Tesco y Lidl: otras formas de promocionar la Navidad.

La campaña navideña es sin duda la más importante de las cadenas. Las familias británicas gastaron el año pasado casi £400 de media en alimentación y bebidas para esos días, y para los supermercados es muy imporante capturar ese gasto.

La batalla no solamente se juega en el campo de las ventas, también es una cuestión de imagen. Desde las presentaciones de productos que se hacen en junio y julio, el lanzamiento de los spot navideños que ocurre a principios de noviembre, el conseguir titulares gracias a la buenas críticas de algunos productos (en esto los discounters son expertos) y finalmente, a principios de enero, la presentación de resultados. Unas malas navidades siempre ponen en cuestión la gestión del equipo directivo e incrementan la presión en su trabajo.

Tesco y Lidl ponen en marcha estos días un par de iniciativas en esta guerra de la imagen, con el objetivo de asociarse a productos del calidad alta, como los que quieres poner en tu mesa en la comida de Navidad.

Fotografía De Lidl

Lidl ofrece catas de sus vinos durante los próximos tres fines de semana, en Londres, Manchester y Glasgow. No parece nada extraordinario, y es natural que quieran promocionar sus vinos para rentabilizar el esfuerzo en elevar la calidad de los mismos y dárselos a conocer a los clientes. Lo divertido de la iniciativa, que se llama “Lidl Chateaux Noir” es que las catas se van a realizar en la oscuridad! Los clientes entrarán en una sala con decoración estrambótica (para alejarles un poco de la realidad física, dicen) y luego se sentarán en una sala a oscuras donde catarán varios vinos de Lidl. El objetivo es desprenderse de prejuicios a la hora de percibir la calidad de un vino, ya que dicen nos guiamos demasiado por la etiqueta y el tipo de botella. De esta forma, estamos solos frente al vino y nos podemos centrar más en el aroma y el gusto. En una tercera sala podrán degustar comida navideña del surtido de Lidl.

Y Tesco pone en marcha bares “Finest”, donde solamente se pueden encontrar productos de la gamma de MDD de Tesco premium. Es algo que podría ser un nuevo formato comercial, pero que por ahora van a ser tiendas efímeras, abiertas unas pocas semanas entre noviembre y diciembre.

En los bares se van a poder degustar los vinos más premium de la marca de Tesco junto con tablas de embutidos, snacks etc, del surtido navideño también. Van a ofrecer talleres a clientes, desde de degustación de vinos, maridajes de productos etc de cara a aprender algunas ideas y trucos para renovar la celebración de las navidades en el hogar.

Tesco ya abrió en el 2016 un bar pop up basado en sus vinos más premium. Fotografía de Tesco.

No hace mucho, en una presentación a inversores, el CEO de Tesco había dejado caer la posibilidad de abrir tiendas “Finest”, pequeños supermercados convenience con el surtido más premim de Tesco. Desde luego no sería un formato que podría extenderse tanto como el actual Tesco Express, pero sin duda podrían abrir bastantes tiendas en los centros de las ciudades, y competir mano a mano con los Simply Food de Marks & Spencer y Little Waitrose.

Un par de buenas ideas para ganar imagen y ganar en asociación a productos de calidad, y calentar motores para la batalla del fin de año ahora que hemos despejado – por ahora – la duda del Brexit.

Asda y Decathlon compartirán espacio en tiendas.

image

Esta mañana la revista Retail Week publicaba una nota sobre la nueva colaboración entre Asda y Decathlon.  Parece un proyecto con tanto sentido común y en el que los dos pueden ganar tanto que seguro llega a muy buen puerto.
Asda está renovando muchas tiendas para mejorar la experiencia de compra. Y ahora anuncian esta colaboración con Decathlon,  que se sitúa en la línea de iniciativas para aprovechar mejor el espacio de sala de ventas que sobra en el retail británico.
Decathlon va a abrir una pequeña concesión dentro de un Asda donde los clientes podrán recoger pedidos online y comprar en terminales, en línea a otras iniciativas similares (como la de Argos y Sainsbury’s).
Decathlon puede conseguir así ampliar de forma importante sus puntos de venta (tiene en la actualidad 17 tiendas grandes y una pequeña de bicicletas en UK) de forma muy rápida y efectiva.  Y Asda gana en tráfico,  Decathlon tiene muy buena reputación aquí y hay poca coincidencia de productos en los surtidos de ambos. Por eso parece una apuesta que va a ir bien.
Es un formato en el que Decathlon ya tiene algo de experiencia,  puesto que hace unos meses abrió una pequeña tienda en una estación de metro, centrada en el universo de la bicicleta (muy popular en Londres) y donde es posible también recoger las compras realizadas online.
Tesco y Sainsbury’s tienen proyectos similares con otros retailers fuera del gran consumo,  con Sports Direct, Jessops, Argos… les sobra un 20% del espacio!

Sainsbury’s: tiendas pop-up

Fuente Sainsbury’s

Cerca de casa tengo la suerte de tener el Archivo Sainsbury’s, donde bucear en la historia del retailer de vez en cuando.

Ahora utilizamos las tiendas pop-up para presentar un nuevo producto, o para una campaña promocional… durante la II Guerra Mundial las utilizaban para sustituir de forma temporal las tiendas destruidas por las bombas alemanas.

The Co-operative: restaurantes pop-up y reservas por twitter

The Co-operative es una empresa fascinante. Es un grupo de cooperativas que lleva varios siglos atendiendo las necesidades de sus socios. Además, son el primer retailer del país, en número de tiendas.

La empresa intenta aprovechar esta historia para reforzar sus credenciales, pero también está trabajando en nuevas iniciativa que le permitan ofrecer una imagen moderna.

Una de ellas es la campaña de marketing social que van a llevar a cabo este verano, destinada a llamar la atención de los clientes más jóvenes.

The Co-Operative Tweet for a Table

La idea es sencilla: van a montar una serie de restaurantes pop up en ocho ciudades británicas. En ellos van a ofrecer una serie de platos hechos a partir de productos de su MDD, tanto frescos como platos preparados. Los consumidores que quieran probarlos lo podrán hacer gratis, pero se tendrán que ganar su reserva gracias a un concurso por twitter, y una vez en el restaurante tendrán que hacer fotos y escribir comentarios sobre su experiencia en facebook y twitter.

Han escogido las ubicaciones por su demografía… en sus propias palabras, quieren ganarse un mayor reconocimiento de los consumidores post-universitarios pre-hipotecados. Desde luego que ganarse la comida por twitter parece un buen filtro para evitar las colas de señores mayores que se ven cuando se ofrece algo gratis!

Morrisons hizo algo parecido hace un par de años, para presentar su nueva gama de platos preparados desarrollada por chefs reconocidos. Para ello, montaron un par de restaurantes pop up atendidos por algunos de estos chefs.