Asda quita los cuchillos de la venta.

Interesante iniciative de Asda, que ha reaccionado rápido ante un problema que según la policía está tomando carácter de emergencia nacional.

En el Reino Unido el crecimiento de los crímenes violentos es muy significativo, y empieza a alarmar a la población. Hace unos meses teníamos noticias continuas de ataques con ácido a personas, y en las últimas semanas los apuñalamientos ocupan las páginas de sucesos, algunos con víctimas mortales.

En vista de esto, Asda ha decidido dejar de vender cuchillos de forma individual, porque son artículos que les roban con frecuencia, y no se les ocurre por ahora alguna otra medida para controlar que no caigan en malas manos. En el Reino Unido ya existe una normativa para regular la venta de cuchillos, que no se pueden vender a menores de 18 años. Si se sospecha que el comprador es de menor edad, se le pide el carnet, de la misma forma que cuando se compra alcohol. Pero esta medida no tiene efecto si la forma que tienen de obtener cuchillos los jóvenes es robándolos. Por eso Asda dejará solamente a la venta los cuchillos en packs más grandes, más difíciles de camuflar.

No es nada nuevo para las cadenas británicas restringir la venta, o directamente dejar de hacerlo, de ciertos artículos controvertidos. Algunos se adhieren a los acuerdos voluntarios entre industria y gobierno (por ejemplo, lo hemos visto con iniciativas como dejar de vender golosinas y dulces en las zonas de impulso cerca de las líneas de caja) o lo vimos cuando se desató la polémica sobre el efecto de las bebidas energéticas en los niños, Mientras el gobierno prepara normativa para restringir su venta a menores, algunas cadenas como Tesco, Coop, Waitrose, Aldi y Lidl han firmado un protocolo para no vender estas bebidas a menores de 16 años.

Seguramente la medida que ha tomado Asda tenga un impacto muy limitado, pero también es posible que otros retailers sigan el ejemplo, y de alguna forma se les haga más difícil a estos criminales acceder a armas blancas.