios, y para mantener su promesa de igualarse en precio a Tesco han tenido que reducirlos a su vez, y también han aumentado el número de referencias bajo esta garantía. Ahora son unas 45,000 referencias frente a las 35,000 que tenían hace un año.

Siguen invirtiendo en nuevos almacenes y centros de distribución, para seguir apuntalando su presencia en regiones como Londres o Hampshire, de alto poder adquisitivo, y en nuevas tiendas online, como la de productos para mascotas y la de jardinería, ligadas al lifestyle de sus clientes.

La mezcla de surtido y servicio sin falta que ofrece Ocado sigue convenciendo a cada vez más clientes, y por ahora las cosas sólo pueden mejorar para el pure player: el mercado online sigue creciendo en UK (los principales supermercados suelen reportar crecimientos del 10-15% interanuales, no muy lejos de los de Ocado), las perspectivas de los consumidores mejoran. Sólo les falta anunciar algún acuerdo con otro retailer (como hicieron con Morrisons) para licenciar su tecnología, y seguramente en Febrero del 2016 Ocado volverá a dar buenas noticias a sus accionistas.

Fuente Ocado
Fuente Ocado