Sainsbury’s: congela para desperdiciar menos alimentos

Los supermercados han usado de forma amplia los pop ups para anunciar nuevas gamas, celebrar aniversarios, reforzar los valores de su marca y, fundamentalmente en el caso de Sainsbury’s, educar a los consumidores.

Tras el inevitable parón de estos dos últimos años, esta cadena vuelve a la carga con su tienda pop up “”Sainsfreeze”, una instalación de dos días en la que la cadena ha querido educar a los consumidores que se han pasado por ella el papel de congelar los alimentos en casa para reducir el desperdicio alimentario que generamos en el hogar. Evidentemente, en estos tiempos de inflación disparada y de incertidumbre, dar ideas a los consumidores sobre cómo ahorrar dinero de una forma práctica es muy bien recibida. También es un factor positivo que desperdiciar menos alimentos contribuye a que el impacto medioambienta de los hogares sea menor, algo que unos cuantos consumidores también valoran a pesar de la que está cayendo.

Como ven por las fotografías que adjunto, el pop up era un cuarto pequeño, un congelador, con estanterías que imitaban más o menos las que puede haber en un supermercado. Allí Sainsbury’s había dispuesto una serie de productos que compramos habitualmente en los supermercados y que además tienden a acabar en parte en la basura. La idea era inspirar a los consumidores, y al entrar podías ver panes en rodajas congelados, fruta congelada ya troceada para añadir al bol de desayuno o para llevarte a la oficina en un tupper, carne congelada guardada en bolsas de una porción (para descongelar lo que se necesita, y además ahorrar espacio al no congelar la carne en la bandeja con la que se compra en la tienda), y otras demostraciones prácticas de como congelar los productos. 

El pop up ha estado abierto un par de días, y además en una zona hipster (se sigue usando esta palabra?) de Londres, Shoreditch, donde para nada vive el público objetivo de la iniciativa. Ojalá se animen a llevarla a sus supermercados, para poder educar en el punto de venta a sus clientes como congelar mejor lo que compran. A mi me pareció lo mejor de la experiencia, el poder ver en vivo los productos congelados como si lo hubiera hecho yo mismo en casa. 

Como decía, Sainsbury’s es un supermercado que utiliza estos pop up para comunicar sus valores. En este caso, habla de reducir el desperdicio y ayudar a sus consumidores a llevar dietas saludables por menos dinero. Respecto al desperdicio alimentario, su objetivo es pasar de las 30.000 toneladas de alimentos que no podían vender y destinaban a digestión aerobia en el 2019 a las 15.000 en el 2030, aumentando la cantidad que se destina a alimentación animal y a bancos de alimentos, según el estado de los productos.

Fuente Sainsbury’s