A la caza de los productos locales.

Morrisons We love British Food.jpg

El Brexit seguramente ha dado otra dimensión a la cuestión de los productos locales. Aunque se hable mucho ahora, es verdad que los consumidores británicos en general se sienten inclinados a comprar productos locales (un 67%, según un informe que acaba de publicar Morrisons, aunque otras fuentes como Mintel o Nielsen hablan de cifras menores, como el 50%, según Nielsen hace un año, y con algunas categorías, como la leche, alcanzando el 65%) . La mayoría de cadenas tienen compromisos de tener carne u otras materias primas 100% del país en varias de sus gamas, destacar los productos locales en los lineales y el packaging, y en general, celebrar lo británico.

La nueva dimensión del asunto viene dada por el Brexit y cómo va a cambiar el panorama comercial con el resto de países. Según el estudio que miremos, entre el 40 y 50% de los alimentos que consumimos que vienen de fuera de la isla, importando productos por un valor aproximado de £39,000 millones. Ante el casi seguro cambio en las relaciones con la Unión Europea (nuestro principal proveedor) ésta es una cuestión muy importante, vamos a padecer antes o después un encarecimiento súbito en las cestas de las compras en cuanto se apliquen aranceles.

La noticia de hace unos días seguramente es anecdótica, pero llama la atención de cómo pueden injerir los políticos en los negocios de los supermercados de una forma un poco tontorrona. El ministro encargado de las cuestiones medioambientales salió de una reunión de trabajo anunciando que estaban valorando preparar legislación que obligara a las tiendas de alimentación online poner el “Botón Británico”, que permitiera a los clientes filtrar los productos que fueran totalmente locales. El ministro, George Eustice, lo había hablado con varios representantes de los sindicatos agrarios y a todos les parecia una iniciativa fenomenal.

Se me ocurre que si la demanda tuviera tanta fuerza, las cadenas no habrían esperado ni un segundo en implantarla. Pero lo que sí hemos visto en los últimos tiempos varias iniciativas de las cadenas para mejorar la representación de los productos locales en sus tiendas. El componente de relaciones públicas seguramente es elevado, pero en los últimos tiempos se han puesto en marcha sistemas para captar más productores locales y ayudarles a desarrollar sus propuestas de valor.

Ocado Become a Supplier.jpg

The Coop tiene un equipo dedicado al que se dirigen los productores locales. La cadena tiene el compromiso de doblar en número de proveedores locales desde el lanzamiento de la iniciativa (noviembre del 2016) hasta el fin del 2017. El equipo les va a ayudar con las propuestas comerciales y los aspectos técnicos y de gestión de los negocios, para contribuir al éxito de la empresa.

La propuesta de Ocado es más marquetiniana, porque sólo van a elegir a un proveedor, y para ello lanzan una competición. El ganador, además de entrar en el surtido de Ocado, se llevará un premio de £20,000 para invertirlo en packaging, comunicación etc.

Y por último Morrisons, que compite con The Coop por ser la cadena más asociada a los productos locales, también a preparado una competición para incorporar este año 200 nuevos proveedores. La selección se va a realizar en varios eventos alrededor del país, donde los empresarios tienen que presentar su producto a un jurado compuesto por compradores, personal de la tienda y clientes de la misma.

Según el gobierno, estos pequeños artesanos alimentarios dan empleo a unas 127,000 personas, y aportan £22,000 millones a la economía británica cada año.

 

ACTUALIZACIÓN. El sindicato agrario acaba de publicar una guía para consumidores donde les explica los distintos compromisos que tienen las cadenas con los productos locales. De esta forma saber si toda la ternera es de UK, la harina, las frutas y verduras, etc.

La pueden mirar aquí.

Anuncios

Coop: Resultados FY 2016

The Coop Greenwich.jpg

La semana pasada la cadena más veterana del top 10 presentaba sus resultados anuales. Los medios generalistas se centraron en la cuestión del banco, ensombreciendo unos muy buenos resultados y una gestión que ha conseguido cambiar el rumbo de la cadena.

The Cooperative es un negocio múltiple, compuesto de los conocidos supermercados, varias tiendas online poco importantes, y un negocio de servicios, los de seguros y de funerales de buena salud, y el bancario, en pésimo estado. La cadena compró hace unos años a uno de sus rivales, Somerfield, y la digestión, los cambios de rumbo tomados para digerir la compra y aprovechar lo que parecían oportunidades, la crisis financiera, y un negocio en el fondo muy anticuado casi acaban con The Cooperative. El nuevo equipo, liderado por Steve Murrell y Allan Leighton, ha conseguido modernizar el negocio, renovar la MDD, racionalizar los surtidos de las tiendas, y conseguir que los clientes vuelvan a las tiendas (a pesar de ser más caros que sus competidores).

Los números que nos interesan son los del gran consumo: han cerrado el año con 2774 supermercados, unos 30 menos que el año pasado. Y seguramente cerrarán el 2017 con menos aún, porque se acaba de materializar la venta de 300 tiendas pequeñas a McColl’s. Esto corresponde a un esfuerzo de homogeneizar el parque de tiendas, y tenerlas lo más parecido posible, para facilitar la gestión.

A pesar de esta reducción en m2 de sala de venta, y la guerra de precios, han cerrado el año con un 1% más de ventas, y un 3,5% en ventas comparables. Siguen avanzando en centrarse exclusivamente en el convenience, y han cerrado o vendido 142 tiendas que no se podían adaptar a este modelo, por ubicación o por ser demasiado grandes.

A pesar de haber anunciado una cierta relajación en sus compromisos con los productos de comercio justo, siguen elevando el nivel de políticas de compras, con el compromiso de para el mes de mayo utilizar el 100% de carne británica en sus productos de MDD (incluyendo platos preparados). Serán la primera cadena del país en alcanzar este hito. También han renovado su gama de MDD premium, y ajustado el surtido de sus tiendas para hacerlo más relevante al lugar donde están.

La mala noticia vino por la actualización del valor del banco en su balance. Esto les hace entrar en pérdidas, a pesar de lo bien que va el negocio de alimentación, y los demás (el negocio de seguros ha crecido un 28% y el de funeraría un 3%). También este año han perdido el quinto puesto del ranking de supermercados de Kantar, al haberles superado Aldi. Un pequeño contratiempo, pero siguen en el buen camino asentando las mejoras en su modelo de negocio.

The Coop: Navidades Solidarias.

The Coop, por su carácter cooperativo, ha sido desde siempre una cadena con donde los valores han sido importantes, principalmente los asociados a la cadena de suministro: productos locales, comercio justo, etc.

Desde la revisión de su marca y la vuelta a la imagen de los años sesenta, el componente solidario también tiene mucha importancia. Por ello el 1% de lo que los socios gasten en MDD va a causas locales que eligen los propios socios. Y ahora también, lanzan esta iniciativa, la del calendario de adviento reverso: se trata de en vez de comerse un chocolate cada día, dejar en la caja un producto envasado, y al final del periodo, llevarlo a un banco de alimentos.

The Coop te regala una caja donde poder recoger tus donaciones, un cupón de £5 y una guía con consejos sobre qué productos donar. Pulsando sobre la imagen pueden ver el vídeo donde explican la iniciativa.

coop-reverse-advent

Tesco apunta a la recuperación

Tras la publicación de los datos de la campaña navideña por parte de los retailers, había mucha expectación por conocer los datos que publicaba Kantar, dado que permite comparar a todos los retailers en un mismo periodo, y extraer más conclusiones de lo que está sucediendo.

Se mantiene la tónica habitual de los últimos años, se registran los mayores crecimientos porcentuales en los dos extremos del mercado: los supermercados premium y los low cost son los que más crecen de forma relativa.

Por ahora, el 2013 está siendo feliz para Tesco.
Por ahora Tesco está disfrutando de un “Happy New Year”.

Sin embargo, la noticia la da Tesco, que ha logrado obtener un resultado positivo, al crecer un 3,3%, igual que el mercado en este periodo y por lo tanto manteniendo su cuota de mercado. Los directivos de Tesco no se conformarán con esto, y no lo considerarán un buen resultado: no han logrado todavía recuperar sus niveles de crecimiento y su cuota de hace unos años. Pero sin duda se trata de un hito para Tesco.

Tesco está invirtiendo mil millones de libras en renovar sus tiendas y dar más formación a sus vendedores, para lograr una mejor experiencia de compra y conseguir que vuelvan los clientes que les habían abandonado por otras enseñas.

The Coop también tiene algo que celebrar tras la publicación de estos datos, Por primera vez en mucho tiempo han obtenido  un aumento en ventas, aunque modesto (0,9%).

Desde la compra de Somerfield el retailer ha sufrido muchísimo para integrar a la perfeción las nuevas tiendas y las nuevas cadenas de suministro, y a pesar del gran número de tiendas que tiene, ha ido perdiendo ventas y cuota de mercado a lo largo de estos dos últimos años.