W Morrisons plc. Resultados FY2018/19

Los discounters no están solos en lo de hacer bien el negocio, Morrisons entra en el club de los supermercados con crecimiento sólido, a la vista de los resultados que los directivos de la cadena presentaron ayer.

Morrisons Makes It: preparar productos en la tienda les aporta un elemento de frescura y conocimiento del producto.

Las ventas del año han crecido un 2.3% y se sitúan en los £17.735 millones. El crecimiento en ventas del negocio de supermercados es algo más modesto, un 1,2%, y es en el canal online y el negocio mayorista donde los crecimientos son más notables y ayudan a que el resultado sea bueno. Aunque ellos no sean una operación convenience, el número de transacciones aumenta (un 0.7%) a la vez que decrece el número de artículos por tiquet (un -0.9%), algo que se viene observando en los compradores actuales, que compran menos con mayor frecuencia.

Cierran el año con 498 tiendas, van a abrir dos tiendas este año, y tienen el plan de abrir franquicias con la enseña Safeway, del supermercado que compraron hace diez años. Estas franquicias serán como las que aquí se llaman “Symbol Group”: un empresario independiente con una tienda compra un cierto volumen de productos a Morrisons semanalmente, y a cambio Morrisons le ofrece formación, know how, etc, para que el negocio independiente prospere. A estas tiendas les venderán la MDD Safeway, exclusiva para tiendas convenience y que ya venden las tiendas McColl’s.

El negocio mayorista ya factura más de £700 millones, que era el objetivo para el primer año. Además de clientes como Amazon y McColls, ahora lanzan el negocio de franquicias y exploran la venta de su MDD en supermercados de otros países.

El negocio online sigue creciendo a buen ritmo, de la mano del acuerdo con Ocado, y ya alcanzan el 75% de los hogares del país.

Gracias a la integración de su cadena de suministro, pueden afrontar el Brexit con algo más de tranquilidad que algunos de sus competidores. El 100% de la carne de ternera, cerdo y pollo que venden es británica, y el 75% de los productos que venden se fabrican en el país. Pero han tomado precauciones como registrarse como operador autorizado para realizar importaciones, que les permite acelerarlas, y acumulan material de packaging y referencias básicas, para evitar interrupciones de aprovisionamiento.

Sobre la posible fusión entre Asda y Sainsbury’s, aunque parezca remota el riesgo no se acaba con su cancelación, porque piensan que alguien puede comprar Sainsbury’s o Asda, invertir dinero y tendrían un competidor con brío renovado y capacidad de bajar precios y ser más competitivo.

En general, todo son buenas noticias para Morrisons, que desde el 2015, cuando se empezaron a ver los efectos del plan del nuevo equipo directivo, no ha parado de crecer a pesar de enfrentarse a unas condiciones de mercado muy difíciles.