Las ventas en supermercados, al nivel del 2010.

Sainsbury's - Great Prices.jpg

La guerra de precios que acabó con la inflación alimentaria de hace unos años (3-4%) y el avance del discount, siguen reduciendo las ventas de las principales empresas del gran consumo británico. Según el análisis que realiza The Share Centre, estos negocios han perdido la cuota de los £100.000 millones de ventas de alimentación, un nivel que superaron en el año 2010.

Además, el futuro no parece muy halagüeño para las empresas que venden a consumidores… Se espera que la crisis de confianza que se vive en la actualidad, provocada en gran medida por la incertidumbre ante el Brexit, se traduzca en retraer el gasto. Por ahora no se tienen datos para asegurar esto, es muy pronto, pero algunos indicadores como el índice de tiendas vacantes (que ha crecido en los últimos meses) y la actividad productiva que se reduce permiten anticipar una nueva etapa dura para el comercio.

Pero también se ven indicios que dan a entender que la guerra de precios pueda estar acabando, aunque seguramente que sean muy optimistas. En este último año hemos visto como el crecimiento de Aldi se iba haciendo más lento, posiblemente porque a medida que aumenta la densidad de tiendas, las nuevas aperturas canibalicen a las tiendas que ya tiene, y porque le cueste capturar nuevos clientes de otros nichos (lo cual preocupa a los demás agentes, por si las acciones que emprenda les roban más clientes). En los últimos meses el British Retail Consortium ha detectado como el precio de algunos productos básicos ha dejado de bajar, y han repuntado un poco. Y la amenaza del Brexit, que por la pérdida de valor de la libra las importaciones se encarecen, y esto se acabará notando en los PVPs (por ahora, la inflación  general está en el 0.6%, el máximo de los dos últimos años, pero muy alejada de los valores de hace tres o cuatro años) a corto/medio plazo, y a largo plazo todo depende de los nuevos acuerdos comerciales a los que llegue el Reino Unido con otros países.

Si bien, y por el lado realista, siguen habiendo bastantes analistas que piensan habrá guerra de precios para varios meses más. Lidl ha tomado impulso, Morrisons acaba de anunciar otra oleada de rebajas de precios, y se espera que la nueva dirección de Asda quiera recuperar cuota de mercado también a base de reducir precios. En todo caso, un panorama complicado.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s