UK: La Covid-19 deja casi en la mitad los pagos en efectivo.

Otra de las tendencias que la Covid-19 ha acelerado es el pago de las compras en la tienda mediante tarjetas.

La velocidad a la que se puede hacer el pago, y el no tener que intercambiar ni monedas ni billetes ofrecían más seguridad a los compradores que querían una experiencia de compra segura y rápida.

Ha contribuido a esto también el aumento del límite del cobro que se puede procesar mediante el sistema sin contacto, sin tener que poner el PIN de la tarjeta (a principios de la crisis aumentó de £30 a £45, y el gobierno ha anunciado que ha final de año será de £100), que más tiendas no quisieran aceptar temporalmente pagos en efectivo, y el mayor número de Apps y modos de pago que tienen los consumidores disponibles en la actualidad.

Según WorldPay, en el Reino Unido, en el 2019 el 27% de las transacciones en las tiendas se hizo en efectivo, y en el 2020 esta proporción se redujo hasta el 13%. Y según las proyecciones de la prestadora de servicios de pago, en el 2024 apenas un 7% de los pagos se harán en efectivo.