Navidades en UK: Tesco y los Discount ganan!

Esta semana ya hemos podido salir de dudas sobre quién se llevaba la corona del gran consumo durante el periodo navideño, gracias a la presentación de datos de Kantar y de los resultados de la mayoría de supermercados. Como en los últimos años, las cadenas discount son las que han logrado mayor crecimiento, y para el resto de las cadenas, Tesco ha logrado cerrar un periodo muy bueno.

Felices en Tesco. Fotografía de Tesco

Los datos de Kantar permiten alejar un poco las noticias pesimistas que hemos ido recibiendo hasta ahora, y que auguraban un mal año para los supermercados. Las ventas han crecido unos £450 millones, un 1,6% más que el año pasado, a pesar que la inflación es la mitad que el año pasado. Sin embargo, para el retail no alimentario las fiestas han ido mucho peor. Según los datos de la patronal BRC el aumento de ventas interanual es de 0, con ventas comparables de -0.7%. Los hogares siguen bajo presión, y el 60% de los compradores tratan de rebajar sus gastos. Durante el periodo los discounters han alcanzado una cuota de mercado record, con un 12,8% la de Aldi y Lidl combinada, y han comprado en ellos el 66% de los compradores británicos.

Otro dato habitual en las navidades es el crecimiento de las ventas de MDD premium. Este año se ha reducido a la mitad el crecimiento que experimentaron estas gamas el año pasado, quedando en un 3.7%. Una vez más, los discounters ganan, con Lidl viendo como su gama Deluxe crece un 33%. Asda también ha experimentado un gran crecimiento de su gama premium.

Por lo que respecta a los resultados que se han presentado, Tesco y Aldi son las cadenas que han logrado mejores cifras. Cada cadena presenta datos de distintos periodos contables, algunos de un trimestre, otros de las semanas navideñas, por lo que no se pueden comparar directamente.

Aldi presenta ventas para sus negocios en el Reino Unido y en la República de Irlanda. Las ventas han crecido un 15% y han alcanzado los £10.000 millones. Su gama premium “Specially Selected” ha crecido un 30%, y también las bebidas alcohólicas han logrado un buen resultado.

La principal cadena del país, Tesco, parece haber tenido las mejores navidades en muchos años. Las ventas comparables para seis semanas antes de Navidad han crecido un 2.2%, por encima de la inflación, y es muy buen resultado para la situación actual del mercado. Si contamos todo el trimestre, las ventas crecen un 1.2% (0.7% en ventas comparables). Los productos frescos les han ayudado a obtener estos resultados, con buenas ventas en carne y frutas y hortalizas gracias a las promociones del “Festive Five” y piezas para asar a mitad de precio. También este periodo a supuesto un gran esfuerzo en el relanzamiento de su nueva MDD, que los consumidores, según Tesco, aprecian y reconocen como de muy buena relación calidad precio.

Sainsbury’s retrocede en ventas, lastrado por una pérdida de 2.3% de la gama de no alimentación y de -0.2% en ropa. Las ventas de alimentación han crecido un 0.4%. En total, las ventas comparables retrocedieron un 1.1%. Por canales, convenience con un 3% y online con un 8% han sido los que mejor se han comportado. Según el CEO de Sainsbury’s, sus clientes han contenido el gasto y no han comprado productos tan premium como otros años.

Las ventas comparables de Morrisons han crecido un 3.6%, un gran resultado, pero hay que tener en cuenta que una parte importante de estas ventas vienen de la sección de venta mayorista, el negocio que tiene para vender productos de marca Morrisons a Amazon y productos de marca Safeway a McColl’s.

Las ventas en tiendas han crecido un 0.6%, menores que las del anterior trimestre, pero todavía positivas. Sienten la competencia de los discounters, que están abriendo muchas tiendas en el norte de Inglaterra, zona Morrisons. Aunque notan que se reduce el número de transacciones, éstas son mayores, con más gasto y más artículos, compensando la pérdida de clientes por ahora.

Además anunciaron que bajaban el precio de casi 1000 artículos básicos una media del 20%, volviendo a la costumbre de la guerra de precios que vivimos hace unos pocos años.

Las cadenas premium no han obtenido buenos resultados. Waitrose presentó un crecimiento de 0.2% (un 0.3% en ventas comparables), mejorando mucho la semana de Navidad en ventas lo que hasta entonces había sido una campaña mala. Marks & Spencer se encuentra en peor forma: parece que los problemas del negocio non food se han contagiado al alimentario definitivamente, y las cifras son malas en todas las partes del negocio. Las ventas de alimentación bajan un 1.2% (-2.1% en ventas comparables) y las ventas de todo el negocio bajan un 3.9%. Han crecido en volumen, y el menor negocio, dicen, es consecuencia del cambio que están llevando a cabo reduciendo las promociones y estableciendo una política de siempre precios bajos.

Quedan por conocer los datos de Asda, Lidl y The Coop. Kantar les da crecimientos del 0.7%a Asda, y 9,4% a Lidl.

Empieza un 2019 que promete ser muy intenso en el mundo del gran consumo. Tenemos por delante la resolución del Brexit, y de la posible fusión entre Asda y Sainsbury’s, que de producirse alguno de estos eventos, las condiciones del mercado cambiarán de forma significativa.

Anuncios

Semana de Pasión Post Navideña.

Dos cosas suelen pasar en el gran consumo de este país justo al acabarse las celebraciones de Navidad y Año Nuevo: aparecen en las tiendas los huevos de Pascua de chocolate, y las cadenas convocan a los medios para presentar los resultados del trimestre donde está incluido el periodo navideño. Son unas fechas muy importantes, donde la mayoría de cadenas se juegan tener un buen o un mal año, por el volumen que venden y la tónica de optimismo o pesimismo que estos resultados marcan.

Por ahora solamente tenemos los resultados de un par de negocios del mundo textil, Asos y Next, y a lo largo de la semana del 7 vamos a ver como desfilan las principales cadenas de supermercados – Tesco, Morrisons, Sainsbury’s, Wairose y Marks & Spencer – mostrando sus números.

Una vez más, a priori, la impresión es que ninguna cadena va a presentar unas buenas cifras de ventas, y que los discounters se van a llevar las primeras posiciones en esta carrera, mientras que las tiendas premium de Waitrose y Marks & Spencer han salido especialmente mal paradas. En un año en el que los consumidores se han gastado mucho dinero en verano, gracias al buen tiempo, junto con la incertidumbre del Brexit, parece ser que los consumidores han decidido ser más precavidos, y volver a buscar los buenos precios de los discounters, dejando de lado otras experiencias de compra más premium.

Las pérdidas en ventas de Marks & Spencer se cifran entre un 2 y un 3,5%, y de confirmarse serían las peores del año. Waitrose consiguiría unas cifras algo mejores, aunque también negativas. En su caso les salva que las Navidades del año pasado les fueron particularmente mal, y por lo tanto los comparativos les favorecen en este caso.

Del top 4 conoceremos los resultados de Tesco, Sainsbury’s y Morrisons. Asda reporta con Walmart, un poco más adelante. De estas cadenas parece que la que mejor datos puede presentar es Tesco, que puede llegar a tener un crecimiento de ventas de un 1,5%, algo debajo de la subida de la inflación. Se espera que las navidades de Sainsbury’s no hayan sido buenas, principalmente por los malos resultados de no alimentación (el sector textil al no haber hecho mucho frío no ha conseguido llevar a cabo las ventas típicas de la estación).

Empieza otro año lleno de retos posiblemente únicos en el retail, y especialmente incierto: puede haber o no Brexit, pueden fusionarse o no el segundo con el tercer supermercado, Asda y Sainsbury’s… cualquiera de estos dos eventos tendrá un impacto dramático en el devenir del gran consumo en este país.

El Veganuary se hace mainstream.

Las campañas en el gran consumo suelen estar relacionadas con celebraciones más o menos arraigadas en la sociedad, o con ocasiones importantes: Navidades, la vuelta al cole, la Semana Santa, el Ramadán, los mundiales y las olimpiadas, San Valentín, y últimamente Halloween.

El Veganuary es una campaña muy reciente, que al abrigo de los deseos más o menos generales de los consumidores de moderar su consumo durante enero tras los excesos navideños, ha sido impulsada por varios grupos activistas para lograr adhesiones y así reducir el consumo de carne. Han tenido tanto éxito que llevamos ya dos años hablando de “plant power” y cada vez vemos más supermercados y restaurantes apuntándose a la moda, hasta que hemos llegado a este año en el que ya podemos considerar al Veganuary prácticamente como otra campaña más en el mundo del gran consumo.

Las cadenas de supermercados no solamente han renovado la decoración de los lineales poniendo énfasis en las zonas donde están los platos preparados veganos y vegetarianos y los sustitutivos de la carne, si no que también han elegido este mes para incorporar nuevas referencias y lanzar nuevas gamas de su MDD.

Marks & Spencer ha presentado Plant Kitchen, su gama de productos vegetarianos y veganos. Aunque tenía algún plato preparado, ahora los han juntado en una gama de 60 referencias, junto con varias novedades y productos de otras secciones como salsas, snacks, pizzas, etc. Además la cadena ha tenido un cuidado especial a la hora de elegir el material de packaging, evitando plásticos que no se suelen reciclar en UK. Sainsbury’s y Waitrose también amplían su gama de productos vegetarianos y veganos. Aunque empezaron antes a ofrecer este tipo de productos, no tienen tantas referencias como Marks & Spencer.

Varios fabricantes también presentan novedades, como Ben & Jerry que trae nuevos helados completamente veganos (basados en coco) a los lineales, Bol, que aunque ya todas sus referencias sean veganas aprovecha el empuje del mes para lanzar nuevos productos y anunciar la utilización de materiales de packaging que se reciclan con mayor facilidad,

En el mundo del foodservice los ejemplos también se multiplican. La gran mayoría de cadenas tienen ya una oferta vegetariana y vegana, pero han aprovechado este mes para lanzar nuevos productos y generar buenas noticias sobre sus marcas:

  • McDonalds lanza su Happy Meal vegano basado en una fajita también vegana que incluyeron en su oferta hace unos pocos meses. El plato es de unos goujons hechos de arroz, legumbres y verduras, en vez de las típicas piezas de pollo rebozado, por ejemplo.
  • Gregg’s, una de las cadenas de panaderías y food to go más populares en el Reino Unido (casi 1,900 tiendas) tiene ya su versión vegana de su famoso “sausage roll”, un tentenpié típico del Reino Unido que consiste en una salchicha dentro de una pasta de hojaldre. La versión vegana trata de imitar a la tradicional, con una salchicha de Quorn.
  • La cadena de fast food saludable Crussh ha convertido una de sus tiendas en restaurante vegano. Ofrece 70 productos como bocadillos, ensaladas, snacks y postres veganos durante el mes de enero. El resto de restaurantes de la cadena van a ver ampliada su oferta de productos veganos.
  • La cadena TGI Fridays pone a la venta en UK una hamburguesa vegana preparada a partir de proteína de setas. Llevan ya un año vendiendo en USA las hamburguesas de Beyond Meat, pero estas son de otro fabricante.
  • Pizza Hut ofrece Jack ‘n’ Ch**se, una pizza vegana con sustituto del queso de la marca Violife y el casi omnipresente Jack Fruit, la fruta tropical que imita la textura de la carne del cerdo, y está presente en muchos platos preparados veganos.

Tras enero, sin duda seguiremos hablando mucho de la tendencia vegana. Según Kantar, la categoría de productos veganos y sin carne había crecido un 14% hasta alcanzar unas ventas de £352.10 millones en agosto del 2018, y para un periodo similar, según Mintel, un 14% de los nuevos productos que habían lanzado las cadenas británicas era vegano.

Lidl: Bromas navideñas.

La Navidad es la principal campaña del año y las cadenas dedican muchos recursos a presentar productos innovadores, asegurarse que no hay roturas de stock y a decorar las tiendas. Los analistas esperan a partir del 2 de enero los datos de como le ha ido la campaña a cada una de las cadenas, para medir de forma más fiable como van a cerrar el año teniendo en cuanta el éxito o el fracaso de las ventas navideñas.

Cada año tiene sus particularidades que influyen en como va la campaña, y este año parece que va a ser el verano el que tenga un efecto determinante: gracias al buen tiempo durante varios meses, el gasto de las familias se animó, y ahora llegamos a la época crucial para el gran consumo y las familias están contrayendo el gasto. Es algo habitual tras el Black Friday, y este año Kantar registra el crecimiento más modesto desde que volvió la inflación al gran consumo alimentario. Aunque se espera que, como es habitual, las ventas navideñas sean superiores a las del año pasado, parece que el gasto se vaya a hacer en el último momento.

Y como no, entre tantos anuncios navideños y platos preparados premium para animar las mesas, tenemos las bromas de los discounters, que con cualquier cosa, siguen reafirmando su liderazgo en precio.

Lidl ha contratado espacios publicitarios cerca de otros supermercados para poner anuncios del propio supermercado… pero medio cubiertos por anuncios de Lidl, donde explican que sus productos tienen los mismos atributos que los de la competencia, pero naturalmente, a un precio menor!

Anuncio de Lidl que pretende cubrir otro de Marks & Spencer. Fotografía: The Drum.

Y mientras tanto, los discounters siguen siendo las cadenas que más crecen en UK. Aldi un 12,2% y Lidl un 11.2%, gracias principalmente a que están abriendo tiendas (por ejemplo, Aldi batiendo el record en UK al abrir 8 tiendas en un mismo día a principios de diciembre), mientras que sus competidores apenas lo hacen, o incluso las cierran.

El Veganuary empieza en Diciembre.

El ascenso de la corriente actual de reducir el consumo de carne y sus productos, sustituyéndolos por alternativas vegetales se aceleró hace un par de años cuando la campaña post navideña instaba a los consumidores a llevar a cabo cambios en sus hábitos de vida y consumo, para vivir un mes de Enero más saludable, fue tomada por los partidarios del veganismo y pasó a llamarse “Veganary”. De promocionar los smoothies pasamos a dejar de comer carne.

Navidades: del Beef Wellington al Beet (Remolacha) Wellington

Naturalmente, el enero vegano ya dura todo el año al ser una moda establecida en la sociedad, y estos días lo estamos notando claramente en la oferta navideña de los supermercados, que este año es, decididamente, más vegetal que nunca. A lo largo del año la oferta de productos veganos y vegetarianos ha crecido muchísimo, y los platos preparados sin carne ya suponen, según Kantar, un negocio de £310 millones anuales, con crecimientos del 50% en Tesco, y de un 20% en Waitrose (solamente para la subcategoría de platos para compartir).  Estos platos no son solamente nuevas creaciones basadas en recetas que utilizan ñunicamente ingredientes vegetales, también vemos platos populares como lasañas, mac’n’cheese, beef wellington etc que tienen su versión vegana, utilizando productos que sustituyen la carne o los lácteos. 

Para esta campaña tenenos un buen número de opciones para los platos principales de la comida navideña, acompañamientos y entrantes. Incluso en el food to go tenemos alternativas veganas a los bocadillos tradicionales de navidad, como el del asado de pavo con guarnición. Tesco, por ejemplo, ha multiplicado por dos sus referencias veganas/vegetarianas respecto al año pasado, y las demás cadenas tambíen ofrecen muchos más productos.  Y es que se calcula que un 8% de los británicos van a optar por un menú navideño sin carne, una opción que estará presente en el 20% de los hogares.

Y tras las navidades vuelve el “Veganuary” que se ha convertido ya en un evento del gran consumo como lo es la vuelta al cole, el día de San Valentín, o Halloween. Hace unos años bastaba con hacer promociones de productos saludables. Ahora las cadenas planean el lanzamiento de nuevos productos para enriquecer sus gamas vegetarianas.  Llegarán a las tiendas los productos alternativos al atún de Good Catch y de Loma Linda, los snacks de Peakz y Boundless, los sustitutivos de la carne de The Meatless Farm & Co, etc. 

Antes del Veganuary, Enero era el mes de la alimentación saludable.

A pesar de esto, las ventas de carne y pescado siguen unos patrones parecidos a los de los últimos años: paulatino descenso de la carne roja, crecen la carne de cerdo y sobre todo la de pollo, y el pescado, que tuvo un muy malo 2017, pero este año ha sido la proteína animal que mejor se ha comportado, según los datos que recoje Kantar, creciendo por encima de la inflación. Todavía 9 de acada 10 hogares compran proteína animal. 

Sainsbury’s crea centros de “wellness” en sus tiendas.

Sainsbury’s acaba de anunciar que va a crear espacios específicos dentro de algunas de sus tiendas para el “wellness”, con la esperanza de atraer a clientes sensibles a los productos saludables y activos. Otra idea del pasado que vuelve a las tiendas, aunque ahora quizá el momento sea el acertado. 

De forma parecida al desarrollo de las “future brands” y la nueva sección de belleza de las que hablaba hace poco, ahora quieren crear nuevas zonas en las tiendas donde incorporar productos muy novedosos, marcas nuevas que atraen a clientes jóvenes, y otros productos para deportistas y seniors. Un público algo variopinto, pero con la motivación de querer llevar una vida saludable como elemento común, y a los que quieren ofrecer una tienda donde comprar productos para todas sus necesidades de salud.

La sección cuenta con unas 500 referencias, y junto con marcas de moda como Grenade y otras marcas exclusivas, también habrá productos para deportistas (Woman’s Best, Optimum Nutrition), productos todavía minoritarios como frutos secos activados, caldo paleo, kombucha, y otros productos todavía muy novedosos, como bebidas basadas en vinagre, o smoothies enriquecidos con clara de huevo, para los consumidores que se lanzan primero a probar las novedades.

En el Reino Unido, además de otros supermercados como Whole Foods Market y Planet Organic que le prestan una atención elevadísima a este tipo de productos, también contamos con una cadena de productos saludables, Holland & Barrett, que tiene unas 700 tiendas la mayoría pequeñísimas. La diferencia de la propuesta de Sainsbury’s es que al incluir la oferta dentro del supermercado  los clientes no tienen que ir a tiendas específicas para hacer estas compras y pueden aprovechar su visita semanal para llenar la despensa.

Tesco intentó algo parecido hace casi diez años, al comprar un especialista, Nutricentre, y llevar sus productos a las tiendas de Tesco. En el 2014 planearon abrir dentro de algunos de sus hipermercados tiendas con la marca Nutricentre, en las que había un surtido similar al de Sainsbury’s (suplementos, snacks, alimentos envasados y refrigerados, y comida para consumir on the go) pero incluyendo también nutricionistas que podían aconsejar a los clientes. Planearon abrir cientos de tiendas, pero al cabo de dos años cerraron las 20 que tenían.

El mercado ahora es distinto, y parece que hay una mayor demanda de productos saludables, por lo que igual por llegar ahora la propuesta de Sainsbury’s tiene más aceptación.

Aldi: donaciones navideñas.

Las cadenas de supermercados británicas, como las de muchos otros países, llevan ya un tiempo repartiendo los productos que no han vendido pero que van a caducar pronto, entre los bancos de alimentos locales. Es una iniciativa que no solamente les permite decir que reducen la merma que generan, si no que colaboran con los más desfavorecidos del entorno, y así ganar puntos reputacionales. Naturalmente, a estos esfuerzos le siguen unas cuantas acciones de comunicación para dar a conocer los números de la iniciativa: la comida repartida, cuánto no va a parar la basura, la progresión respecto al año pasado, etc.

Aldi ha comunicado otra iniciativa en este campo: quieren repartir entre los bancos de alimentos todos los productos frescos que queden en las tiendas a última hora del día 24 de diciembre. Las tiendas van a estar cerradas el día de Navidad y el día 26 de diciembre, que aquí se celebra como Boxing Day, por lo que mejor evitar dejar productos de corta vida útil.

Las 775 tiendas de Aldi en UK van a donar alimentos, y piden a los bancos de alimentos locales que se pongan en contacto previamente con las tiendas para organizar la logística. Los bancos de alimentos tienen que cumplir unos criterios mínimos y cada tienda donará a un banco de alimentos. Después, los propios bancos de alimentos pueden redistribuir estos productos, o bien llevarlos a las cocinas de organizaciones que preparan comida para los más desfavorecidos.

Aldi ya llevó a cabo esta acción el año pasado, y colaboraron con 300 bancos de alimentos, repartiendo más de 450.000 platos. Este año participan más tiendas, por lo que seguramente podrán superar esta cifra.

Otras acciones de Aldi UK para prevenir el desperdicio de alimentos son el alineamiento con los objetivos de sostenibilidad de las Naciones Unidas, y se comprometen a reducir el desperdicio a la mitad para el año 2025, y también llevan un par de años trabajando con sus proveedores según unas recomendaciones de la National Farmers Union, para lograr una mayor comunicación entre todos los eslabones de la cadena y así alinear mejor la producción a la demanda, y evitar envasar productos que no se van a vender. Miden el desperdicio que generan, pero todavía no lo hacen público, al contrario que otras cadenas como Tesco.

Ubamarket: la App para comprar con menos plástico.

Todavía no se han generalizado las Apps de “Scan & Go” (que te permiten escanear los productos con tu móvil y pagar directamente en la App sin tener que pasar por caja) y ya están evolucionando para incorporar nuevas utilidades para la persona que está haciendo la compra. Al final, se trata de utilizar los datos que se tienen de una forma práctica. 

Fuenta Ubamarket

Ubamarket es una App que lleva poco tiempo en el mercado, pero que permite a los supermercados implantar una solución de Scan & Go fácilmente. La propia industria ya reconoce su innovación, y les ha concedido el premio IGD a la mejor inciativa en ECommerce del año. Trabajan con supermercados independientes, y permiten que la App tenga la imagen del propio supermercado, y así generar una mayor confianza en los consumidores de que están usando una App propia de la tienda para hacer sus compras. Además de la aplicación de comprar y pagar desde la App, Ubamarket también incluye la posibilidad de hacer listas y mapas de la tienda, para guíar al consumidor por la misma según lo que quiera comprar. 

Indudablemente, la capacidad de la App no es solamente almacenar precios, ubicaciones y gestionar los pagos. Cada una de las referencias puede tener mucha más información de utilidad para los consumidores. Ya hemos visto algunas aplicaciones de realidad aumentada en tiendas que te alertan si hay algún producto de oferta, o si contienen frutos secos si le dices que eres alérgico, y así evitas comprar productos que debes evitar. Y la App de Ubamarket tiene lo mismo, lo distinto es que te alerta cuando escaneas el producto. Lanzaron hace un mes la alertas sobre los alergenos, y ahora han añadido información sobre el packaging, de forma que cuando escaneas el producto puedes ver información del packaging: materiales, cantidades, y si se recicla o no. 

Para anunciar esto se apoyan en un pequeño estudio, una encuesta a 2,000 adultos británicos. El 82% piensan que hay un exceso de packaging de plástico y que es necesario reducirlo. 44% buscan activamente información y productos con menos plástico en el envase, y el 77% piensan que la distribución alimentaria y la industria son los responsables de la mayoría de la contaminación por plásticos. Gracias a la información que ofrece esta App, los compradores pueden decidir si compran o no un producto basándose además en la cantidad y el tipo de plástico del envase del producto.

Iceland: efecto orangután.

Cuando les censuraron el anuncio navideño del orangután y el aceite de palma, los responsables de Iceland ya se dieron cuenta del favor que les habían hecho. El tema en sí ya tenía bastante sustancia y era un anuncio tan diferente a los demás que seguro hubiera sido el más comentario de este año, pero el censurarlo lo ha elevado a la tan preciada “viralidad” y a logrado un alcance posiblemente posiblemente imposible de pagar.

Iceland ya se imaginaba que la campaña iba a tener impacto, y tenía preparadas una serie de acciones para aprovechar el tirón del anuncio.

En muchas de las tiendas se ve la imagen del orangurán, con un simpático “tienda amigable con los organgutanes” haciendo referencia a que van eliminando el aceite de palma de las formulaciones de sus productos de MDD. Pero es que también han llevado actores disfrazados de orangutanes a las tiendas, en las que vendían peluches de orangután. Todo ha sido un éxito fenomenal.

Kantar acaba de publicar datos del mercado, y presta más atención que la habitual a Iceland. Es interesante ver como esta campaña ha conseguido llamar la atención de la clase media, según sus datos del panel de hogares y del análisis de los sentimientos en redes sociales, consiguiendo atraer a una mayor proporción de ellos a las tiendas. Es un proceso paulatino, que seguramente habrá ido creciendo a lo largo de los últimos años a consecuencia del mayor foco en calidad y la mejora en frescos que ha puesto en práctica la cadena. Por ejemplo, su lema de Power of Frozen es muy bueno, vendiendo muy bien los puntos fuertes del congelado frente a los frescos, en calidad, evitar el desperdicio etc. En los últimos cinco años el % de hogares de clase media que compra en Iceland ha crecido, y ahora el 37% de las ventas viene de hogares de clase media, que representaba menos de un 33% hace cinco años.  Y en el último trimestre las ventas han dado un acelerón, creciendo un 5%.  Si nos fíamos de twitter, hay un buen número de declaraciones de clientes que dicen haber entrado en un Iceland a comprar gracias al compromiso contra el aceite de palma, y que decicen volver por la calidad de los productos. Un buen triunfo!

Clientes que dicen ir a Iceland tras haber visto el anuncio navideño.

Waitrose: fidelizar con experiencias.

La idea que la línea entre supermercados y restaurantes se va difuminando no es muy nueva, pero parece lejos de estar agotada y seguimos viendo nuevos desarrollos. Esta vez es Waitrose, el retailer premium que tiene como objetivo atender al nicho de clientes foodies con medio/alto poder adquisitivo.

Fotografía Waitrose

Waitrose ya tiene un buen número de iniciativas para reforzar la experiencia de compra en sus tiendas mediante la restauración: su tienda en Canary Wharf tiene un restaurante desde hace casi 10 años, muchas de sus tiendas tienen cafeterías, barras de zumos, y algunas de ellas tienen un bar de vinos y tapas, donde puedes tomarte una copa picando un poco de jamón mientras escuchas una banda de jazz tocar entre los lineales de vino, e incluso un par de ellas tienen una escuela de cocina!

Hace unos meses probó a montar cenas en uno de sus supermercados, y la experiencia es tan positiva que ha decidido extenderlo a otros 42 en los próximos tres meses. La modalidad es la de “Supper Club”, y se monta en una tienda un día señalado con un concepto determinado. Puede ser la noche africana con platos del continente, la noche vegana, etc, y unos chefs preparan un menú utilizando ingredientes del surtido de Waitrose. Por ejemplo, ahora que Waitrose ha lanzado un par de nuevas referencias de comida malaya y filipina, no les extrañe que monte una cena alrededor de la cocina de esos países!

Estas cenas las organizan WeFiFo, que es una de las empresas que ganaron el último certamen de start ups de JLAB (John Lewis Lab, otra empresa de la matriz de Waitrose) y que se dedican a organizar este tipo de eventos.

Sin duda es algo que encaja muy bien con el tipo de clientes de Waitrose. Es llevar la experiencia de compra un poco más lejos, con cenas en las que puedes explorar nuevas gastronomías. Waitrose pone en su web las recetas de algunos de sus supper clubs, para que los que las disfrutan luego puedan llenar su carrito en Waitrose y replicar la experiencia en casa!