Problemas en la cadena de suministro de la leche.

La revista The Grocer de este sábado trae un artículo muy interesante sobre la quiebra de Tomlinson, uno de los dos proveedores de leche de MDD de Sainsbury’s.

https://www.thegrocer.co.uk/dairy/is-milk-processing-in-britain-coming-to-the-end-of-the-road/598864.article

La presión sobre los PVPs a la baja y por otro lado la presión para que los ganaderos no pierdan dinero (muchas veces es un compromiso de la RSC del propio supermercado) deja a los supermercados y envasadores sin margen.

Los supermercados deciden el PVP final, y si entran en guerra de precios o no. Compensan la pérdida de margen con otros artículos de la cesta de la compra donde tienen más margen. Pero los envasadores son prácticamente mono producto, y en este caso, tienen las de perder.

The Grocer hace una tabla de las cuentas financieras de los principales envasadores de leche fresca. Apenas un par con ganancias. Paynes vende a tiendas independientes y Foodservice, y Grahams tiene productos premium de su propia marca.

Morrisons vende un producto que llaman ‘Milk For Farmers’, idéntico a la leche de MDD pero más caro y los ganaderos se llevan esta diferencia de precio. ¿Igual habría que tener uno similar que diera más dinero a los envasadores? No sé si lograría tanta simpatía.

Lo que está claro es que esto es una cadena y sin la actividad de todos los eslabones, la leche no llega a las tiendas, como le ha pasado a Sainsbury’s con la quiebra de su proveedor.