Morrisons, la cuarta cadena del país, recibe una oferta de compra.

La cadena de supermercados Morrisons rechaza la oferta de compra que les ha hecho el fondo estadounidense Clayton, Dubilier & Rice, porque, según ellos, no reflejaba el valor actual de la empresa. Morrisons es la cuarta cadena del país, con una cuota del 10% de las ventas.

Desde que los discounters revolucionaran el gran consumo británico hace diez años, las especulaciones de que alguno de los líderes podía ser comprado han sido constantes. Walmart acaba de vender Asda, y Sainsbury’s, Morrisons y Ocado han sido objeto constante de rumores. Se pensaba que podría ser Amazon quien acabara comprando una cadena en UK, o bien Ocado, el pure player, o bien Morrisons, su socio en el país.

El fondo que quiere comprar Morrisons está asesorado por el ex CEO de Tesco Terry Leahy, y ya ha tenido en su cartera alguna otra cadena del Reino Unido, como B&M hasta hace bien poco, y en la actualidad, la cadena de gasolineras y tiendas de convenience Motor Fuel Group. Las sinergias entre Morrisons y MFG serían muy positivas, algo parecido a Euro Garages y Asda: juntar un gran negocio de gran consumo y online con el convenience y la penetración que tienen las tiendas de gasolinera.

¿Cómo va a evolucionar esta iniciativa? El fondo quiere esperar a ver la reacción de otros inversores en Morrisons, y de la Oficina de la Competencia, que se ha puesto alerta ante el intento de compra, y decidir si suben la oferta o la retiran. O si algún otro inversor quiere entrar en la pugna.