Co-op: compromiso para duplicar el número de proveedores locales.

The Coop - British Chicken.jpg

La transformación de Co-op en un supermercado vinculado al lugar donde se ubican las tiendas continúa. Después de todo el trabajo que han realizado con la adaptación de los surtidos y el desarrollo de nuevos productos para ser más relevantes, y los cambios en la fidelización y la comunicación que han llevado a cabo, ahora le toca el turno a los proveedores.

Han tomado una serie de medidas que van a facilitar a las PYMES locales ser sus proveedores. Quieren ofrecerles relaciones a largo plazo y asesoría técnica y comercial para mejorar sus productos y sus empresas, y además ya no van a imponer contratos en exclusiva. De esta forma quieren apoyar más al tejido empresarial que rodea a sus supermercados, y cuyos emprendedores y trabajadores son muchas veces clientes. Estas pequeñas empresas dan empleo a unas 127.000 personas en todo el país, y generan unas ventas de £22.000 millones anuales.

Los británicos aprecian los productos británicos y los productos locales, y quieren ofrecerles un surtido amplio de los mismos. A lo largo del último año han ido aumentando su compromiso con los productos británicos, siendo la única de las grandes cadenas que se ha comprometido a vender bacon, y carne de vacuno, cerdo, pollo, cordero, y pavo 100% británica. También firmaron un compromiso con el sindicato agrario para dar prioridad a las frutas y verduras locales durante la temporada de cada una de ellas.

Con estas medidas esperan pasar de los 600 proveedores locales que tienen en la acualidad a unos 1,200 a finales del 2017.

MDD: menos azúcar.

Waitrose - Cereals.jpg

El azúcar se ha convertido prácticamente en algo pareciado a un veneno a evitar a toda costa, y fabricantes y supermercados no paran de eliminar kilos de azúcar de los productos que venden.

Tesco fue seguramente el primero en poner en marcha inciativas de calado al respecto, cuando una de las primeras iniciativas de su proyecto Reset de revisión de surtidos fue dar de baja bebidas con azúcares añadidos. Ahora anuncia su nueva gama de bebidas MDD, y las ha reformulado todas para que ninguna supere el límite que marca el impuesto sobre el azúcar de bebidas que deben llevar la tasa incorporada  (5gr por 100ml). De esta forma, dicen, los consumidores de estas bebidas van a tomar de media un 20% menos de azúcar.

Y Waitrose también ha anunciado medidas en esta línea. Ha renovado su gama de cereales de desayuno, y ha conseguido reducir entre un 15% y un 30% el contenido de azúcar en más de la mitad de la gama, casi 30 referencias.  Previamente había reformulado referencias de las categorías de los yogures, sopas, bebidas refrescantes y zumos, reduciendo también el contenido de azúcar de los mismos.

Asda, Sainsbury’s, Morrisons, etc, los demás también llevan a cabo iniciativas similares. Lo que antes era la guerra contra las grasas ahora se ha convertido en la guerra contra el azúcar.

 

SilverSpoon - Sugar Stevia.jpg
Los fabricantes marquistas también van introduciendo novedades bajas en azúcar, incluso los fabricantes de azúcar!

Los discounters suben precios!

Lidl - Milk.jpg
Lineal de leche fresca en Lidl.

De la misma forma que cada español tenemos pensada una selección de fútbol ideal y distinta a la de los demás, los analistas del mercado tenían pensados muchos escenarios por donde iba a empezar la subida de precios: que si tal cadena tiene una deuda muy grande y tiene que proteger la cuenta de resultados, que si la otra ha invertido todo el margen que tenía en la guerra de precios y no le queda margen de maniobra, o de la otra que tiene poco poder de compra y los fabricantes le impondrán condiciones… pongan aquí las que quieran, a mi no se me ha ocurrido ninguna relacionada con Donald Trump pero seguro que lo habrá!

Al final, son los discounters los que rompen la tendencia bajista de los últimos dos años. ¿Quién iba a decir que los todo poderosos discounters iban a mostrar esta debilidad? Sus crecimientos no son tan impresionantes como hace unos pocos años, pero siguen siendo una pesadilla para los demás.

Mientras en las otras cadenas hemos visto que el control de la inflación se hacía por dar más presencia a su MDD, tímidos aumentos de precio en referencias no básicas, y en fabricantes reducción de formatos manteniendo el PVP, Aldi y Lidl han decidido que una de sus medidas sea subir el precio de los plátanos y la leche. Las dos referencias más vendidas en el Reino Unido, para las que ya eran los más baratos, y seguramente, tenían el margen ajustadísimo.

Las cuatro pintas de leche suben a 99p (desde 95p, o sea, un 4% de incremento). El resto de cadenas la venden a £1 (salvo Asda, que tiene el mismo precio que los discounters ahora), por lo que siguen estando en el rango de precios bajo, aunque menos que antes.

Los plátanos también suben, a 72p por kilogramo, poniéndose a la par que el resto de cadenas. Aquí la comparación es algo más difícil, porque en algunas cadenas se venden por peso, otras por unidades, y también varía para los que están embolsados.

Los plátanos se pagan en dólares, por lo que el precio que pagan las empresas británicas ha subido por la mera devaluación de la libra. El precio de la leche global también ha subido recientemente, y las envasadoras han tenido que ajustar sus precios en origen. El problema es que son productos muy básicos, que compra cada hogar, y que frecuentemente los consumidores usan como parte de sus referencias para evaluar lo caro o barato que es un supermercado.

Y en todo caso, significa cierta debilidad de los discounters. Para ellos una subida de precios en unos productos tan básicos es algo importantísimo, que va en contra de todos los mensajes que han ido lanzando hasta ahora. Seguramente tendrán ya pensado como contrarestrar los posibles efectos negativos en la percepción de los clientes, pero también está por ver la reacción de los competidores: si uno de ellos consigue poner un producto más barato que los discounters, se marcará un buen tanto.

Lidl: el descuento “social”.

Lidl acaba de anunciar un pequeño ejercicio de “gamificación” para estas navidades, con lo que espera ganar aún más relevancia en las redes sociales.

Lidl - Social Price Drop.jpg
Pulsar en la imagen para ver el vídeo de Lidl.

Durante las cuatro semanas antes de Navidad, cada lunes al punto de la mañana Lidl tuiteará sobre un producto. Los consumidores tienen hasta el día siguiente a las seis de la tarde para tuitear y compartir el tuit todo lo que quieran. Lidl entonces aplicará un descuento al producto, proporcional, dicen, al alcance en las redes sociales. Lo anunciará el miércoles y lo aplicará el sábado a los consumidores que vayan ese día a la tienda.

La primera semana tenemos langosta… que según como vaya el alcance, puede pasar de £5.99 a £2.99! Promete ser trending topic, y otro acierto más de Lidl para conectar con los consumidores.

Pero además, Lidl contesta a los que tuitean! Se pueden ver en su time line como va dando las gracias a los clientes que hacen mencion a la promoción.

Lidl - Social Price Drop Thanks.jpg

 

The Coop: Navidades Solidarias.

The Coop, por su carácter cooperativo, ha sido desde siempre una cadena con donde los valores han sido importantes, principalmente los asociados a la cadena de suministro: productos locales, comercio justo, etc.

Desde la revisión de su marca y la vuelta a la imagen de los años sesenta, el componente solidario también tiene mucha importancia. Por ello el 1% de lo que los socios gasten en MDD va a causas locales que eligen los propios socios. Y ahora también, lanzan esta iniciativa, la del calendario de adviento reverso: se trata de en vez de comerse un chocolate cada día, dejar en la caja un producto envasado, y al final del periodo, llevarlo a un banco de alimentos.

The Coop te regala una caja donde poder recoger tus donaciones, un cupón de £5 y una guía con consejos sobre qué productos donar. Pulsando sobre la imagen pueden ver el vídeo donde explican la iniciativa.

coop-reverse-advent

Morrisons, Amazon, Deliveroo y Ubereats. Más rápido por favor.

La velocidad de entrega es el tema del momento en el comercio online. Hace un tiempo era la capacidad de ofrecer frescos y crearse una buena reputación al respecto, las entregas en tiendas, click & collects y drives, y ahora, el hacer todo lo posible por acercar a cero el tiempo que tiene que esperar el cliente.

En restauración la carrera entre Ubereats y Deliveroo es impresionante. La última jugada de Deliveroo es el acuerdo con Heineken para abrir la tienda “House of Brew”, en la que los clientes pueden comprar cerveza online y la promesa es realizar la entrega en 20 minutos!

Brew-House-e1479381944446-680x365.jpg
La selección de cervezas que Deliveroo ofrece entregar en 20 minutos.

Y por la parte del gran consumo, impresionante lo que están haciendo Amazon y Morrison juntos. Morrisons vende sus productos en Amazon Fresh desde Junio, ofreciendo miles de referencias de MDD y de productos frescos. Apenas han pasado tres meses de ofrecer el servicio cuando acaban de anunciar la posibilidad de entregas de Amazon Fresh en una hora (pagando un extra de £6.99) o de dos horas gratis (además de la cuota que se pague del Amazon Now).  Ofrecen 10,000 referencias en este servicio ultrarápido, y los pedidos se preparan en el Morrisons más próximo al lugar de entrega del pedido. Por ahora el servicio se ofrece solamente en Londres y Hertfordshire.

De los demás retailers, tan solo Sainsbury’s y Marks & Spencer ofrecen entregas de una hora, y en zonas mucho más limitadas que la de Morrisons y Amazon. Tesco, Asda y Ocado ofrecen entregas en el día, pero si hay huecos libres en las rutas de entrega.

Nos acercamos al lo compro y lo quiero ya de los clientes millennials…

Los restaurantes se benefician algo del Brexit.

Giraffe Heathrow.jpg

Una de las consecuencias más sonadas y tangibles del Brexit ha sido la devaluación de la libra esterlina frente al Dólar de Estados Unidos y el Euro. Justo antes del verano, las vacaciones se han encarecido casi un 20%!

En un  informe que acaba de publicar la empresa de fidelización y marketing Cardiolytics se analizan los cambios en el gasto de los británicos en este último periodo. Está basado en el gasto de 10 millones de clientes de los bancos con los que trabajan.

La restauración crece un 12% comparado con el gasto del año pasado, y el segmento de las opciones de restauración más baratas (fast food etc)  alcanzan un crecimiento del 34% interanual. Dicen que este crecimiento se debe sobre todo a las nuevas posibilidades de entrega en casa, gracias a empresas como Deliveroo. Las cifras que recoge Barclays sobre el gasto en restauración son similares, y también positivas. Las primeras cifras que se ofrecieron para el mes de julio fueron negativas, con un descenso en el gasto en pubs y restaurantes del 0.44%, pero luego las del mes de agosto ya fueron de buen ritmo de crecimiento, con un 13%.

El crecimiento en la restauración se debe a una combinación de factores, por un lado menos vacaciones fuera de UK por la devaluación de la moneda (16% menos en gasto en billetes de avión), y además porque gracias a la guerra de precios, las compras en supermercados les salen más baratas a los británicos y así pueden derivar estos ahorros al salir a cenar o comer fuera de casa (el gasto en gran consumo dicen supone un 25% del gasto total de los hogares, frente a un 27% hace dos años).

Waitrose cambia las normas de su club de fidelización.

Lo que han sido un par de iniciativas que les han resultado muy efectivas para atraer clientes a las tiendas ahora que las quieren retirar sufren de mala prensa.

Desde hace unas semanas que han cambiado la mecánica de la promoción del periódico gratis. Antes con comprar productos por un valor de £5 el periódico te salía gratis, y ahora han subido el gasto mínimo hasta £10. El primer valor permitía que la gente que entraba a comprar un bodadillo y algo para beber durante el almuerzo se llevara el periódico gratis. El gasto es bastante mayor tras el cambio, y hay que comprar más productos que los del almuerzo.

Y ahora parece que quieren quitar la del café gratuíto para los miembros de la tarjeta de fidelización. Ya lo han introducido en algunas tiendas, y la semana pasada por primera vez lo hacen en tiendas de Londres. Ahora en las 13 tiendas donde llevan a cabo el piloto es necesario comprar algo para poder tener el café gratis. Naturalmente, los clientes han volcado sus quejas en las redes sociales, llevando el debate a toda la nación. La gratuititudad se ha convertido en un derecho…

Waitrose - Coffee Free End.jpg

Tesco vs Argos. ¿Ha vuelto el viejo Tesco voraz?

Tesco - Home of Toys.jpg

Tesco ha recibido una cura de humildad estos tres últimos años. Ha visto como las iniciativas de su anterior CEO fracasaban una tras otra, y el nuevo destapaba problema tras problema (la mala contabilización de partidas extraordinarias de proveedores, la mala cultura que reinaba en la dirección de la cadena), y el posterior via crucis de juicios, recuperación de la relación con los proveedores, mejorar también la relación con las instituciones, y lo más importante para un negocio de gran consumo: recuperar el favor del público.

Ahora muchas cosas le van de cara: encadena trimestres de crecimiento, consigue ganar cuota de mercado por primera vez en cinco años, y ha salido triunfador del conflicto con Unilever al mantener precios (independientemente de lo que haya pasado puertas adentro, puesto que sólo se ha hecho pública una parte de la historia). Ahora son los campeones que defienden a los esforzados británicos para que puedan seguir comprando a precios bajos.

Y ahora lanza otra iniciativa directamente a la yugular de Sainsbury’s, como en los viejos tiempos en los que la voracidad de Tesco no le permitía no reaccionar ante cualquier movimiento de sus rivales.

Como hemos comentado, Sainsbury’s ha comprado la empresa dueña de Argos, y está integrando tiendas del especialista en non food en sus supermercados más grandes. Argos es una cadena con buena reputación en precios y una oferta multicanal excelente, por el surtido y el servicio.

Frente a las ventajas que pueda llegar a obtener Sainsbury’s de esta compra, Tesco planta cara a su rival con una campaña de comparación de precios (8000 referencias). Y como nos acercamos a las Navidades, han empezado por los juguetes, y también publican un catálogo de juguetes, al estilo de Argos. Desde hace una semana podemos ver en las tiendas de Tesco los precios de Argos en las referencias que ambos retailers comparten, y naturalmente, los de Tesco son siempre más bajos. Y para atraer aún más compras, han tenido durante la última semana de octubre una oferta del 3 por 2 para gran parte del surtido de juguetes, incluyendo Lego.

Tesco vs Argos 03.jpg

Tesco vs Argos 04.jpg

Todo esto con mejoras del servicio. No sólo hay ahora una oferta de probar el “delivery saver” (entregas gratuítas de online en casa por una cuota anual) durante un mes, si no que al volver del verano quitaron los costes de entregas de compras en tiendas (Click and Collect), para facilitar aún más las compras de los clientes.

Seguramente arrasarán con el gasto que puedan hacer los clientes más adelante cuando fueran a comprar los regalos navideños, pero también adelantándose a otras fechas de descuentos significativas como el Black Friday y el Cyber Monday.

Empieza la guerra de precio de juguetes. ¿Por dónde seguirán? Como ven, estamos entretenidos.

 

Brexit y Alimentación X – Análisis del Instituto Internacional San Telmo para Canal Dis.

El pasado martes 18 de octubre Canal Dis emitió su Webcast en el que presentaron el Termómetro CanalDis 4TM-2016 y después mantuvo una sesión específica sobre las Consecuencias del Brexit en el Sector Gran Consumo español.

Les recomendo el vídeo entero, especialmente las dos ponencias de Fernando Faces García y Horacio González Alemán, ambos profesores del Instituto Internacional San Telmo. Como les voy escribiendo aquí, las consecuencias son muy inciertas, pero es muy interesante escuchar a dos personas expertas en la materia, y ver cómo van desgranando las consecuencias de los varios escenarios posibles de futura relación entre la Unión Europea y el Reino Unido.

Pulsen en la imagen para ver el vídeo de la conferencia.

 

Canal Dis Termometro.jpg