Piloto entre Aldi UK y Deliveroo. (Alimentación y Coronavirus en UK – XV)

¿Quién se acuerda de los discounters de antes, con las tiendas llenas de palets, los plásticos de sujetar las cajas durante el tránsito por los suelos, un surtido mínimo, etc? La transformación de este formato de tienda ha sido muy intensa en los últimos 10 años, y en UK, de largo, Aldi y Lidl han sido las cadenas que más han crecido en este periodo.

Fuente Aldi

Ahora con la crisis del Coronavirus siguen transformándose, y Aldi aprovecha para profundizar en el desarrollo de su oferta online. Pioneros en unir el discount con el online en UK, cuando en el 2016 decidieron lanzar su tienda de vino y de ofertas especiales, ahora durante la crisis del Covid-19 han aumentado sus servicios online.

Ninguno de los dos son muy originales, pero el segundo es el más sorprendente. Hay que enmarcarlos en la importancia que ha ganado el canal online desde el confinamiento, y la oportunidad de dar opciones a los compradores que quieren evitar las tiendas.

De el primero ya comenté en una entrada anterior, cómo habían empezado a ofrecer una caja de productos básicos para comprarla online. Es un desarrollo similar al que han hecho otras cadenas como Morrisons y Marks & Spencer, para atender a clientes que no quieren o no pueden ir a las tiendas, y de esta forma se pueden asegurar los alimentos básicos para unos cuantos días.

El acuerdo con Deliveroo es más sorprendente, porque aquí tiene mucho más peso la comodidad y la simplicidad que el precio, y la implicación del personal de la tienda. Es un piloto que han puesto en marcha en una tienda, y a lo largo de junio lo van a poner en marcha en otras 7 tiendas. 

Los clientes que lo deseen, mediante la App de Deliveroo, pueden elegir entre unas 150 referencias (parece que se ciñe solamente a frescos y alimentación ambiente o refrigerada), y el pedido se les entrega en menos de una hora en casa. El pedido lo conforma el personal de la tienda de Aldi, y lo entregan los repartidores de Deliveroo, aplicando los protocolos actuales de “entregas sin contacto”. Además de tener que pagar el coste de la entrega, £4.99, los precios de los productos son algo más caros que si se compra en la tienda. Aunque Aldi promete “la calidad y valor asombrosos de Aldi”.

Este desarrollo se posiciona para permitir a los clientes hacer la compra de reposición entre compras grandes, unos pocos productos para un par de días. En la nota de Aldi no se especifica que haya un límite de productos que se puedan comprar, pero seguramente será así, tal y como han hecho otras cadenas que tienen acuerdos similares con las empresas de delivery.

Según Kantar, el canal online ya supone un 10% del mercado, creciendo desde el 7% antes de la crisis. Veremos cuánto negocio puede mantener, pero sin duda, con cada vez más iniciativas como esta, más probabilidades tendrá de mantener los clientes que están comprando en el canal por primera vez durante esta crisis. Y, finalmente, es interesante ver como los negocios de supermercados y restaurantes se están fusionando (las estanterías de Pret a Manger, los restaurantes de Waitrose) y ahora ambos empiezan a compartir la forma de llevar los productos a casa de los clientes: unos están preparados listos para comer, otros hay que prepararlos, pero como siempre, compitiendo por la cuota de estómago.