Tesco firma la recuperación. Resultados FY2018/19 .

Tras varios años en los que se cuestionaba todo lo que hacía Tesco, o bien por sus propias iniciativas que no daban resultados, o bien porque los discounters le robaban el protagonismo de ser el referente en el gran consumo británico, parece que vuelve el Tesco de los 90, que podía con casi todo y tenía en su líder, Terry Leahy en su momento y ahora Dave Lewis, un sólido guía hacia el éxito.

Los números refuerzan este ambiente de triunfalismo, donde no se falla en casi nada. Las ventas totales crecen un 11.5% hasta llegar a los £56.900 millones, y las del Reino Unido crecen un 1.7% para Tesco, y un 11.1% para Booker.

Los beneficios del grupo crecen un 34% y en el Reino Unido y la República de Irlanda aún más, un 45%, hasta alcanzar un total de 3.96%, a punto de llegar a su objetivo del 4% en el 2020, recuperando lo perdido por la multitud de inversiones que se han hecho estos años y la guerra de precios. En los últimos cuatro años han conseguido doblar los beneficios, y además pasar de un margen del 0.8% al 3.96% actual.

Tesco ofrece grandes oportunidades a sus proveedores, al ser la cadena que más crece en ventas en UK.

Uno de los elementos más importantes para esta mejora (tres años de crecimiento consecutivos en UK, a pesar de lo complicado que está el mercado) son los cambios que han introducido en sus productos de MDD, al sustituir la gama de primer precio Value por una serie de marcas que llevan el atributo de “Exclusivas para Tesco”, en las que nos encontramos las famosas marcas de granja de frescos, y otras en ambiente como Stockwell & Co, Hearthy Foods Co, HW Nevill’s etc. Estas nuevas marcas les ayudan a mejorar su percepción de calidad y de precio, por lo que pueden lograr convencer para que vuelvan a los clientes que les habían dejado en favor de los discounters. Y han sido un éxito total, y las han probado el 84% de sus clientes En los últimos cuatro años han reformulado o renovado 15.000 referencias. También han logrado crecer en otras secciones como el textil (3% en ventas comparables) y la categoría del hogar (4.2%).

Todos los formatos comerciales crecen, hasta los hipermercados, que siguen transformando en su camino de convertirlos en destino para pasar más tiempo en ellos. Destacan el canal online, que crece un 2,8%. Es un crecimiento modesto comparado con el del resto del mercado, pero también son el principal operador del canal, y continúa sumando a pesar de las guerras de precios y retaimiento del gasto.

De las nuevas tiendas Jack’s ya tienen 9 abiertas, y están probando a abrir establecimientos de un tamaño algo más grande, y con una oferta mixta de discount y formatos de producto más grandes.

Los resultados en Asia y Europa Central no son tan buenos, mercados en los que Tesco ha desinvertido en los últimos años y retroceden en ventas.

Entre las prioridades de los próximos años está el trabajar en fidelización. Algo clave en estos tiempos de volatilidad, y en el que los discounters están ganando cuota de mercado. La digitalización de la tarjeta ClubCard ha permitido a los clientes utilizar los puntos de forma más fácil, y ha aumentado mucho su uso. Ahora parece que quieren crear un ecosistema alrededor de esta tarjeta, para incentivar a los miembros para gastar en los otros servicios que ofrece Tesco, como los financieros, el de telefonía móvil, etc.

El plan de Dave Lewis para recuperar Tesco casi ha alcanzado sus objetivos un año antes. Por ahora parecen aparcados los rumores de cambio de líder, al buscar Lewis dejar la dirección de Tesco para volver al mundo de los fabricantes.