Supermercados: más ideas para reducir el plástico.

Les he venido contando en este blog varias iniciativas de los supemercados británicos para reducir el uso del plástico, en consonancia con lo que les están pidiendo los clientes. Esta preocupación por reducir el uso del plástico no parece que vaya a caer en el olvido pronto, y sigue siendo muy fuerte. Así se refleja en una de las últimas encuestas de YouGov, en la que se recogía que el 82% de los británicos encuestados declaraban estar buscando activamente formas de reducir la cantidad de residuos de plástico que generan.

Tenemos ya ejemplos de actuaciones o pilotos de Tesco, Ocado e Iceland y en esta nota paso a contarles las de otras cadenas:

Morrisons: la cuarta cadena del país tiene como objetivo reducir el uso de envases de plástico en unas 9.000 toneladas al año, respecto al nivel actual. Han retirado de la venta las bolsas de plástico para llevar la compra, 1.300 toneladas menos, y renovado el envase de varias referencias de alimentación seca, ahorrando otras 600 toneladas al año.

Sección de Frutas y Hortalizas de Morrisons.

Ahora le toca a la sección de frutas y hortalizas. Ha realizado un piloto de diez semanas en tres tiendas y van a aplicar los aprendizajes en 60 más durante las próximas semanas. En estas tiendas van a crear una sección sin plástico, donde ofrecerá 127 referencias de frutas y hortalizas. En el piloto que ha llevado a cabo, las ventas han crecido un 40%, por lo que además tiene mucho sentido comercial ampliarlo. Si se implantara en todo el parque, esta iniciativa les permitiría ahorrar casi 160 toneladas de plástico al año.

Asda: informó sobre su progreso en la reducción del uso de plástico en una nota de su CEO publicada hace un mes aproximadamente. En el 2018 han evitado poner en el mercado 6.500 toneladas de plástico gracias a los cambios que han llevado a cabo en más de 1.000 referencias (pizzas, tarjetas de felicitación, frutas y verduras, platos preparados etc). Cuando su análisis revela que el plástico es inevitable, porque eliminarlo resultaría en una reducción de la vida útil del producto, por ejemplo, buscan materiales plásticos alternativos que sean más fáciles de reciclar.

Waitrose: la cadena premium ha desarrollado el programa “Waitrose Unpacked”, en la que ha agrupado una serie de iniciativas que se van a aplicar en una de sus tiendas para ver el resultado y como extenderlas a otras tiendas de la enseña.

La acción más aparente es la de instalar graneles en varios puntos de la tienda, como por ejemplo tolvas para cereales y legumbres, grifos de cerveza y vino, poder moler el café justo al comprarlo, grifos también para detergentes y otros productos de limpieza. Adicionalmente, envasar las flores en papel en lugar de plástico, 160 referencias de frutas y hortalizas a granel, y ofrecer también algunas referencias de productos congelados a granel.

Además, permiten que los clientes se lleven la compra en una caja robusta que pueden devolver en la siguiente compra, para reducir también el número de bolsas que utilizan.

Platos preparados de Morrisons con nuevo packaging.

Por lo que respecta a los platos preparados, también empiezan a sustituir el plástico de las bandejas de algunos de ellos por otros materiales basados en papel, y mucho más fáciles de reciclar.