Waitrose y Tesco: tiendas sin dinero en efectivo.

Waitrose Front.jpg

Parece que a partir del verano se hará realidad algo que se ha venido anticipando desde hace mucho tiempo: las tiendas sin cash.

Waitrose acaba de anunciar la apertura de una de sus tiendas convenience dentro del complejo de oficinas del grupo Sky (dueños de varios negocios relacionados con la TV y la telefonía móvil). La tienda, un Little Waitrose, contará con un surtido muy ajustado para las compras que solucionen la siguiente ocasión de consumo, el desayuno, la comida y la cena, y también productos necesarios en viajes, pensando en el tipo de trabajador que hay en esas oficinas y centro de producción televisiva. Con buen criterio, la cadena seleccionó una muestra de los 3,500 trabajadores del centro para preguntarles por sus necesidades, y tener esa información como otro input a la hora de decidir el surtido.

La tienda tendrá solamente cajas de autocobro, y permitirá pagar con tarjeta o con el móvil, pero no con monedas y billetes.

Tesco es la otra cadena que más se ha acercado a las tiendas sin cash, con los pilotos de Londres con restaurante: tiendas pequeñas en las que apenas había una caja de autocobro que aceptara billetes y monedas (y que muy poca gente usaba). Pero también están realizando muchas pruebas con métodos para acelerar el pago de los productos que compra el cliente. Hace un año y medio probaban con un sistema de NFC (ver el reto de comprar en 30 segundos), junto con un banco, una App para escanear los productos y que te permitía pagar en una caja especial, y con una App que reconocía QRCodes y que te permitían pagar. Esto lo han ido desarrollando, y ahora parecen estar a punto de ofrecer en todas sus tiendas un sistema de pago similar al Apple Pay o al Android Pay, el payQwiq. Lo han probado en varios Tesco de Escocia y Londres (el de Canary Wharf por ejemplo) con buenos resultados. ¿La ventaja del sistema de Tesco? No tener que enseñar la tarjeta de fidelización, dado que te cargará los puntos directamente… que igual no parece un atractivo suficiente para conseguir usuarios frente a la universalidad el Apple Pay, por ejemplo.

Tesco payqwiq
Seis opciones para pagar una compra convenience en Tesco, y no puedes pagar en monedas!

 

Tesco renueva su propuesta de marca propia.

El plan del CEO de Tesco para recuperar el crecimiento parece ir en buen camino, y a pesar de lo complicado que está el mercado, por lo menos parecen haber frenado el ritmo de pérdidas y han dejado de protagonizar escándalos en el sector. Sin embargo, la última iniciativa ha tenido una recepción un poco sorprendente.

Tesco - Nightingale FarmsTesco Willow Farms

Tesco ha presentado su nueva gama de MDD de primer precio para varias categorías de productos frescos, sustituyendo a la llamada Tesco Everyday Value, aunque con unos precios ligeramente mayores. La gama se aplica a productos de carne de ternera, cerdo y pollo por parte de las carnes, y a una serie de frutas y verduras, y tiene como elemento común el uso de marcas con la palabra “Farm” (Granja), acercando muchísimo estos productos a los de Aldi, que también usa el mismo término, tienen una imagen similar, y crucialmente, unos precios parecidos (para Tesco las marcas son Willow Farms, Rosedene Farms, Woodside Farms etc y para Aldi son Ashfield Farms, Wood Farm etc). De esta forma Tesco trata de contrarrestar otro de los motivos por los que un cliente elija ir a un discounter.

Seguramente se puede argumentar que la marca Tesco se presenta algo debilitada en esta ocasión. Sin embargo, gana mucho en presentación respecto a los productos anteriores que ofrecía. Además, para carnes, abandonar la marca Tesco Everyday Value es positivo: estaba muy vinculada a la crisis de la carne de caballo.

¿Le va a servir a Tesco para contrarestar el crecimiento de los discounters? Lo han hecho claramente con ese objetivo en mente, pero posiblemente esta iniciativa ayude poco. Complican un poco su oferta, mientras que la de los Aldi y Lidl es muy simple. Además, yendo a una de sus tiendas, puedes ver el esfuerzo que han hecho de credenciales en sus productos, con una mayoría de referencias producidas en UK, algo en lo que Tesco no ha hecho tanto hincapié. Y además, los discounters ya tienen fama de ser los más baratos, y es un atributo que Tesco se tiene que ganar ahora, a la vez que invierte en elementos que le diferencian de los discounters como el servicio, online, etc.

Para bien o para mal, el lanzamiento ha venido envuelto en una polémica un tanto artificial. Algunas organizaciones agrarias se han sentido molestas porque los nombres escogidos para las marcas pueden hacer que los clientes piensen que el origen del producto es británico, cuando en muchos casos no lo es. Le ha dado publicidad al lanzamiento, pero también es verdad que en una época en la que la transparencia y dejar las cosas claras tiene tanta importancia, se podría haber utilizado otro registro que no diera lugar a dudas. Un buen ejemplo es el de Asda, que nos habla de productos frescos “Growers’ Selection”, elegidos por los agricultores. (Asda, por cierto, que igual estará más preocupado que los discounters por esta renovación en Tesco).

Como vemos, las iniciativas de Tesco están muy sometidas al escrutinio de la sociedad, muchísimo más que las de Aldi.

Tesco EveryDay Value
Imagen de la gama anterior.

J Sainsbury’s rompe la mala racha. Resultados Q4 FY2015/16

Sainsbury’s esta mañana ha presentado cifras como las de antes de la guerra de precios, en ventas y en ventas comparables. Lo ha conseguido gracias a la investión en elementos de la vieja escuela de los tenderos: que no falte el producto en las tiendas, atender a los clientes bien y ofrecer una buena relación calidad precio.

Sainsbury - Price Fair
Sainsbury’s asegura a sus clientes que los ganaderos reciben un precio justo por su producto.

Las ventas durante el último periodo del año crecieron un 1.2% y las comparables un 0.1%. La deflación domina el mercado, pero esta vez han conseguido que el crecimiento llegue a la casilla del valor, no solamente a la del volumen. Cerrarán el año con ventas positivas, un 0.4%, gracias a las mejoras en resultados que han experimentado en los últimos seis meses del año.

La simplificación en promociones ha sido muy bien acogida por los clientes, y por eso hace unas semanas se comprometieron a prácticamente eliminar promociones que suponían comprar más de una unidad de producto. La participación de las promociones en las ventas es ahora de un 28%, mientras que la media del gran consumo supera el 40%. Esto les permite no sólo comunicar hacia los clientes las ventajas de poder comprar los productos cuando se necesiten en vez de cuando estén de promoción, si no que también lanzan un mensaje positivo sobre la gestión del desperdicio en el hogar, al comprarse menos productos innecesarios.

Respecto al online, las ventas han crecido un 14% y los pedidos un 19%. Y las categorías de non food siguen creciendo a doble dígito. Por lo que respecta a su propia marca, continúan con el objetivo de renovar 3,000 productos, mejorándolos en calidad o en credenciales.

En este periodo han abierto un único supermercado (en el total del año han abierto 7) y 10 tiendas convenience.

 

 

 

Waitrose. Resultados FY2015/16

La semana pasada, Waitrose presentó sus resultados anuales, los últimos de la etapa de Mark Price, el CEO de Waitrose que se despide en abril del gran consumo y pasa a desarrollar otras facetas de su vida. Deja un Waitrose con una propuesta sólida y diferente, pero también algo afectada por la dinámica tan difícil por la que pasa el mercado en estos momentos. Su crecimiento se ha frenado un poco. La guerra de precios les lleva a tomar medidas que afectan a su rentabilidad, y les aparta de sus puntos fuertes, que son la calidad y excelencia de sus productos.

Waitrose Mark Price Retail Week II
La revista Retail Week entrevista a Mark Price.

Las ventas crecieron este año un 1.1%, hasta alcanzar los £4.560 millones, pero las ventas comparables han bajado un 1.3%. Durante este periodo han abierto 10 supermercados y dos tiendas de convenience. Han mantenido los beneficios que se tenían previstos gracias a las mejoras en eficiencia que han introducido en la cadena de suministro, la gestión de las tiendas, y la reestructuración de la central.

Los resultados del comercio online son algo tibios: no consiguen crecer en alimentación (pierden un 2.9%, aunque en los últimos meses han logrado crecer un 8-10%, más en la línea de sus competidores) pero el resto de iniciativas y áreas de negocio les han dado buenos resultados. Las ventas de productos de la matriz, John Lewis, que se recogen en tiendas Waitrose siguen creciendo de forma muy saludable, este año un 20%.  Y las distintas tiendas online especializadas en una categoría (Vinos, Floristería, Menaje) también crecen en el ámbito del 20%. Su reputación en non food también es elevadísima, y aunque la competencia cada vez es más dura, parecen muy bien posicionados para resistir ante las nuevas propuestas que aparecen.

Ya tienen 6 millones de clientes fidelizados a través de su tarjeta myWaitrose, que suponen el 70% de las ventas de Waitrose.

El reto va a seguir siendo duro. La guerra de precios, la revisión de algunos impuestos que se aplican a las tiendas, la subida de los sueldos mínimos, etc van hacer pasar otro año complicado a los CEOs de las cadenas de supermercados.

Morrisons. Resultados FY2015/16

Morrisons - Pie Week
Morrisons planteará más iniciativas de reducir precios durante el 2016.

La cadena de Bradford ha presentado esta mañana sus resultados anuales, del año fiscal que cerró el 31 de enero del 2016. Los datos no son buenos, pero  ahora la tónica es a celebrar lo menos malo, y se ve como claramente se está enderezando el rumbo. Las decisiones de los nuevos directivos al mando desde marzo del año pasado están logrando mejorar los resultados del retailer.

Las ventas se han reducido en un 4%, han quedado en £16.100 millones, y se han reducido los beneficios. Las ventas comparables bajan en un 2% (entre la venta de las tiendas convenience y el cierre de varios supermercados que no arrojaban beneficios, Morrisons cierra el año con menos superficie de venta que como lo empezó). También ha tenido un efecto muy importante en los resultados la deflacción, tanto de la gasolina, como de los productos de gran consumo (que ha sido un 3% en un año, por la guerra de precios).

Lo mejor del año seguramente serán los resultados del último trimestre, el que incluye la Navidad, y en el que crecieron un 0.1% en ventas comparables. No mucho, pero muy bien recibido por romper la larga racha de pérdidas.

Durante este año, además de la venta del negocio convenience y profundizar más en la guerra de precios (han invertido casi £700 millones en dos años), la cadena ha buscado aplicar mejoras en las tiendas para que la experiencia de compra sea superior. Han reformado 50 tiendas, y tienen planeado reformar 50 más este año. Han introducido también mejoras en procesos para reducir costes, renegociado el contrato con Ocado para la provisión de servicios de comercio electrónico, y eliminado acciones que no aportaban valor (como el programa de comparar precios con los discounters).

De cara al año que viene, lo principal es que parece haber mucha confianza en los programas que han desarrollado la nueva junta directiva. Veremos además de mejoras en tiendas y más guerra de precios, más desarrollos en convenience (han empezado a trabajar en nuevas tiendas, asociados a una cadena de gasolineras) y la colaboración con Amazon, hay que ver si la apuesta por el pure player le ayuda a rentabilizar mejor sus empresas de productos frescos sin penalizar su negocio de supermercados.

 

 

 

Aldi: extiende la oferta de su tienda online.

Aldi Specialbuys

Como estaba previsto, tras el lanzamiento de la tienda online de vinos, Aldi ha incorporado su oferta de “Special Buys” a la tienda online. Estos productos son las ofertas especiales de non food que la cadena ofrece a sus clientes cada semana.

Hasta ahora han sido una parte importante del atractivo de ir a comprar a sus tiendas. Son productos que cambian dos veces cada semana, a precios muy bajos, y consiguen mantener el interés de los clientes en acudir a las tiendas. Además, las unidades son limitadas, por lo que si el cliente no va pronto a la tienda puede que no encuentre el producto que le interesa.

Un directivo de Aldi, comentando sobre su tienda online, reconocía que los objetivos se están cumpliendo, y que están logrando atraer a mucha clientela de Londres y el Sureste de Inglaterra (las regiones de Kent, Surrey etc), donde por ahora Aldi no tiene muchas tiendas.

Relevos al frente de Poundland y Poundworld.

El mismo día las dos principales cadenas de todo a £1 han anunciado cambios en su equipo directivo: Chris Edwards, CEO y fundador de Poundworld se retira después de 40 años al frente del negocio, y Jim McCarthy, CEO de Poundland, se retira también después de 10 años en la empresa.

Chris Edwards empezó su empresa en un puesto de mercado. En el 2004 abre la primera tienda de Poundworld, y hoy cuenta con más de 300 tiendas y una facturación de £500 millones. En esencia es una empresa similar a Poundland, aunque desarrollaron antes que ellos una enseña multiprecio, Bargain Buys, de la que tiene unas 50 tiendas. Le va a sustituir Terry Gray, ex directivo de Tesco (entre otros puestos, fue el CEO de Hungría).

El sustituto de Jim McCarthy en Poundland será Kevin O’Byrne, ex CEO de la cadena de bricolaje B&Q y que también ha tenido puestos de responsabilidad en Pc World en varios países. Para el mes de abril, cuando empiece la sucesión, la integración de las tiendas compradas de 99p Stores ya habrá concluido, pero le quedan muchos retos al nuevo CEO, además de los que se plantee por sí mismo. Se espera que esta experiencia en otros países ayude en la expansión internacional de Poundland, y se amplíen las estrategías multiprecio.

Además Poundland ha presentado hoy otra gama de productos MDD, relacionados con la jardinería. Y como viene siendo habitual en los últimos tiempos, apadrinada por una celebrity británica, Charlie Dimmock, ex presentadora de un programa de jardinería de la BBC. La gama es de 120 referencias, y para presentarla han abierto una tienda pop up en nada menos que la exclusiva zona de Covent Garden en Londres.

Poundland - The Garden

Morrisons: la leche comprometida con los ganaderos. Actualización Enero 2016.

Es una buena historia para el retailer, y por ello abundan en notas de prensa al respecto. A mí me parece también una iniciativa innovadora, porque permite elegir a los consumidores pagar más por algo idéntico a una referencia más barata (frente a otras acciones que permiten al cliente elegir por qué productos pagará menos).

La cadena piensa que superará sus proyecciones iniciales. En los primeros cuatro meses de la iniciativa ya han recaudado £1.3 millones, que deben entregar a Arla para que los reparta entre sus ganaderos. Además, acaba de añadir al compromiso una referencia de queso cheddar, que en el poco tiempo que lleva en las tiendas ya ha generado más de £50.000 extra para los ganaderos.

Ninguna de las cadenas nacionales se han animado a copiar la iniciativa. La mayoría de ellas tienen un grupo selecto de proveedores, ganaderos con los que llevan trabajando varios años y a los que pagan un precio por litro superior a los costes de explotación que los ganaderos y el retailer calculan conjuntamente.