Asda: la guerra de precios ya no es solamente de los productos básicos.

Asda Nutritional Filters.jpg

Aunque oficialmente no estemos ya en guerra de precios desde hace algo más de un año, por culpa de la presión en los costes que supuso la devaluación de la libra, las cadenas siguen resistiéndose a abandonar una práctica que les ayuda a llevar a clientes a las tiendas. Siguen anunciando con menos frecuencia que antes bajadas de precios en grupos de productos, y  en general con menos intensidad, tratando de maximizar el efecto publicitario.

Generalmente los productos más afectados son los que se denominan básicos, los frescos y los que se compran con más frecuencia, pero ahora Asda innova y se ha decidido a bajar los precios de la gama de los “free from”, los productos para personas con alergias e intolerancias. Es una de las categorías de moda, que crece como la espuma y ya alcanza los £1.500 millones (aunque ahora el crecimiento sea algo artificial y debido a que los fabricantes ponen claims en sus productos tradicionalmente libres de gluten o lactosa). Un número importante de personas los compran por necesidad, pero es mucho mayor el efecto halo, y los que los compran por considerarlos más saludables.

Asda ha decidido rebajar el precio de 16 referencias de su gama de “Free From” (tiene unas 170 referencias) un 40% de media, para situarlas como las más baratas del mercado. Son productos de varias categorías, yogures, pasta, etc, que Asda dice sus clientes compran con frecuencia. Al mismo tiempo dan de alta 100 referencias más de este tipo de productos, esta vez de marcas de fabricantes e inauguran un espacio en su tienda online dedicado a estos productos, donde explica los distintos logos y como funciona su nuevo filtro para seleccionar el componente que quieres evitar y así la web te ofrece productos adecuados.

El anuncio coincide con el lanzamiento de la gama de productos sin gluten de Lidl.