Otra vez Veganuary (y otra “carnicería” vegana).

Supongo que a falta de normalidad normal, podemos encontrar algo de confort en que las cosas que esperamos sucedan, sucedan. Y es enero, y como cada enero desde hace unos años, la campaña del Veganuary desembarca en nuestras conciencias: lanzamientos, secciones ampliadas, páginas de web renovadas, y muchas noticias en los medios de comunicación. 

Fuente Asda

La campaña que nació en York hace siete años, y que ya es un fenómeno global, espera alcanzar los 500,000 suscritos en esta edición (ya llevan 300,000), frente a los 450,000 del año pasado. Además van a estar presentes por primera vez en Argentina y Brasil.

Las razones que tienen para ser optimistas se basan en el comportamiento de los consumidores durante los distintos confinamientos a los que nos ha sometido el control de la pandemia. Según ellos, la crisis sanitaria, junto con el tener que pasar más tiempo en casa, y además tener que cocinar más porque los restaurantes estaban cerrados, ha hecho que los consumidores se interesen más por los ingredientes, por su origen, y por mejorar la salud a través de la alimentación. El Veganuary entonces tratará de aprovechar esta predisposición.

Pero otro elemento importante es que este año se han sumado los líderes de varias de las grandes empresas alimentarias, que animan a sus empleados a adherirse a la campaña de no comer nada con proteína animal durante un mes. 

Entre las más grandes, Nestlé, cuyo CEO Marco Settembri anima directamente a todos sus empleados a apuntarse a la campaña, afirmando que una dieta vegana puede cubrir completamente nuestras necesidades nutricionales, y además tiene beneficios en nuestra salud y la del medioambiente. Marks & Spencer ha apostado fuerte con el lanzamiento de varios productos de su gama de MDD “Plant Kitchen” y su equipo de tecnólogos alimentarios va a realizar varios vídeos a lo largo del mes contando su experiencia y comparando en una cata los productos veganos con los tradicionales con carne o lácteos.  Se han apuntado también otras grandes empresas fuera del ámbito de la alimentación, como Bloomberg, PwC UK, Ernst & Young, Aveda, etc.

Venimos de unas Navidades en la que los lanzamientos de productos veganos para las celebraciones han sido numerosos, pero parece que a la industria le queda mucha energía para presentar novedades en este campo. Durante este mes vamos a contar con los ya tradicionales lanzamientos de nuevos productos (y sobredosis de anuncios mediáticos), desde la Pizza de Domino’s de “pollo sin pollo” (Chick-Ain’t Pizza), los “sausage rolls” de Greggs veganos a la venta en los supermercados Iceland, la ampliación de la gama Gro de The Coop, Moving Mountains lanzando productos sustitutivos del pescado, Tesco ha renovado su web con todas las referencias y multitud de recetas veganas además de lanzar nuevas referencias de su gama Wicked Kitchen (productos que convierten a las humildes verduras en platos de leyenda), Mars lanza versiones veganas de algunas de sus chocolatinas, The Collective, la marca de yogures lanza su primer producto vegano, etc. Y seguramente, una de las iniciativas más llamativas es la de Asda, que ha instalado en una de sus tiendas un mostrador de venta asistida gestionado por los restauradores de Kbox Global. Se llama “Veelicious” y vende productos veganos alternativos a la carne, con forma de salchichas, picadas, morcillas, etc, y salsas para preparar platos con estos productos. Van a probar el concepto durante seis meses, con la idea de ampliarlo si tiene éxito.