Amazon se alía con Morrisons para reforzar la oferta de productos frescos.

Sorpresa este lunes, al anunciar el CEO de Morrisons un acuerdo con Amazon que promete tener un importante impacto en el gran consumo online de este país.

En pocas líneas, Morrisons ha firmado un acuerdo para ser proveedor de Amazon. Cientos de sus productos se venderán a través de los servicios Amazon Prime y Amazon Pantry, que son dos de los canales por los que Amazon vende productos de gran consumo a los hogares. Morrisons facturará a Amazon sus productos a precio de mayorista.

Morrisons Market Street.jpg
Amazon también tendrá un “Market Street”,  de Morrisons

Desde que Amazon lanzó su sericio de venta de productos refrigerados y congelados en Birmingham hace unos meses se estaba especulando sobre la proximidad del lanzamiento de un servicio como Amazon Fresh en Londres.

Al final, Amazon Fresh vendrá de la mano de Morrisons. El punto fuerte de Morrisons son los frescos y todo lo relacionado con la producción, y el de Amazon la venta, por lo que a priori parece un buen proyecto conjunto y permite a Amazon ofrecer un surtido completo de gran consumo en este país. Morrisons no es particularmente fuerte en Londres, donde Amazon sí que tiene una clientela muy fiel con muchos hogares abonados a su servicio de Amazon Prime, por lo que las sinergias son muy grandes. Para Morrisons supone un nuevo canal de venta para su división de frescos, dado que cuenta con varias plantas de envasado de frutas y hortalizas, de procesado y envasado de pescado, y un matadero y planta para envasar carne. Retail Week cita un informe de Bernstein en el que se valora la producción de las fábricas de Morrisons en £2600 millones, (casi un 15% de las ventas de Morrisons) y que seguramente gracias a este acuerdo sus ventas se verán multiplicadas.

Un acuerdo similar al de Morrisons y Amazon se dió en su momento entre Waitrose y Ocado, permitiendo que los productos de MDD de Waitrose se vendan a través de la tienda online de Waitrose y la de Ocado, por lo que esta situación no es nueva en este país.

Morrisons mantiene un acuerdo con Ocado a través del cual opera su tienda online, que no se ve afectada por este acuerdo con Amazon, aunque se viene hablando del descontento de Morrisons con los términos del acuerdo que firmó la anterior directiva de la cadena con Ocado.

Y Amazon continúa avanzando en el mercado online del Reino Unido. Ha entrado tarde con su oferta, y aquí se encuentra con uno de los mercados más desarrollados del mundo occidental por lo que respecta al comercio online. Pero por lo que se ve por ahora, su oferta superior de servicios, junto con por ahora unos precios sensiblemente menores a la competencia (desde un 24% menos con Tesco, líder del mercado, a un 16% menos con Asda, líder en precio), parece tener muchos números para triunfar.

Profitero Amazon Pantry.jpg

Anuncios

Nace Sugar Wise, la certificación del azúcar en los productos.

Con tanta atención que se está llevando el azúcar, y la confusión sobre azúcares ocultos, añadidos, naturales, y demás que hay en los alimentos, al final la oportunidad para un nuevo sello se ha materializado. Se llama Sugar Wise y lo ha impulsado una consumidora preocupada por el azúcar que consumimos, Red Platings.

SugarWise Red Plantings
Red Plantings, impulsora del sello.

La idea es sencilla: se basan en la recomendación nutricional de obtener como máximo un 5% de la energía que ingerimos a partir de azúcares libres (que aquí también se llaman azúcares añadidos a los productos, incluso ocultos). Por lo tanto, los productos que tengan menos del 5% de kcal producidas a partir de azúcares libres pueden llevar el sello. Un poco de claridad ante la confusión que reina entre los consumidores sobre qué productos llevan azúcares ocultos, y que ha hecho que se penalicen zumos, y otros productos.

La noticia es que Tesco se ha interesado por la idea, y ha colaborado en su desarrollo implicando a varios de sus product manager y responsables de marketing, que han asesorado a Red Plantings en el diseño del logo y el cumplimiento de la legislación relevante para estos casos.

Sin embargo, por ahora Tesco no ha solicitado la certificación para ninguno de sus productos, y sólo hay tres empresas apuntadas y que lo incluyen en su etiqueta. El sello se acaba de lanzar públicamente, por lo que seguramente se adherirán algunas más (si no se desarrolla otro sello paralelo, claro).

Bearface: nace un nuevo supermercado pureplayer

El gran consumo online es uno de los canales que más crecen, y el 2015 alcanzó una facturación de £177.500 millones en UK, según el IGD. Aparecen continuamente pequeños competidores a las grandes cadenas que operan en este sector, buscando hacerse fuertes en un hueco del mercado no atendido.

La promesa de Bearface es el ofrecer productos mucho más frescos que cualquier otro supermercado. Nacieron hace unos meses, en los que han trabajado en el norte de Inglaterra, ya partir de esta semana ya sirven a todo el país.

La oferta es de apenas unas 1000 referencias de alimentación seca y perecedera, bebidas y productos para bebé (por ahora no ofrecen belleza ni droguería) y está sesgada hacia los productos saludables y de mayor calidad.

Bearface

¿En qué se diferencian de otras propuestas?: tienen un surtido más amplio que otros supermercados que nacieron del mundo de las cajas de fruta semanales y han ido ampliando el surtido, y tratan de ocupar un lugar un poco superior al de Ocado, el de personas que quieren cocinar y están dispuestas a pagar más por productos frescos de calidad, de proveedores reconocibles, y de mayor frescura. Además, cuentan con cajas de frutas y verduras, y de carnes, simplificando la compra semanal de estos productos. También puedes vincular la compra  las recetas que tienen en la web, montando un menú de cenas semanal, y ellos te añaden los productos a la cesta de la compra. Morrisons es el otro gran distribuidor que promete excelencia en los frescos a través de su canal online, pero no cuenta con las mismas credenciales que Bearface, y se dirige a un público de menor poder adquisitivo.

Su promesa es que los productos frescos apenas pasan tiempo en su plataforma. Compran y reciben a medida que tienen que enviar los productos, para cumplir esta promesa de frescura. Con esto, y un surtido muy simple, esperan seducir a su nicho objetivo.

 

 

 

 

Asda. Resultados Q4 FY2015/16

Ha sido un año horrible para Asda, y la pregunta no es cuándo volverá a crecer. La pregunta es ¿ha tocado fondo Asda?

Hace seis meses el CEO de Asda, Andy Clarke, proclamaba que los resultados del retailer eran muy malos, pero que veía algunos signos de mejora y podía asegurar que Asda había tocado fondo, y recuperaría ventas y crecimiento en los próximos meses. Entonces atribuía muchos de sus males a las tácticas cortoplacistas de algunos de sus competidores, que bombardeaban a los compradores de cupones para atraerles a sus tiendas, y alejarlView Postes de Asda.

Seis meses más de guerra de precios y de una revisión de las promociones de sus competidores, que en principio deberían haber perdido importancia en su oferta, siguen dejando a Asda en muy mala posición: el que peor va de la liga de supermercados.

Asda - End Gondola.jpg

Han cerrado el año con unas ventas comparables del -4.7% (Asda no ofrece ventas totales) y los resultados del último trimestre (el que incluye las Navidades) son desalentadores: unas pérdidas en ventas comparables del 5.8%, muchísimo peor que sus competidores, que no sólo van mejorando sus propios resultados anteriores, si no que además van alcanzando el crecimiento a pesar de la guerra de precios. Sobre los motivos para perder tantas ventas, esta vez en parte se deben a que no participaron de la acción del Black Friday (perdiendo un 0.4% en ventas comparables por esto) y sus promociones en alcohol han sido muy inferiores a las de los competidores, por lo que por allí han perdido clientes. En un año han perdido 0.7% de cuota de mercado, según Kantar Worldpanel.

En el ámbito de las noticias positivas, el CEO ha anunciado que gracias a su continua inversión en precio, ahora el diferencial que tienen con sus competidores es de un 10%, y de forma más importante, el diferencial con los discounters ronda el 5% (llegó a ser del 23% en 2013, cuando empezaron a reducir precios).

Los pilotos de colaboración con Decathlon van bien, y han decidido ampliar el alcance e implantar la mini tienda de Decathlon en 4 hipermercados más. El resto de iniciativas de multicanal que habían empezado están paralizadas (los drive, las taquillas, etc), por lo que el retailer corre el riesgo de quedarse atrás mientras los demás siguen innovando y aportando novedades al mercado.

Van a seguir con su plan de invertir en reducir precios, y ahorrar costes (estiman unos £250 millones este año que viene). Los ahorros vendrán por las compras (se han unido al grupo de compras EMD hace unas pocas semanas) pero en otras ocasiones vienen con polémica, por los despidos que se están produciendo en tiendas, y por el proyecto Renewal, de racionalización de surtido, pero también de pedir a los fabricantes que inviertan en ellos, con lo delicada que está ahora la situación de las relaciones en la cadena tras el affaire de Tesco. Planea recortar su surtido (ya escaso, comparado con Tesco y Sainsbury’s) en un 10%, alcanzando el 25% en algunas categorías.

Aldi contrataca con el precio.

Hace unas semanas Morrisons renovaba sus votos en la guerra de precios, lanzando la campaña Price Crunch en la que se reducían aún más los precios 1000 referencias de productos básicos, muchos de ellos frutas y hortalizas.

Ahora Aldi lanza la suya, y la toma con Morrisons, con anuncios que hacen referencia directa al Price Crunch de Morrisons. En ellos muestra una cesta de la compra en Aldi y otra en Morrisons, y compara los precios para demostrar que ellos son mucho más baratos que Morrisons.

Morrisons, Asda, y algunos comentadores del gran consumo han manifestado lo obvio: no se pueden comparar marcas de fabricante con marcas de distribuidor de Aldi porque son de distinta calidad. Sin embargo, la MDD de Aldi no para de ganar reconocimientos en la mayoría de los premios que otorga la industria, lo que habla de como han ido mejorando a lo largo de los años la calidad de sus productos.

En la misma nota que en la que anunciaban esta campaña, Aldi aseguraba que con datos tomados por Kantar Worldpanel, ellos todavía son más de un 20% más baratos que sus competidores, y que a pesar de la guerra de precios el diferencial sigue siendo considerable. Concretamente, un 26% más baratos para una cesta comparable en todas las cadenas que analiza Kantar, y un 29% en el periodo anterior que incluía las Navidades.

Aldi Amazing Prices.jpg
Aldi la toma con la nueva campaña de Morrisons “Price Cruch”

Sainsbury’s a por el SPB

Desde que empezó la guerra de precios todas las cadenas hablan de reducir el número de promociones para favorecer los precios bajos. Los precios sí que bajan a ritmo del 1.5-2% interanual, pero por lo que respecta a las promociones, salvo en el caso de la cadena objeto de esta nota, poco se puede destacar a este respecto. Posiblemente en número y en profundidad las promociones sean menores, pero se partía de un número de partida tan elevado, que no parece haber llamado la atención de los compradores, y hasta hoy mismo se sigue hablando de una investigación que llevan a cabo las autoridades de mercados y competencia sobre estas prácticas de los supermercados (en una reciente encuesta, sólo el 2% de los entrevistados era capaz de acertar cuáles eran las mejores ofertas).

Sainsbury Great Prices.jpg

Sainsbury’s es el que ha tratado de alejarse de los anuncios típicos de guerra de precios, principalmente porque no casan con la imagen que trata de dar de calidad y productos de atributos superiores al resto del top 4. Ellos están en ofrecer una buena relación calidad precio, no de precio puro, y llevan años comunicando esta idea.

Una de sus estrategias ha sido la de reducir el diferencial entre los precios habituales de los productos, y el precio promocional, para evitar que los clientes esperen a que el producto esté de oferta, y entonces comprar para almacenar en casa.

Ahora anuncian su compromiso de eliminar antes de agosto del 2016 las promociones de multi compra (los típicos 2 por X, o los mix and match). De esta forma los clientes, dicen, comprarán lo que necesitan cuando lo necesitan, y además se reducirá el desperdicio en el hogar.

Desde marzo del 2015 han reducido ya el número de promociones multicompra a la mitad, y notan que los clientes amplían el repertorio de productos que prueban.

De esta forma, tendrán el beneficio de ser los primeros que comunican algo así,y es muy posible que otros les sigan. Además, es algo que va en línea con las tendencias que se observan en el mercado de este país: poco a poco las compras más frecuentes y más pequeñas van ganando terreno, a la vez que aumenta el número de personas que compran para ellas solas o para una pareja, actos de compra que poco se pueden beneficiar de estas promociones de volumen.

En todo caso, avisan que las promociones volverán para las ocasiones especiales. Así que seguro que antes de las Navidades tendremos alguna en las tiendas.

 

El nuevo reality show: La Granja Sin Azúcar.

Un programa del tipo Gran Hermano, pero en una casa sin “azúcar”, aunque en realidad lo que se evitan son los alimentos y las bebidas procesadas. Los concursantes trabajan en la granja, y a cambio se les dan ingredientes y productos frescos para cocinar.

Seguramente, un programa que no se entendería si no fuera por la demonización que sufre el azúcar en estos momentos.

ITV Sugar Free Farm.jpg

El programa se puede ver en la web de ITV, aunque piden registrarse y dar una dirección del Reino Unido.

 

Asda: verduras feas a la venta.

En línea con el resto de países de nuestro entorno, en el Reino Unido crece la atención que se presta a la merma que se produce a lo largo de la cadena alimentaria. Naturalmente, las prácticas de las cadenas de supermercados están en el centro de esta atención. No sólo por el producto comestible que se pueda llegar a tirar porque pasa su fecha de caducidad sin venderse, si no por los productos que se tiran en el campo porque no cumplen con las especificaciones cosméticas para llegar al punto de venta.

Cada cadena ha lanzado varias iniciativas, y Asda en este caso, desde hace un año que tiene una línea de frutas y verduras de segunda calidad cosmética (las llaman “Belleza Interior”) y ahora ha decidido ampliar la iniciativa, de una forma bastante original.

Ha iniciado una prueba piloto en más de 100 de sus tiendas, donde va a ofrecer una caja de hortalizas y verduras feas (principalmente productos de temporada). Las cajas cuestan £3.50 (un 30% más barato que el PVP normal), y cuentan con producto suficiente para las comidas de una familia de 4 personas durante una semana. Es un producto mucho más diferenciado que las anteriores iniciativas, de vender producto envasado pero al que le llaman feo.

Seguramente se trata más de una medida de relaciones públicas que otra cosa, por el impacto económico que esto pueda tener (además, el precio de los frescos es lo que va marcando la guerra de precios). Aunque también están trabajando en cambios de calado, revisando y relajando las especificaciones cosméticas de los productos, para permitir dar mayor cabida en lo que se considera apto para la venta. De esta forma seguramente se podrá reducir de forma significativa la merma en campo de los proveedores. Asda reconoce que con los cambios que ha introducido en patatas y zanahorias han pasado más de 600 toneladas de producto que se hubieran quedado en el proveedor. Morrisons (una cadena que sufrió los ataques de los chefs mediaticos por culpa de sus políticas de compra) también está probando en unas 150 tiendas a vender verduras feas, y planea comprometerse a medio plazo a comprar toda la producción de sus proveedores para venderla en sus tiendas.

Fuente Asda
Fuente Asda

Ocado. Resultados FY2015

Ocado presentó esta semana sus cuentas anuales, y repetía los números negros. Su progresión es muy buena (crecen más rápido que el total del mercado online), a pesar de algunas noticias que pueden llegar a enturbiar la marcha del supermercado (el que no hayan conseguido más clientes para su tecnología, o los cada vez más intensos rumores de ser comprados por Amazon).

Ocado - CEO 2016
Tim Steiner, CEO de Ocado

Este año han alcanzado una cifra de ventas de  £1.115 millones, un 14.7% más que el año pasado (un poco menor que el crecimiento del año anterior), y unos beneficios de  £11,9 millones, un 65% más que el año pasado, cuando por primera vez, obtuvieron beneficios.

El CEO de Ocado atribuye estos buenos resultados a la orientación al cliente y la continúa innovación que ofrecen en sus propuestas comerciales. Esto les permite seguir captando clientes (ya cuentan con 509.000, un 12% más que el año pasado) lo que también ha impulsado el número de pedidos a unos 200.000 semanales (un 17% más). El tiquet medio ha bajado un 2%, principalmente por culpa de la guerra de precios y su promesa de igualar a Tesco el precio de los productos que tienen ambos en el surtido.

Habían prometido este año anunciar un nuevo acuerdo con un distribuidor extranjero, al que le iban a vender una licencia para usar su tecnología de comercio online. Sin embargo, esa noticia no ha llegado. El CEO de Ocado mantiene que están cerca de lograr una acuerdo, y la reciente incorporación de Andrew Harrison (vicepresidente de Dixon) como director no ejecutivo refuerza esta posibilidad, puesto que Andrew tiene mucha experiencia en negocios multinacionales, y se espera que pueda apoyar este área de negocio. Sobre el acuerdo que ya tienen, con Morrisons, han explicado que el volumen de negocio ya supera los  £200 millones, y va en función a lo que habían previsto.

Respecto a los rumores de compra por parte de Amazon (se lleva unos días hablando del tema, supuestamente Amazon habría contratado un equipo de consultores para explorar la compra de Ocado en vez de desarrollar su propio negocio de gran consumo online en UK) el CEO Tim Steiner niega que Amazon le haya comunicado ningún interés, y lo que espera es poder competir pronto con el pure player en el mercado británico, porque piensa que cuanta más competencia, más se desarrollará el mercado y más consumidores tendrán el online como su canal favorito.