Tesco reforzado.

En general, las cosas vuelven a ir bien en Tesco, que parece haber dejado atrás el gran bache del periodo de Phillip Clarke.

Las cifras de ventas están siendo positivas y hay muchos proyectos en marcha que le están aportando mejoras en su operativa y elementos positivos en su imagen. Los accionistas están tranquilos de cara a la presentación en dos semanas de los resultados del primer semestre del año.

Hace unas semanas el banco recibía un buen espaldarazo de los analistas financieros. El banco UBS ponía las acciones de Tesco en la categoría de comprar, porque pensaban que la evolución era muy positiva:

  • el posible acuerdo de compra de Booker les va a dar acceso al mercado mayorista, donde piensan que las eficiencias propias del gran consumo dará una gran ventaja a Tesco en ese entorno, en el que entra además de la mano de uno de sus líderes.
  • el ajuste de la gama, que se ha llevado por delante un 20% de las referencias, les está ayudando mucho en cuanto a reducir las roturas de stock y operar de forma más eficiente. La capacidad de elegir de los consumidores sigue siendo muy importante, y en categorías que están de moda, las referencias se multiplican.
  • la relación con los proveedores ha mejorado mucho, y ofrece estabilidad y colaboración, frente a la confrontación de la anterior etapa.

En esta última temporada están dando un impulso al non-food. En agosto lanzaron una campaña para promocionar la marca de ropa (F&F) y ahora en septiembre han relanzado gamas de menaje del hogar y cocina, con una nueva imagen de la MDD para estos dos segmentos. Es muy relevante relanzar ahora la gama de productos para cocinar, acaba de empezar el concurso The Great British Bake Off y parece que inspira mucho a los chefs amateurs caseros a renovar aperos y experimentar en la cocina con recetas nuevas!

Tesco FF 3.jpg

Tesco Go Cook.jpg
Tesco Go Cook, para animar a los shoppers a prepararse las cenas y abandonar los platos preparados!

Quizá un objetivo donde los analistas sospechan que Tesco no esté yendo tan bien como hubieran querido es en la recuperación de los márgenes. La guerra de precios los pulverizó, y el objetivo del proyecto reset era poder recuperarlos un poco, hasta alcanzar un 3/4% en unos pocos años, el margen al que estaban acostumbrados a operar. UPS calcula que Tesco está siempre por debajo de la inflación media del conjunto de sus competidores. Incluso en agosto esta diferencia se acentuaba, cuando la media era de 4,1%  Tesco marcaba un 1,4%. Es fácil pensar que Tesco tiene más poder de compra que sus competidores por tener mayor cuota, y quizá pueda operar de forma más eficiente, pero parece que estén conteniendo precios para no distanciarse mucho de los discounters, y no perder más clientes.

Existe otra sombra sobre Tesco, y es naturalmente Amazon. Aunque sólo sea por aritmética, ellos son el primer operador online de gran consumo, por lo que aunque Amazon consiga agrandar el mercado, es posible que tambíen le quite ventas.

Ya veremos….

_20170719_175012.jpg
Tesco ha abandonado las cabeceras con indicación de precios. Ahora es algo más discreto.

 

Anuncios

WM Morrisons plc: Resultados H1 2017

La semana pasada el CEO y el Presidente de Morrisons actualizaban a los inversores sobre los resultados del retailer. Las mejoras son significativas desde que el duo se puso al frente de la cadena y pusieron en marcha una nueva estrategia.

Morrisons Store I.jpg

Durante el primer semestre las ventas comparables han crecido un 3%. Curiosamente, a mayor velocidad durante el primer trimestre, un 3,4%, y a menor durante el segundo, 2,6%, cuando la inflación ha sido mayor ya que todavía al principio de año seguiamos técnicamente en guerra de precios. Ya llevan casi dos años encadenando crecimiento, lo cual es una muy buena noticia. También mejoran en beneficios, y en reducción de la deuda del negocio. A esto no sólo ha contribuido la mejora en las ventas, si no también los ahorros operativos alcanzados gracias a cambios en los sistemas de pedidos de tienda y gestión de almacenes.

Uno de los elementos más importantes ha sido el negocio mayorista. Morrisons es el proveedor de Amazon para productos frescos y MDD, y además ha alcanzado un acuerdo con la cadena convenience McColls para venderles una MDD especial (Safeway) que han desarrollado para vender a este tipo de negocios. También han ampliado el alcance de su negocio online, llegando a más zonas en el Noroeste del país, y teniendo en mente ofrecer entregas en Escocia pronto.

Están notando un ajuste en el comportamiento de los consumidores. Por un lado observan un crecimiento en MDD (que puede deberse a cuestiones de precio, pero también hay que tener en cuenta que han renovado packaging de varias gamas, han relanzado la gama premium, y están trabajando para mejorar la calidad de su oferta de frutas y verduras) y además desciende el número de referencias por tiquet (-5.5%). Sin duda ante el aumento de precios, los consumidores están ajustando lo que compran.

Los planes para esta segunda parte del año son continuar con el desarrollo del canal mayorista, mejorar en convenience, y tener renovados la mitad de los supermercados con el nuevo modelo, una nueva visión de su Market Street. Este semestre el negocio mayorista ya ha facturado £700 millones, y contribuye en un 0.5% al crecimiento de ventas. Piensan que pueden replicar el contrato con McColls con alguna otra cadena de tiendas convenience independientes que quedan. Y por otro lado, desarrollar su propuesta convenience, por ahora unas pocas tiendas en gasolineras, y ven potencial para llegar a un acuerdo con algún grupo de gasolineras (similar por ejemplo a los que tiene Marks & Spencer con BP) y gestionar los pequeños supermercados que suele haber en ellas.

 

 

La MDD “esencial” de Waitrose.

Waitrose ha decidido dar un impulso a su gama MDD de primer precio, y evidentemente, vuelve el debate fácil sobre lo que Waitrose considera que es esencial pero que a mucha la gente les parece superfluo.

Waitrose Essential.jpg

La gama ya alcanza los £1000 millones en ventas, y tiene 1,700 referencias. Ya desde su lanzamiento en el 2009 supuso un gran éxito para la cadena de tiendas. En aquel tiempo el impacto de la crisis financiera alteró el comportamiento de los consumidores, y se puso de moda la “compra inteligente”, aprovechando las ofertas y yendo a comprar a Aldi y Lidl. A pesar que Waitrose es un supermercado caro y que tiene como objetivo atraer a clientes de alto poder adquisitivo, también se vió afectado y sus clientes acudían a los discounters alemanes para hacer sus compras. La gama “essentials” transformó muchas de las referencias más vendidas de MDD en productos con una etiqueta blanca, e inmediatamente transformaron la percepción que tenían los clientes de esos productos. Así en la misma compra podías comprar Champagne exclusivo y productos que parecían baratos.

Desde entonces han ido ganando en importancia y tener un peso importante en la facturación de la cadena. A pesar de ser productos llamados básicos, son los productos básicos de un tipo determinado de cliente. Así pues, no es de extrañar que uno de los quesos más vendidos sea el Parmesano, o el Cambozola, o tengan cinco referencias distintas de houmous en esta gama básica, cuando lo normal sería tener una.

Los productos todos tienen un elevado nivel de calidad, y promesas sobre el origen de los mismos. La conserva de tomate es italiana, la pasta está toda hecha con triticum durum, y la carne es toda del Reino Unido.

Y ahora que volvemos a tener una inflación alimentaria elevada, en torno al 3%, Waitrose reduce el precio de 300 referencias de esta gama, junto con la campaña de productos “a mitad de precio” espera reconectar con sus clientes tras las vacaciones.

Starbucks: combatir el desperdicio con tácticas de supermercados.

La gestión del desperdicio alimentario en el Reino Unido es otro de los factores que alimentan el cocktail de elementos que toman los consumidores para formarse la imagen de un negocio. En general es algo que suele pasar desapercibido, pero que de repente se empieza a hablar de ello y sales mal parado si no has pensado algo o has tomado alguna iniciativa.

Por ejemplo, tratando el tema de la sostenibilidad, para mitigar el efecto de las noticias sobre lo mal que se reciclaban los vasos de un uso de café se impuso la práctica de ofrecer descuentos a clientes que trajeran sus propios envases (y sobretodo comunicarlo en las tiendas con mucho más énfasis dado que algunos ya lo hacían anunciándolo discretamente). Ahora Starbucks decide también actuar sobre la comida que tiran sus tiendas al acabar la jornada.

Starbucks - uk-express-store-3-59aff8be439da-59b00a9b95355.jpg
Fuente Starbucks

Lo va a llevar a cabo haciendo lo que ya hacen muchos supermercados: van a rebajar los productos que están a punto de caducar en la última hora en la que la tienda va a estar abierta, y así esperan que tengan más salida. Como son productos que iban a tirar de todas formas, donarán estas ventas a la charity Action Against Hunger.

La iniciativa en estas cuestiones la lleva Pret A Manger. Preparan los bocadillos y ensaladas que venden generalmente en el propio restaurante (no todos son tan grandes como para tener cocinas) y no ponen fecha de caducidad, porque lo que queda al final del día lo retiran y lo distribuyen a través de Pret Foundation a casas de recogida de personas sin recursos. En un año distribuyen unos 3 millones de productos. Y lo llevan haciendo así  desde antes de que nos empezáramos a preocupar por el desperdicio.

Si te mueves, pagas menos en el super.

El servicio nacional de salud británico, la NHS, está llevando a cabo un piloto en varias poblaciones para probar distintas estrategias que consigan promover hábitos de vida más saludables entre las personas. El programa se llama “Healthy New Towns” y se lleva a cabo en 10 poblaciones.

Uno de los programas va a consistir en proponer objetivos de hacer ejercicio a las personas, y si se cumplen, tendrán derecho a descuentos en supermercados cuando compren alimentos. El control se realizará a través de una app del teléfono móvil, que registra pasos y actividad.

Todavía no se ha hecho público qué supermercados van a formar parte de este piloto, ni de si los descuentos son generales o sólo para alimentos considerados saludables. A priori parece una iniciativa interesante, que puede ayudar a reducir los problemas de salud causados por la obesidad. Algunas aseguradoras utilizan un sistema similar, que otorga recompensas a los clientes a cambio de la realización de ejercicio físico, y otros hábitos saludables.

_87436430_sugar_app.jpg
La Sugar App, otra iniciativa de la Salud Pública en el Reino Unido para intentar cambiar hábitos, esta vez, informando de la cantidad de azúcar en los productos alimentarios.

Asda sale del rojo.

Asda Rollback.jpg

Buenas noticias para la filial de Walmart en UK, tercera cadena en este mercado, porque desde el primer trimestre del 2014, cuando las ventas crecieron un 0.5%, se había abonado a los números rojos, hasta alcanzar el fondo con un -7.5% en ventas durante el segundo trimestre del 2016. Pero como veremos, las cifras tampoco apuntan a ser demasiado optimistas, porque claramente sigue por detrás de sus rivales en este mercado.

En pocos días se han hecho públicas las cuentas del año fiscal 2016 y del segundo trimestre del 2017, que va de abril a junio.

Las cuentas anuales son malas como era de esperar tras todo lo que se ha visto a lo largo del año: las ventas se reducen un 5.7% y los beneficios un 19%. La cuenta de resultados ha sufrido más que otros años por lo complicado del mercado, pero también porque con el cambio de CEO a mitad de año (Sean Clarke tomó las riendas en Junio del 2016) se redujeron los precios de los productos, sacrificando margen (contaban con un margen superior al de la media de sus rivales) para hacer frente a los discounters que les ganaban ampliamente en precio. Aún así, los beneficios rondan los £800 millones.

Las cuentas de este último trimestre reflejan mejoras. Crecen un 1,8% Se comparan con las del -7.5% del año pasado, por lo que el crecimiento es relativo. La inflación alimentaria la sitúa Kantar para este periodo en el 2,6%, y los competidores de Asda han crecido más durante este periodo.

Nadie es muy optimista, pero por lo menos se ha roto la racha. Han conseguido recuperar clientes, las compras son más frecuentes y el tiqué medio también crece. Lo han conseguido con el habitual “back to basics” con el que se tratan de recuperarse de las crisis aquí (lo hizo Tesco, Morrisons,…): más calidad en los productos de MDD, mejor servicio en tienda, racionalización del surtido (han caído el 25% de las referencias, siendo Asda ya de por sí un supermercado con menos referencias que los otros tres) y rebajas selectivas de precios. También durante este periodo han reintroducido una de sus viejas marcas de frescos, la llamada “Farm Stores” y que tiene un aire a producto de Aldi o Lidl.

También hay que dejar constancia que Asda es el peor supermercado por lo que respecta a la relación con proveedores. En el índice que prepara el Árbitro de la Cadena un 20% de los proveedores admitían que la relación con Asda había empeorado.

Esperemos que se mantenga la racha. Asda perdió el trono de ser el referente en precio cuando Aldi y Lidl consiguieron convertirse en opción de compra completa (gracias a las mejoras en frescos, vino, MDD premium etc) y esto les afectó de forma contundente. El cambio de hábitos hacia compras más frecuentes y más pequeñas también les ha quitado ventas, puesto que ellos no tienen una propuesta convincente ni presencia significativa en convenience. Están tomando medidas para el primer problema, pero no parece que haya tengan nada para el segundo.

Y también tenemos que ver que pasará con el acuerdo Walmart / Google, que oportunidades va a traer si se aplica en el Reino Unido.

Lidl supera a Waitrose.

Esta mañana Kantar Worldpanel daba las cifras de los últimos tres meses del gran consumo británico, por el que hemos pasado por un verano anticipado en mayo y junio, y un otoño precoz al final del periodo.

Lidl New Card.JPG
Welcome Card de Lidl: el retailer ofrece productos gratis a los clientes que van a comprar de forma repetida a las nuevas tiendas.

Los ganadores vuelven a ser los discounters que son los que más crecen, y en esta ocasión, el protagonismo se lo lleva Lidl, porque avanza puestos en el ranking del mercado y supera a Waitrose alcanzando el séptimo puesto. Lidl tiene un 5,2% de la cuota del mercado, ha ganado 0.7 puntos de cuota en un año y ha crecido un 18.9% en el periodo.

Mucho de este crecimiento viene dado por la fuerte expansión de la cadena, que está abriendo tiendas a un ritmo muy elevado. Las estrellas del surtido han sido las bebidas alcohólicas y las frutas y hortalizas, y Kantar apunta que Lidl está teniendo un éxito muy grande entre familias con niños pequeños. Ya son 10 millones de hogares los que han comprado en un Lidl en los últimos 3 meses.

Por detrás en velocidad de crecimiento está Aldi, con un 17,2%, a consecuencia de las aperturas de tiendas también. El top 4 crece en el rango del 1,4% de Asda y 3% de Tesco, todos creciendo por debajo de la inflación que calcula Kantar, un 3,3% para este periodo. Por lo tanto, no alcanzando el potencial de los aumentos de precio. El total del mercado ha crecido un 4%, gracias a los discounters, y a otros retailers del grupo de los pequeños que también gozan de buenos niveles de crecimiento, como Marks & Spencer, Iceland y Ocado.

 

Sin Marca

Hace un mes aparecía en The Grocer un artículo muy interesante de Richard Ford sobre Brandless, el supermercado online de los productos sin marca, os recomiendo su lectura y podéis leerlo siguiendo este enlace.

En el gran consumo de UK ya empezamos a ver productos donde la marca es muy poco aparente o difícil de ver, y seguramente cada vez veremos más ejemplos a medida que la moda de USA nos vaya llegando. Y también a medida que se vaya materializando lo que se está anticipando sobre la Generación Z y su poca predisposición hacia las marcas en general.

UnFiltered Beer And Union.jpg

Volviendo a la tienda Brandless, atentos al concepto “Impuesto de las Marcas“. Y si miráis su web, a mi me ha parecido curioso encontrarme en la sección “Shop With Values” (Compra según tus valores) una sub sección de productos sin gluten, junto con productos veganos, kosher, etc. ¿Compramos productos sin gluten porque somos intolerantes a la proteína o por la creencia que son productos más saludables? Seguramente lo segundo es mucho más común.

 

Las entregas online de Sainsbury’s ya son en 30 minutos.

Espero no aburrirles con esta carrera de nuevos proyectos, y copiarse los unos a los otros para hacer lo de antes, sólo que ahora se hace con el móvil.

Chop Chop Sainsburys.jpg

La última es de Sainsbury’s, que acaba de anunciar un nuevo piloto con la App con la que vienen trabajando para las compras online en tiendas de conveniencia, Chop Chop. El servicio, digamos, habitual con esta App es de compras online que se entregan en casa en el plazo de una hora, sin compra mínima y menos de 25 artículos, y con un coste de entrega de £4.99.

Este nuevo servicio es más rápido, se entrega en 30 minutos, y no tiene coste de entrega. También tiene un límite de 25 unidades, pero la compra se tiene que recoger en la tienda, similar a lo que se viene llamando “click & collect”. Por ahora está disponible sólo desde una tienda, mientras que la compra online en tiendas convenience ya se ha extendido a muchas zonas del suroeste de Londres, y el centro y noroeste de la capital.

¿Qué le va a reportar a Sainsbury’s esto? Por ahora el titular de ser el supermercado con la entrega más rápida de las compras online, batiendo a los demás. Se dirá fidelizar a los clientes, ofrecerles nuevas soluciones, etc, y seguramente será muy útil para no hacer cola cuando sales de la oficina para comprarte el sandwich y el zumo del almuerzo. Pero también hay que apuntar que Sainsbury’s es la cadena que últimamente está apostando más por el online y los desarrollos multicanal, y tienen un muy buen parque de tiendas convenience en Londres. Hacen bien en aprovechar esta última circunstancia y utilizar las tiendas para apoyar el online, de la misma forma que hicieron hace cinco años con las entregas en tiendas de las compras del catálogo de non-food.

Mientras tanto, esperando a ver cuando desembarca Amazon definitivamente en Whole Foods Market y le da la vuelta a todo!

Morrisons y las marcas de granjas falsas.

Mis lectores más fieles recordarán la polémica: hace un año Tesco renovó el surtido de MDD primer precio de sus productos frescos, y en una maniobra que les ha ido muy bien cambiaron la gama completamente. Ajustaron la calidad de los productos a las que tenían los productos de MDD de los discounters, y les pusieron nombres de granjas evocadores, imitando también a los discounters. Así pues aparecieron en las tiendas Kiwis de las Granjas Suntrail, Ternera de la Granja Boswell, etc. Los sindicatos agrarios se enfadaron porque decían que era engañar al consumidor que pensaría que el producto se había producido en UK (por ejemplo, los tomates de la Granja Nightintale, claramente etiquetados como de Senegal, pero como el nombre de la granja evoca un lugar en el Reino Unido….). Pero al final el shopper ha hablado: los han convertido en una de las gamas más exitosas de Tesco, y ya forman parte de las cestas del 80% de los compradores en Tesco.

Pues bien, ahora que parecía que la polvareda se había asentado y ya poco queda por decir sobre el tema, Morrisons resucita el debate. Cuanto más debate y más se hable de ellos, mejor. Y si encima logran posicionarse claramente como distintos el uno del otro, aún mejor.

Tesco Rosedene Farms.jpg

Hoy Morrisons anunciaba que ellos no iban a utilizar nombres falsos de granjas en sus marcas de productos frescos. Ya es curioso que sea noticia el anuncio de algo que no vas a hacer, pero en el caso de Morrisons parece un buen movimiento para apuntalar sus credenciales de experto en frescos, tener una cadena de suministro muy integrada, y tratar de lograr una mayor transparencia en lo que hace.

Según un estudio propio de la cadena, al 70% de sus compradores no les gusta la idea, y prefieren nombres de granja reales, que expliquen donde han crecido las frutas y verduras, o bien se hayan criado los animales (como hace Waitrose con su marca Leckford). Casi la mitad de los entrevistados no habían conocido nunca a ningún agricultor, y tienen interés en saber de donde viene y como se producen los alimentos.

Tras todo lo que han hecho con los frescos, ahora Morrisons parece que quiera hacer de los productos locales su bandera. Declaran ser el cliente más grande de la agricultura británica, y tienen varios programas para poder contar más con proveedores locales, que les permitan reducir la distancia que viajan los alimentos y adaptar mejor los surtidos de las tiendas a los gustos regionales.