Pounland. Resultados H1 FY2014/15

El discount está de moda en el Reino Unido, y son los retailers instalados en este segmento del mercado los que están alcanzando los mayores crecimientos. Cada vez que se dan los datos mensuales del mercado Aldi y Lidl crecen del orden del 15 al 30%, y Poundland, el máximo representante en este país de las cadenas de precio único,  sigue la tónica marcada por los discounters alemanes.

Fuente Poundland.

Recién estrenada salida a bolsa, hoy ha anunciado sus primeros resultados semestrales. Y son muy buenos, con un crecimiento en las ventas de más de un 15% y unas ventas comparables que también crecen un 4.1% mucho más que cualquier otro retailer instalado en el top 10 de la distribución.

Ya casi han alcanzado las 560 tiendas entre los tres países en los que operan (Reino Unido, Irlanda y España) y están en la progresión esperada para alcanzar su objetivo de 1000 tiendas. Para esto están considerando cada vez más la apertura en centros comerciales, versus el tipo de tienda que hasta ahora han ido abriendo de forma mayoritaria, a pie de calle. Son tiendas más grandes, con otros retos, pero que les permiten crecer y seguir sirviendo a un público cada vez más acostumbrado a comprar en el canal discount, y que lo tiene como otro tipo de tienda más a la hora de hacer la compra diaria o semanal. Piensan que aunque ahora la recuperación de la economía es patente en UK, los hábitos de contar con ellos como otra tienda más están instalados, y además, notan que cada vez más clientes de poder adquisitivo elevado les visitan.

Ahora hay que ver como les va el periodo navideño, uno de los más importantes en el retail. El año pasado ya les fue bien, por lo que no se esperan sorpresas, pero como siempre, es muy difícil predecir nada en estos tiempos de incertidumbre.

Los retos a los que se enfrenta el canal discount, aunque ahora les vaya bien, son muy elevados. Tienen que competir con la recuperación económica y la posibilidad que los consumidores les abandonen ahora que pueden permitirse gastar más, aunque parece que esto no pueda producirse a medio plazo. Sin embargo los planes de expansión de Aldi y Lidl, junto con la entrada de Netto otra vez en el mercado, ponen presión a todos los retailers, que tienen que seguir reinventándose para continuar gozando del favor de sus clientes.

Tesco – Menu take away, como ir a un restaurante.

Otra iniciativa curiosa de Tesco, para la sección de platos preparados en sus tiendas.

En esta ocasión, el surtido y el packaging replica el estilo más tradcional de las populares take away británicas, restaurantes de comida étnica (china, india, etc) donde se compra comida para llevar, que los clientes normalmente tomarán en casa o en sus oficinas. Los menús de estos restaurantes son quilométricos, y la gran mayoría optan por numerar los platos, para facilitar los pedidos.

Ahora Tesco intenta replicar esto en la tienda, sin poder ofrecer tantos platos como estos restaurantes, pero el intento es curioso. Además, lo combina con la típica oferta de varios productos por un precio fijo, por lo que es fácil que muchos consumidores se animen a probar.

Ejemplo de menú típico de un restaurante Take Away
Ejemplo de menú típico de un restaurante Take Away

Tesco - take away 02 Tesco - take away 03 Tesco - take away 01

En las tiendas esta iniciativa convive con otras que intentan capturar la misma ocación de consumo y sustituir a una cena de restaurante. Por más dinero los clientes pueden comprar varios platos preparados de MDD premium finest (Finest Menu, que a veces llega a incluir una botella de vino), o por un nivel parecido pueden comprar pizza y snacks bajo la oferta “Big Night In”.

J Sainsbury’s plc. Resultados H1 2014/15

Mike Coupe, el nuevo CEO de Sainsbury’s, presentaba hace unos días los resultados de la primera mitad del año, y también su esperada presentación de cuáles iban a ser las líneas estratégicas en las que iba a trabajar Sainsbury’s a partir de ahora, bajo su dirección.

Las cifras están muy alineadas con la tónica del mercado y no sorprendieron mucho que las ventas no crecieran (un 0% respecto al año anterior) y las ventas comparables fueran negativas (-2.1%). Y es que a pesar de los muchos aciertos que ha tenido Sainsbury’s para esquivar la crisis, al final ha sucumbido a la realidad del mercado, la huída de consumidores de las tiendas de los distribuidores del Top 4 y la baja inflación. Sin embargo, siguen teniendo mejores resultados que Tesco y Morrisons, que continúan pasando por su calvario de ventas particular, y en estos momentos, sólo Asda es capaz de mantenerse a flote, aunque también perdiendo ventas comparables.

Sainsbury’s piensa que las condiciones del mercado se van a endurecer: la población no crecerá mucho, y la inflación va a mantenerse baja un tiempo, por lo que para crecer hay que quitar ventas a los competidores o buscar ingresos fuera del gran consumo.

Así ve el futuro próximo Sainsbury's: un mercado sin inflación ni crecimientos en volumen significativos.
Así ve el futuro próximo Sainsbury’s: un mercado sin inflación ni crecimientos en volumen significativos.

Para conseguir remontar esta situación, van a trabajar en varias líneas, algunas aparentemente opuestas.

La anunciada bajada de precios va a consolidarse. Ya comunican en sus tiendas los nuevos precios, se comparan directamente con Asda, y están trabajando con algunos proveedores de MDD para poder tener productos de calidad a precios más bajos que los que tienen Aldi y Lidl. Algunos de estos productos, pusieron como ejemplo los pañales, les ayudarán a atraer a las tiendas a targets específicos, como las familias jóvenes que ahora compran en discounters. Los precios bajos traen el revés de reducir la profundidad de las ofertas, y el ofrecer menos beneficios en el club de fidelización, que posiblemente se había quedado algo anticuado. Se está a la espera de novedades en este campo, más allá de las anunciadas respecto al desarrollo de apps vinculadas a la tarjeta, etc.

La inversión en precio (unos £150 millones, muchísimo menos que la anunciada por sus rivales Asda y Morrisons) se va a financiar con un menor número de aperturas, y ahorros en la operativa (en estos tiempos turbulentos, es imporante lanzar mensajes a los accionistas!).

Van a invertir en calidad, como en la de los productos frescos, trabajando con proveedores para extender las temporadas de cultivo en UK de algunas frutas y verduras, y ahorrarse costes de transporte y mantener el atributo del origen británico, que suele valorarse de forma positiva por parte de los clientes.

Se frena la apertura de supemercados y formatos más grandes, abriéndose este año un 50% menos que el anterior, y reduciendo aún más las aperturas de cara a años siguientes. Muchas de estas tiendas tienen problemas de aprovechamiento del espacio  (sus cálculos son que en los próximos años el 25% de las tiendas sufrirá esto), y trabajan con algún retailer complementario para abrir concesiones en sus supermercados, o bien ceder espacio a la joint venture con Netto. Están estudiando nuevas opciones para los próximos supermercados, donde trabajarán más las misiones de compra, haciendo que la compra pueda realizarse más rápidamente.

Lo que no cambia es la apuesta por el convenience, continuarán abriendo 100 tiendas al año, y el online, con la próxima inauguración de su primer dark store.

El futuro no parece muy malo para Sainsbury’s, menos expuesto a los dos principales problemas del sector, los hipermercados (tiene muchas menos tiendas grandes que el resto del Top 4) y los discounters (sus clientes son de clase media, media alta, y además, las tiendas están muy localizadas en el sur de Inglaterra, una zona menos afectada por los problemas económicos) y con un plan que parece convincente para volver a retomar los diez años de crecimiento que llevaba hasta ahora.

Tesco Pickbox: novedades en el food to go.

Mucho ha cambiado en Tesco desde principios de año, y los problemas siguen agravándose, pero todavía queda algo del carácter que estableció Philip Clarke: pilotos y más pilotos en el uso de la tecnología y la apuesta por el convenience.

Mientras la tienda de la city orientada al foodservice nos sigue sorprendiendo con su oferta adaptadísima al target, hoy hemos podido comprobar en un Tesco Metro la última propuesta para los clientes que quieren comprar la comida en Tesco, de forma rápida, variada, y fácil.

La iniciativa se llama Pickbox, y consiste en una serie de productos envasados que se pueden combinar para formar platos. Arroces, ensaladas, salsas, segundos platos y postres… Y los envases de plástico encajan perfectamente en el interior de una caja de cartón, que además de servir para llevar los productos, hace de bandeja, añadiendo más convenience al producto.

Tesco - Pickbox 03

Tesco - Pickbox 01

Tesco - Pickbox 02

Ocado: nueva tienda pensada para las oficinas.

Ocado, el principal pure player del gran consumo en el Reino Unido lo tiene fácil para abrir tiendas: basta con que ponga una nueva pestaña en su web y meter dentro los productos de su surtido relevantes al título. Fantástico.

La útima iniciativa es la tienda Office. En ella los dueños de una oficina encuentran todo lo que necesitan para su oficina, productos de alimentación (café, desayuno), limpieza, material de oficina vario, e incluso, un catering sencillo para reuniones. No son referencias ad hoc, son las referencias que ya estaban en su surtido agrupadas aquí para mayor comodidad del comprador.

Otros supermercados prestan una atención más personalizada a este tipo de clientes. Marks and Spencer tiene una unidad de negocio con productos específicos para los cátering de empresa, y Asda lanzó hace un tiempo un portal de compra online para restaurantes y pequeñas cafeterías, para facilitar la compra a aquellos negocios que encontraban los productos más baratos en Asda que en sus proveedores mayoristas.

Fuente Ocado
Fuente Ocado

Netto UK. Más barato que Aldi, según The Grocer.

La revista del gran consumo británico The Grocer publica desde hace varios años un análisis semanal de los precios de una cesta de la compra en los principales supermercados del Reino Unido.

Esta semana, coincidiendo con la vuelta a UK de Netto, el discounter danés (que viene ahora de la mano de Sainsbury’s), la revista ha decidido realizar un análisis similar para ver en qué posición de precio está el nuevo retailer.

El análisis compara cestas equivalentes compradas en Sainsbury’s, Netto y Aldi, y su resultado sorprende un poco, pero también revela cuales son las intenciones de la joint venture. Sainsbury’s es evidentemente el supermercado más caro (que solo puede defenderme mínimamente en precio en un par de referencias de frescos) pero Netto resulta más barato que Aldi, contra el que compite directamente.

La diferencia es mínima, apenas de 17 peniques, pero Netto consigue ser más barato que su rival directo. Quiere aportar a UK un aire distinto al discount, reforzando secciones como la panadería, los productos frescos, y añadiendo al surtido algunas referencias de comida típica danesa, para dar un poco de diversidad a la compra, pero con el ADN discount. Ya llevan cuatro tienda abiertas esta semana, esperan llegar a las 15 y a partir de allí, valorar la experiencia.

Capture

Abre la primera tienda Netto UK, la aventura discount de Netto y Sainsbury’s

El jueves por la mañana se metía otro agente en el ya apretado mercado del gran consumo británico. Abría el primer Netto UK, el resultado de una curiosa joint venture entre el tercer supermercado del Reino Unido, J. Sainsbury’s y Dansk Supermarkets, el discounter danés.

La historia es curiosa. Sainsbury’s está posicionado hacia los clientes de clase media pero que buscan productos de calidad, y prevee que esta iniciativa no le restará clientes. Netto entró en el Reino Unido hace unos años, en 1990 el mismi año que Aldi, pero vendió su negocio a Asda en 2011, justo el año en el que los discounters empezaron a despegar en UK.

Esta tienda que ahora abren en Leeds es la primera de 15 que quieren abrir antes de decidir si la joint venture sigue o se deshace. Se combina el ADN discount de Netto con la sofisticación de Sainsbury’s para ofrecer un discount muy adaptado a los consumidores británicos. Y en la primera tienda, según la visita que realizaron algunos analistas e inversores, se pueden ver algunos elementos que los diferencian de los discount clásicos, aunque en muchos de ellos ya estén trabajando Aldi y Lidl desde hace algún tiempo. La panadería y los productos frescos son secciones importantes (con promociones en frescos similares a los super seis de Aldi, y entregas diarias de productos), la experiencia de compra es algo austera pero correcta, y la MDD está desarrolladísima, con una muy buena oferta de la gama de primer precio, pero también de la media y de la superior.

Con esta iniciativa las dos empresas esperan agitar el mercado, sobre todo por la parte del sector precio, y con lo competitivo que está el mercado y lo reticentes que están los consumidores a gastar más, seguramente lo más normal es que el crecimiento le venga de quitar clientes a los Tesco, Asda y Morrisons, que han sufrido una sangría de clientes hacia Aldi y Lidl que explica en parte los resultados que han obtenido en los últimos trimestres.

Si la prueba va bien, los dos retailers piensan que hay potencial para unas 750 tiendas en todo el país.

El perro del logo de Netto se ha ido paseando por Leeds estos días. Fabricado con piezas de Lego, otra compañía danesa ilustre.
El perro del logo de Netto se ha ido paseando por Leeds estos días. Fabricado con piezas de Lego, otra compañía danesa ilustre.
Colas ante la tienda el jueves por la mañana.
Colas ante la tienda el jueves por la mañana.

Netto - royal gala apples

Aldi y Lidl se ríen de las iniciativas de Morrisons.

El gran consumo aquí es sofisticado, innovador, está más concentrado, y se puede aprender mucho de él, pero también tiene otras dos características: tienen un gran sentido del humor y además te las dan en la cara.

Morrisons lanzó hace unas semanas una iniciativa novedosa: su esperado desarrollo en el mundo de la fidelización, la tarjeta Match & More traía la garantía del retailer de ser más barato que sus competidores, donde se incluía por primera vez en UK en este tipo de garantías a los discounters Aldi y Lidl.

La reacción de Aldi y Lidl ha ido por la socarronería, seguros como están de ser la opción más barata para los shoppers británicos.

Lidl respondió inmediatamente, a con anuncios en la prensa escrita. En el anuncio describen el proceso que debe seguir un cliente para beneficiarse de la garantía. Ocupa casi todo el anuncio. O puede optar por lo sencillo si quiere ahorrar, que es ir a Lidl.

La respuesta de Aldi a tardado algo más, pero va en la misma línea. Dice que la garantía de Morrisons se traduce en cobrar más a los clientes, y luego devolver el dinero. Para Aldi es más sencillo cobrar menos desde el principio, y lo que más les gusta a sus clientes.

Tesco: el gobierno exige conocer mejor las relaciones entre Tesco y sus proveedores.

Sky News publicaba a mitad tarde la noticia, que supone profundizar más en la crisis por la que está pasando Tesco, a raíz de las revelaciones sobre el desfase en sus cuentas por haber contabilizado como realizados pagos que habían pedido a proveedores por acciones promocionales o de marketing.

Tesco - sky news

Según los periodistas de la cadena, Vince Cable, el Secretario de Estado para Empresas e Innovación, escribió al árbitro de la cadena Christine Tacon para apoyarla en su decisión de investigar a fondo las peticiones que Tesco realizaba a los proveedores para ver si incumplian las normas establecidas en el código de relaciones comerciales The Groceries Supply Code of Practice.

La preocupación del gobierno es clara. Si bien Tesco es una gran empresa y esto aún puede dañar más su reputación, quieren aclarar si han actuado de forma incorrecta con sus proveedores. Una gran mayoría de éstos son pequeñas y medianas empresas británicas que dependen de sus contratos con Tesco, por lo que en multitud de ocasiones, no les queda más remedio que aceptar las condiciones que el retailer imponga.

El árbitro de la cadena ha pedido a su interlocutor en Tesco que además de realizar la investigación financiera correspondiente, investiguen si el comportamiento de sus compradores ha infringido alguna de las normas del código que ahora rige las relaciones entre fabricantes y distribuidores.

Esto supone otra fuente de inquietud para Tesco, puesto que el gobierno parece decidido a aclarar las circuntancias del problema y todos sus efectos, sin preocuparse mucho de la reputación del retailer. Ya la semana pasada se anunció que la Serious Fraud Office iba a investigar las prácticas contables de Tesco, y ahora esta investigación sobre las relaciones. Y todo esto, en medio de un mercado de gran consumo cada vez más complicado y en el que Tesco no para de perder ventas y cuota de mercado.