UK: Vuelve el Food To Go.

El lunes vivimos otra jornada señalada en la lucha contra la Covid, al permitir el gobierno, entre otras cosas, que la hostelería pudiera servir comidas y bebidas en el interior de sus establecimientos, y no en terrazas y patios como hasta ahora.

A la espera de que se cumplan las condiciones previstas y el 21 de Junio se levanten el resto de restricciones, y fundamentalmente, el gobierno ya no recomiende que se trabaje desde casa, los supermercados están poniendo en marcha su máquina de iniciativas para poner a punto su sección de food to go, y cuando los trabajadores vuelvan al centro de las ciudades, las tiendas estén a punto.

Tanto Waitrose como Sainsbury’s han renovado su surtido de productos. Waitrose lanzando algunos productos bajo su nueva gama de MDD Levantine, inspirada en la cocina del Mediterráneo Oriental, y nuevos productos para reuniones de oficinas (bandejas de bocadillos, etc). Sainsbury’s ha subido el precio de la promoción “Meal Deal” para incluir nuevos productos (fundamentalmente, bebidas calientes y algunos nuevos bocadillos y ensaladas) para ofrecer un surtido más parecido al de las cafeterías Costa, Starbucks, etc, pero a menor precio. Y Tesco ha ampliado su oferta de comida caliente, para ofrecer platos similares a los que puedes comprar en un takeaway para la hora de comer. 

Las cadenas han pasado un año complicado por el aumento de costes a consecuencia de la gestión de la restricciones, pero también con más ventas al estar la hostelería cerrada. Y ahora que la hostelería reabre, quieren plantar cara. Antes de la pandemia, el Food To Go era una de las secciones que más crecía, y ahora que vamos a empezar casi desde un nivel bastante bajo, el gran consumo apuesta por pelear desde el primer momento con el foodservice por una cuota más grande de este segmento de mercado.