Canal Online en UK: capacidad e imaginación. (Alimentación y Coronavirus en UK – XII)

La compra online en UK es bastante más común en el Reino Unido que en España. Hay muchos factores que han tenido influencia en esto, desde la costumbre de hacer la compra grande cada semana, la falta de supermercados grandes de proximidad, el interés de Tesco en liderar el canal, el tipo de vivienda que tenemos en este país, etc.

La crisis del coronavirus ha reforzado algunos elementos de la compra online, principalmente el de poder realizar compras grandes y además con la seguridad que da ahora el no tener que salir de casa ni exponerse a ningún contacto físico en el parking, la tienda, etc.

Prácticamente ya han desaparecido las colas virtuales de las tiendas online, y es más fácil encontrar horarios de entrega disponibles.

Según los datos que aporta Kantar, mientras que en España ha alcanzado una cuota del total de gran consumo del 3%, aquí en el Reino Unido hemos llegado al 10,2%, partiendo del 7% que tenía antes de empezar la crisis. En estos dos meses el canal ha crecido en ventas un 30%, y las consultoras no creen que se reduzca mucho esta velocidad en lo que queda del año. Por ejemplo GlobalData estima que al final del año el canal habrá crecido un 25%, favorecido sin duda por lo que se alargue el confinamiento (a nosotros el domingo nos explicarán las famosas fases del desescalamiento), y por el aumento de capacidad espectacular que han habilitado las cadenas de supermercados en las últimas semanas, como les he venido explicando en el blog y mi feed de LinkedIn:

  • Tesco, el más ambicioso, y tomando el rol de líder del mercado que le corresponde por su 26.8% de cuota de mercado (que es aún mayor para el canal online), ha duplicado en seis semanas la capacidad de entregas de pedidos online. Empezó la crisis con 600,000 entregas semanales y ya está en los 1,200 millones. 
  • Sainsbury’s también ha ampliado su flota de furgonetas online y el personal dedicado, y ha pasado de 400,000 entregas a la semana a 600,000 en estos momentos.
  • Morrisons, que vende a través de un almacén de Ocado y desde hace un año desde las tiendas, ha habilitado 300 tiendas más desde las que confeccionar pedidos, para que las furgonetas tengan que hacer viajes más cortos y poder atender a más clientes.
  • Asda ha incorporado 40 nuevos vehículos eléctricos para reforzar sus entregas “click&collect” en los aparcamientos de sus tiendas. De esta forma pasa de ofrecer 7,000 entregas a la semana a poder atender más de 34,000.
  • Waitrose acaba de inaugurar un nuevo “dark store”, desde el que pueden llegar a servir 113,000 pedidos semanales cuando esté trabajando a plena capacidad.

Además de demostraciones de músculo y de incorporar más recursos para ampliar la capacidad, hay otras buenas ideas que han desarrollado los supermercados:

  • Tesco limitó el número de artículos por compra online a 80, para atender a más clientes durante el pico de la crisis las primeras semanas de confinamiento.
  • Ocado a su vez dejó de vender artículos de gran volumen, como botellas de cinco litros de agua mineral, y de esta forma consiguió servir 6,000 pedidos más a la semana. No han conseguido ampliar su capacidad con recursos, porque dependen de almacenes muy automatizados en los que no es fácil intervenir.
  • Deliveroo está siendo un buen partner de las cadenas, con The Coop ampliando la colaboración con ellos (han pasado de 400 a 800 tiendas desde noviembre) y Marks & Spencer ofreciendo venta online desde sus tiendas en gasolineras, servido por Deliveroo.
  • Cajas de Esenciales, servidas por Marks & Spencer, Aldi y Morrisons. Son una forma de comprar interesante y fácil para el consumidor, que compra un artículo y tiene un lote de productos esenciales que se le envía a casa. El caso de Morrisons es el más interesante, porque ha diversificado la oferta para atender a los distintos segmentos (para hogares que comen carne, para hogares con dieta vegana, para hogares sin gluten, etc) y hasta cajas con esenciales para las celebraciones! (como la caja del Ramadán, o la del picnic del día de la Victoria que se celebra el 8 de mayo en UK). Además las cajas se envían por mensajero, liberando la logística de Morrisons.
  • Asda ha recuperado un proyecto que lanzó hace tiempo, la venta mayorista a través de internet, y está contactando con las residencias de ancianos y de enfermos crónicos para ser su proveedor de alimentos y otros productos de gran consumo. 

Sin embargo, el sector se enfrenta a un riesgo muy serio: los fraudes online han crecido en gran medida. Circulan muchísimos, que prometen cupones de descuento, o que los supermercados ofrecen compras gratuitas por la crisis del coronavirus, etc, y tratan de robar los datos bancarios de las personas para luego robarles el dinero de sus cuentas corrientes.

Como vemos, el canal online está viviendo una segunda juventud. Su crecimiento en los últimos años era inferior al 10%, incluso en los últimos años había perdido algo de penetración en UK, pero ahora, si hacemos caso a lo que esperan las consultoras, va a vivir un año glorioso.