Resultados Navidad 2019: Lidl

El otro discounter alemán, como era previsible, también obtiene unos resultados mucho mejores que la media para la campaña navideña que acabamos de cerrar.

En las 4 semanas hasta el 29 de Diciembre Lidl ha crecido un 11% en ventas. No facilitan el dato de las ventas comparables (como están en medio de una expansión muy intensa siempre se tiene la sospecha que las nuevas tiendas enmascaran un resultado que no es tan bueno) pero han asegurado que es también positivo, sin dar más detalles.

Las bebidas alcohólicas han impulsado sus ventas, creciendo un 13%, junto con las ventas de las ofertas especiales.

Lidl cuenta en el Reino Unido con 790 tiendas, y un 6% de la cuota de mercado que le ubica en la 7ª posición del ranking.

Midl of Lidl: las ofertas semanales que atraten a tantos clientes a las tiendas de Lidl.

Resultados Navidad 2019: Waitrose & Partners.

Ayer también fué el turno de John Lewis Partnership de dar a conocer el resultado de la campaña navideña, y dentro del grupo, las cuentas de los supermercados premium Waitrose & Partners. Es un caso parecido al de Marks & Spencer: turbulencia en la parte del negocio non food (grandes almacenes en este caso) y modestamente bien en las tiendas de alimentación.

Las ventas comparables para Waitrose (7 semanas hasta el 4 de enero) fueron positivas, un 0.4% de crecimiento. Sin embargo, las ventas totales bajaron un 1.3% a consecuencia de haber cerrado 12 tiendas desde el año pasado.

La estrella del periodo ha sido sin duda la venta online, que ha crecido un 16.7%, y todavía más, un increíble 23.4%, si consideramos justo la semana de Navidad. ¿A qué se puede deber este repunte? A consecuencia del anuncio del acuerdo entre Marks & Spencer y Ocado, Waitrose se ha visto obligado a impulsar su negocio a través de la tienda online, para poder atender a los, previsiblemente, clientes que dejen de comprar en Ocado cuando no tenga productos de Waitrose. Por lo tanto, las inversiones que ha venido realizando últimamente han contribuido a este crecimiento. También supongo que hay que pensar en la cuestión de la confianza: quienes hacen la compra online navideña corren el riesgo de las sustituciones, que te pongan otro vino y no el que has elegido porque se ha acabado, o que no te gusten los frescos que te traigan, un pavo que no te acaba de gustar, y Waitrose, en esto de la confianza, es un supermercado superior a los demás.

Por lo demás, los recortes en costes no han tenido un efecto negativo en la operativa ni en la disponibilidad de productos en las tiendas, la reducción de surtido y renovación de su MDD premium ha sito positiva, y quizá, el único punto que pueda poner una sombra de duda sobre cómo les va a ir el 2020 es la renovación que están haciendo en su cúpula directiva. Quieren juntar las de John Lewis, los centros comerciales, y la de Waitrose, y ya llevan despedidos 70 directivos senior a medida que los responsables de área asumen también la del otro negocio (por ejemplo, el responsable de fidelización en Waitrose ahora lleva también la fidelización de John Lewis) en un intento de ahorrar costes de plantilla. Y también la sustitución adelantada del CEO de John Lewis Partnership, Paula Nickolds, que ha decidido dejar el cargo antes de los previsto, y la sustitución prevista de Rob Collins, Director de Waitrose, que también dejará el cargo en los próximos meses.

Y para empezar bien el año, Waitrose pone en marca su campaña de ofertas, con descuentos de 1/3 en los precios de multitud de referencias en todo el supermercado.

Resultados Navidad 2019: Marks & Spencer.

“Business as usual” para la cadena de supermercados más premium que tenemos en el Reino Unido: muy bien el negocio alimentario, fatal el resto. A pesar del trabajo que se ha venido realizando en mejorar el negocio de la ropa, otra vez se ha venido abajo en medio de la intensa actividad promocional del periodo, y algunos errores de previsión que ha cometido el equipo de Marks & Spencer.

Las ventas para el periodo de 13 semanas hasta el 28 de diciembre son de +1.5% en alimentación (+1.4% en ventas comparables) y de un -3.7% en la sección de ropa.

La gama de Navidad de Marks & Spencer siempre es sinónimo de calidad y originalidad superiores.

Se presenta otro año crucial para la dirección de Marks & Spencer. La estrategia de transformación del negocio de alimentación sigue dejando crecimiento tras revertir la tendencia de los últimos tres años (este es el segundo trimestre de crecimiento). La comunicación conjunta de sus credenciales de excelente calidad a la vez de la de ofrecer precios competitivos parece que cala entre los clientes, a la vez que está simplificando (ligeramente) las gamas, añadiendo más productos de tamaño familiar (con una mejor imagen de buena relación calidad/precio que los pequeños).

Las nuevas tiendas son un gran cambio, y refuerzan la imagen de calidad de la cadena. Además reducen el espacio dedicado a la ropa y aumentan el de los “Food Halls”, las tiendas de comida, que cuentan con una mayor oferta de restauración propia, e incluso de otros negocios (ya consolidada la colaboración con Wasabi, hace un par de días anunciaban que una de sus tiendas iba a incluir un punto de venta de la tienda – hasta ahora – online Pasta Evangelists donde iban a servir pasta fresca para cocinar en casa y platos preparados calientes listos para comer).

Y a mediados de año se pondrá en marcha la Joint Venture con Ocado, que le dará acceso a una tienda online engrasada y muy eficiente, que tiene que ayudarles a que las ventas den un gran salto cuantitativo. El reto quizá sea que el negocio de la ropa no agüe la fiesta del de alimentación.

Resultados Navidad 2019: Tesco

El líder de la gran distribución en el Reino Unido ha presentado sus números navideños esta mañana. Según Dave Lewis, su CEO, el negocio se ha comportado de forma sólida, manteniendo una racha de cinco Navidades consecutivas creciendo. Y la verdad es que las tiendas están en plena forma, las iniciativas con MDD son muy bien aceptadas por sus clientes, y posiblemente, la situación del mercado (recordemos, llevamos ya unos meses a punto de salir de la Unión Europea de forma abrupta!) sea lo que les impida crecer más, dado que parece que la parte de los discounters la tienen algo mejor controlada.

Las ventas se han mantenido durante la Navidad, un “crecimiento” del 0% para el Reino Unido durante las 6 semanas hasta el 4 de enero, y unas ventas comparables creciendo un 0.1%. Se considera positivo porque están por encima de la media del mercado, pero es por debajo de la inflación. Para el trimestre completo (13 semanas hasta 23 de noviembre) las ventas se han contraído un 0.5% (-0.4% en comparables). Los resultados de Booker en Inglaterra, y los de las tiendas en Irlanda han sido más positivos, mientras que los de los negocios en Asia y en la Europa continental han sido bastante malos.

Las claves de conseguir estar por encima de la media de lo que ha sido el mercado, según el propio CEO, han sido los productos frescos, donde han conseguido juntar buenos precios, mejorar la calidad y además evitar las roturas de stock (uno de los problemas de Sainsbury’s, por ejemplo, que además, si los clientes ven que en el día a día faltan productos en tu tienda habitual, vas a ir allí a hacer la compra principal de Navidades?), algo que parece fundamental (los llamados “básicos” del negocio).

El precio es un elemento importante de la pugna que mantienen con los discounters por los clientes que buscan el mejor valor. La cesta típica de productos navideños era £2.28 más barata que hace un año, y en enero acaban de lanzar otra campaña de “precios especiales” para los clientes con la tarjeta del club de fidelización.

En Enero, precios bajos, pero no para todos los clientes! Solamente para los del club de fidelización.

No han facilitado datos de las ventas online, salvo que durante las 19 semanas del periodo han servido más de 14 millones de pedidos, y que ha crecido el valor medio de los pedidos, y los índices de satisfacción de los clientes.

Resultados Navidad 2019: Sainsbury's

Malos números de Sainsbury’s para el periodo navideño, pero que parecen algo mejores si consideramos de donde viene Sainsbury’s, y los resultados de sus competidores. Ya estamos como hace un par de años, cuando lo menos malo se daba por bueno!

Las ventas de las 15 semanas hasta el 4 de enero se reducen en un 0.7% (también un 0,7% en ventas comparables) sobretodo por que las ventas de non food han perdido un 3.9%. Las ventas de gran consumo crecen un 0.4%, algo positivo, y que es consecuencia, según Mike Coupe CEO de Sainsbury’s, de las mejoras que han ido introduciendo en el último año y del crecimiento en las ventas de los productos de la gama premium.

Las ventas online han crecido un 5%, y las de gran consumo un 7,3%. El negocio online alcanza ya el 20% de las ventas durante este periodo, gracias al impulso de las campañas de Navidad (la semana antes de Navidades sirviron casi 400.000 pedidos online) y el Black Friday.

Del Non Food lo único que se salva son las ventas de ropa, que crecen un 4.4% (introdujeron una gama muy divertida de ropa para mascotas de ambientación navideña, aunque dicen que uno de los principales motivos del repunte en las ventas fue el intenso frío, que se adelantó respecto a otros años). Sin embargo juguetes y juegos electrónicos pierden respectivamente un 10% y un 35%. Algo muy preocupante, dado que son dos categorías muy importantes de Argos, el negocio que compraron hace tres años (de hecho Argos es la tienda que más juguetes vende en el Reino Unido, y tiene casi el 20% de todo el negocio de consolas y videojuegos), y si no se puede corregir va a tener un impacto importante en las cuentas de la cadena.

Durante el periodo también han seguido trabajando en la gama de MDD de primer precio, con las nuevas marcas que emulan marcas tradicionales en vez de mostrar la de Sainsbury’s. La gama ya cuenta con 15 marcas y 160 productos. También siguen ampliando la MDD premium, con 70 nuevos productos, y las especialidades, como la nueva gama vegana “Plant Pioneers” y más de 200 referencias de productos veganos que imitan la carne.

En Enero, más productos veganos, y más recortes de precio, con una nueva campaña que pondrá varias referencias de frutas y verduras a 60 peniques, emulando a los discounters.

Tim Fallowfield. Fotografía de Sainsbury’s.

Y para finalizar, dejar constancia de un reconocimiento: Tim Fallowfield, el Secretario del Consejo de Administración, va a recibir la Orden del Imperio Británico, habiendo sido nominado en la lista que publicó la Casa Real a finales de año. Sus méritos son la multitud de iniciativas que ha liderado en el seno de Sainsbury’s para ayudar a las personas con discapacidad poder gozar de más independencia y comodidad a la hora de hacer la compra en sus tiendas (formación a empleados en lenguaje de signos, las horas tranquilas, las cintas de los girasoles, etc. Enhorabuena!

Resultados Navidad 2019: Morrisons.

La cadena del norte de Inglaterra es la primera del Top 4 en presentar los datos de las últimas semanas del año, y el primero de los muchos resultados decepcionantes que se esperan.

Fotografía de Morrisons

Las ventas comparables de las 22 semanas hasta el 5 de enero son de -1.7%, algo peores que el anterior periodo (-1.1%). Las ventas totales se reducen también en un 1,8%. Naturalmente malos resultados, aunque también hay que considerar que se comparan con el 2018, un buen año para Morrisons (creció un 3,6% en los datos del final del año). Por dar un dato algo más comparable con lo que ayer publicó Aldi, los analistas de Barclays estiman que las ventas comparables durante el mes que acaba el 5 de enero es de -2.5%.

Según el CEO de la cadena, las ventas se han visto afectadas por los aspectos de siempre (un entorno muy competitivo, los problemas de confianza de los consumidores ante la incertidumbre del Brexit, etc) pero también hay que tener en cuenta que los discounters cada vez tienen más densidad en las zonas donde Morrisons tiene más tiendas, Tesco fundamentalmente y Sainsbury’s algo menos se están recuperando poniendo más presión en el mercado, y además los directivos de Morrisons han apostado por reducir precios (la mayoría de productos navideños estaban más baratos o al mismo precio que el año pasado) y por una intensa actividad promocional (descuentos en vino y en general bebidas alcohólicas, y gasolina, que se ha utilizado para hacer crecer el tiquet medio).

Es sorprendente que las ventas mayoristas (las que realizan a través de Amazon, McColl’s etc) no han crecido durante este periodo.

Durante este periodo (22 semanas) han cerrado cuatro tiendas que no son rentables, han abierto dos completamente nuevas, y 2 más que sustituyen a tiendas antiguas. Dos de las nuevas tiendas son nuevos modelos, una de ellas con una gran presencia del food to go y la oferta de restauración en tienda, y la otra que llaman “tienda de la comunidad”, algo más pequeña que las habituales de Morrisons y con una fuerte presencia de los productos locales.

Resultados Navidad 2019: Aldi.

La cadena alemana es la primera en dar cuenta de sus resultados de la campaña, y posiblemente sea de las pocas con algo positivo que comunicar.

Esta mañana han dado a conocer que por primera vez, han superado unas ventas de £1000 millones en las cuatro semanas antes de Navidad, una cifra impresionante (para unas ventas anuales de unas £9000 millones). Las ventas han crecido un 7,9%, que es mucho más que lo que va a crecer el mercado, y muy por encima de sus competidores (se espera incluso que entre el top 4 alguno haya perdido ventas), pero es una cifra que no ha impresionado demasiado a los analistas por

  • Aldi cuenta con 47 tiendas más este año que el anterior
  • Las ventas en las pasadas Navidades crecieron un 10% y un 15% aproximadamente para las del 2017.

Y se piensa que quizá su modelo esté a punto de tocar techo, y que cuando no pueda expansionarse más, no podrá seguir creciendo. Sin embargo, mientras continúe abriendo tiendas, continuará erosionando el mercado de sus competidores, que tienen que tener todos sus sentidos puestos en la actividad de Aldi y Lidl para no perder más clientes.

Entre los productos que más han crecido destaca la carne (un 8%), los productos de la gama premium, y el vino, con un 14%.

Desde hace un par de años los clientes de Aldi se pueden llevar a casa unos peluches de los protagonistas del anuncio navideño.

Han ganado dos batallas mediáticas estas Navidades, la del anuncio más memorable, gracias a su personaje la Zanahoria Kevin, y la de los pavos más baratos del mercado (algo importante, en un año con serios problemas de suministro por culpa de las malas condiciones durante la puesta de huevos y luego durante la cría, que han hecho subir los precios mayoristas un 20%).

Marks & Spencer. Resultados H1 FY2019/2020

La semana pasada Marks & Spencer presentaba sus números del primer semestre del año fiscal, y fue un poco volver al pasado reciente: mal el negocio textil, y la alimentación mitiga los malos resultados del negocio en su conjunto. Dado que los supermercados llevaban unos trimestres dando más disgustos que otra cosa, esta recuperación es muy buena noticia para ellos, esperando que signifique que las iniciativas que han puesto en marcha estén dando buenos resultados.

Los números son -2.1% de ventas respecto al primer semestre del año anterior, y para alimentación un crecimiento del 1.2% (0.9% para las ventas comparables).

M&S también tiene una gráfica como la de Sainsbury’s para demostrar que cren más que los demás.

Como les he ido comentando en este blog, Marks & Spencer ha estado trabajando estos meses en nuevas gamas de productos, nuevos formatos de tiendas,… y en precio. Ni siquiera la cadena más premium y más focalizada en calidad y exclusividad se escapa de tener que bajarle el precio a sus lechugas y barras de pan. Y es posiblemente lo que más sorprende cuando ahora se entra en un Marks & Spencer: la comunicación del precio combinada con la comunicación de la calidad excelente de sus productos.

Han abierto dos tiendas con su nuevo formato, del que les hablé hace unas semanas en el blog y en mi cuenta de LinkedIn y son realmente estupendas. Como explico, fue la primera vez que ví clientes boquiabiertos en una tienda sorprendidos ante lo que estaban viendo.

Están reduciendo el precio de la mayoría de referencias básicas que tienen, y reduciendo el número de promociones para esos productos, aunque han puesto en marcha una de frescos a imitación de lo que hace Aldi, que M&S llama el “Fresh Market“. De esta forma, los clientes tienen una sensación más clara de comprar siempre con precios bajos. También están lanzando nuevos formatos familiares para algunas de sus referencias, con un claro mensaje de valor.

Lanzaron hace poco su gama de platos preparados vegetarianos y veganos (Plant Kitchen) y ya la están ampliando. No solamente vemos más referencias en las neveras, si no que aparecen en las secciones de alimentación envasada también, por ejemplo en la de sopas, en la de platos preparados en lata, etc. También han renovado su propuesta para consumidores a los que les gusta cocinar, con la gama Cook with M&S (similar a la que tuvieron en el 2011, pero esta vez más amplia y asociada a un chef).

Y el anuncio estrella de lo que llevamos de año, el proyecto conjunto con Ocado, de forma que Marks & Spencer se compra una tienda online para poder llevar su producto al millón de clientes que tiene Ocado.

Continúan con el plan de cerrar las tienda no rentables, e ir introduciendo mejoras en la gestión del negocio: entregas de stock en tienda preparado de forma que los artículos se puedan llevar fácilmente a las estanterías, y Apps para los gestores de las tiendas y las distintas secciones, con indicadores de como está yendo el negocio, stocks, etc, para poder tomar decisiones con mayor agilidad y basadas en los datos disponibles, que parece les va a ser de mucha ayuda.

Su tarjeta de fidelización Sparks es un caso muy interesante. Anuncian que van a renovar la propuesta, porque nadie ve los beneficios de tenerla. Sin embargo, se puede considerar que ha sido un buen ejercicio, se apuntaron 7 millones de clientes, los más fieles a la marca sin duda, porque gastan 4 veces más que los clientes sin tarjeta de fidelización.

Como en el caso de Sainsbury’s, es buena noticia que el negocio alimentario funcione de cara a las Navidades, su temporada más importante, todaviá más para una cadena premium como M&S. Pero también se la juegan en la ropa y el resto del negocio de non-food, por lo que la directiva sigue nadando a contracorriente tratando de enderezar el negocio en su totalidad.

J Sainsbury’s plc. Resultados H1 FY2019/2020

Ayer Mike Coupe, el CEO de la cadena, presentaba las cuentas de la primera mitad del año. Ha sido un tiempo un poco convulso para Sainsbury’s, hemos pasado dos veces por la posibilidad de consumarse el Brexit, se les denegó el permiso para proceder a la fusión con Asda, y Tesco se está recuperando de forma decidida. Demasiadas malas noticias, en un mercado que además apenas crece.

Los números no son demasiado buenos, pero apuntan a una cierta recuperación durante el segundo trimestre, y en general, ayudan a que la sensación sea algo menos negativa que cuando se anunció que no se llevaba a cabo la fusión.

Las ventas descienden un 0.2%, y las de gran consumo todavía más, un 0.6% (un -1.0% en ventas comparables), aunque el segundo trimestre consigue situarse en el crecimiento, una buena señal de cara al trimestre decisivo, el navideño. Las ventas en convenience crecen pero no logran compensar la pérdida de ventas en supermercados, y la mejor noticia es que las ventas online crecen un 8%. Aunque el peor anuncio ha sido el recorte drástico en la previsión de beneficios, no por haber un desvío en ventas, si no por cuestiones de valor inmobiliario.

Aunque sus ventas no sean muy boyantes, en comparación con sus competidores no han pasado un 2º trimestre tan malo. Fuente: Sainsbury’s.

Durante estos seis meses han trabajado en mejorar la experiencia de venta, en su MDD y sobre todo, en reducir costes para lograr mejorar los márgenes.

Han instalado en 350 tiendas los scanneres para que los consumidores puedan comprar y salir pasando por las cajas especiales. Llevaban cuatro años con algún piloto, e instalándolo en los supermercados que habría, y ahora se han decidido a empezar a instalarlo en todo el parque. También han instalado la nueva sección de belleza en 100 tiendas.

Siguen trabajando en ser más competitivos en el precio. Han rebajado el PVP de 1000 referencias, y esto les acerca a Asda, el líder de precio del Top 4. Es una cuestión complicada para ellos, porque tambiéntienen una percepción de calidad y valores elevada, y siempre tienen un poco de miedo que rebajar precios pueda comprometer esto. También han renovado gran parte de su MDD de primer precio, para convertirla en las del “estilo discount” que lanzó Tesco hace unos años. Ahora son marcas que tienen un aspecto de negocio tradicional, que dan una sensación de valor y tradición, y que parecen ser muy bien recibidas por los clientes. Esperan acabar la renovación a finales del año fiscal, y también están aplicando un tratamiento similar a la MDD premium, con la aparición esta semana de nuevas marcas en el lineal de carne que siguen esta filosofía.

Nueva MDD premium de Sainsbury’s.

Y también han relanzado el club de fidelización Nectar. La principal novedad es la digitalización del mismo. Siguen saliendo cupones por la línea de caja, pero ahora los clientes pueden hacer más gestiones a través de la App, y se emiten ofertas personalizadas (no son descuentos, es dar más puntos por comprar ciertos productos).

Gestión complicada la de la segunda cadena del país, que tiene que hacer algo llamativo para poder hacer olvidar el fracaso de la fusión, y demostrar que tienen un plan sólido. Las mejoras son algo positivas, y ahora nos queda ver si pasan el test de las Navidades!

Tesco firma la recuperación. Resultados FY2018/19 .

Tras varios años en los que se cuestionaba todo lo que hacía Tesco, o bien por sus propias iniciativas que no daban resultados, o bien porque los discounters le robaban el protagonismo de ser el referente en el gran consumo británico, parece que vuelve el Tesco de los 90, que podía con casi todo y tenía en su líder, Terry Leahy en su momento y ahora Dave Lewis, un sólido guía hacia el éxito.

Los números refuerzan este ambiente de triunfalismo, donde no se falla en casi nada. Las ventas totales crecen un 11.5% hasta llegar a los £56.900 millones, y las del Reino Unido crecen un 1.7% para Tesco, y un 11.1% para Booker.

Los beneficios del grupo crecen un 34% y en el Reino Unido y la República de Irlanda aún más, un 45%, hasta alcanzar un total de 3.96%, a punto de llegar a su objetivo del 4% en el 2020, recuperando lo perdido por la multitud de inversiones que se han hecho estos años y la guerra de precios. En los últimos cuatro años han conseguido doblar los beneficios, y además pasar de un margen del 0.8% al 3.96% actual.

Tesco ofrece grandes oportunidades a sus proveedores, al ser la cadena que más crece en ventas en UK.

Uno de los elementos más importantes para esta mejora (tres años de crecimiento consecutivos en UK, a pesar de lo complicado que está el mercado) son los cambios que han introducido en sus productos de MDD, al sustituir la gama de primer precio Value por una serie de marcas que llevan el atributo de “Exclusivas para Tesco”, en las que nos encontramos las famosas marcas de granja de frescos, y otras en ambiente como Stockwell & Co, Hearthy Foods Co, HW Nevill’s etc. Estas nuevas marcas les ayudan a mejorar su percepción de calidad y de precio, por lo que pueden lograr convencer para que vuelvan a los clientes que les habían dejado en favor de los discounters. Y han sido un éxito total, y las han probado el 84% de sus clientes En los últimos cuatro años han reformulado o renovado 15.000 referencias. También han logrado crecer en otras secciones como el textil (3% en ventas comparables) y la categoría del hogar (4.2%).

Todos los formatos comerciales crecen, hasta los hipermercados, que siguen transformando en su camino de convertirlos en destino para pasar más tiempo en ellos. Destacan el canal online, que crece un 2,8%. Es un crecimiento modesto comparado con el del resto del mercado, pero también son el principal operador del canal, y continúa sumando a pesar de las guerras de precios y retaimiento del gasto.

De las nuevas tiendas Jack’s ya tienen 9 abiertas, y están probando a abrir establecimientos de un tamaño algo más grande, y con una oferta mixta de discount y formatos de producto más grandes.

Los resultados en Asia y Europa Central no son tan buenos, mercados en los que Tesco ha desinvertido en los últimos años y retroceden en ventas.

Entre las prioridades de los próximos años está el trabajar en fidelización. Algo clave en estos tiempos de volatilidad, y en el que los discounters están ganando cuota de mercado. La digitalización de la tarjeta ClubCard ha permitido a los clientes utilizar los puntos de forma más fácil, y ha aumentado mucho su uso. Ahora parece que quieren crear un ecosistema alrededor de esta tarjeta, para incentivar a los miembros para gastar en los otros servicios que ofrece Tesco, como los financieros, el de telefonía móvil, etc.

El plan de Dave Lewis para recuperar Tesco casi ha alcanzado sus objetivos un año antes. Por ahora parecen aparcados los rumores de cambio de líder, al buscar Lewis dejar la dirección de Tesco para volver al mundo de los fabricantes.