Alimentación y Coronavirus en UK – IV

Llevamos ya 10 días de compras superiores por el pánico al desabastecimiento, y por lo que se puede leer la situación ha mejorado un poco gracias al gran esfuerzo de todos los agentes de la cadena. También tenemos algunos datos de mercado publicados por Kantar, estimaciones del impacto de la crisis, y la aplicación de mejoras en algunas de las medidas que les había descrito antes. También hoy se ha producido el anuncio de varias cadenas de foodservice que cierran de forma completa. 

El gobierno ya ha relajado algunas normas de la competencia, del transporte y medioambientales para permitir una operativa más ágil a las empresas alimentarias. Además ha organizado un grupo de trabajo liderado por un exdirectivo de Nestlé y actual presidente de GS1 en el Reino Unido, que va a pasar a ser Director de Suministro de Alimentos del DEFRA, el equivalente al MAPA en España. En este grupo van a estar implicadas las patronales y varios directivos senior de las principales empresas de la cadena. Los objetivos son 

  • Determinación de las cuestiones más importantes a abordar
  • Determinar los recursos necesarios para solucionar estas cuestiones
  • Elaborar un plan que permita atajar los puntos críticos de los posibles escenarios en el plazo medio.

A la vez que está nacionalizando servicios, el gobierno se va a apoyar en el sector privado. Han contactado con Amazon y otras empresas de retail para pedirles utilizar sus redes de distribución para hacer llegar los tests y material sanitario a hospitales y otros centros donde se trata pacientes, se hacen análisis a los profesionales de las fuerzas de seguridad, del sector alimentario etc. (los llamados “Profesionales Clave”).

Y la Agencia de Seguridad Alimentaria (FSA) ha establecido un canal de comunicación con las principales empresas cárnicas, uno de los sectores que soporta un mayor número de inspecciones al año. Conscientes de que van a ver mermados sus recursos en un momento en el que la producción está trabajando a mucho ritmo, y además van a haber muchos nuevos empleados en el sector, han pedido al sector:

  • Es muy previsible que los inspectores junior tengan que ir solos a hacer auditorías, y pide la colaboración y comprensión de las empresas.
  • De la misma forma, para optimizar el tiempo de los inspectores, piden que si alguna empresa cesa su actividad lo comuniquen a las autoridades inspectoras inmediatamente, para poder anular las visitas previstas y aprovechar ese tiempo en otras tareas o inspecciones.

La agencia GlobalData ha publicado una estimación del impacto de esta crisis en el sector del retail y del gran consumo en el Reino Unido. Según ellos, el gran consumo va a crecer un 7.1% durante este 2020, más de seis veces lo que se tenía previsto. Lamentablemente, el resto del retail va a sufrir un golpe importante, con un retroceso total para el resto del retail de más del 8%. Según el British Retail Consortium, los británicos se han gastado en tres semanas más de £1.000 millones, y Kantar ha reportado que el crecimiento del mercado que ellos han medido es del 16% respecto al año pasado, para esta última semana.

Respecto a la nota de ayer, algunas iniciativas más de apoyo a fundaciones caritativas, como la donación de £250,000 de Aldi a AgeUK, una ONG que trabaja con personas ancianas desfavorecidas. Las cadenas están implantando las medidas de seguridad conocidas (pantallas de metacrilato en las cajas, pegatinas en los lugares que se hace cola para identificar mejor el espacio que hay que dejar de 2 metros de separación, y aceptar en las tiendas un número limitado de clientes) y la operativa para atender mejor a los ancianos y el personal sanitario que tienen una parte del horario de la tienda asignado. 

Waitrose dedica sus cafeterías a almacenar productos esenciales. El personal sanitario va a esa zona, se identifica, y se lleva lo que necesita.

Siguen las contrataciones de personal masivas. Por ejemplo Aldi ha incorporado a todo el personal de Hampton Manor, un negocio que acaba de cerrar.

Empiezan también a ser más evidentes los ajustes de surtido. El discounter B&M ya llevaba desde hace unos días dando prioridad a los productos alimentarios frente al resto del surtido (según ellos, las ventas de algunos productos como jabón y pasta han crecido un 1000%), y ahora, Tesco, ha decidido reducir las referencias de leche a cuatro (completa y semi desnatada, en el tamaño de 2 y 4 pintas) y del papel higiénico a packs de 9 rollos.

Tesco también está ampliando su portfolio de proveedores, sirviéndose de pequeñas empresas del sector lácteo para envasar leche de su MDD para la distribución de sus tiendas cercanas a la envasadora.

Asda y Morrisons nos llevan al pasado y anuncian una rebaja de 12p en el precio del litro de gasolina, más de un 10% menos.

Hoy también multitud de cadenas han anunciado cierres totales o parciales. McDonalds, Café Nero, Costa, Nando’s, Pret a Manger, entre otras. Algunas de ellas, como Costa, dejan abiertas las tiendas que tienen en los hospitales, donde están regalando bebidas calientes al personal sanitario. Welcome Break, la cadena de cafeterías en autopistas, se une al gesto de varios otros negocios, y ofrece un 50% de descuento al personal sanitario. Leon anunció el fin de semana que iba a transformar sus restaurantes en pequeños supermercados, y lanzaba un servicio de venta online en el que los clientes podrán comprar varias recetas de su menú, en envases que se pueden congelar o cocinar en el horno. Leon enviará los productos a casa del cliente, y también va a habilitar puntos de recogida en sus tiendas. Es un movimiento interesante, pero que seguramente no ha sorprendido a muchos analistas, visto el desarrollo de los últimos meses de su marca en productos de gran consumo, incluso estaban lanzando productos que no tenían en las tiendas, siguiendo el reciente ejemplo de Itsu y Wasabi.