Asda: mayor foco en food to go y retirada de venta asistida de carne y pescado.

En estas últimas semanas Asda ha desvelado un par de proyectos muy interesantes. Son quizá poco ambiciosos ante los resultados que está cosechando y los nuevos desarrollos de sus competidores, pero están en línea con los cambios de los patrones de consumo que se están observando.

A principios de año anunciaron el cierre de los mostradores de venta de carne y pescado. La cadena cuenta con estos mostradores en unos 150 hipermercados, y los va a sustituir por mostradores de Delicatessen, donde se van a servir pizzas recién preparadas, pollos asados, pasteles de carne, sushi etc. Todo productos listos para comer. Va a colaborar con marcas reconocidas para que ofrecan también allí sus productos. En un principio anunciaron concesiones a Sushi Daily (que ya trabaja con Sainsbury’s y Waitrose) y Subway (que tiene un acuerdo con Asda para poner restaurantes en la puerta de los hipermercados, y ahora pasa al interior de los mismos), y la semana pasada comunicaron que también la popular marca Gregg’s iba a tener concesiones en estos espacios.

Motrador de venta de pescado en proceso de renovación en Asda.

Gregg’s es el negocio del momento en el espacio del food to go, por su volumen, sus precios y lo bien que le está yendo la estrategia de incorporar productos más saludables y vegetarianos en su surtido. Con unas ventas de £1.000 millones y más de 2.000 tiendas, han crecido un 15% en el último año, y los productos vegetarianos que está lanzando les están permitiendo aumentar mucho más su ya amplia popularidad. Es, sin, duda, una gran adición al portofolio de marcas de Asda en la zona Delicatessen.

Volviendo al tema de cerrar los mostradores, destacar que se mantienen las carnicerías halal que tiene Asda en muchas tiendas. También son una concesión. Y es una medida que parece natural, y que también tomó Tesco el año pasado, porque cuando vas a visitar las tiendas de Asda, es difícil ver clientes alrededor de la venta asistida de carne y pescado, pero siempre ves clientes en la de los productos halal. La única cuestión quizá algo controvertida es que la venta asistida puede ayudar a utilizar menos plástico a la hora de vender productos, dado que se ofrece la posibilidad a los clientes de llevar ellos mismos el envase a la tienda, pero también los esfuerzos por reducir la cantidad de envase en las referencias de venta libre servicio es muy visible, junto con el uso de materiales mucho más fácilmente reciclables (como las bandejas de cartón).

Está claro que en el gran consumo del Reino Unido el «convenience» cada vez es más importante: la conveniencia para comprar, para preparar y en estos últimos meses, para consumir. En las grandes ciudades los supermercados y restaurantes compiten por las ocasiones del desayuno y el almuerzo. Pero resulta sorprendente que la compra en un hipermercado pueda verse complementada con la compra de un producto que se pueda comer nada más llegar a casa, sin tener que cocinar nada. Los consumidores están respondiendo bien a estas iniciativas que vemos cada vez con más frecuencia en las tiendas, y que además pueden verse complementadas con la asociación de empresas del delivery, como Just Eat y Deliveroo, con las que ya trabajan algunos supermercados para llevar pizzas y curries indios a las casas de los clientes que así lo desean.