Pret a Manger: el quick service post covid.

(Alimentación y Coronavirus en UK – XXIII)

Hoy me he pasado por primera vez el mes de marzo por un restaurante de Pret a Manger. Empezaron a reabrirlos a mediados de mayo, y siguen ofreciendo únicamente comida para llevar, no puedes sentarte en el restaurante y comer (hasta julio el gobierno no va a permitir a la hostelería reabrir).

La tienda naturalmente despliega todas las artes de separación que tenemos vistas en la mayoría de supermercados: persona en la puerta para controlar el flujo de clientes, mil carteles, marcas en el suelo, y pantallas de perspex.

Pret es un negocio de unos 450 restaurantes, y facturó el 2019 £710 millones. Las tiendas de Pret suelen estar en lugares de mucho tráfico (estaciones, arterias comerciales) o con muchas oficinas, y naturalmente destinadas para personas pobres en tiempo, que buscan una solución rápida para comer. El medio plazo post covid parece indicar que ni va a haber tráfico, ni mucha gente va a volver a las oficinas, y que un buen número de personas tienen más tiempo para cocinar. Va a ser un reto para marcas como Pret volver a atraer a clientes a sus tiendas y seguramente estarán pensado mucho en sus modelos de negocio, como muestra la evolución de Leon, por ejemplo.

Uno de sus intentos es mejorar su servicio online, con una mayor oferta de compra online y recoger en tienda, los acuerdos con las empresas de delivery habituales, y otro es de modificar la oferta. Ya se ven en tiendas productos que puedes comprar para calentar en casa, como si fuera un supermercado. Seguramente, van a querer capitalizar la marca Pret a Manger, que es bastante reconocida por lo menos por las personas que viven en las ciudades, y pronto veremos sus platos y ensaladas en supermercados, como vemos los de Crussh y Wasabi en Sainsbury’s. Aunque uno de los puntos diferenciales de Pret es que preparan la comida cada día en los restaurantes, es fresca del día, y esto es difícil de replicar en los supermercados.

Comida de restaurante para comer en casa. ¿Les suena?

Pret a Manger regala para que regales.

IMG_7281.jpg

La reconocida cadena de restauración rápida Pret a Manger vuelve a ser noticia gracias a una iniciativa “amable”.

Desde que empezaron el negocio han prestado atención a las cuestiones de responsabilidad social, siendo su principal iniciativa la donación a bancos de alimentos de los productos que sobraban al final del día. Incluso tienen sus propias furgonetas de reparto, por lo que no siempre los bancos de alimentos tienen que ir a las tiendas a recoger la comida, a diferencia de otros agentes que reparten su comida. También  tienen su propia fundación, la Pret Foundation Trust, que se dedica a trabajar con las personas sin hogar, tratando de reintegrarlas en la sociedad a través de ofrecerles un puesto de trabajo.

La última iniciativa pretende repartir alegría: van a regalar 300,000 cafés gratis durante esta semana a clientes escogidos al azar. Pero les pedirán a los escogidos que regalen el café a otra persona, y así crear momentos agradables. Ya regalan cafés a los clientes cuando los ven muy agobiados, lo llaman “amabilidad aleatoria” y con esto esperan crear más apego a su marca.

Entonces, al comprar tu comida en Pret, el dependiente puede decidir entregarte tambíen un cupón “regala una sonrisa” que se puede canjear por un café hasta finales de Abril. La condición es que lo regales a alguien!

Starbucks: combatir el desperdicio con tácticas de supermercados.

La gestión del desperdicio alimentario en el Reino Unido es otro de los factores que alimentan el cocktail de elementos que toman los consumidores para formarse la imagen de un negocio. En general es algo que suele pasar desapercibido, pero que de repente se empieza a hablar de ello y sales mal parado si no has pensado algo o has tomado alguna iniciativa.

Por ejemplo, tratando el tema de la sostenibilidad, para mitigar el efecto de las noticias sobre lo mal que se reciclaban los vasos de un uso de café se impuso la práctica de ofrecer descuentos a clientes que trajeran sus propios envases (y sobretodo comunicarlo en las tiendas con mucho más énfasis dado que algunos ya lo hacían anunciándolo discretamente). Ahora Starbucks decide también actuar sobre la comida que tiran sus tiendas al acabar la jornada.

Starbucks - uk-express-store-3-59aff8be439da-59b00a9b95355.jpg
Fuente Starbucks

Lo va a llevar a cabo haciendo lo que ya hacen muchos supermercados: van a rebajar los productos que están a punto de caducar en la última hora en la que la tienda va a estar abierta, y así esperan que tengan más salida. Como son productos que iban a tirar de todas formas, donarán estas ventas a la charity Action Against Hunger.

La iniciativa en estas cuestiones la lleva Pret A Manger. Preparan los bocadillos y ensaladas que venden generalmente en el propio restaurante (no todos son tan grandes como para tener cocinas) y no ponen fecha de caducidad, porque lo que queda al final del día lo retiran y lo distribuyen a través de Pret Foundation a casas de recogida de personas sin recursos. En un año distribuyen unos 3 millones de productos. Y lo llevan haciendo así  desde antes de que nos empezáramos a preocupar por el desperdicio.

Las plantas al poder.

En el Reino Unido, y en gran parte de los mercados de consumo maduros, la comida vegetariana está tomando impulso. Lo que empezó como una tendencia hacia estilos de vida más respetuosos con nuestro entorno ha ido superando cuestiones de bienestar animal o de medio ambiente, se ha hecho general gracias a una fuerte asociación que se ha creado con la salud.

Si la industria de la carne no hace algo, van a seguir perdiendo clientes, entre problemas medioambientales, de bienestar animal, y ahora, de precio. Si vemos las cifras de Kantar de los últimos años, durante la crisis económica el volumen de carne roja no crecía, se producía en todo caso un trasvase de consumidores hacia el pollo. Pero ahora, con la intensa deflacción, ya no se gana valor, y se sigue perdiendo volumen.

En esta nota recojo algunas cuestiones que van en la línea de este crecimiento del gusto por las comidas vegetarianas.

Alpro, elegida marca del año por la revista The Grocer, por delante de marcas como United Biscuits, Young’s, Warburtons, etc. Alpro nació hace treinta años, con leches vegetales para personas intolerantes a la lactosa. Hace poco incorporó yogures a su gama, y entre la imagen de saludable y la moda de las proteínas, está ganando cada vez más consumidores.

Rawligion, una tienda/restaurante en el centro de Londres donde el menú es comida cruda, naturalmente vegetariana y ecológica. A mi me impresionó también la gama de bebidas, zumos etc, y también el café extraido en frío. Y es que otro reclamo de la tienda es que los alimentos son mínimamente procesados, y el calor no se utiliza para nada.

Rawligion.jpg

Pret a Manger, la popular cadena de restaurantes de bocadillos, no sólo ha incorporado a su surtido de bocadillos y ensaladas muchas opciones vegetarianas, si no que este mes ha abierto su primer restaurante completamente vegetariano en el Soho de Londres. Y uno de sus competidores, Leon, ha tomado el lema “Power of Plants” para esta campaña de verano, para inspirar a sus clientes a comer más frutas y hortalizas.

Leon -- Power of Plants.jpg

Courgetti, los spaguetti que se hacen de calabacín, a los que hay que sumar los boodles, que son noodles que se hacen de calabaza, tallarines de zanahoria, y el cus cus hecho de coliflor. Primero fue una moda y tenías que comprarte una máquina para hacerlos, pero ya están disponibles en todos los supermercados listos para añadir a la sartén. Todo lo que sustituya carbohidratos está de moda.

Los Nutrininja y demás, la versión moderna de las licuadoras para hacer smoothies extrayendo de las frutas y verduras hasta la última vitamina. Gracias a ellos se disparan las ventas de frutas y verduras en algunas tiendas, e incluso las marcas de licuadoras tienen tiendas online donde comprar una suscripción semanal a una caja llena de productos para hacerte los smoothies de la semana sin tener que pasar por el supermercado. O por ejemplo, en Marks & Spencer, en los espacios que dedican a sugerir platos (con todos los ingredientes para hacer paella, por ejemplo), ahora vemos las frutas, verduras y otros ingredientes para hacer smoothies!

Natural Blender Suscription.jpg
La marca de licuadoras Natural Blender te vende la licuadora y luego trata de fidelizarte para que les compres cada semana una caja de ingredientes para hacer smoothies.

Y ya lo último, la idea de Sainsbury’s (un poco de relaciones públicas más bien) de abrir en una de sus tiendas una carnicería vegetal! La experiencia ha durado tres días, y en una de sus tiendas montaron un mostrador como si fuera de carnicería, pero en este caso, lleno de verduras y frutas, y la carnicera te podía dar mil ideas para preparar platos vegetarianos y consejos para cocinar en casa hortalizas baratas y menos habituales en la cesta de la compra.

JS veg_butcher.jpg
Amber Locke, la “Carnicera Verde” de Sainsbury’s. Fotografía de Sainsbury’s.

Navidades: Un buen momento para apelar a los buenos sentimientos

image

A lo largo del año hay varias iniciativas que recogen dinero para fundaciones de ayuda,  como por ejemplo children in need o help the heroes. Los packs van marcados y se dona una parte del PVP a la fundación,  sin que al consumidor le cueste más.
En Navidad la cosa se dispara. Hay ya varias campañas en gran consumo, como the big knit de Innocent,  y también en foodservice, de Pret a Manger o de esta cadena, Pod, entre otros.

Reafirmar las credenciales

image

Pret a Manger se precia de uar ingredientes naturales y frescos. Quizá entienda que sus clientes esperen de ellos avisos como estos,  que son tiendas  libres de organismos genéricamente modificados.
(Un profesor mío haría la broma de que entonces pret no podría dejar entrar a clientes,  siendo los humanos en general buenos ejemplos de organismos genéticamente modificados)

La propuesta de Pret

Con algunos visitantes a Londres hemos ido a comer a Pret a Manger, uno de los negocios de restauración con más aspectos positivos de los que se pueden encontrar en Londres. Les está yendo bien, sobretodo en Londres, atienden a los clientes que tienen minutos para comer pero no quieren renunciar a productos frescos y saludables.

Pret a Manger Van

Como se hace evidente al entrar en uno de sus restaurantes, la frescura de sus productos es uno de sus puntos fuertes. No ponen fechas de caducidad porque todo se ha preparado hoy, y se tiene que vender antes de que acabe el día.

Sin embargo, tienen otra función que ayuda a reforzar la frescura de los productos. No tiran nada, todo lo que queda en la tienda al final del día, se encargan de recogerlo y lo hacen llegar a fundaciones caritativas que se encargan de ayudar a la gente sin hogar. Los dueños de Pret establecieron hace unos años la Fundación Pret, que tiene una pequeña flota de furgonetas como la que ven en la foto, que distribuye cada noche los restos de comida de las tiendas. El año pasado donaron 2.4 millones de productos, y consiguieron recoger más de £1 millón para ayudar monetariamente a estas fundaciones caritativas.

La próxima vez que vean una de estas furgonetas, ya saben que llevan un pedido especial.

Pret A Manger no nota la crisis

La cadena de restaurantes fast casual inglesa acaba de publicar los resultados anuales, y para el 2012 sus ventas han crecido un 17%, y sus beneficios otro tanto. Y aún esperan más del 2013, con un ambicioso plan de expansión tanto en el Reino Unido como en varios de los mercados extranjeros donde tienen presencia (Francia, Hong Kong, etc).

La cadena cuenta con la mayoría de sus tiendas en Londres, donde ya es un establecimiento habitual en muchas de las calles de las zonas de oficinas (de las 230 tiendas que tienen en el Reino Unido, 170 están en Londres).

Sus puntos fuertes para ganar en un mercado tan competitivo como el de los bocadillos y el café, son un servicio mejor que excelente (doy fé de ello) y la frescura de sus productos. En sus tiendas no paran de recordarnos que los productos a la venta se preparan diariamente en la cocina del establecimiento, y que no ponen fecha de caducidad porque lo que ves expuesto, lo han preparado hoy, y si no se ha vendido por la noche, lo donan a un banco de alimentos. También la incorporación de oferta de comida caliente ha supuesto un buen impulso en estas ventas, algo que lo que no son demasiado fuertes.

Otras cadenas compiten con ellos en productos saludables, o seguramente tengan una mejor oferta de platos de cuchara, pero es difícil ganarles en frescura y servicio!

Pret a Manger

Como curiosidad, en una entrevista para la BBC esta mañana, su CEO confesaba que el artículo más vendido eran los plátanos, porque resultan una fruta tremendamente “convenience” y a un buen precio (comparado con el resto de la oferta en Pret, claro). Su bocadillo más vendido es la baguette de atún… algo que tiene que ver con tener tantas tiendas en Londres, claro, no porque a los ingleses les haya dejado de gustar el bocadillo de bacon!