Tesco: Fase 2 del plan de Dave Lewis.

El hombre que ha liderado el equipo que rescató a Tesco de sus problemas de gestión y ventas presentaba esta semana sus planes de futuro para la enseña ante un grupo de directivos del sector financiero. Desde que se hizo cargo del retailer en el 2014 ha vendido negocios y servicios que no consideraba centrales (el canal de TV por streaming, restaurantes etc), otros los ha vendido para hacer caja y reducir deuda (Corea del Sur), ha dado la vuelta a las relaciones con proveedores, y a pesar de la reestructuración de los roles y funciones en tiendas y servicios centrales ha llevado a despedir a un número significativo de empleados, ha conseguido recuperar la moral de los empleados. Y fundamentalmente, Tesco vuelve a crecer en ventas y está plantando cara a los que consideran sus mayores enemigos, los discounters.

Tesco está presente en casi todas las partidas del gasto de los hogares británicos.

Sobre las cuestiones que presentó, asombra la capacidad que tienen de analizar el negocio y detectar áreas donde pueden cambiar cosas o ser más eficientes, y así ahorrar costes. Por ejemplo, el 49% de las compras en Tesco se pagan en efectivo. Cuando las medidas que han puesto en marcha o están probando estén extendidas a todo el parque y alcancen una cierta madurez (la tiendas sin cajas en las que el cliente usa el móvil para escanear y pagar los productos, la App de pago integrada con la tarjeta de fidelización, las mejoras en las cajas de autocobro, etc) podrán ahorrar casi £70 millones. No parece mucho, pero están trabajando en muchas otras iniciativas y todo suma.

Pero sin duda también es muy importante ver cómo piensan hacer crecer el negocio.

La MDD es una parte importante del mismo, con una participación de las ventas de casi el cincuenta por ciento. Estos últimos años el foco ha estado en la renovación de la gama de primer precio, primero los frescos y ahora alimentación envasada, creando una multitud de marcas que imitan a las de los discounters. Ya venden £1000 millones al año de esta gama baja. Junto a esto, han desarrollado una gama de MDD para Jack’s, y quieren estrapolar todos estos aprendizajes para el desarrollo de gamas de la calidad media. La marca Devil Kitchen ha sido todo un éxito, y quieren mantener el impulso desarrollando una nueva marca de productos para veganos y vegetarianos. Piensan ampliar la gama de productos veganos/vegetarianos de 32 en la actualidad a 300, por lo que veremos muchos nuevos lanzamientos de Tesco en esta esfera.

Los productos de MDD primer precio de Tesco son más baratos que los del competidor “A” y el competidor “L”.

Jack’s se ha convertido en un espacio de experimentación más que de un formato para amenazar a los Aldi y Lidl. Tiene sentido que si tienes casi 2.000 tiendas, trates de mejorarlas en vez de abrir cientos de supermercados discount. Han abierto nueve ya, en casi nueve meses, y este último es una mezcla de supermercado y cash and carry, inspirado por el formato de Carrefour Atacadão. Es una tienda mucho más grande que las anteriores, en la que se ofrecen productos de MDD de Jack’s y productos de marca en formatos grandes a precios bajos. Sin embargo, reconoce, están aprendiendo mucho operando las tiendas, que trabajan dicen muy parecido a los discounters, y espera aplicar aprendizajes al resto de sus tiendas.

La tecnología va a tener un papel fundamental, y explicó algunos ejemplos aplicados al comercio electrónico. Ya están trabajando con Starship Technologies en Milton Keynes, en un proyecto para llevar los pedidos online “convenience” (las compras online para entregar en menos de dos horas) a casa del cliente mediante vehículos autónomos que van por las aceras. Van a probar la creación de mini centros de distribución para preparar pedidos online mediante robots, y que pondrán dentro de los almacenes de las tiendas más grandes, seguramente para atender a estas compras de entregas rápidas. Y como otras cadenas, van a probar utilizar robots para detectar roturas de stock en las estanterías.

Han realizado algunas pruebas con la tarjeta de fidelización este año, ofreciendo descuentos a los miembros del club, etc, y ahora están estudiando lanzar un servicio de suscripción, similar al de Amazon: mediante el pago de una tarifa anual te puedes beneficiar de descuentos en algunos productos que se compran de forma repetida.

Y uno de los anuncios más curiosos fue el la posible apertura de tiendas de conveniencia solamente de productos premium, de su gama finest. Además del interés de ver una tienda solamente de productos de MDD de Tesco (aunque si vamos a un M&S Simply Food ya lo podemos comprobar), estaría muy bien por ver las innovaciones que seguramente querrán aportar en el área de restauración en tienda, ya que se tratará sin duda de tiendas muy especiales. No se concretó nada, salvo que podrían ser un buen negocio (la MDD finest es premium en margen!).

Veremos como sigue progresando Tesco. Están consiguiendo recuperar clientes y dos de sus principales competidores, Asda y Sainsbury’s, no pasan por su mejor momento, por lo que parece que es un buen momento para innovar y tratar de ganarles espacio.