UK: Un nuevo árbitro de la cadena.

En España tenemos la Agencia de Información y Control Alimentarios, y en el Reino Unido tenemos, con unas competencias similares aunque no exactamente iguales, el Groceries Code Adjudicator, el Árbitro de la cadena alimentaria (se hace cargo del control de la relación de varias cadenas de supermercados, las que más o menos facturan más de £1.000 millones anuales, con sus proveedores directos).

Tomó posesión del puesto Christine Tacon en enero del 2013, y se acaba de producir su relevo, previsto para el 2019 pero alargado un año. El Ministerio de Industria nombró ayer 21 de Julio a Mark White como nuevo árbitro de la cadena, a la vez que alargaba el contrato de Ms Tacon 6 meses más para asegurarse una transición más fácil. Los bagajes de ambas figuras no pueden ser más distintos. Mientras que Christine Tacon ha estado siempre relacionada con el mundo de la alimentación (tanto en gestionando negocios relacionados con la agricultura como del ámbito de los supermercados), Mark White viene del mundo legal, con varios puestos en consejos de administración de empresas, y es miembro del Tribunal Superior de Justicia (para asuntos fiscales). Su experiencia en el mundo de alimentación viene de su trabajo en Compass, el gigante de la hostelería (es el Secretario del Consejo de Administración y máximo responsable legal de la entidad).

La “clasificación” de supermercados, según la valoración que hacen sus proveedores de la relación comercial. Fuente GCA/YouGov

El trabajo de Christine Tacon ha sido más que positivo. Como ha venido presentando cada año, los indicadores que determinaban el éxito de su trabajo han ido mejorando cada año: ha ido aumentando el cumplimiento de las normas del código de conducta por parte de los supermercados, se ha reducido el número de incidentes, ha mejorado mucho la información que tienen los proveedores de las implicaciones del código etc. Y en cuanto a datos algo más objetivos, se han reducido los pagos retrasados (del 30% en el 2016 al 13% en el 2019) y los errores relacionados con los pedidos también (del 25% al 15%, para los mismos años). En general, tanto fabricantes como distribuidores valoran muy bien el trabajo de Christine Tacon, que ha intentado ser más bien conciliadora y tratar de buscar puntos de encuentro en las diferencias que hay entre ambas partes de la cadena.

El nuevo árbitro tiene que superar un listón muy alto, y está por ver cual será su forma de trabajar. Está claro que va a tener mucho trabajo porque estamos entrando en una recesión económica que va a ser larga, y en estos tiempos en los que se mira mucho a los costes y los precios, es posible que las tentaciones de buscar atajos sean más elevadas que en tiempos de bonanza, por lo que asegurarse que se aplican los preceptos del código para que las relaciones sean justas va a ser muy importante.