Lidl: Bromas navideñas.

La Navidad es la principal campaña del año y las cadenas dedican muchos recursos a presentar productos innovadores, asegurarse que no hay roturas de stock y a decorar las tiendas. Los analistas esperan a partir del 2 de enero los datos de como le ha ido la campaña a cada una de las cadenas, para medir de forma más fiable como van a cerrar el año teniendo en cuanta el éxito o el fracaso de las ventas navideñas.

Cada año tiene sus particularidades que influyen en como va la campaña, y este año parece que va a ser el verano el que tenga un efecto determinante: gracias al buen tiempo durante varios meses, el gasto de las familias se animó, y ahora llegamos a la época crucial para el gran consumo y las familias están contrayendo el gasto. Es algo habitual tras el Black Friday, y este año Kantar registra el crecimiento más modesto desde que volvió la inflación al gran consumo alimentario. Aunque se espera que, como es habitual, las ventas navideñas sean superiores a las del año pasado, parece que el gasto se vaya a hacer en el último momento.

Y como no, entre tantos anuncios navideños y platos preparados premium para animar las mesas, tenemos las bromas de los discounters, que con cualquier cosa, siguen reafirmando su liderazgo en precio.

Lidl ha contratado espacios publicitarios cerca de otros supermercados para poner anuncios del propio supermercado… pero medio cubiertos por anuncios de Lidl, donde explican que sus productos tienen los mismos atributos que los de la competencia, pero naturalmente, a un precio menor!

Anuncio de Lidl que pretende cubrir otro de Marks & Spencer. Fotografía: The Drum.

Y mientras tanto, los discounters siguen siendo las cadenas que más crecen en UK. Aldi un 12,2% y Lidl un 11.2%, gracias principalmente a que están abriendo tiendas (por ejemplo, Aldi batiendo el record en UK al abrir 8 tiendas en un mismo día a principios de diciembre), mientras que sus competidores apenas lo hacen, o incluso las cierran.

Anuncios