El azúcar en retirada.

Como se puede ver en los medios de comunicación, el azúcar le ha quitado a las grasas el título de demonio alimentario, y se repudia continuamente.

JS Cut Sugar.jpg

Desde que se intensificó la campaña en contra del azúcar – hace un par de años, al incorporarse chefs de la talla de Jamie Oliver, aunque desde hacía unos años que existían lobbies en contra del producto – la industria a retirado de la circulación toneladas de azúcar. O bien mediante la reformulación, o sencillamente por dar de baja los productos de los lineales, los ingleses cada vez tienen una oferta menor de productos con azúcares añadidos. Incluso los smoothies se están transformando, porque el azúcar natural de las frutas puede llegar a parecer exagerado y a algunos se les añaden verduras. The Grocer recoge varios datos al respecto: desde el 2013, según Kantar, los británicos han recortado su consumo en azúcar en un 4%. La industria de bebidas refrescantes dice que para su categoría la reducción del azúcar es de un 17% en este periodo, y tienen el compromiso de alcanzar una reducción del 20% en el 2020.

Como vemos, la industria ha tenido mucho peso en esto, gracias a la reformulación de multitud de referencias, pero también al intentar convencer a los ingleses de reducir la ingesta, por ejemplo la iniciativa de los vasos de 100ml de los zumos. Tesco aprovechó que se juntaba el momento de revisar el surtido con la mala prensa del azúcar para dar de baja multitud de referencias con azúcar añadido. Y los propios consumidores están cada vez más inclinándose por opciones saludables, con más de un 60% de los consumidores tomando medidas para restringir el consumo de azúcar (Kantar, 2016) y con reducción de ventas en muchas de las categorías sospechosas (pastelería congelada, colas, zumos, etc).

Otras industrias, como la de panadería y bollería, o la de golosinas, van por detrás en la reducción, y los organismos de salud públicos empiezan a presionarles para que se comprometan a reducir a mayor velocidad el azúcar de sus formulaciones, o se plantean poner avisos en el packaging de los problemas de salud que causa el exceso de azúcar.

 

Anuncios

El comercio electrónico: a toda velocidad.

Con un 6% de la cuota del mercado actual, y la expectativa de alcanzar el 9% en menos de tres años, el mercado online en el Reino Unido es el de mayor peso de Europa, y donde se están lanzando un buen número de iniciativas. La guerra de precios de estos últimos años y los problemas de Tesco aletargaron a las cadenas, hasta que la carrera por anunciar nuevas iniciativas ha vuelto al mercado.

Son muchos factores los que provocan esto. El principal es la demanda no atendida, y muchas iniciativas parecen tener éxito. La aceleración de Amazon al comprar WholeFoods, el retorno de la inflación que alegra las cuentas de resultados, y la dura competencia de los servicios tipo Deliveroo, Uber Eats etc, obligan a ofrecer nuevos servicios para evitar dejar de ser relevantes.

methode%2Ftimes%2Fprod%2Fweb%2Fbin%2Fa17cc2dc-83fe-11e6-a073-0ebb3d05e56e.jpg
Sainsbury’s ya realizaba entregas en bicicleta hace 100 años!

Algunas de estas innovaciones van en la línea de la velocidad. Sainsbury’s fue el primero, después Tesco y hace poco Marks & Spencer han empezado con pilotos en este sentido. Sainsbury’s es quien lo tiene más avanzado, y esta a punto de incorporar el servicio en otras cinco tiendas de Londres, para alcanzar a una población de casi 2 millones de urbanitas. Amazon ofrece su servicio de una hora en una zona mucho más amplia, pero es un servicio de suscripción, no como este, que se puede utilizar bajo demanda.

La otra compra en la que las cadenas están trabajando es la repetitiva de volumen. Amazon amplía su oferta de productos que se pueden comprar con los botones Dash. Ya participan unas 100 marcas, con productos en la mayoría de las categorías de productos envasados.  Detergentes, café y papel higiénico son los productos más demandados.

Screenshot_20171024-164107.jpg

Y Ocado también ofrece algo para esta misión de compra: suscripciones a productos que se compran con frecuencia. Se llama “Ocado Regulars”, y está pensado para las personas que compran cada semana y suelen incluir siempre un cierto número de productos.  Los clientes ya hacen una compra, y no hay ningún requerimiento de añadir una cierta cantidad de producto (como sucede en Amazon). De esta forma, como dicen en Ocado, los clientes no tienen que preocuparse de los productos de baja implicación (sólo estar al tanto si les queda mucho y no tienen que comprar esta semana) y sólo tienen que pensar en las cosas especiales de la semana. La disposición en la web de Ocado está muy bien, con una página dedicada a estos productos, y en las páginas habituales con botones que te permiten establecer la frecuencia de la compra regular.

 

¿Navidades sin carne?

Las familias británicas lo están pasando mal por culpa de la inflación alimentaria y de otros gastos del hogar que están aumentando, a la vez que no suben sus ingresos. Pero Navidades es un tiempo de excesos, y seguramente ninguno renunciará a su banquete del día de Navidad, donde pavos, corderos y otras carnes tendrán un lugar central.

Pero lo que la mala situación económica no parece que pueda cambiar mucho, las cuestiones aspiracionales y las tendencias si logran cambiarlo, y ya empezamos a hablar de las Navidades sin carne!

Ya había algunos libros de recetas navideñas vegetarianas, y suplementos de periódicos, pero este año que ha sido el de la explosión flexitariana y donde el power plant se ha puesto totalmente de moda, la tendencia ya es ubicua. Según Kantar, el 40% de las cenas británicas no tienen carne.

M&S Christmas.JPG
Marks & Spencer es el destino para los que quieren unas Navidades gourmet sin carne.

La revista Good Housekeeping otorga cada año unos premios a los mejores alimentos navideños del gran consumo, su Tried & Tested Guide.. Ya no es noticia que Aldi gane premios por delante del ultra premium Fortnum & Mason, pero lo curioso de este año es la categoría de los platos vegetarianos … unos cuantos de ellos pensados como platos principales, para sustituir a la carne. Y la gama de Marks & Spencer de este año tiene más platos vegetarianos que con carne!!! El año pasado fueron los productos sin gluten, y este los vegetarianos. Es una propuesta única entre las cadenas, puesto que en las demás en todas predomina la oferta con proteína animal, ya sea de carne o de pescado, y apenas tienen uno o dos platos principales completamente vegetarianos.

Marks & Spencer se sitúa siempre en la vanguardia de las tendencias alimentarias, y son capaces de dar respuesta a casi cualquiera de las necesidades de los consumidores, desde los vegetarianos, los “sin gluten”, los adictos a la proteína, y como no, los que no quieren cocinar en casa!

Tesco vuelve a la normalidad. Resultados H1 FY2018

Tesco Weekly Little Helps.jpg
Las ofertas del momento en Tesco: los weekly little helps.

Dave Lewis llegó en el 2014 para devolver a Tesco el lustre que había perdido con el CEO que acababan de despedir. 3 años después, y Tesco vuelve a la normalidad, anunciando una vez más un crecimiento en ventas, que viene acompañado esta vez de crecimiento en volumen y del anuncio de volver a repartir dividendos.

Tesco dejó de repartir dividendos hace más de tres años, en un momento muy turbuleto de pérdida de ventas, falta de confianza en el equipo directivo y el fraude contable.

Para este primer semestre, las ventas han crecido y han alcanzado los £28.300 millones, mejorando las previsiones de los analistas. El volumen ha crecido un 0.3%, y las ventas comparables del segundo trimestre han aumentado un 2.2%.

A pesar de los buenos números, la situación de Tesco sigue siendo algo delicada a pesar de la mejora: la inflación de costes obliga a subir precios de los productos, pero como la competencia de los discounters arrecia, no se pueden trasladar todas las subidas a los clientes.

Siguen trabajando en lo esencial: mejorar la oferta de alimentación, operaciones más eficientes, y reducir el número de puestos de trabajo. Dave Lewis ha conseguido reducir los gastos en £500 millones anuales, y piensa que tiene la oportunidad de todavía reducir los costes en £1.000 millones más.

Seguramente, de sus promesas, la principal que le queda es la de recuperar el margen. Tesco hace unos años tenía un cómodo 5% y ahora rondará el 2%. La guerra de precios se lo llevó por delante, y los discounters siguen siendo una amenaza.

Sainsbury’s se acerca a la experiencia Amazon Go.

Antes estas noticias siempre las protagonizaba Tesco, que bajo la dirección de su anterior CEO estaba obsesionado por ser el líder en la incorporación de tecnología para hacer la experiencia de compra más rápida y agradable.

Las demás cadenas van por detrás de Tesco, claramente, pero Sainsbury’s es seguramente la que más cerca está y más novedades está introduciendo. La compra de Argos ya fue una apuesta clarísima por la omnicanalidad.

Sainsbury's App Pay Meal Deal 59ca297b1a00002850f0889d.jpeg
Fotografía de Sainsbury’s.

Ahora presentan una nueva App que, por ahora solamente en una tienda, va a permitir a los clientes escanear los productos en su teléfono y pagar directamente allí, sin pasar por caja. Por ahora, sólo los productos de la promoción de la comida (un bocadillo o ensalada, un snack y una bebida por £3) están disponibles, pero seguramente si el piloto es satisfactorio, se amplie el surtido.

Tiene todo el sentido del mundo porque a la hora del almuerzo se suele acumular mucha gente en las tiendas, y el poder pagar rápido.

No es exactamente la misma experiencia que la que hemos visto en los vídeos de Amazon Go, pero ya anda cerca…