Sainsbury’s: pop up para ser más generosos.

El sábado por la mañana fui a visitar la tienda pop up de Sainsbury’s ‘Giving Store’ donde la cadena quiere reforzar la visibilidad de su campaña de recogida de alimentos #ShopForOthers y educar a los clientes.

La tienda está en Covent Garden, una zona caliente del consumo donde estos días muchos turistas y londinenses vienen a comprar sus regalos navideños, y que además alojó la primera tienda de Sainsbury’s en el número 173 de la calle Drury Lane.

Tiene aspecto dickensiano, en la línea de los 150 años que celebra Sainsbury’s este año. La tienda cuenta con varios muebles de estanterías con los productos que necesitan los bancos de alimentos, y también hay varios dioramas informativos que describen los efectos de la pobreza en las personas, el alivio que aportan los bancos de alimentos, como realizar donaciones etc, con el objetivo de concienciar a los clientes que pasen por la tienda a realizar más donaciones cuando hagan su compra habitual de gran consumo. La tienda también cuenta con tres áreas interactivas, donde te puedes hacer una fotografía como si fueras parte del menú navideño, una sala de espejos y ver a Papá Noel en acción.

Esta campaña tiene también dos componentes más muy importantes. Una intensa campaña en redes sociales, y fundamentalmente, presencia en los supermercados, con stoppers en las estanterías al lado de los productos que más necesitan los bancos de alimentos y cajones en la salida de caja donde dejar las donaciones.

Sainsbury’s vuelve a intensificar la campaña de promoción asociada a valores y este año ya ha abierto otros dos pop ups relacionados con los nuevos valores de los consumidores: el pub que vendía bebidas sin alcohol y una carnicería vegetariana, ambos en Shoreditch, al este de la City de Londres.

Como curiosidad, es una tienda dickensiana pero en la que no se puede pagar en efectivo!