Tesco. El paciente muestra signos de mejora.

Los clientes vuelven a Tesco. Fuente: Tesco.
Los clientes vuelven a Tesco.
Fuente: Tesco.

Al líder de la distribución británica la fase aguda de la enfermedad parece haberle durado un año, y este 2015 le está sentando algo mejor, aunque por ahora, las noticias negativas sigan siendo más numerosas que las positivas,

Las ventas de Tesco llevan un par de meses creciendo, un 0,3% en Enero y un 1,1% en Febrero, tras pasar por unas Navidades de pérdidas (-1,2%) y un mal 2014. Sus competidores muestran peores cifras, y están en negativo o en todo caso, muy por debajo de la evolución del mercado, que sigue marcada por los discounters y los supermercados premium.

Entre los elementos que permiten a los analistas sentir cierto optimismo ante Tesco se encuentran sobre todo las mejoras en la gestión de tiendas (el poner más personal y horas permite que haya menos roturas de stock y los clientes estén mejor atendidos) y la bajada de precios que realizaron en enero (empezaron por marcas de fabricante pero ahora ya han incluido MDD, que les está permitiendo mejorar su percepción de precio).

El reto sigue siendo grande, y el retailer se encuentra en un periodo muy turbulento. Están gestionando en estas semanas la salida de hasta 6,000 personas de la central (se han ido muchos directivos), el cierre de las tiendas anunciado, la entrada de nuevos directivos tanto al consejo de administración, como los nuevos CEO de UK y presidente del consejo de administración.

Y todo esto mientras tiene que pelear por cada venta, evitando que se le vayan clientes a los discounters tratando de reducir el diferencial de precio con ellos.

Otro punto que genera muchos conflictos en Tesco estos primeros meses del año son las relaciones con los proveedores. Además de la investigación que está llevando a cabo el árbitro de la cadena para verificar las acusaciones de malas prácticas por parte de los compradores de Tesco (que pueden acabar en multas históricas para el retailer) está en pleno proceso de renovación de plantillas comerciales. A pesar de querer mejorar las relaciones con los proveedores, Tesco tiene dos objetivos durante estas negociaciones: reducir en al menos un 20% el número de referencias que ofrece en las tiendas, y reducir los precios de compra (los precios de las materias primas están a la baja, y Tesco ya ha manifestado por activa y por pasiva que no quiere ver a proveedores haciéndose ricos a su costa, y les pide trasladen los ahorros aguas abajo en la cadena para que ellos puedan bajar también los precios de venta de los artículos). Por ahora se saben ya dos cosas de estas negociaciones: se ha dado de baja la gama completa de Schweepes, y la práctica totalidad de la gama de Kingsmill, una de las marcas líderes del pan de molde.

UK – Inflación 0

Hoy el Reino Unido puede entrar en un territorio que no visitaba desde los años 60, la deflacción. El Banco de Inglaterra acaba de anunciar que el índice de precios al consumo del mes de febrero ha sido 0. Las principales categorías que han arrastrado el índice a la baja son de los alimentos y el combustible (cada una contribuye con 0.4 puntos).

La inflación se espera que siga bajando más, no sólo porque se prevee que se mantenga la tónica en combustibles y alimentación, también la bajada del euro hace que las importaciones a la islas sean más baratas.

Está por ver si el gran consumo será capaz de beneficiarse de este poder adquisitivo adicional en las familias. La guerra de precios apenas ha empezado (los retailers han anunciado planes de inversión en precios a tres y cuatro años), y se espera que los próximos meses los precios en gran consumo bajen todavía más. Como se puede ver en los datos de The Grocer, en el último año (hasta marzo 2015) se han reducido los precios en todas las categorías que la publicación analiza. En algunos casos, hasta el 4%.

Fuente The Grocer.
Fuente The Grocer.

Aldi planea abrir su tienda online en el Reino Unido.

La noticia la acaba de publicar el periódico Lebensmittel Zeitung, que cita a fuentes internas de la empresa. El distribuidor lleva ya un tiempo trabajando en el proyecto, con un grupo de trabajo formado por profesionales expertos que ha ido contratando y consultores externos, y parece que ya está a punto de materializarse. El motivo para escoger el mercado británico es la importancia del online en gran consumo, que ya alcanza casi un 5% de la facturación del mercado, según el IGD (y un 11% del mercado de retail, según los datos de Planet Retail).

Puede parecer contradictoria una proposición de tienda online por parte de un discounter, pero en el último año han nacido dos iniciativas de tiendas de todo a una libra que venden online, y seguramente, Aldi tampoco quiera perderse este canal del mercado que tanto está creciendo. Además, estamos acostumbrados a un modelo en que los consumidores pueden elegir hora y día de entrega, por ejemplo, y es posible que la oferta de Aldi sea distinta y elimine comodidades a cambio de precios bajos.

El sábado una responsble de comunicación de Aldi UK matizaba la noticia. Negaba que tuvieran planes inmediatos para el comercio online, aunque reconocía que seguían de cerca los desarrollos del canal para entrar en él cuando lo vieran factible. Por ahora, en UK también están haciendo pruebas en el canal convenience, y de la introducción de nuevos elementos (cajas rápidas, supermercados de frescos, etc) por lo que no es de descartar que nos ofrezcan más novedades en breve.

Aldi va a ser el patrocinador del equipo olímpico del Reino Unido.

Puede parecer anecdótico, pero es otra muestra de cómo los discounters alemanes están apostando por estar presentes en la vida de los ingleses… Veremos como funciona esta campaña, alejada de las anteriores.

Hace unos días, en The Grocer se podía leer a uno de sus periodistas citando al Director General de un importante fabricante en UK. Decía que él ya no piensa en Aldi y Lidl como discounters… piensa en ellos como supermercados que están haciendo bien las cosas.

Asda y Decathlon compartirán espacio en tiendas.

image

Esta mañana la revista Retail Week publicaba una nota sobre la nueva colaboración entre Asda y Decathlon.  Parece un proyecto con tanto sentido común y en el que los dos pueden ganar tanto que seguro llega a muy buen puerto.
Asda está renovando muchas tiendas para mejorar la experiencia de compra. Y ahora anuncian esta colaboración con Decathlon,  que se sitúa en la línea de iniciativas para aprovechar mejor el espacio de sala de ventas que sobra en el retail británico.
Decathlon va a abrir una pequeña concesión dentro de un Asda donde los clientes podrán recoger pedidos online y comprar en terminales, en línea a otras iniciativas similares (como la de Argos y Sainsbury’s).
Decathlon puede conseguir así ampliar de forma importante sus puntos de venta (tiene en la actualidad 17 tiendas grandes y una pequeña de bicicletas en UK) de forma muy rápida y efectiva.  Y Asda gana en tráfico,  Decathlon tiene muy buena reputación aquí y hay poca coincidencia de productos en los surtidos de ambos. Por eso parece una apuesta que va a ir bien.
Es un formato en el que Decathlon ya tiene algo de experiencia,  puesto que hace unos meses abrió una pequeña tienda en una estación de metro, centrada en el universo de la bicicleta (muy popular en Londres) y donde es posible también recoger las compras realizadas online.
Tesco y Sainsbury’s tienen proyectos similares con otros retailers fuera del gran consumo,  con Sports Direct, Jessops, Argos… les sobra un 20% del espacio!

J Sainsbury’s. Resultados Q4 2014/15

Esta mañana el CEO de Sainsbury’s. Mike Coupe, ha presentado las cifras del tercer trimestre del retailer. Las cifras se esperaban malas (Sainsbury’s es experto en mantener bajas las expectativas de sus cifras), pero al final, los analistas no las han visto tan malas, y hay un cierto sentimiento positivo sobre los próximos meses de Sainsbury’s, sobre todo porque hay un cierto consenso en que el retailer ha reaccionado muy rápido y bien a las pérdidas de principios de año, y a pesar de bajar precios se mantiene bastante fiel a su política de valor y valores.

Fuente Sainsbury's
Fuente Sainsbury’s

Las ventas se han reducido respecto al año anterior en un 0,3% (y las comparables en un 1,9%), pero no los volúmenes y el número de transacciones, que han crecido, al responder los clientes de Sainsbury’s a los recortes en precio que se han hecho  (en 1.100 productos, desde noviembre, que han crecido en un 3% en volumen durante este periodo) , y a la disminución del número de ofertas en las tiendas (por ejemplo, han desaparecido las cabeceras en frescos de 3 por £10). Esta pérdida en ventas les supone también perder cuota de mercado, en favor de los discounters y los supermercados premium (al igual que sus compañeros en el Top 4, Tesco, Asda y Morrisons).

Las áreas de crecimiento de Sainsbury’s siguen siendo las mismas: la ropa (un 6% de crecimiento en ventas), el convenience (un 14%, con 23 aperturas de las approximadamente 100 previstas para este año), y el online (otro 14%, habiendo abierto otra modalidad de entrega este trimestre, la aproximación al Drive que realizan).

Los primeros seis meses del año fueron peores para Sainsbury’s en cuanto a pérdida de ventas. Parecen haber acertado con su iniciativa de precios y reducción de promociones, y los dos últimos trimestres las pérdidas son algo menores. Para los próximos meses anuncian mejoras en la calidad de varias gamas de MDD, más reducciones de precio, y el despliegue del Drive en varias tiendas más. Sin duda, tendrán que hacer algo más para revertir la situación. Morrisons y Asda han probado el camino de reducir precios y a pesar de mostrar también buenas cifras en volumen y transacciones, las ventas no remontan. Tesco, con una apuesta combinada de rebajar precios y poner más horas de personal en tiendas está consiguiendo mejorar un poco su situación, y se espera que aún anuncie más rebajas de precios (es el que tiene todavía más margen para hacerlo), y los discounters reaccionen, por lo que la situación se puede complicar todavía más para Sainsbury’s, y en general para todos.

La polarización del mercado en UK: casi un tercio de los clientes de Aldi y Lidl son del segmento AB

La semana pasada la revista The Grocer se hacía eco de un estudio  de Him! sobre la naturaleza de los clientes de los discounters, con resultados seguramente previsibles, pero que vistos en cifras no dejan de ser sorprendentes.

Un 31% de los clientes de los discounters son del segmento AB, los de mayor poder adquisitivo. Un 28% son C1, un 14% C2 y finalmente, un 30% son DE.

No deja de ser un reflejo del cambio social que se ha producido en el Reino Unido en estos últimos años: ya a nadie le da vergüenza ir a comprar a estas tiendas, y el crecimiento de los discounters se ha visto alimentado por este tipo de clientes que aunque no lo necesiten, buscan buenos precios en categorías como el vino, dulces, etc. Y paralelamente, el otro segmento del mercado que crece es el premium, con Waitrose y Marks & Spencer como máximos exponentes, dejando a los que están posicionados en el medio con pérdidas de ventas.

Los productos frescos y la MDD premium, junto con unas ingeniosas campañas publicitarias están consiguiendo llevar cada vez más clientes a los discounters, y  que compran más. Todavía tienen mucho recorrido, porque la mayoría de compradores hacen sólo una pequeña parte de su compra en ellos y en algunas zonas no están representados. Y aunque las medidas que están tomando el resto de supermercados para combatirles (reducir el diferencial de precios, las zonas low cost en tiendas, etc) estén reduciendo su velocidad de crecimiento, siguen siendo los que más consiguen crecer en este mercado.

A pesar que la velocidad de crecimiento se haya reducido un poco, los discounters y Waitrose llevan más de cuatro años creciendo mucho más rápido que los Tesco, Asda, Sainsbury's y Morrisons. Fuente Kantar World Panel
A pesar que la velocidad de crecimiento se haya reducido un poco, los discounters y Waitrose llevan más de cuatro años creciendo mucho más rápido que los Tesco, Asda, Sainsbury’s y Morrisons.
Fuente Kantar World Panel

Y es previsible que sigan creciendo. Hace unos días un exCEO de Aldi en UK, el sr. Paul Foley, hablaba que de mantenerse este diferencial de precio entre discount y top4 (que él registra en un 22%) los discounters podrían llegar a una cuota del 25% en unos pocos años (ahora Aldi y Lidl tienen una cuota conjunta del 10%). Su receta para frenar el discount es reducir el diferencial de precio hasta el 12%, cuando entonces es posible poner en valor ante la mayoría de compradores cuestiones como el servicio y el surtido.

Por ahora la guerra de precios en el gran consumo sólo ha conseguido que repunte el volumen comprado, pero ninguno de los top 4 tiene buenas perspectivas a corto plazo.

W Morrisons plc. Resultados FY2014/15

Una mañana difícil para los de Bradford, que apenas han tenido buenas noticias que comunicar a los inversores y analistas que les han estado escuchando durante la presentación de los resultados del año que cierran en Febrero 2015.

El año anterior ya había sido nefasto, y de éste, lo único que se puede decir es que ha sido menos malo para algunos de los indicadores, ya que parece que algunas de las medidas que se han ido tomando este año han conseguido por lo menos frenar el declive. Pero no se llega a remontar y las pérdidas repuntan.

Andrew Higginson, presidente de Morrisons, entrevistado en la BBC. Fuente BBC
Andrew Higginson, presidente de Morrisons, entrevistado en la BBC.
Fuente BBC

Recordemos que en este año Morrisons ha cambiado de presidente y de CEO. Este lunes se hace cargo de la dirección de la empresa David Potts, exTesco, en sustitución del defenestrado Dalton Phillips. Y hace unos meses se incorporó a la presidencia, en una sustitución planificada, Andrew Higginson, otro exTesco. Ambos tienen un reto fenomenal… la montaña es muy alta.

Las cifras del año son unas pérdidas en ventas del 4.9%, y si miramos las comparables, las pérdidas son del 5.9%. La empresa sigue en el terreno de las pérdidas, unos £800 millones (cuatro veces más pérdidas que el año pasado). La tendencia a lo largo del año ha sido la de mejorar, pero siempre dentro de lo negativo. Por ejemplo, en el segundo trimestre las ventas comparables eran de -7.6% y en el último son de -2.6%, gracias a unas navidades más o menos buenas. También han devaluado el valor de sus propiedades inmobiliarias, en línea con otros retailers, en unos £1.200 millones.

Muestran satisfacción por el desarrollo del canal online, a pesar de lo mucho que han tenido que invertir en un año ya han alcanzado una facturación de £200 millones, y sirven al 50% del territorio. SIn embargo el canal convenience sufre una profunda revisión, y la precipitación a la hora de abrir tiendas les ha llevado este año a cerrar 6, y a cerrar otras 23 más este año. Junto con los cierres de supermercados grandes previsto, y la desaceleración de las aperturas, Morrisons cerrará el año fiscal que ahora empieza con menos superficie de venta que este año, según los cálculos de Planet Retail.

El cierre de tiendas también va a suponer la pérdida de 380 puestos de trabajo.

La prioridad para este año va a ser recuperar clientes que pierden principalmente hacia los discounters alemanes. Quieren centrarse en los valores más internos de Morrisons, un supermercado de productos frescos de calidad y precios bajos Para ello han incorporado muchas mejoras en la gestión de la tienda (desde una estructura más ligera hasta mejoras en los sistemas de recepción y pedido de productos, etc), una profunda revisión del surtido (ya han reducido el número de referencias totales en un 10% en un año, un proceso que se ha acelerado a finales del año y que va a continuar a lo largo de este), muchas menos promociones para ofrecer más “siempre precios bajos” (un 8% menos de promociones que hace un año) y la consabida reducción de costes. Estos ahorros, junto con una mayor provisión que no se va a repartir entre los accionistas, van a financiar las bajadas de precios previstas para éste y el año siguiente.

Un reto importantísimo, como decíamos, y para el que van a tener que dedicar varios años para lograr enderezar el rumbo del retailer. Las medidas que anuncian son similares a las de los demás retailers, por lo que hará falta una excelente ejecución, o traer ideas nuevas, para tener una mayor probabilidad de éxito.

Wholefoods solidario

Después del mes de la salud y de San Valentín, en Wholefoods toca ser un poco solidario.

El retailer anuncia para mañana su día más solidario, en el que un 5% de sus ventas irán a parar a proyectos para aliviar la probreza. El método se basa en microcréditos, que financian proyectos que a su vez, cuando devuelven el dinero, financian otros pequeños proyectos. Un círculo virtuoso que empieza en las tiendas de Londres.

Wholefoods - donate

Wholefoods - 5% day

Asda: la expansión en convenience se apoya en la multicanalidad.

Asda es un retailer que se significa porque aborda cualquier proyecto de la forma más sencilla posible, y siempre teniendo muy en cuenta que las inversiones le rindan al máximo. Esta prudencia no le va mal, a pesar que las últimas cifras de ventas y crecimiento no estén siendo muy buenas, están alineadas con el resto de supermercados. Y hay que tener en cuenta que ellos son los que más expuestos están al canal hipermercado, que tantas malas noticias nos da desde el inicio de la crisis.

La presencia de Asda en el canal convenience (tiendas pequeñas de proximidad y amplio horario de apertura) prácticamente no existe, tan sólo cuentan con hipermercados y los supermercados que compraron hace cinco años a Netto y unos pocos más que han ido abriendo desde entonces.

Sin embargo, ahora demuestran que tienen planes muy importantes de desarrollo en ese canal, pero lo van a hacer de una forma distinta a los demás. Las tiendas de conveniencia de Asda no serán de proximidad, serán de destino y no van a estar necesariamente a pie de calle. Para ello las van a abrir en gasolineras (tienen unas pocas piloto, acaban de comprar 15 y han anunciado que llegarán a las 100 gasolineras nuevas a finales de año, con un foco especial en ubicaciones en el sur de Inglaterra). Las tiendas serán supermercados pequeñitos, como los que ya tienen Sainsbury’s y Tesco por ejemplo, pero también con otro añadido. Serán puntos de recogida de la compra online, los famosos puntos Click & Collect de alimentación, donde los clientes pueden recoger la compra de forma gratuíta (el formato llamado Drive en otros países).

De esta forma Asda logra un buen objetivo: la expansión por el sur del país, la zona más rica y donde Asda tiene un menor número de hipermercados, ofreciendo el surtido completo a sus clientes, que pueden complementar con compras de última hora en el mini supermercado, y además, seguramente la gasolina más barata en UK, un elemento que sin duda atrae a mucha gente.

Ahora ya se puede repostar y hacer la compra a la vez en Asda Fuente Asda
Ahora ya se puede repostar y hacer la compra a la vez en Asda
Fuente Asda