Tesco: tests para empleados y nuevas medidas (Alimentación y Coronavirus en UK – IX)

Todavía tengo que escribir sobre los resultados de Tesco, la polémica sobre el dividendo, y una muy buena iniciativa vinculada a su compra del mayorista Booker hace tres años. Pero se impone el Coronavirus, y cómo las empresas están cambiando la gestión de sus operaciones y del punto de venta para amoldarse a la nueva situación y las medidas de distanciamiento social que impone el gobierno.

En la última comunicación de Tesco hacia sus clientes, se detallan varias de las nuevas acciones:

  • Van camino de doblar la capacidad de entregas online. Están a punto de alcanzar 1 millón semanales, han aumentado en 400.000 desde que empezaron las compras de acopio, y esperan llegar pronto a las 1.2 millones. Las personas vulnerables de la lista del gobierno tienen preferencia a la hora de reservar entregas, y Tesco está trabajando también con su propia base de datos para identificar otros clientes que puedan ser vulnerables.
  • Han abierto dos supermercados en los hospitales de campaña que ha construido el gobierno británico. Están abiertos 24 horas, y tienen un surtido especial de productos esenciales.
  • Han cambiado la gestión de horas en las que otorgaban prioridad al personal de esencial. El personal sanitario, de los servicios de emergencia, y los cuidadores,  tienen prioridad en cualquier momento del día, basta que se acerquen a la puerta o a la caja, y no tienen que hacer cola para entrar en la tienda ni para pagar en caja.
  • Las medidas en la tienda son las habituales, pantallas en las cajas, cartelería informando, cerrar los mostradores, elementos para limpiar las asas de los carros, y han hecho mucha incidencia en dirigir el flujo de los clientes en la tienda, con flechas en el suelo y carteles informativos.

Adicionalmente, algunas medidas para sus empleados:

  • Los empleados de las tiendas tienen a su disposición guantes y mascarillas, por si quieren utilizarlos. El consejo del gobierno no obliga a usar estos elementos.
  • Además, para ayudar con el estrés al que están sometidos los trabajadores, Tesco ha contratado para ellos los servicios de un par de Apps de “mindfulness”, HeadSpace y SilverCloud. Son Apps con ejercicios para manejar el estrés, dormir mejor, concentrarse y meditar, etc.
  • Van a realizar tests de Covid-19 a sus empleados y familiares. En principio es un piloto en una de las zonas, para empleados con síntomas o para familiares de empleados que tengan síntomas. Y son tests voluntarios.
  • Tienen a unas 300.000 personas en las tiendas. 41.000 de baja o no pueden ir a trabajar porque viven con alguien con síntomas, y han incorporado a 50.000 nuevos empleados, que van a dejar la empresa de forma paulatina a medida que se normalice la situación.

Y finalmente, el gran esfuerzo solidario de repartir alimentos a bancos de alimentos, distribuir fondos entre ONGs que apoyan a los más débiles, etc. Se espera que las donaciones de alimentos excedan este año los £52 millones.

Las ventas de Tesco crecieron un 5.5% en el periodo previo al confinamiento, por detrás de los discounters y su competidor Sainsbury’s, pero por delante de Asda y Morrisons. La semana que viene veremos los datos de las primeras semanas de confinamiento, y ver qué impacto tienen en las ventas las medidas de distanciamiento social y el cierre de los restaurantes.