Brexit y Alimentación – III

Varios periódicos (The Guardian, Telegraph etc) han recopilado varios datos estos días que permiten poner un poco en contexto el posible impacto en el sector alimentario del Brexit y las turbulencias que ha generado en los mercados financieros. Son puntos de partida, y algunos ya consecuencias de la incertidumbre en la que se vive desde unas semanas antes del referendum.

El Reino Unido importa el 40% de los alimentos que consumey la gran mayoría vienen de la Unión Europea. La alteración súbita del cambio GBP/EUR es un problema grave, no sólo para el Reino Unido que en el corto plazo va a comprar más caro, si no para las empresas proveedoras que tengan firmados contratos anuales y no puedan revisarse. Hemos vivido en UK dos años de bajadas significativas en el precio de los productos de gran consumo (entre un 2% y 3% interanual de media) y hay un cierto consenso en que esto se va a acabar. El Banco Bernstein sostiene que cada 10% de devaluación de la libra, los alimentos subirán un 3% por lo menos. Kantar piensa que las cadenas con mayor integración en sus cadenas pueden protegerse un poco de esto, como por ejemplo, Morrisons.

Las importaciones se van a encarecer (según el sindicato agrario NFU, por abundar más en el tema, el 85% de las frutas, el 45% de las hortalizas, y el 40% de la carne de cerdo que se consumen aquí son de importación) y posiblemente la producción local también (es posible un aumento de la demanda, pero también más costes por el aumento de precio de los inputs que vienen de fuera del país). Y otro problema será la cancelación del libre movimiento de personas. La agricultura y la industria alimentaria se nutre de inmigrantes de otros países, de los que los europeos son una gran proporción. Según la Federación de Fabricantes (la FIAB inglesa), casi medio millón de trabajadores de la industria son del este de Europa, y naturalmente, están muy inquietos por su futuro en este país.

Además, el petróleo se cotiza en dólares, y la bajada de la libra ya ha encarecido el litro de gasolina en 2,6 peniques, y según la patronal de las gasolineras, el incremento puede llegar a ser de 5 peniques en el corto plazo. Indudablemente, el transporte por carretera – el principal medio de la industria alimentaria – se va a encarecer.

Y quedan en el aire muchas cuestiones pendientes de definir durante las negociaciones y la elaboración del marco posterior al desacoplamiento, como los pagos de la Unión Europea a la agricultura, si el gobierno UK post Brexit las mantendrá o no, y la legislación que gobierna la fabricación de alimentos, si se desarrollará una nueva o se mantendrá la europea.

Los consumidores odian la incertidumbre, y han empezado a cerrar el grifo del gasto.  Las tiendas de moda han sido las primeras víctimas (honor seguramente por ser los primeros en publicar datos) y las ventas de ropa han descendido por primera vez en siete años. Es un duro golpe para un sector que está en problemas (las últimas bancarrotas de retail vienen de cadenas de textil como Austin Reed, Store 21 etc) a lo que se une la dependencia de las importaciones (la gran mayoría de productos viene de Asia), afectadas por la devaluación de la libra.

Y los posibles efectos negativos en otros sectores (el industrial, el de la construcción, etc) redundarán en el nuestro: menos empleo, menos gasto (aunque los voluntaristas del Brexit digan que no tiene por qué haber menos empleo en la nueva UK).

Tras casi dos semanas de anuncio del Brexit, el índice bursatil principal del Reino Unido (FTSE 100) ya está completamente recuperado. Suponen la gran mayoría del mercado, y tras el shock inicial han ido recuperando valor gracias a los prospectos que tienen algunas grandes empresas de poder vender más gracias a la devaluación de la libra, o los supermercados, que si hay inflación generan más ventas. Sin embargo el índice de las empresas más pequeñas y frecuentemente centradas en el mercado nacional no repunta, y esto se ve como un signo de debilidad. Mientras la libra sigue bajando frente al Euro y el Dolar, dificultando las importaciones.

Google FTSE 250
Fuente Google
Google FTSE 100
Fuente Google
XE - GBP EUR
Fuente XE

 

 

 

 

 

Anuncios

One thought on “Brexit y Alimentación – III

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s