Marks & Spencer: El negocio alimentario funciona. Resultados FY2021/22

Ya tenemos los resultados anuales de una de las cadenas de supermercados más premium del país, Marks & Spencer. Parece que las iniciativas que ha puesto en marcha estos últimos años están teniendo buena aceptación por parte de los clientes. 

Uno de los detalles simpáticos de su nueva tienda en Stevenage: el cerdito Percy en el tejado!

Las ventas del negocio alimentario han alcanzado las £6.640 millones. Crecen respecto a las ventas del año pasado (que fueron de unos £650 millones menos) pero prefieren compararse con las del 19/20 por ser el último periodo “normal”, y declaran haber crecido un 10.1% y mejorado los márgenes. Si además dejan de contar las ventas en franquicias y las que se producen en la parte de hostelería de sus tiendas (las cafeterías), las ventas de alimentación crecen un 14% dado que estos dos negocios todavía se ven afectados por el post Covid y las personas que trabajan desde casa y no van a los centros de las ciudades.. 

Atribuyen este crecimiento en ventas y márgenes a que las medidas que han venido introduciendo para convertirse en un supermercado que además de atraer a las personas que quieren comprar algo para comer al momento o para una cena en casa, también atraen a las personas que compran para sus familias y para varios días. Las nuevas tiendas además son fabulosas. De hecho, esto les permite declararse ser la cadena que está ganando cuota a mayor velocidad en UK. Su cesta media de compra es mayor que antes del Covid, y también mejoran en percepción de precio gracias a sus nuevos formatos de producto y la comunicación que hacen.

Además de esto, se tiene que hablar de la buena salud del negocio, digamos, mayorista de Marks & Spencer. Las ventas en Ocado han descendido algo respecto al ejercicio pasado, un 3%, por la corrección en la demanda de compras online que se está produciendo. Sus productos suponen un 25% de las ventas del supermercado online. Este año también han empezado a proveer a las cafeterías Costa (propiedad de Coca Cola y con 2.500 cafeterías en UK) de productos de food to go (bocadillos, ensaladas, etc), y aunque todavía no han aportado cifras, dicen ser muy optimistas con los resultados que se van a obtener.

Van a seguir con la renovación de su parque de tiendas: están cerrando algunas de las que tenían en el centro de la ciudad, para abrir tiendas en parques comerciales, en zonas suburbanas. Las nuevas tiendas son más modernas y tienen parking, y la parte de alimentación cuenta con el nuevo modelo, con lo que se favorece que la compra sea más de comida para toda la semana que para la próxima ocasión de consumo. Cierran el año con 1035 tiendas, dos menos que el año pasado. Este año esperan cerrar 32, y abrir 55 nuevas tiendas.

La crisis del coste de la vida supone un riesgo grande para una cadena como Marks & Spencer, tan premium. Son conscientes que va a tener un impacto tanto en su negocio como en el de Ocado. Se enfrentan también a una elevada inflación y las mayores dificultades que hay para importar alimentos por culpa del Brexit y los problemas de cadena de suministro global. Se despide también el CEO, Steve Rowe, que ha dirigido la empresa durante los últimos 6 años, y cede el puesto a Stuart Machin, que viene de dirigir el negocio alimentario. 

El retailer incluye en su documentación una página que resume el impacto del Brexit en sus cuentas.