Asda canaliza la solidaridad: programa “compras uno, donamos otro”.

Llevamos un tiempo hablando de la desaparición de las promociones del BOGOF (compra uno y llévate otro gratis) que popularizó Safeway a finales de los 90, y vemos como aparecen otras mecánicas solidarias.

El programa tiene poco misterio: por cada unidad de los productos señalados, Asda y sus proveedores donarán otro igual o equivalente a FareShare, la organización que recoge comida de los supermercados y los distribuye en los bancos de alimentos.

La iniciativa va a durar un año, y la lanzaron en junio de la mano del fabricante de pan Warburtons. En tres semanas vendieron 1,1 millones de productos, superando sus expectativas. Es un ejercicio que simplifica la labor del comprador que quiera participar en él: primero no le cuesta nada, y segundo no tiene que comprar un producto y llevarlo a los cestos de donaciones que hay en la entrada de los supermercados. También simplifica la operativa, dado que FareShare puede recoger los productos de centros logísticos.

Durante los meses de febrero y marzo se alían con un par de empresas de productos cárnicos: Richmond Sausages y el gigante ABP, y los resultados, según The Grocer, han sido espectaculares: las ventas de salchichas de Richmond han crecido un 30%, las de albóndigas de MDD un 26% y las de bocadillos preparados un 39%.

En este periodo esperan realizar donaciones por un valor de £1.8 millones.