UK: estabilidad en el Gran Consumo online, y Asda amplía su oferta Q-Commerce.

Una de las preguntas del momento es qué parte de las ganancias del canal online van a mantenerse. En UK empezamos el confinamiento con un 7% de cuota y lo acabamos un año después con un 14.5%.

Después de casi tres meses de disfrutar de menos restricciones los británicos siguen confiando en el canal online para hacer sus compras. Si bien el crecimiento interanual es prácticamente cero (según Kantar, comparando Junio del 20 con el del 21), la cuota se mantiene igual que el mes anterior, un 13.4%. Se sospecha que nos daremos cuenta que baja la cuota del canal cuando veamos una elevada actividad promocional para dirigir a los clientes hacia el online, dado que los supermercados no querrán dejar de aprovechar la capacidad que han desarrollado para el canal.

También parece que el negocio de los ingredientes a domicilio mantiene su impulso, habiendo crecido un 45% en volumen desde mayo del año pasado.

Donde sí que hay actividad es en el segmento del Q-Commerce. Además de un buen número de empresas que nacen para atender esta demanda, las cadenas grandes tratan de ofrecer un servicio adaptado para los que no planifican ni quieren esperar. Tras la reciente iniciativa de Tesco y la renuncia de Waitrose a ofrecer un servicio así, Asda anuncia la suya:

– Entregas en una hora, desde por ahora 3 tiendas piloto.

– Ofrecen el catálogo completo, y se pueden pedir hasta 70 unidades.

– El coste de entrega es £8.50.

Para los que no quieran esperar, Asda amplía su colaboración con Uber, y ofrecen entregas ultrarápidas desde 300 tiendas, de un catálogo de 500 referencias.

Es un segmento atractivo, pensando en que no parece que a medio plazo vaya a haber ningún cambio dramático en el número de personas trabajando desde casa o desde la oficina (de hecho, el gobierno ha informado a los empleados públicos que pueden seguir trabajando desde casa hasta enero, y se cree que a partir de esa fecha va a ofrecer bastante libertad). Kantar estima que son las cestas de menos de £25 a las que pueden aspirar estas empresas de Q-Commerce, y contando las ventas en tiendas y en online, es un mercado de £41000 millones, casi el 25% del gran consumo.

Otro trozo del mercado del gran consumo que pueden perder los grandes supermercados si no ofrecen un servicio competitivo.

Fuente Asda