Tesco vuelve a la normalidad. Resultados H1 FY2018

Tesco Weekly Little Helps.jpg
Las ofertas del momento en Tesco: los weekly little helps.

Dave Lewis llegó en el 2014 para devolver a Tesco el lustre que había perdido con el CEO que acababan de despedir. 3 años después, y Tesco vuelve a la normalidad, anunciando una vez más un crecimiento en ventas, que viene acompañado esta vez de crecimiento en volumen y del anuncio de volver a repartir dividendos.

Tesco dejó de repartir dividendos hace más de tres años, en un momento muy turbuleto de pérdida de ventas, falta de confianza en el equipo directivo y el fraude contable.

Para este primer semestre, las ventas han crecido y han alcanzado los £28.300 millones, mejorando las previsiones de los analistas. El volumen ha crecido un 0.3%, y las ventas comparables del segundo trimestre han aumentado un 2.2%.

A pesar de los buenos números, la situación de Tesco sigue siendo algo delicada a pesar de la mejora: la inflación de costes obliga a subir precios de los productos, pero como la competencia de los discounters arrecia, no se pueden trasladar todas las subidas a los clientes.

Siguen trabajando en lo esencial: mejorar la oferta de alimentación, operaciones más eficientes, y reducir el número de puestos de trabajo. Dave Lewis ha conseguido reducir los gastos en £500 millones anuales, y piensa que tiene la oportunidad de todavía reducir los costes en £1.000 millones más.

Seguramente, de sus promesas, la principal que le queda es la de recuperar el margen. Tesco hace unos años tenía un cómodo 5% y ahora rondará el 2%. La guerra de precios se lo llevó por delante, y los discounters siguen siendo una amenaza.

Anuncios

Tesco reforzado.

En general, las cosas vuelven a ir bien en Tesco, que parece haber dejado atrás el gran bache del periodo de Phillip Clarke.

Las cifras de ventas están siendo positivas y hay muchos proyectos en marcha que le están aportando mejoras en su operativa y elementos positivos en su imagen. Los accionistas están tranquilos de cara a la presentación en dos semanas de los resultados del primer semestre del año.

Hace unas semanas el banco recibía un buen espaldarazo de los analistas financieros. El banco UBS ponía las acciones de Tesco en la categoría de comprar, porque pensaban que la evolución era muy positiva:

  • el posible acuerdo de compra de Booker les va a dar acceso al mercado mayorista, donde piensan que las eficiencias propias del gran consumo dará una gran ventaja a Tesco en ese entorno, en el que entra además de la mano de uno de sus líderes.
  • el ajuste de la gama, que se ha llevado por delante un 20% de las referencias, les está ayudando mucho en cuanto a reducir las roturas de stock y operar de forma más eficiente. La capacidad de elegir de los consumidores sigue siendo muy importante, y en categorías que están de moda, las referencias se multiplican.
  • la relación con los proveedores ha mejorado mucho, y ofrece estabilidad y colaboración, frente a la confrontación de la anterior etapa.

En esta última temporada están dando un impulso al non-food. En agosto lanzaron una campaña para promocionar la marca de ropa (F&F) y ahora en septiembre han relanzado gamas de menaje del hogar y cocina, con una nueva imagen de la MDD para estos dos segmentos. Es muy relevante relanzar ahora la gama de productos para cocinar, acaba de empezar el concurso The Great British Bake Off y parece que inspira mucho a los chefs amateurs caseros a renovar aperos y experimentar en la cocina con recetas nuevas!

Tesco FF 3.jpg

Tesco Go Cook.jpg
Tesco Go Cook, para animar a los shoppers a prepararse las cenas y abandonar los platos preparados!

Quizá un objetivo donde los analistas sospechan que Tesco no esté yendo tan bien como hubieran querido es en la recuperación de los márgenes. La guerra de precios los pulverizó, y el objetivo del proyecto reset era poder recuperarlos un poco, hasta alcanzar un 3/4% en unos pocos años, el margen al que estaban acostumbrados a operar. UPS calcula que Tesco está siempre por debajo de la inflación media del conjunto de sus competidores. Incluso en agosto esta diferencia se acentuaba, cuando la media era de 4,1%  Tesco marcaba un 1,4%. Es fácil pensar que Tesco tiene más poder de compra que sus competidores por tener mayor cuota, y quizá pueda operar de forma más eficiente, pero parece que estén conteniendo precios para no distanciarse mucho de los discounters, y no perder más clientes.

Existe otra sombra sobre Tesco, y es naturalmente Amazon. Aunque sólo sea por aritmética, ellos son el primer operador online de gran consumo, por lo que aunque Amazon consiga agrandar el mercado, es posible que tambíen le quite ventas.

Ya veremos….

_20170719_175012.jpg
Tesco ha abandonado las cabeceras con indicación de precios. Ahora es algo más discreto.

 

WM Morrisons plc: Resultados H1 2017

La semana pasada el CEO y el Presidente de Morrisons actualizaban a los inversores sobre los resultados del retailer. Las mejoras son significativas desde que el duo se puso al frente de la cadena y pusieron en marcha una nueva estrategia.

Morrisons Store I.jpg

Durante el primer semestre las ventas comparables han crecido un 3%. Curiosamente, a mayor velocidad durante el primer trimestre, un 3,4%, y a menor durante el segundo, 2,6%, cuando la inflación ha sido mayor ya que todavía al principio de año seguiamos técnicamente en guerra de precios. Ya llevan casi dos años encadenando crecimiento, lo cual es una muy buena noticia. También mejoran en beneficios, y en reducción de la deuda del negocio. A esto no sólo ha contribuido la mejora en las ventas, si no también los ahorros operativos alcanzados gracias a cambios en los sistemas de pedidos de tienda y gestión de almacenes.

Uno de los elementos más importantes ha sido el negocio mayorista. Morrisons es el proveedor de Amazon para productos frescos y MDD, y además ha alcanzado un acuerdo con la cadena convenience McColls para venderles una MDD especial (Safeway) que han desarrollado para vender a este tipo de negocios. También han ampliado el alcance de su negocio online, llegando a más zonas en el Noroeste del país, y teniendo en mente ofrecer entregas en Escocia pronto.

Están notando un ajuste en el comportamiento de los consumidores. Por un lado observan un crecimiento en MDD (que puede deberse a cuestiones de precio, pero también hay que tener en cuenta que han renovado packaging de varias gamas, han relanzado la gama premium, y están trabajando para mejorar la calidad de su oferta de frutas y verduras) y además desciende el número de referencias por tiquet (-5.5%). Sin duda ante el aumento de precios, los consumidores están ajustando lo que compran.

Los planes para esta segunda parte del año son continuar con el desarrollo del canal mayorista, mejorar en convenience, y tener renovados la mitad de los supermercados con el nuevo modelo, una nueva visión de su Market Street. Este semestre el negocio mayorista ya ha facturado £700 millones, y contribuye en un 0.5% al crecimiento de ventas. Piensan que pueden replicar el contrato con McColls con alguna otra cadena de tiendas convenience independientes que quedan. Y por otro lado, desarrollar su propuesta convenience, por ahora unas pocas tiendas en gasolineras, y ven potencial para llegar a un acuerdo con algún grupo de gasolineras (similar por ejemplo a los que tiene Marks & Spencer con BP) y gestionar los pequeños supermercados que suele haber en ellas.

 

 

Asda sale del rojo.

Asda Rollback.jpg

Buenas noticias para la filial de Walmart en UK, tercera cadena en este mercado, porque desde el primer trimestre del 2014, cuando las ventas crecieron un 0.5%, se había abonado a los números rojos, hasta alcanzar el fondo con un -7.5% en ventas durante el segundo trimestre del 2016. Pero como veremos, las cifras tampoco apuntan a ser demasiado optimistas, porque claramente sigue por detrás de sus rivales en este mercado.

En pocos días se han hecho públicas las cuentas del año fiscal 2016 y del segundo trimestre del 2017, que va de abril a junio.

Las cuentas anuales son malas como era de esperar tras todo lo que se ha visto a lo largo del año: las ventas se reducen un 5.7% y los beneficios un 19%. La cuenta de resultados ha sufrido más que otros años por lo complicado del mercado, pero también porque con el cambio de CEO a mitad de año (Sean Clarke tomó las riendas en Junio del 2016) se redujeron los precios de los productos, sacrificando margen (contaban con un margen superior al de la media de sus rivales) para hacer frente a los discounters que les ganaban ampliamente en precio. Aún así, los beneficios rondan los £800 millones.

Las cuentas de este último trimestre reflejan mejoras. Crecen un 1,8% Se comparan con las del -7.5% del año pasado, por lo que el crecimiento es relativo. La inflación alimentaria la sitúa Kantar para este periodo en el 2,6%, y los competidores de Asda han crecido más durante este periodo.

Nadie es muy optimista, pero por lo menos se ha roto la racha. Han conseguido recuperar clientes, las compras son más frecuentes y el tiqué medio también crece. Lo han conseguido con el habitual “back to basics” con el que se tratan de recuperarse de las crisis aquí (lo hizo Tesco, Morrisons,…): más calidad en los productos de MDD, mejor servicio en tienda, racionalización del surtido (han caído el 25% de las referencias, siendo Asda ya de por sí un supermercado con menos referencias que los otros tres) y rebajas selectivas de precios. También durante este periodo han reintroducido una de sus viejas marcas de frescos, la llamada “Farm Stores” y que tiene un aire a producto de Aldi o Lidl.

También hay que dejar constancia que Asda es el peor supermercado por lo que respecta a la relación con proveedores. En el índice que prepara el Árbitro de la Cadena un 20% de los proveedores admitían que la relación con Asda había empeorado.

Esperemos que se mantenga la racha. Asda perdió el trono de ser el referente en precio cuando Aldi y Lidl consiguieron convertirse en opción de compra completa (gracias a las mejoras en frescos, vino, MDD premium etc) y esto les afectó de forma contundente. El cambio de hábitos hacia compras más frecuentes y más pequeñas también les ha quitado ventas, puesto que ellos no tienen una propuesta convincente ni presencia significativa en convenience. Están tomando medidas para el primer problema, pero no parece que haya tengan nada para el segundo.

Y también tenemos que ver que pasará con el acuerdo Walmart / Google, que oportunidades va a traer si se aplica en el Reino Unido.

Tesco acelera. Resultados Q1 FY2017/18

En medio de toda la incertidumbre política, la inflación, y la situación económica que se va deteriorando, Tesco consigue mantener el rumbo, y consolidar los cambios que la dirección ha ido introduciendo estos dos últimos años, y que le han llevado a recuperar el crecimiento. Todos sus competidores notan mejora en las ventas, pero es principalmente gracias a la inflación, mientras que las mejoras en Tesco se deben también al acierto de los cambios que ha introducido la nueva dirección.

Tesco Food Love Stories.jpg

Las ventas crecen un 1,6% en UK, y las comparables un 2.3%, impulsadas por los productos alimentarios, donde crecen un 2.7%. La inflación tiene un componente importante, como se viene hablando, pero mantienen crecimientos en volumen, destacando por ejemplo en productos frescos, que siguen creciendo un 1.6% en volumen.

Siguen con la reducción de las ofertas para mantener los precios estables, y, dicen, trabajando muy cerca de los proveedores para evitar que la inflación que todos están sufriendo se traslade entera a los consumidores. La inflación en el Reino Unido se sitúa en el 2,9% actualmente, pero, según Dave Lewis, CEO de Tesco, los clientes de Tesco tienen que hacer frente a una inflación mucho menor gracias a sus esfuerzos, y se muestra satisfecho porque esto les diferencia de sus competidores.

Valoran de forma muy positiva la campaña que lanzaron a principio de año de “Food Love Stories”, y la que lanzaron hace unas pocas semanas, “Helpful Little Swaps”, con descuentos en productos saludables, de forma que los clientes pueden ahorrar hasta un 17% si compran productos bajos en azúcar, sal, grasa, etc.

El canal online crece un 4,8%, y han introducido nuevos programas de suscripción, para conseguir fidelizar a los compradores. También durante este periodo han cerrado dos almacenes de distribución, no necesarios tras las mejoras introducidas en otros, y acaban de anunciar que cierran uno de sus centros de atención al cliente, el de Gales, poniendo en riesgo unos 1,000 empleos. El negocio textil también crece, un 3,7%, pero el non food decrece, principalmente por la disminución importante del número de artículos en promoción, sobretodo grandes electrodomésticos.

Las mejoras que Dave Lewis y su equipo han introducido en Tesco continúan dando su fruto. La situación sigue siendo tan complicada como hace unos años en los que todos estaban perdiendo ventas. Ahora todos crecen – Tesco a más velocidad – pero las dudas continúan, la incertidumbre que se vive no ayuda a que los consumidores se animen a gastar, y antes o después, el gran consumo volverá a sufrir como durante los años de la crisis financiera.

Asda: once trimestres perdiendo ventas.

Seguramente se imaginarán el título de la nota cuando Asda presente los resultados del próximo trimestre… a no ser que lo remedien los nuevos directores.

Esta mañana Asda presentaba los números del primer trimestre del año, y a pesar que dicen estar progresando, poca gente comparte su opinión.

Han perdido en casi todos los indicadores: ventas comparables -2.8; visitantes a las tiendas -2.0%; y valor del tiquet medio -0.8%.  Las ventas crecen un 0.9% gracias a la inflación. En la última nota de Kantar Asda también ganaba ventas, cerrando el mes de abril con un crecimiento del 0.8%.

A pesar de lo malas que son las cifras, marcan una cierta tendencia hacia la todavía lejana recuperación. Las ventas comparables de los últimos periodos han sido -7.5% y -2.9%. El presidente de Asda, Sean Clarke, dice que ya notan la mejora en la disponibilidad de productos, en el servicio y en la calidad de productos frescos. También ha bajado precios en un par de ocasiones, aunque está claro que no van a actuar sólo en el precio, porque será muy difícil poder igualar el de los discounters. Recordemos que en los últimos tiempos, al igual que Tesco, han hecho una revisión profunda de su surtido y eliminado un buen número de referencias, a la vez que en frescos han puesto en marcha una campaña para reforzar su calidad y su imagen de precio, y relanzar las controvertidas marcas de granja.

Asda Berries.jpg
Asda trata de mejorar la experiencia de compra y aportar más información de los productos frescos en sus tiendas

Los consumidores británicos empiezan a sentir como viene otra crisis (ayer se anunciaban los datos de inflación del mes de marzo, los precios crecen un 2.3% mientras los salarios crecen un 2.1%, y empieza a generarse un poco de alarma ante lo rápido que crece la inflación y los sueldos que no logran crecer al mismo ritmo) y en teoría, deberían inclinarse por opciones más baratas, por lo que es posible que esto vaya a favor de Asda… o de los discounters.

El que era el mejor negocio de Walmart fuera de USA sigue sin conseguir superar sus problemas, aunque parezca estar cerca. Mientras sus competidores parecen haber conseguido salir del bache, con iniciativas acertadas y en parte con la ayuda de la inflación, aumentando el valor de sus ventas.

Sainsbury’s: Resultados FY16/17

Sainsbury's Results argossainshab.jpg
Fotografía de Sainsbury’s

Pocas sorpresas en la presentación de resultados del segundo supermercado del país esta semana: el crecimiento en ventas viene dado por la compra de Argos, pero el negocio principal, la alimentación, está un poco parado. Aunque, como defiende el CEO de la cadena, progresa adecuadamente.

Los números son: ventas de £26.600 millones, un 12.7% más que el año pasado, debido a la compra de Argos, el retailer de non-food. Las ventas comparables son de -0.6% y las ventas de alimentación también han descendido un 0.5%. Algo mejor que el año pasado, pero todavía en pérdidas. El efecto de la inflación ha sido muy importante, dada la intensidad de la guerra de precios que se vivió durante el año pasado.

Online es el canal que más crece, con un 8,2%. Es un compomente muy importante de lo que aporta Argos, ya que era una cadena que gestionaba muy bien la multicanalidad. Convenience crece un 6,5% (con unas 40 nuevas tiendas abiertas este año, algo lejos de las 100 o más que abría Sainsbury’s hace pocos años), y el canal de los supermercados pierde un 1.8% de ventas, a pesar de haber abierto 6 tiendas este año. Para el convenience también han anunciado una nueva idea, que es la de buscar franquiciados para el formato Sainsbury’s Local. Es algo que ya ha empezado a hacer Tesco, y responde a que cada vez el canal está más maduro, y es difícil encontrar locales adecuados.

La MDD crece un 2% en ventas, y supone aproximadamente la mitad del negocio de alimentación. Han renovado varias gamas a lo largo del año, y los mejores resultados los obtienen en las de food to go y la de free from. El convenience y la salud otra vez. También han mejorado en cuestiones operativas. Tienen un ambicioso proyecto de ahorro de costes y de introducción de mejoras, que les tiene que ir llevando a un menor número de roturas de stock y ofrecer mejor servicio.

El protagonista ha sido Argos, con una gran unanimidad sobre lo acertado que fue la compra, y lo bien que está integrando Sainsbury’s el negocio de Argos en el propio. Han abierto 59 tiendas en sus supermercados, y no sólo mejoran las ventas de Argos si no que también las de los supermercados. Esperan tener abiertas 250 tiendas de este tipo para el fin del 2019,  a la vez que siguen abriendo puntos de recogida de pedidos (ahora tienen 207). Incluso quieren abrir estas pequeñas tiendas dentro de supermercados urbanos, aunque sean tiendas algo más pequeñas.

Mirando los datos de los últimos tres meses la cadena puede sentirse algo más optimista. Podemos ver como las medidas de Sainsbury’s están teniendo efecto, y les están llevando al terreno de crecimiento. Según Kantar, las ventas de gran consumo para Sainsbury’s han crecido un 1.7% en los últimos tres meses. Sin duda, en gran parte debido a la inflación, pero seguro en parte a una mejora del volumen, y en el fondo, crecimiento.

¿Convence la recuperación de Tesco? Resultados FY2016/17

Hoy ha sido un día curioso. Dave Lewis, CEO de Tesco, presentaba los números de la empresa que dirige. Tesco vuelve a crecer después de siete años sin hacerlo, tras haber pasado por una larga serie de contratiempos, y ha cerrado una etapa al haber acordado la multa de sus infracciones contables de hace cuatro años. Los datos, que superan a los esperados, sin embargo, han sido recibidos por el mercado de forma muy tibia, y a lo largo del día las acciones de Tesco han perdido un 4.2% de su valor. ¿Por qué no convence?

Tesco PLC 12 April.jpg

Las cifras son muy positivas, y se nota sobradamente el gran trabajo del nuevo equipo que dirige Tesco.  Las ventas totales del grupo crecen un 4.3%, y las ventas comparables en UK crecen un 0,9% (+1.3% para el negocio alimentario). Han recuperado margen también, gracias a las eficiencias introducidas y los cambios en el surtido. Han pasado del 1.8% del año pasado al 2.3%, esperando cumplir el objetivo del 4% en el 2020.

Una de las medidas más disruptivas de Tesco ha sido la reducción del surtido y su mejora en MDD de frescos. A lo largo del año han seguido dando de baja productos, reduciendo el número de referencias a la venta en un 7% este último año (y un 24% desde que empezó el proyecto Reset). Pero esto no significa que no hayan introducido referencias nuevas: este año unas 4.400, pero de productos muy centrados en las nuevas necesidades de los consumidores. Por ejemplo, se han dado de alta muchos alimentos “free from” (sin gluten, lactosa, etc) o el caso de la cerveza que es muy ilustrativo, al darse de baja muchas referencias de dos grandes marcas como Heinenken y Carlsberg, e introduciendo un buen número de cervezas artesanales, que ha logrado duplicar las ventas del segmento de este tipo de cervezas.

Las mejoras en la gestión se notan en los seis pilares estratégicos del retailer:

  • mejorar la percepción de la marca: lavar la mala imagen que se ganaron durante la etapa del CEO anterior, y volver a conectar con los clientes. La campaña Food Love Stories ha conseguido acelerar esta mejora.
  • ser más eficientes
  • reducir la deuda a base de generar liquidez por ventas: después de vender el negocio de Corea del Sur, Tesco ha seguido desprendiéndose de negocios en UK no estratégicos, o de negocios de retail en otros países. Gracias a estos ingresos han conseguido reducir la deuda en un 27%
  • aumentar el margen
  • obtener valor de las propiedades inmobiliarias: tras la corrección severa del valor de terrenos comprados por Tesco para construir hipermercados en el futuro, estos dos últimos años Tesco se ha dedicado a recomprar leases de tiendas, y vender solares donde no piensa construir tiendas
  • innovar: dando de alta nuevos productos, introduciendo nuevas formas de pago como PayQwiq, etc.

Y otro buen ejemplo son los hipermercados. Tras varios trimestres desastrosos en los que las ventas comparables habían llegado a valores hasta -7%, llevan cuatro trimestres creciendo en ventas. Calculan que les quedan unos cien mil metros cuadrados que han quedado liberados por los cambios de hábitos y las compras online, y van a seguir buscando retailers partners  que quieran poner sus tiendas en estos espacios.

Recordemos también que hemos pasado por un periodo de guerra de precios, que aunque ya se haya acabado, ha estado vigente durante la mayor parte del año fiscal.

Entonces, ¿qué problemas le ven los inversores a Tesco? Principalmente tres, la deuda que sigue siendo muy importante, las pensiones, que es un problema que se arrastra desde hace años, y las provisiones que se han hecho, y que de realizarse podrían alterar mucho estos resultados. Las provisiones vienen dadas primero por las consecuencias del problema contable de Tesco, que a pesar de haber acordado ya una multa con la Serious Fraud Office, todavía es posible que tengan que pagar más según se cierren las demandas iniciadas por varios inversores. Y después, la compra de Booker. Es un proyecto increíble, y que si sale adelante sin que Tesco tenga que vender tiendas, sería una jugada maestra. Sin embargo, pocos confían en que Tesco no tenga que desprenderse de un número grande de tiendas convenience para hacerse con el mayorista. Entonces, seguramente la adquisición no aporte tanto valor como la amplia presencia en el canal que se perdería. Se pagaría un precio muy elevado.

La magia de Dave Lewis puede quedar en nada, pero fuera de la City y desde pie de tienda, las cosas se ven mucho mejor.

Coop: Resultados FY 2016

The Coop Greenwich.jpg

La semana pasada la cadena más veterana del top 10 presentaba sus resultados anuales. Los medios generalistas se centraron en la cuestión del banco, ensombreciendo unos muy buenos resultados y una gestión que ha conseguido cambiar el rumbo de la cadena.

The Cooperative es un negocio múltiple, compuesto de los conocidos supermercados, varias tiendas online poco importantes, y un negocio de servicios, los de seguros y de funerales de buena salud, y el bancario, en pésimo estado. La cadena compró hace unos años a uno de sus rivales, Somerfield, y la digestión, los cambios de rumbo tomados para digerir la compra y aprovechar lo que parecían oportunidades, la crisis financiera, y un negocio en el fondo muy anticuado casi acaban con The Cooperative. El nuevo equipo, liderado por Steve Murrell y Allan Leighton, ha conseguido modernizar el negocio, renovar la MDD, racionalizar los surtidos de las tiendas, y conseguir que los clientes vuelvan a las tiendas (a pesar de ser más caros que sus competidores).

Los números que nos interesan son los del gran consumo: han cerrado el año con 2774 supermercados, unos 30 menos que el año pasado. Y seguramente cerrarán el 2017 con menos aún, porque se acaba de materializar la venta de 300 tiendas pequeñas a McColl’s. Esto corresponde a un esfuerzo de homogeneizar el parque de tiendas, y tenerlas lo más parecido posible, para facilitar la gestión.

A pesar de esta reducción en m2 de sala de venta, y la guerra de precios, han cerrado el año con un 1% más de ventas, y un 3,5% en ventas comparables. Siguen avanzando en centrarse exclusivamente en el convenience, y han cerrado o vendido 142 tiendas que no se podían adaptar a este modelo, por ubicación o por ser demasiado grandes.

A pesar de haber anunciado una cierta relajación en sus compromisos con los productos de comercio justo, siguen elevando el nivel de políticas de compras, con el compromiso de para el mes de mayo utilizar el 100% de carne británica en sus productos de MDD (incluyendo platos preparados). Serán la primera cadena del país en alcanzar este hito. También han renovado su gama de MDD premium, y ajustado el surtido de sus tiendas para hacerlo más relevante al lugar donde están.

La mala noticia vino por la actualización del valor del banco en su balance. Esto les hace entrar en pérdidas, a pesar de lo bien que va el negocio de alimentación, y los demás (el negocio de seguros ha crecido un 28% y el de funeraría un 3%). También este año han perdido el quinto puesto del ranking de supermercados de Kantar, al haberles superado Aldi. Un pequeño contratiempo, pero siguen en el buen camino asentando las mejoras en su modelo de negocio.

Tesco: se acerca el fin del escándalo contable.

Tesco Corridor.jpg

Ayer lo adelantaba Sky News y hoy aparece confirmado. Los abogados de Tesco están acabando de concretar un pacto con la Serious Fraud Office para cerrar el caso. Seguramente Tesco tendrá que pagar una multa de unos £130 millones. La cifra sobre la que gira la multa supondría aproximadamente el 10% de los beneficios operativos que Tesco espera obtener este ejercicio, y no es tan alarmante como lo que se había previsto al principio. Aunque también hay que considerar que Tesco tiene que pagar los costes judiciales del proceso, y otros £85 millones como parte del proceso de investifación de la Financial Code Authority (FCA) y que supone compensar las pérdidas de un cierto número de accionistas que vieron reducido su dividendo por las malas prácticas de los gestores del supermercado.

Además de todo esto, es positivo cerrar otra parte del legado del anterior CEO, Philip Clarke. Aunque esto haya quedado como un escándalo contable, es fruto de su gestión errática, y de las mala cultura de empresa que se creó a su alrededor. El nuevo CEO, Dave Lewis, tiene muchos puntos buenos que apuntarse, y a pesar de pasar por una guerra de precios tremenda, está consiguiendo darle la vuelta a la situación en la que se encontró Tesco: con un problema reputacional tremendo, empleados desmoralizados y proveedores muy recelosos.

Sin embargo, aunque Tesco cerrara este capítulo, todavía quedan algunos frentes abiertos, demandas de inversores que acusan a Tesco de malas prácticas que afectaron de forma severa a su valor bursátil, y por lo tanto, afectando a sus inversiones. También tendrá que someterse al escrutinio de la SFO durante un tiempo, para asegurar que las buenas prácticas que han diseñado para la relación comercial con proveedores se aplican de forma completa.