Tesco se lleva clientes de Aldi.

Durante el tiempo que Dave Lewis ha estado al frente de Tesco (está a punto de ser reemplazado, a petición propia) ha conseguido revertir mucho de los problemas que heredó cuando se hizo cargo de la cadena:

  • El “problema contable” está cerrado completamente y no ha habido grandes repercusiones más que la mediática y que él tuviera esta oportunidad de trabajo.
  • La relación con los proveedores es muchísimo mejor .
  • Tesco tiene una dirección clara y tiene en marcha unos proyectos sólidos en online, en MDD, en hipermercados..
  • Y finalmente, el discount ya no le roba clientes de forma tan ostentosa como hace seis años.

De hecho, y como anunció en la pasada presentación de resultados, ahora está consiguiendo que vuelvan más clientes desde Aldi a Tesco que clientes que se van de Tesco a los discounters. Algo impensable en el 2014 cuando se hizo cargo de Tesco!

Les he venido contando qué iniciativas ha puesto en marcha para lograrlo. Fundamentalmente ofrecer unos precios muy competitivos y una MDD comparable a la de Aldi y Lidl, y mucho trabajo en ajustar el surtido, renovar las operaciones para ser más eficiente, cortar por lo sano en tiendas que no son rentables, etc. Y Jack’s, que todavía no se sabe si es una jugada maestra, una distracción, o un laboratorio de pruebas!

Pero naturalmente también ha habido un poco de fortuna en esto. La crisis de la Covid-19 ha transformado el comportamiento de los compradores, que ahora van con menos frecuencia a las tiendas y se han decantado más por comprar online (donde Tesco tiene un gran negocio que los discounters no tienen) y comprar todo lo que necesitan de una vez (donde también Tesco tiene las marcas que los discounters no tienen). Por eso es hasta cierto punto natural que el trasvase Aldi a Tesco se haya intensificado. Según los datos que facilita Tesco, la frecuencia de compra de sus clientes ha disminuido un 32%, mientras que la cesta de la compra ha crecido un 64%. Los clientes han hablado de la mejor experiencia de compra en Tesco estos días, frente al ir a comprar a un discounter, 

Los números de estos tres meses hasta el 30 de mayo están, naturalmente, distorsionados: las ventas crecen un 9.1% (8.7% en comparable), las ventas online han crecido un 48.5% (y esperan vender £2.000 millones más que el anterior a finales de año), las ventas en tiendas convenience han crecido casi un 10%, las de grandes supermercados e hipermercados un 5.4%, y las de las tiendas Jack’s un 62%. Las ventas de alimentación han crecido un 12%, mientras que las de otras categorías menos esenciales han descendido abruptamente (como el textil, un 20%).

Las ventas online de Tesco suponen un 16% de sus ventas totales.

Los siguientes meses Tesco va a seguir profundizando en su proyecto de igualar precios con Aldi, para ampliarlo a más marcas. También están trabajando en la implantación de pequeños almacenes desde los que preparar y servir pedidos online. Ya tienen listo el primero en un hipermercado, y esperan abrir muchos más en los próximos meses, utilizando espacio que no utilizan en los grandes hipermercados. Tienen una cuota del 33.5% del mercado online, y van a defenderla ahora que es un canal tan pujante!

Asda – Colas Electrónicas para entrar en las tiendas y Resultados Q1 FY2020

Walmart presentó los espectaculares resultados del primer trimestre del año hace dos días, y con ellos, los de su negocio en el Reino Unido, Asda, tercera cadena del país.

Al cubrir los primeros tres meses del año, apenas cuenta con unas dos semanas de mercado alterado, pero naturalmente, la presentación de números dejó algunas notas sobre qué están experimentando en las tiendas y cómo están reaccionando.

Los números que aportaron: las ventas comparables han crecido un 3.5% respecto al primer trimestre del año anterior, un número tremendo, comparado sobretodo con el dato del trimestre navideño, clave, en el que habían bajado un -1.3% de las ventas. El número de tiquets bajó un 3.4% pero aumentó en valor un 6.9% (el ajuste que se hizo al final del periodo ha contribuido a estas variaciones inusuales).  

El trimestre ha ido bien tanto en hipermercados como en las tiendas de proximidad que tienen, gracias a la semana de compras de pánico que protagonizaron los clientes, y luego al cierre de la hostelería. Sin embargo, en hipermercados han notado un descenso notable de las ventas de artículos no esenciales, como ropa. Han ampliado su capacidad para atender una mayor demanda de compras online, y ahora pueden hacer 725.000 entregas a la semana, partiendo de las 450.000 que podían hacer al principio de la crisis.

¿Qué esperan del futuro? Que será difícil. Por lo que respecta a los consumidores, piensan que con la recesión que se espera van a empezar a fijarse mucho más en el precio y buscar una buena relación calidad precio. Además, respecto al negocio, la rentabilidad va a reducirse mientras dure el confinamiento y los consumidores no puedan moverse con libertad: 

  • Están vendiendo más artículos esenciales del surtido de alimentación – con poco margen – y muy poco de lo demás. 
  • Las tiendas tienen que soportar costes extra para seguir abiertas y un flujo más reducido de clientes. 
  • Y tampoco se vende mucha gasolina, por el descenso en el uso de vehículos privados. 

Según ellos, el 90% de sus clientes están preocupados porque esperan que se produzca una severa recesión económica que reduzca sus ingresos. Por ello la relación calidad precio va a ser más importante que nunca, y Asda está trabajando para mantener los precios.

Respecto a las medidas que están tomando para la gestión de los flujos de clientes durante la crisis del coronavirus, la mayoría son las habituales en el gran consumo británico, y la más innovadora es el piloto en el que utilizan una App propia para gestionar las colas de entrada en el supermercado: el usuario se registra en la tienda, y la App le avisa cuando se acerca su turno para entrar. Mientras tanto, puede esperar convenientemente en el coche en el parking del supermercado. Ya hay algunas Apps que te informan de la cola que hay para entrar en ciertos supermercados, pero el sistema de Asda además te da un turno.

La crisis del coronavirus, o la mejora en los números, parece que a acallado un poco los rumores sobre el futuro de Asda, si Walmart lo vende, o lo saca a bolsa… Veremos por cuanto tiempo!

Marks & Spencer: Resultados FY2019

Ayer Marks & Spencer también presentaba resultados anuales. A pesar del interés que tienen las últimas semanas por el cambio radical que se ha producido, este ha sido un año de cambios en la cadena, y se esperaba ver la valoración de los mismos por parte de la dirección y el reflejo en la cuenta de resultados.

Las ventas totales han descendido un 1.9%, y como es habitual, la ropa y el non food no dan alegrías. Las ventas de alimentación han sido mejores, y han crecido un 2,1% hasta los £6000 millones anuales, con unas ventas comparables que han crecido un 1.9%. Durante este periodo han cerrado algunas tiendas, pero crucialmente, han reciclado también algunas, en las que se les ha quitado espacio a la sala de venta de ropa y no alimentación, para dar más metros cuadrados al negocio alimentario. Es interesante ver como el volumen de venta ha crecido más que el valor, un 3.3%, gracias a la inversión que están haciendo en precio y el plan de convertirse en una cadena de excelente calidad y buenos precios. Es algo que han venido comunicando en la última parte del año de forma conjunta, y parece les está resultando bien.

Han abierto a lo largo del año una serie de tiendas con una imagen muy sofisticada y una experiencia de compra mejorada. Son tiendas más grandes que lo habitual, por lo que pueden poner más referencias de su surtido, y también han introducido más referencias de formato familiar (parte del plan de ser más competitivos en precio), para tratar de conseguir capturar la compra de más de un día, en lugar de la habitual para la cadena, la compra para consumir al momento o de la cena. Les dejé en su momento un par de notas sobre este nuevo formato. 

Siguen avanzando en sus medidas para reducir costes, reducir su impacto medioambiental, y reducir las roturas de stock.

De cara al futuro, piensa que los consumidores van a acudir más al canal online, reforzando el potencial de éxito de la iniciativa con Ocado que se va a poner en marcha en septiembre. Van a vender a través de Ocado unas 6.000 referencias de alimentación, y han decidido añadir una selección de ropa, unas 1.600 referencias. También es posible que Marks & Spencer fruto de esta colaboración incorpore algunas marcas más en su surtido de supermercados, dado que va a empezar a tratar con ellas para la tienda online con Ocado. 

Las normas de distanciamiento que están en vigor no les ayudan para nada, y dice que las ventas en alimentación han bajado un 8% aproximadamente, por lo que se esperan unos resultados flojos para los próximos trimestres. Les ha beneficiado en las tiendas en parques comerciales con varios supermercados que han atraído a mucha gente, fuera de las ciudades, y algunas grandes en calles comerciales, pero en general, mal porque muchas tiendas están en centros comerciales que han cerrado, en zonas de oficinas, y en estaciones de tren y metro, aeropuertos, etc, que capturan cada día el gasto de las cenas de los viajeros y trabajadores del centro de las ciudades. También han cerrado las zonas de restauración de las tiendas. Para tratar de mitigar los efectos de la crisis están desarrollando un plan de recortes en varias áreas del negocio, para ahorrarse unos £1000 este año.

Piensa además que los consumidores van a demandar más soluciones tecnológicas en las tiendas, que les permitan acelerar la compra, aunque está por ver el efecto que la crisis va a tener en la compra física a medio plazo, y en las calles comerciales británicas. Sin duda, convertir sus tiendas al nuevo modelo puede ayudarles a que sean más destino si cabe, para un público ampliado si consiguen convencerles que sus precios no son tan elevados. 

Sainsbury’s: El Coronavirus les cuesta £500 millones. Resultados FY2019/20

Una mañana que debía ser especial para Mike Coupe, pero ahora dominada por la crisis de la pandemia. Hoy era su última presentación de resultados, dado que desde mañana toma las riendas de la segunda cadena de supermercados del país Simon Roberts, que hasta ahora ostentaba el cargo de Director de tiendas y operaciones. Por lo menos el coronavirus ha desplazado las preguntas sobre la fallida fusión con Asda.

Tienda de Sainsbury’s

Sainsbury’s calcula que la crisis le va a costar unos £500 millones de beneficios, entre costes laborales excepcionales (han llegado a tener un 25% de los empleados de baja, por estar enfermos o por tener que aislarse al convivir con un enfermo), las medidas para proteger a sus empleados en sus tiendas o almacenes, y proteger a los empleados cuando van a comprar, y ventas no materializadas (como por ejemplo liquidar stocks de textil que no van a tener casi salida, menos beneficios por venta de divisas a clientes que van a pasar las vacaciones al extranjero, y el retraimiento del consumo por la mala situación económica). Sin embargo, piensa que ésto se va a ver compensado en parte por la cantidad extra que están comprando sus clientes (por ahora, en casa y sin poder comprar comidas en restaurantes!), y por las distintas ayudas del gobierno (las tiendas no van a pagar el “business rate”, uno de los impuestos más elevados que se les impone). Durante las siete semanas que llevamos entre compras de pánico y aislamiento de la población, las ventas de gran consumo han crecido un 12%, mientras que las de ropa y non food se han hundido. De la parte de non food solamente se salva su negocio Argos, que crece un 9% impulsado por las ventas de productos para equipar el hogar para trabajar en casa.

Piensa que hasta septiembre no se va a recuperar una cierta estabilidad, pero que los consumidores van a ser muy cautos y pensarse dos veces cualquier gasto. Piensa que el negocio de alimentación irá bien porque se va a comer más en casa y menos fuera del hogar, pero que en non food, y especialmente ropa, va a ver un severo retraimiento del gasto. De forma aproximada, estima que las ventas de alimentación van a crecer un 10% respecto al año pasado.

Por lo que respecta al ejercicio que cerraron el 7 de marzo, las ventas de alimentación y non food descienden un 0.4% (-0.6% en ventas comparables) arrastradas por los malos datos de non food, que pierden un 2.9%. Gran consumo logra crecer un 0.4%, muy por debajo de la inflación, y al ser la principal partida logra contener la bajada. El último trimestre, tras las Navidades, había sido el más positivo para las ventas de gran consumo, que habían crecido un 2,0%, y según ellos, con los datos de Kantar que aportan, en este último trimestre antes de la crisis habían sido la cadena que más había crecido. Dicen que se debe a los cambios en la oferta que han venido realizando, como por ejemplo el lanzamiento de su nueva MDD primer precio, mejoras en la gama alta de su MDD, implantación de secciones de salud y belleza mejoradas, y su inversión en reducir el precio medio de la cesta.

Por canales, la misma tónica que veníamos observando los últimos años. Decrecen las de supermercados e hipermercados (-0.1%) aunque se deba también a que han cerrado algunas tiendas. Convenience (+1.3%) y Online (+7.6%) siguen creciendo. En online han conseguido crecer algo más que los últimos años (6.8% y 6.9% los dos años anteriores) y además ser más eficientes en la preparación de pedidos.

Este año también han hecho público su compromiso de convertirse en un negocio sin emisiones netas en el 2040, diez años antes que el compromiso que había establecido el Reino Unido para su economía. Trabajan en muchas direcciones, para reducir las emisiones de carbono, el uso de agua, reducir el uso de plástico y de desperdicio, y en promover dietas saludables y sostenibles.  

Sainsbury’s va a invertir £1000 millones a lo largo de 20 años para alcanzar sus objetivos en sostenibildad.

Sobre cuestiones financieras, a pesar de reducir las ventas los beneficios  aumentaron un 26%, hasta los £255 millones. No van a pagar dividendos por ahora, esperando a ver qué pasa cuando se estabilice el mercado, y también, ante la situación extraordinaria del mercado, se ha decidido que no se le va a pagar bonus al equipo directivo este año.

Las prioridades del nuevo equipo son continuistas. Van a continuar trabajando en la reducción de costes para simplificar la organización, racionalizar la oferta y seguir implantando Argos en el negocio. También van a trabajar en la mejora de la experiencia de compras, y mencionan la implantación del “Smart Shop” en todas sus tiendas, que son los escáneres de mano o la posibilidad de escanear con una App. El 18% de las ventas se realizan de esta forma, con un valor de £6.000 millones. Las semanas del Covid, el uso de este sistema se ha prácticamente doblado, utilizándose hasta casi en el 35% de las ventas.

Durante este año, los planes eran de seguir cerrando tiendas para ajustarse a la competencia en el mercado y el crecimiento del comercio online, aunque está por ver si lo van a revisar cuando acabe el aislamiento y se pueda comprobar el comportamiento de mercado en unas condiciones algo más estables. Planean cerrar 8 supermercados y 14 tiendas convenience. Van a abrir 2 supermercados y 15 tiendas convenience a lo largo del año.

Acaba una época de lucha contra el discount, de compras de negocios sorprendentes, y de lucha contra el discount. Sainsbury’s ha encontrado en sus valores una forma de defender su porción del mercado, y está por ver si le va a seguir siendo suficiente o tiene que inventar algo más para seguir ganándose la confianza de sus consumidores.

Resultados Navidad 2019: Lidl

El otro discounter alemán, como era previsible, también obtiene unos resultados mucho mejores que la media para la campaña navideña que acabamos de cerrar.

En las 4 semanas hasta el 29 de Diciembre Lidl ha crecido un 11% en ventas. No facilitan el dato de las ventas comparables (como están en medio de una expansión muy intensa siempre se tiene la sospecha que las nuevas tiendas enmascaran un resultado que no es tan bueno) pero han asegurado que es también positivo, sin dar más detalles.

Las bebidas alcohólicas han impulsado sus ventas, creciendo un 13%, junto con las ventas de las ofertas especiales.

Lidl cuenta en el Reino Unido con 790 tiendas, y un 6% de la cuota de mercado que le ubica en la 7ª posición del ranking.

Midl of Lidl: las ofertas semanales que atraten a tantos clientes a las tiendas de Lidl.

Resultados Navidad 2019: Waitrose & Partners.

Ayer también fué el turno de John Lewis Partnership de dar a conocer el resultado de la campaña navideña, y dentro del grupo, las cuentas de los supermercados premium Waitrose & Partners. Es un caso parecido al de Marks & Spencer: turbulencia en la parte del negocio non food (grandes almacenes en este caso) y modestamente bien en las tiendas de alimentación.

Las ventas comparables para Waitrose (7 semanas hasta el 4 de enero) fueron positivas, un 0.4% de crecimiento. Sin embargo, las ventas totales bajaron un 1.3% a consecuencia de haber cerrado 12 tiendas desde el año pasado.

La estrella del periodo ha sido sin duda la venta online, que ha crecido un 16.7%, y todavía más, un increíble 23.4%, si consideramos justo la semana de Navidad. ¿A qué se puede deber este repunte? A consecuencia del anuncio del acuerdo entre Marks & Spencer y Ocado, Waitrose se ha visto obligado a impulsar su negocio a través de la tienda online, para poder atender a los, previsiblemente, clientes que dejen de comprar en Ocado cuando no tenga productos de Waitrose. Por lo tanto, las inversiones que ha venido realizando últimamente han contribuido a este crecimiento. También supongo que hay que pensar en la cuestión de la confianza: quienes hacen la compra online navideña corren el riesgo de las sustituciones, que te pongan otro vino y no el que has elegido porque se ha acabado, o que no te gusten los frescos que te traigan, un pavo que no te acaba de gustar, y Waitrose, en esto de la confianza, es un supermercado superior a los demás.

Por lo demás, los recortes en costes no han tenido un efecto negativo en la operativa ni en la disponibilidad de productos en las tiendas, la reducción de surtido y renovación de su MDD premium ha sito positiva, y quizá, el único punto que pueda poner una sombra de duda sobre cómo les va a ir el 2020 es la renovación que están haciendo en su cúpula directiva. Quieren juntar las de John Lewis, los centros comerciales, y la de Waitrose, y ya llevan despedidos 70 directivos senior a medida que los responsables de área asumen también la del otro negocio (por ejemplo, el responsable de fidelización en Waitrose ahora lleva también la fidelización de John Lewis) en un intento de ahorrar costes de plantilla. Y también la sustitución adelantada del CEO de John Lewis Partnership, Paula Nickolds, que ha decidido dejar el cargo antes de los previsto, y la sustitución prevista de Rob Collins, Director de Waitrose, que también dejará el cargo en los próximos meses.

Y para empezar bien el año, Waitrose pone en marca su campaña de ofertas, con descuentos de 1/3 en los precios de multitud de referencias en todo el supermercado.

Resultados Navidad 2019: Marks & Spencer.

“Business as usual” para la cadena de supermercados más premium que tenemos en el Reino Unido: muy bien el negocio alimentario, fatal el resto. A pesar del trabajo que se ha venido realizando en mejorar el negocio de la ropa, otra vez se ha venido abajo en medio de la intensa actividad promocional del periodo, y algunos errores de previsión que ha cometido el equipo de Marks & Spencer.

Las ventas para el periodo de 13 semanas hasta el 28 de diciembre son de +1.5% en alimentación (+1.4% en ventas comparables) y de un -3.7% en la sección de ropa.

La gama de Navidad de Marks & Spencer siempre es sinónimo de calidad y originalidad superiores.

Se presenta otro año crucial para la dirección de Marks & Spencer. La estrategia de transformación del negocio de alimentación sigue dejando crecimiento tras revertir la tendencia de los últimos tres años (este es el segundo trimestre de crecimiento). La comunicación conjunta de sus credenciales de excelente calidad a la vez de la de ofrecer precios competitivos parece que cala entre los clientes, a la vez que está simplificando (ligeramente) las gamas, añadiendo más productos de tamaño familiar (con una mejor imagen de buena relación calidad/precio que los pequeños).

Las nuevas tiendas son un gran cambio, y refuerzan la imagen de calidad de la cadena. Además reducen el espacio dedicado a la ropa y aumentan el de los “Food Halls”, las tiendas de comida, que cuentan con una mayor oferta de restauración propia, e incluso de otros negocios (ya consolidada la colaboración con Wasabi, hace un par de días anunciaban que una de sus tiendas iba a incluir un punto de venta de la tienda – hasta ahora – online Pasta Evangelists donde iban a servir pasta fresca para cocinar en casa y platos preparados calientes listos para comer).

Y a mediados de año se pondrá en marcha la Joint Venture con Ocado, que le dará acceso a una tienda online engrasada y muy eficiente, que tiene que ayudarles a que las ventas den un gran salto cuantitativo. El reto quizá sea que el negocio de la ropa no agüe la fiesta del de alimentación.

Resultados Navidad 2019: Tesco

El líder de la gran distribución en el Reino Unido ha presentado sus números navideños esta mañana. Según Dave Lewis, su CEO, el negocio se ha comportado de forma sólida, manteniendo una racha de cinco Navidades consecutivas creciendo. Y la verdad es que las tiendas están en plena forma, las iniciativas con MDD son muy bien aceptadas por sus clientes, y posiblemente, la situación del mercado (recordemos, llevamos ya unos meses a punto de salir de la Unión Europea de forma abrupta!) sea lo que les impida crecer más, dado que parece que la parte de los discounters la tienen algo mejor controlada.

Las ventas se han mantenido durante la Navidad, un “crecimiento” del 0% para el Reino Unido durante las 6 semanas hasta el 4 de enero, y unas ventas comparables creciendo un 0.1%. Se considera positivo porque están por encima de la media del mercado, pero es por debajo de la inflación. Para el trimestre completo (13 semanas hasta 23 de noviembre) las ventas se han contraído un 0.5% (-0.4% en comparables). Los resultados de Booker en Inglaterra, y los de las tiendas en Irlanda han sido más positivos, mientras que los de los negocios en Asia y en la Europa continental han sido bastante malos.

Las claves de conseguir estar por encima de la media de lo que ha sido el mercado, según el propio CEO, han sido los productos frescos, donde han conseguido juntar buenos precios, mejorar la calidad y además evitar las roturas de stock (uno de los problemas de Sainsbury’s, por ejemplo, que además, si los clientes ven que en el día a día faltan productos en tu tienda habitual, vas a ir allí a hacer la compra principal de Navidades?), algo que parece fundamental (los llamados “básicos” del negocio).

El precio es un elemento importante de la pugna que mantienen con los discounters por los clientes que buscan el mejor valor. La cesta típica de productos navideños era £2.28 más barata que hace un año, y en enero acaban de lanzar otra campaña de “precios especiales” para los clientes con la tarjeta del club de fidelización.

En Enero, precios bajos, pero no para todos los clientes! Solamente para los del club de fidelización.

No han facilitado datos de las ventas online, salvo que durante las 19 semanas del periodo han servido más de 14 millones de pedidos, y que ha crecido el valor medio de los pedidos, y los índices de satisfacción de los clientes.

Resultados Navidad 2019: Sainsbury’s

Malos números de Sainsbury’s para el periodo navideño, pero que parecen algo mejores si consideramos de donde viene Sainsbury’s, y los resultados de sus competidores. Ya estamos como hace un par de años, cuando lo menos malo se daba por bueno!

Las ventas de las 15 semanas hasta el 4 de enero se reducen en un 0.7% (también un 0,7% en ventas comparables) sobretodo por que las ventas de non food han perdido un 3.9%. Las ventas de gran consumo crecen un 0.4%, algo positivo, y que es consecuencia, según Mike Coupe CEO de Sainsbury’s, de las mejoras que han ido introduciendo en el último año y del crecimiento en las ventas de los productos de la gama premium.

Las ventas online han crecido un 5%, y las de gran consumo un 7,3%. El negocio online alcanza ya el 20% de las ventas durante este periodo, gracias al impulso de las campañas de Navidad (la semana antes de Navidades sirviron casi 400.000 pedidos online) y el Black Friday.

Del Non Food lo único que se salva son las ventas de ropa, que crecen un 4.4% (introdujeron una gama muy divertida de ropa para mascotas de ambientación navideña, aunque dicen que uno de los principales motivos del repunte en las ventas fue el intenso frío, que se adelantó respecto a otros años). Sin embargo juguetes y juegos electrónicos pierden respectivamente un 10% y un 35%. Algo muy preocupante, dado que son dos categorías muy importantes de Argos, el negocio que compraron hace tres años (de hecho Argos es la tienda que más juguetes vende en el Reino Unido, y tiene casi el 20% de todo el negocio de consolas y videojuegos), y si no se puede corregir va a tener un impacto importante en las cuentas de la cadena.

Durante el periodo también han seguido trabajando en la gama de MDD de primer precio, con las nuevas marcas que emulan marcas tradicionales en vez de mostrar la de Sainsbury’s. La gama ya cuenta con 15 marcas y 160 productos. También siguen ampliando la MDD premium, con 70 nuevos productos, y las especialidades, como la nueva gama vegana “Plant Pioneers” y más de 200 referencias de productos veganos que imitan la carne.

En Enero, más productos veganos, y más recortes de precio, con una nueva campaña que pondrá varias referencias de frutas y verduras a 60 peniques, emulando a los discounters.

Tim Fallowfield. Fotografía de Sainsbury’s.

Y para finalizar, dejar constancia de un reconocimiento: Tim Fallowfield, el Secretario del Consejo de Administración, va a recibir la Orden del Imperio Británico, habiendo sido nominado en la lista que publicó la Casa Real a finales de año. Sus méritos son la multitud de iniciativas que ha liderado en el seno de Sainsbury’s para ayudar a las personas con discapacidad poder gozar de más independencia y comodidad a la hora de hacer la compra en sus tiendas (formación a empleados en lenguaje de signos, las horas tranquilas, las cintas de los girasoles, etc. Enhorabuena!

Resultados Navidad 2019: Morrisons.

La cadena del norte de Inglaterra es la primera del Top 4 en presentar los datos de las últimas semanas del año, y el primero de los muchos resultados decepcionantes que se esperan.

Fotografía de Morrisons

Las ventas comparables de las 22 semanas hasta el 5 de enero son de -1.7%, algo peores que el anterior periodo (-1.1%). Las ventas totales se reducen también en un 1,8%. Naturalmente malos resultados, aunque también hay que considerar que se comparan con el 2018, un buen año para Morrisons (creció un 3,6% en los datos del final del año). Por dar un dato algo más comparable con lo que ayer publicó Aldi, los analistas de Barclays estiman que las ventas comparables durante el mes que acaba el 5 de enero es de -2.5%.

Según el CEO de la cadena, las ventas se han visto afectadas por los aspectos de siempre (un entorno muy competitivo, los problemas de confianza de los consumidores ante la incertidumbre del Brexit, etc) pero también hay que tener en cuenta que los discounters cada vez tienen más densidad en las zonas donde Morrisons tiene más tiendas, Tesco fundamentalmente y Sainsbury’s algo menos se están recuperando poniendo más presión en el mercado, y además los directivos de Morrisons han apostado por reducir precios (la mayoría de productos navideños estaban más baratos o al mismo precio que el año pasado) y por una intensa actividad promocional (descuentos en vino y en general bebidas alcohólicas, y gasolina, que se ha utilizado para hacer crecer el tiquet medio).

Es sorprendente que las ventas mayoristas (las que realizan a través de Amazon, McColl’s etc) no han crecido durante este periodo.

Durante este periodo (22 semanas) han cerrado cuatro tiendas que no son rentables, han abierto dos completamente nuevas, y 2 más que sustituyen a tiendas antiguas. Dos de las nuevas tiendas son nuevos modelos, una de ellas con una gran presencia del food to go y la oferta de restauración en tienda, y la otra que llaman “tienda de la comunidad”, algo más pequeña que las habituales de Morrisons y con una fuerte presencia de los productos locales.