Tesco: nuevos usos para los hipermercados que le sobran.

La realidad de los hipermercados en el Reino Unido es poco positiva. Entre la crisis financiera, la expansión del convenience, y el comercio online, las ventas del canal pierden cada año entre un 2 y un 3%, y los distribuidores han paralizado (o incluso cierran tiendas) la apertura de nuevos hipermercados.

Hace unos meses, Goldman Sachs estimaba que el 20% de la superficie de venta en el gran consumo era redundante, y la mayor parte de esa superficie estaba en hipermercados.

Tesco, Sainsbury’s y Asda buscan colaboradores para llenar el espacio que les sobra, y lo ceden a cadenas como Decathlon, Argos, o de restaurantes, que puedan ofrecer un nuevo aliciente a los clientes para acercarse a los hipermercados.

Ahora Tesco anuncia una nueva iniciativa en este sentido, y va a transformar uno de los últimos grandes hipermercados que abrió (más de 11.000m2, abierto en la ciudad de Dudley en el 2011) en una tienda algo más pequeña (de 6.000m2) y un almacén de preparación de pedidos online, lo que se llama un dark store.

Tesco invirtió 􀂅􀀕􀀚£27 millones en la apertura de ese centro, según The Grocer, y tenía secciones extendidas de non food y de restauración, siguiendo los planes que tenía el retailer por aquel entonces de desarrollo del canal. Sin embargo, la crisis financiera, los cambios de hábitos de los consumidores y la actual política de reducción de surtidos penalizan las grandes tiendas, que como decíamos, quedan con espacio sobrante que ahora quieren dedicar a los pedidos online.

Los pedidos online de los clientes de esa zona se preparan en los distintos hipermercados y grandes supermercados de Tesco próximos. De esta forma todos esos pedidos se podrán servir desde este dark store, liberando de esas tareas a estas tiendas y mejorando la experiencia de compra en las mismas (los carritos online son grandes y cuando la tienda está muy llena son un problema) y también se evitan el efecto negativo de las roturas de stock de las tiendas.Tesco Extra

Anuncios

Asda y Decathlon compartirán espacio en tiendas.

image

Esta mañana la revista Retail Week publicaba una nota sobre la nueva colaboración entre Asda y Decathlon.  Parece un proyecto con tanto sentido común y en el que los dos pueden ganar tanto que seguro llega a muy buen puerto.
Asda está renovando muchas tiendas para mejorar la experiencia de compra. Y ahora anuncian esta colaboración con Decathlon,  que se sitúa en la línea de iniciativas para aprovechar mejor el espacio de sala de ventas que sobra en el retail británico.
Decathlon va a abrir una pequeña concesión dentro de un Asda donde los clientes podrán recoger pedidos online y comprar en terminales, en línea a otras iniciativas similares (como la de Argos y Sainsbury’s).
Decathlon puede conseguir así ampliar de forma importante sus puntos de venta (tiene en la actualidad 17 tiendas grandes y una pequeña de bicicletas en UK) de forma muy rápida y efectiva.  Y Asda gana en tráfico,  Decathlon tiene muy buena reputación aquí y hay poca coincidencia de productos en los surtidos de ambos. Por eso parece una apuesta que va a ir bien.
Es un formato en el que Decathlon ya tiene algo de experiencia,  puesto que hace unos meses abrió una pequeña tienda en una estación de metro, centrada en el universo de la bicicleta (muy popular en Londres) y donde es posible también recoger las compras realizadas online.
Tesco y Sainsbury’s tienen proyectos similares con otros retailers fuera del gran consumo,  con Sports Direct, Jessops, Argos… les sobra un 20% del espacio!

Gary Lineker nos da una lección de shopper marketing

Dictada por la empresa que le contrata, Pepsico, pero no deja de ser curioso verle hablando de venta secundaria, de crear interrupciones en el camino del comprador para llamar su atención, etc… Personalmente, me parece más convincente en los anuncios hacia el consumidor, hasta conduciendo un tractor en uno de los últimos. Pero tampoco me parece mal que hagan algo así para el canal.

Sobra espacio y sobra personal en el retail británico

Hoy Asda ha confirmado a Retail Week sus planes definitivos de revisión de organigrama para adaptarse al nuevo entorno multicanal. Con la revisión aparecen nuevos puestos en la central y en las tiendas, se crean puestos, pero también desaparecen otros. Y aunque el saldo neto sea de creación de unos 1500 puestos de trabajo, los nuevos puestos están relacionados con la aplicación del canal online en las tiendas, y según Asda, se despedirán algunos empleados que no tengan las habilidades necesarias para los nuevos puestos y se incorporarán nuevos perfiles.

Hace unos días Morrisons confirmaba otra noticia parecida: van a necesitar más de 2,500 menos responsables en tiendas, como parte de un gran plan de reestructuración de su organigrama.

El éxito del canal online hace que sobren en las tiendas metros y personal. Fuente Asda.

Morrisons  ha constatado que le sobra gente en las tiendas después de las mejoras que han implantado en los sistemas de gestión estos últimos años, y al desplazamiento que poco a poco se produce de las ventas en tiendas a las ventas online.  Prevee trasladar estos puestos a sus nuevas aperturas (planea 100 nuevos supermercado de conveniencia a lo largo de este año) y la creación de nuevas responsabilidades para un grupo de trabajadores de mucha experiencia que servirían de apoyo al jefe de tienda.

En el caso de Asda el número de puestos afectados es más elevado, cercano a los 4,100. Los principales cambios se producen en los organigramas de las tiendas, pero tambíen en las oficinas centrales, donde se necesita menos personal para algunas secciones como el non-food, que están pasando a venderse mucho más por el canal online que por el de las tiendas.

Tesco está trabajando en un proyecto similar, mientras que Waitrose ya realizó el ajuste el año pasado.

 

 

Tesco – Tecnología en la tienda

Tesco - Hello pantalla

Una de las líneas prioritarias de trabajo de este nuevo Tesco que tiene en la cabeza Philip Clarke es la mejora de la experiencia de compra. Para ello están desarrollando elementos específicos para cada uno de los canales, y otros generales como más servicio, personal más formado, etc.

La tecnología en la tienda es uno de los elementos por los que están apostando, en contraste por ejemplo con Sainsbury’s o Asda, que también trabajan en este campo pero de una forma más pausada, diríamos.

Las nuevas tiendas incorporan ya muchas pantallas interactivas o informativas, o incluso, el cliente puede utilizar su propio móvil para interactuar con la tienda!

– Están probando una App mediante la cual el cliente puede utilizar su propio móvil (por ahora tiene que ser iPhone) para escanear la compra, acercarse a una estación de checkout y allí pagar sin tener que sacar los productos de la bolsa. Lo han probado un mes en un Tesco Metro y ahora han retirado el piloto, por lo que seguramente en breve lo veremos en más tiendas, incorporando los aprendizajes del piloto. Sainsbury’s lleva un poco la delantera a Tesco en este campo, pero sin duda, un elemento muy importante de la proposición comercial de las tiendas convenience.

– Monitores en las entradas de la cola de checkouts para decirte el tiempo estimado de cola. Se ven desde la entrada de la tienda, por lo que igual les restan clientes, que ven que hay demasiada cola para el tiempo que tienen… En todo caso, un guiño al cliente veloz.

– Grandes pantallas en las entradas de las tiendas, para informar de las ofertas disponibles en la tienda, las campañas como las de la garantía de precio, etc… Lei que algunas de estas pantallas serán también “tweetwalls”, donde se podrán leer los tweets sobre la tienda o sobre Tesco. También en el campo de la información, algunos lineales tienen pequeñas pantallas táctiles donde los clientes pueden informarse sobre detalles clave de los productos (he visto una en la tienda de licores de la tienda de Watford, explicando orígenes, etc de los productos).

– Pantallas para hacer compras dentro de la tienda. Parece que el experimento del “lineal infinito” (una pantalla gigante integrada en el lineal con surtido online) no ha funcionado muy bien, y Tesco las está sustituyendo por modeos más pequeños, también integrados en los lineales de electrónica, non food, etc. En las nuevas panaderías del Euphonium Bakery tienen unas pantallas en las que puedes hacer pedidos de pasteles personalizados, para recoger en tienda.

– Tablets y móviles. El año pasado Tesco lanzó su propia Tablet, el Hudl, a un precio muy razonable, y que se convirtió en un éxito de ventas (tuvo que competir con la tablet que vendió al mismo tiempo Aldi). Además, es un portal de relación entre Tesco y el cliente, facilitando enormemente el consumo de servicios de Tesco, desde la compra online a el canal de televisión, banco, etc. En pocos meses lanzarán su propio smartphone, para el que ya parece el éxito estará asegurado.

– La App Tesco Discover, una aplicación para teléfonos y tabletas de realidad aumentada. Está pensada para utilizar junto con la revista Tesco, pero algunas de las recetas que se pueden recoger en la tienda también pueden ser escaneadas por esta App y el consumidor puede ver allí mismo un vídeo de como preparar el plato, etc.

Pero evidementemente, la tecnología no acaba aquí. Están mejorando los servicios de las cajas de autocobro, y en una de sus tiendas han instalado unas “supercajas”, que permiten atender prácticamente de forma simultánea a tres clientes a la vez. Los clientes tienen que poner los productos en la cinta, un arco escanea el código y lleva el producto a la zona donde está el cliente esperando (no las he visto en acción todavía, y no se como gestionan los productos a granel, por ejemplo).

Tesco se ha tomado en serio el mejorar la experiencia de compra de sus clientes, ya sea en la tienda o en el entorno digital, y continuamente estamos viendo novedades al respecto.

Tesco - pantalla info táctil Tesco - lineal infinito

Tesco: primeros proyectos liderados por jefes de tiendas.

Tesco está inmerso en una continua revisión de su proposición para hipermercados, y todo puede cambiar con tal de atraer más clientes. En el último año ha comprado negocios de restauración como Giraffe, Harris + Hoole, de panadería como Euphorium Bakery, para incluirlos en sus tiendas, o ha llegado a acuerdos con otros negocios para que utilicen el espacio que les sobra en las tiendas y abran negocios como gimnasios o tiendas de productos de deporte.

Ahora se hace pública otra iniciativa curiosa, que parte directamente del jefe de tienda de uno de estos hipermercados. A partir de ahora, Tesco competirá con Pizza Hut y Domino Pizza, vendiendo pizzas y entregándolas a domicilio.

¿Funcionará la iniciativa? Parece algo alejada de las anteriores, que tienen como objetivo llevar a la gente a la tienda, por lo que está por ver el resultado final de esto.

Fuente Tesco

Tesco: pensar en todos los clientes

El otro día me encontré en una de sus tiendas un buen ejemplo de su voluntad de ser un supermercado universal (que atiende a las necesidades de todos los clientes) sin dejar de mostrar una cierta adaptación a nichos.

La tienda es un hipermercado, con la nueva versión de la sección de belleza (la que tiene el salón de belleza en el centro, donde te dan tratamientos estéticos, etc). Una de las cabeceras de lineal está completamente dedicada a los productos étnicos. Es algo que se ve siempre en alimentación (incluso en España! todos venden yucas y bananos macho), pero de esta forma (agrupados todos los productos de belleza para un colectivo concreto) es la primera vez que lo veo. Tesco tiene un programa de desarrollo del negocio que llaman “World Food” (que es productos alimentarios para colectivos como las personas de religión musulmana, las de los países subsaharianos, las personas de Irlanda, EEUU o Polonia, etc) y seguro que están explorando esta forma de trabajar a las secciones que no son de alimentación. Buena idea!

Para los curiosos, encontraréis más información de los productos de la marca Olive Oil aquí.