Cambios en los patrones del gasto de las familias británicas.

Morrisons - shopper.jpg

Hemos vivido en el Reino Unido un periodo de recuperación económica constante durante los dos últimos años, hasta superar los niveles previos a la crisis. Sin embargo, en los últimos meses estamos viviendo una situación de incertidumbre, por causas locales (referendum del Brexit, actividad industrial estancada, y pocas mejoras en la tasa de empleo) y globales (poco crecimiento ecómico global), y esto está teniendo un efecto importante en los consumidores.

Según el informe que publica mensualmente el CEBR, la renta que disponen las familias para gastar tras haber cubierto todos sus gastos esenciales es de £198, y viene creciendo de forma ininterrumpida desde hace casi dos años (donde se encontraba muy por debajo de los £100). Este crecimiento se ha visto sustentado por las mejoras en las cifras del paro, y también el descenso en el coste de varios de los gastos del hogar (fundamentalmente energía).

Sin embargo, a pesar de estos datos positivos, las familias no gastan más en gran consumo. Según los datos de los informes de Barclays y Visa sobre el gasto familiar,  en estos meses de incertidumbre la “economía de la experiencia” es la que se está viendo más beneficiada. Crece el gasto en hoteles, viajes en avión, restaurantes, teatros y cines, mientras que baja en gran consumo y ropa.

Por ejemplo, las cifras de Barclays: el gasto interanual para el mes de abril ha crecido un 1,9%, el nivel de crecimiento más bajo de los dos últimos años. Y mientras que el dinero que se han gastado los ingleses en viajes en avión y en restaurantes crecen un 6.5% y un 11.3% respectivamente, en gran consumo el gasto desciende un 6.1%. Sin embargo, a pesar de las buenas noticias para restauración, el gasto total no esencial apenas crece un 2%, y esto es una buena medida de la poca confianza que tienen los británicos en notar mejoras en el futuro próximo, y un anticipo posiblemente de lo que nos espera los próximos meses.

Crecerán los volumenes de producto que los supermercados ingleses venden, pero por el efecto del éxito de los discounters, la guerra de los precios y la inflación negativa que ha traído consigo, el total del mercado apenas gana valor (que se lo llevan los discounters). Pasará un tiempo hasta que se recuperen los niveles de crecimiento previos  a la crisis.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s