Morrisons apuesta por los agricultores del futuro.

Desde hace unos años la seguridad alimentaria en el Reino Unido (la capacidad que tenemos de producir los alimentos que se consumen en el país) es un debate importante, y muchísimo más desde que hemos entrado en “modo Brexit”.

El sector agrícola se enfrenta a retos muy serios en este escenario post Unión Europea, primero por la dependencia que se tiene de los alimentos del exterior y los cambios que se van a producir en las importaciones (tarifas que las pueden encarecer, nuevos acuerdos comerciales que puede suponer importar a precios bajos productos que se cultivan en el Reino Unido) y como el propio sector va a afrontar las dificultades para importar mano de obra para recoger los frutos del campo.

Morrison es la cadena que ha apostado por convertirse en un experto en productos frescos y locales, y es de las más integradas con los proveedores. Gracias a esto su relación con los agricultores que le entregan productos en sus almacenes para acondicionar o procesar es muy cercana y especial.

Ahora, integrado en un programa del gobierno británico que trata de facilitar el acceso a los jóvenes a la formación profesional, ha decidido invertir £2 millones para formar a jóvenes agricultores. Además, el 25% de este fondo lo destina a ayudar a formarse a los empleados de sus propios proveedores agrarios, con la esperanza de que quieran emprender un negocio agrícola. Incorporando gente joven al sector esperan poder revertir la tendencia del envejecimiento progresivo del sector agrícola, donde menos del 3% de los agricultores tiene menos de 35 años.

La implicación de Morrisons no acaba aquí. Algunos de los trabajadores de Morrisons también participarán en las clases que se les presta a estos aprendices, y se les ofrece prácticas renumeradas en las tiendas de Morrisons para que puedan interactuar directamente con los clientes y ver qué piensan respecto a los productos locales, el bienestar animal, la calidad de los productos etc.

Dado el posicionamiento de Morrisons y su apuesta por lo productos locales, ésta es sin duda una medida muy consecuente.