The Coop vuelve al negro: Resultados FY2017.

Buenas noticias para la cadena con más tiendas del Reino Unido: después de varios años con problemas y una renovación completa de su formato de tiendas y los surtidos, empiezan a materializarse los beneficios de su buen hacer.

Coop Eggs Cheap.jpg

 

Durante el último año han alcanzado unas ventas de £9.500 millones (£7.100 son ventas de gran consumo), y £72 millones en beneficio (comparado con la pérdida de £132 millones del 2016). Las ventas se mantienen a pesar de las tiendas que cierran. En las tiendas están creciendo a buen ritmo, con un aumento del 4.3% en ventas comparables.  Han acabado el año con 2532 tiendas, 250 menos que el año pasado.

Durante este año han cerrado tiendas grandes para centrarse en un solo formato de tienda pequeña convenience, de hasta 1000m2. Muchas de estas tiendas grandes son herencia de cuando compraron Somerfield, en el 2008.

Junto con la mejora en la MDD y la revisión del surtido, a pesar de los cierres, han conseguido ir recuperando cuota de mercado durante la segunda parte del año. Otra clave es el club de fidelización, donde los clientes ganan a fin de año cupones gracias a la compra de productos de MDD de The Coop y además pueden elegir que este dinero pueda ir a proyectos solidarios. Este modelo consigue captar cada vez más clientes, más de 1 millón en los dos últimos años. Sus anuncios sobre el impacto que tienen los supermercados en la sociedad del entorno de la tienda eran muy ilustrativos.

Otro negocio que le va bien a The Coop es el mayorista, mediante el cual venden alimentación a clientes corporativos. Ya supone un valor de £1.700 millones, y ha crecido un 7% este año. Si se consolida el proyecto con la marca de supermercados Nisa, esta unidad de negocio recibirá un impulso importante.

Buenas noticias también en el ámbito de la responsabilidad social corporativa. Siendo una cooperativa, sus valores eran más elevados que los del resto de cadenas. Tras el bache de los últimos años habían rebajado un poco el nivel, pero este año han vuelto con fuerza. No solamente con la iniciativa relacionada con el club de fidelización: este año han cambiado varias de sus estrategias de compra, para que su MDD tenga solamente chocolate de comercio justo, carne fresca del Reino Unido, y varias iniciativas en la ahora mediática lucha contra los envases de plástico.

Ésto no ha supuesto un problema para que también quieran estar en la carrera de bajar precios, con una inversión reciente en bajar precios y así conseguir ser más competitivos frente a los Tesco y Sainsbury’s que pueblan las calles donde tienen tiendas.

Anuncios

Tesco completamente recuperado: Resultados FY2017/18

Tesco Results 18.jpg

Va todo tan bien en Tesco que ya se habla del final de la etapa de Dave Lewis en el retailer, como si no le quedaran retos. Tomó las riendas de Tesco en el 2014, y los resultados que ha presentado hoy son tan sólidos que ya se oyen rumores de su salida para afrontar nuevos retos. En el 2014 Tesco además de los serios problemas del fraude contable tenía que afrontar unos trabajadores desmoralizados, problemas graves en varios mercados internacionales, un plan de expansión de nuevas tiendas importante, problemas en la relación con muchos proveedores,… el reto que se ha superado era muy serio.

A pesar de lo complicado que está el mercado del Reino Unido, donde la poca confianza de los consumidores, la inflación y la pérdida de poder adquisitivo están poniendo contra las cuerdas a unos cuantos retailers y cadenas de restauración (vuelve a hablarse de quiebras, cierres de tiendas, etc) Tesco ha conseguido recuperar las buenas sensaciones de antaño, y volver a liderar el gran consumo británico.

Los beneficios alcanzan los £1.640 millones, una cifra que llevaban mucho tiempo sin superar. Las ventas globales han crecido un 2.3% para alcanzar las £57.500 millones. Todo son noticias positivas en sus dos principales mercados, el Reino Unido y la República de Irlanda, pero se registran retrocesos en un buen número de operaciones internacionales. También han reducido la deuda del grupo.

En UK han conseguido recuperar la credibilidad gracias a un ejercicio de contención de costes, inversión en precio y ajustes en la gama, que les permite recuperar puntos de margen, alcanzando ya el 2,5% en las operaciones de gran consumo.  Las ventas comparables en UK crecen un 2.3% (algo menos que la inflación) y ya acumulan 9 trimestres de crecimiento. La marca sale reforzada gracias a las nuevas iniciativas en servicio y MDD, y han conseguido ganar 260.000 clientes durante este año.

Por canales, online crece un 5.1%, convenience un 2.7% y lo más impresionante, los hipermercados crecen un 2.9%, un canal que se pensaba deshauciado no hace mucho, y que Tesco ha conseguido redirigir. Alimentación es la partida que, según Dave Lewis, cimienta el crecimiento en UK. La MDD ya alcanza el 51% de las ventas.

Los próximos meses en Tesco van a estar dominados por la integración del negocio de Booker y la creación de sinergias entre los dos negocios. Ya se han visto algunas ideas en hipermercados, pero la revolución se espera en los cambios que pueden hacer de cara al servicio a pequeños supermercados independientes y restauración, dos partes importantes de Booker y donde hay mucha oportunidad de mejora. También se espera una mayor implantación de su iniciativa Pay+ para pagar en tiendas la compra, ver como evolucionan los cambios en la tarjeta de fidelización,

Ahora, como decía al principio, ya se habla del siguiente destino de Dave Lewis, que podría optar a sustituir a Paul Polman, actual CEO de Unilever, cuando se retire.

Navidades 2017: Asda.

El tercer supermercado del país no se significa por dar demasiados datos sobre como va el negocio, y hay que esperar a que sea Walmart quien publique resultados para saber como les va en el Reino Unido.

Asda Dec.jpg

Esta vez, ha habido un poco de cambio. El nuevo CEO Roger Bulmey tomaba posesión el 1º de enero, y entre las cosas que comunicó a todos sus empleados fueron algunos comentarios sobre qué tal habían ido las navidades. El CEO dijo que se habían alcanzado los objetivos que se habían establecido, y además sus resultados habían sido los mejores del mercado. El año pasado Asda perdió un 2,6% de las ventas, y este año, según las estimaciones de The Grocer, Asda ha ganado un 5,3%, superando ampliamente la inflación y los resultados de las demás cadenas, y ha sido el único que no ha perdido cuota de mercado frente a los discounters.

Sin embargo, el CEO reconoce que se siguen perdiendo clientes que van a los discounters, y que tienen que seguir invirtiendo en precio, surtido y servicio, para conseguir volver a crecer. Al acabar las navidades Asda redujo el precio de muchas referencias de marcas, en muchos casos más de un 50%, tratando de no perder a estos clientes que se le van a los discounters.

Navidades 2017: Sainsbury’s, Tesco, Waitrose, Lidl y Marks & Spencer.

Estos dos días   ha habido una avalancha de presentaciones de resultados. Se los resumo aquí, y si tienen prisa: a Tesco se le considera el ganador del premio virtual navideño por sus resultados y el camino que ha ido recorriendo a lo largo del año, a los demás les ha ido bien (destacando quizás a Lidl) y Marks & Spencer obtiene los resultados más decepcionantes, porque las navidades son su momento, cuando los clientes gastan en comidas lujosas.

Lidl: las ventas crecen un 16%, pero como siempre, es un dato que hay que matizar por la velocidad a la que abren tiendas, y no facilitan el de ventas comparables. Frescos y bebidas alcohólicas han sido dos de las categorías que mejor han ido, destacando la carne fresca con un crecimiento del 17%.

Marks & Spencer: crecen las ventas de alimentación un 3.6%, pero las comparables descienden -0.4% para el trimestre. Navidades es el momento de Marks & Spencer, con un despliegue impresionante de nuevos productos muy premium e innovadores. Pero parece que la combinación del descenso de la confianza de los consumidores, la inflación, y los esfuerzos en productos premium de otras cadenas (además de los discounters, cabe destacar Morrisons y Sainsbury’s) pueden explicar este descenso.

Las ventas de ropa y artículos para el hogar han disminuido (pero en línea con otros competidores en el mercado), con un -2.8% en ventas comparables. Mantienen la previsión de beneficios y anuncian que se invierte dinero en un proyecto conjunto con Tata, para implantar soluciones tecnológicas en varias áreas del negocio para reducir costes.

Sainsbury’s: las ventas crecen un 1.2% en el trimestre, gracias sobretodo a las tiendas de alimentación, que han crecido un 2.3%. Destacan las ventas de MDD premium, que crecieron un 6% (aunque hay que tener en cuenta que habían aumentado considerablemente el número de referencias respecto el año pasado). Convenience y online crecen, sobretodo éstas últimas, con un 8% de mejora, y con muy buenos resultados la semana de Navidades en la que las ventas online crecieron un 20%. Atribuyen la mejora del online a la inversión en mejoras, como las entregas en el mismo día.

La cadena tuvo un pequeño incidente reputacional durante las fiestas, cuando tuvieron roturas de stock en un cierto número de tiendas, y clientes enfadados por esto se dedicaron a colgar fotos y quejas en las redes sociales.

Tesco: el líder de la distribución británica ha recuperado la buena salud, y los resultados navideños  vuelven a reflejar que acierta en muchas de sus iniciativas. Las ventas han crecido un 1.9% en las seis semanas hasta el 6 de enero, con ventas comparables de +3.4% en alimentación y +3.7% en productos frescos. El non food ha sido la parte del negocio que peor ha ido, con pérdidas en ventas y que han lastrado un poco la cifra de las ventas totales.

Waitrose: la cadena premium crece un 1.4% en ventas, y un 1.5% en ventas comparables. Han conseguido atraer a más clientes este año gracias a las degustaciones en los supermercados, y el plan de ofertas de un día. Online también ha tenido una buena contribución al crecimiento.

Navidades 2017: resultados positivos para Aldi y Poundland.

Las Navidades son un periodo clave para todas las cadenas por el volumen de negocio, y la reputación, dado que cualquier problema se magnifica. Los analistas hablan que Tesco es el ganador de este año al demostrar con una buena mejora en las ventas que ha recuperado la confianza de los consumidores. Todavía no tenemos los datos de Tesco, que aparecerán esta semana, aunque ya tenemos los de dos cadenas: Poundland y Aldi.

Poundland Bad Elf Twitter.jpg

Poundland ha tenido un mes de diciembre muy movido, pero que ha acabado con unos resultados robustos. La incertidumbre le viene rodeando desde hace tiempo por el impacto que tiene la inflación en ellos (han tenido que relajar su lema de todo a una libra para ir convirtiéndose paulatinamente en multiprecio) y el haber sido comprados por Steinhoff, el negocio sudafricano que ya tiene otras cadenas de retail en UK. Precisamente otra fuente de incertidumbre ha sido el escándalo contable que afecta a la matriz, y que le supuso a Poundland unos problemas financieros pasajeros. Su campaña navideña también les trajo problemas, y era ciertamente muy arriesgada. En ella un ayudante de Papá Noel aparecía en situaciones algo picantes, ofendiendo a un buen número de personas.

Los números están aquí, y son buenos. Son los mejores resultados que ha conseguido la cadena en su corta vida, superando incluso las expectativas de la directiva. Las ventas comparables del periodo más cercano a las navidades (las últimas 3 semanas) son del 6%, y las ventas del periodo contable (doce semanas) crecen un 5.6%.

Aldi es la otra cadena que ha publicado resultados, también muy positivos. Las ventas durante el mes de diciembre han crecido un 15% respecto a las del año anterior, y superan la marca de los £10.000 millones de ventas anuales.

Aldi ha conseguido en tres años mejorar algo la percepción que los clientes tenían de ellos. En época navideña los consumidores buscan productos algo más premium y exclusivos, y pensaban que Aldi no tenía un buen surtido para esta misión, que además se le agotaba fácilmente, y en general no lo asociaban a las compras festivas. El año pasado fue tal el despliegue que les sobró mucho producto al acabar las fiestas, pero este año parece que han acertado algo más en las previsiones.

Según ellos mismos, una parte importante del crecimiento hay que atribuirlo a la creciente demanda de productos de su MDD premium (que ha crecido un 30%), y a consumidores que les han elegido para hacer la compra navideña completa en sus tiendas. Naturalmente que una parte significativa del crecimiento se debe a las tiendas que Aldi ha abierto a lo largo del año, y teniendo esto en cuenta, los analistas de Bernstein han calculado que las ventas comparables han crecido en torno al 2,5%. La mitad que el crecimiento del año pasado, pero teniendo en cuenta la situación del mercado, una cifra todavía positiva.

 

W Morrisons plc. Q3 FY2017

Morrisons Boxes.JPG
Otra de las novedades de Morrisons: las cajas de productos frescos similares a los negocios de suscripción. Refuerza sus credenciales de frescos, productos de temporada, y en contra del desperdicio. 

Las iniciativas de la dirección de Morrisons se siguen plasmando en buenos resultados para la enseña, que ya acumula una buena racha de crecimiento, como demuestran los resultados que presentaron la semana pasada.

Las cifras son buenas, y es que acuden más compradores a las tiendas, con mayor frecuencia y compran más. Las ventas totales han crecido un 2,3% para el periodo, y las comparables un 2,5%. Un elemento muy positivo es la aportación del comercio online y las ventas mayoristas (a través del acuerdo con Amazon), que suponen un aumento de ventas del 0,4% en sí mismas.

En este periodo Morrisons ha contenido claramente el aumento de precios, mucho más que el resto de competidores, a pesar de algunos gestos significativos, como subir el precio de la referencia más común de leche de £1 a £1.10. Ellos tienen más flexibilidad que las demás cadenas al tener una cadena de suministro muy integrada, y ser los dueños de varios de sus proveedores. Y como ya se ha anualizado la depreciación de la libra, por ahora no se esperan más sustos en precio.

GPI Nov 2017 Brand View.JPG
Fuente: The Grocer / Brand View

Siguen implantando las mejoras en los sistemas, que les permiten hacer los pedidos de tiendas de forma más eficiente, han acabado las mejoras en las tiendas, e introducido la nueva gama de MDD premium. El nuevo momentum de la enseña se debe al buen trabajo hecho en supermercados, un canal que parece condenado y que pierde ventas hacia el online y las tiendas convenience, pero que Morrisons ha sabido renovar y ofrecer un servicio que atrae a los clientes.

Queda pendiente su trabajo en convenience. Están haciendo tests con un formato para gasolineras, y luego desarrollando una MDD para tiendas de conveniencia de otras enseñas (Safeway, y por ahora trabajando con McColl’s).

Tesco vuelve a la normalidad. Resultados H1 FY2018

Tesco Weekly Little Helps.jpg
Las ofertas del momento en Tesco: los weekly little helps.

Dave Lewis llegó en el 2014 para devolver a Tesco el lustre que había perdido con el CEO que acababan de despedir. 3 años después, y Tesco vuelve a la normalidad, anunciando una vez más un crecimiento en ventas, que viene acompañado esta vez de crecimiento en volumen y del anuncio de volver a repartir dividendos.

Tesco dejó de repartir dividendos hace más de tres años, en un momento muy turbuleto de pérdida de ventas, falta de confianza en el equipo directivo y el fraude contable.

Para este primer semestre, las ventas han crecido y han alcanzado los £28.300 millones, mejorando las previsiones de los analistas. El volumen ha crecido un 0.3%, y las ventas comparables del segundo trimestre han aumentado un 2.2%.

A pesar de los buenos números, la situación de Tesco sigue siendo algo delicada a pesar de la mejora: la inflación de costes obliga a subir precios de los productos, pero como la competencia de los discounters arrecia, no se pueden trasladar todas las subidas a los clientes.

Siguen trabajando en lo esencial: mejorar la oferta de alimentación, operaciones más eficientes, y reducir el número de puestos de trabajo. Dave Lewis ha conseguido reducir los gastos en £500 millones anuales, y piensa que tiene la oportunidad de todavía reducir los costes en £1.000 millones más.

Seguramente, de sus promesas, la principal que le queda es la de recuperar el margen. Tesco hace unos años tenía un cómodo 5% y ahora rondará el 2%. La guerra de precios se lo llevó por delante, y los discounters siguen siendo una amenaza.

Tesco reforzado.

En general, las cosas vuelven a ir bien en Tesco, que parece haber dejado atrás el gran bache del periodo de Phillip Clarke.

Las cifras de ventas están siendo positivas y hay muchos proyectos en marcha que le están aportando mejoras en su operativa y elementos positivos en su imagen. Los accionistas están tranquilos de cara a la presentación en dos semanas de los resultados del primer semestre del año.

Hace unas semanas el banco recibía un buen espaldarazo de los analistas financieros. El banco UBS ponía las acciones de Tesco en la categoría de comprar, porque pensaban que la evolución era muy positiva:

  • el posible acuerdo de compra de Booker les va a dar acceso al mercado mayorista, donde piensan que las eficiencias propias del gran consumo dará una gran ventaja a Tesco en ese entorno, en el que entra además de la mano de uno de sus líderes.
  • el ajuste de la gama, que se ha llevado por delante un 20% de las referencias, les está ayudando mucho en cuanto a reducir las roturas de stock y operar de forma más eficiente. La capacidad de elegir de los consumidores sigue siendo muy importante, y en categorías que están de moda, las referencias se multiplican.
  • la relación con los proveedores ha mejorado mucho, y ofrece estabilidad y colaboración, frente a la confrontación de la anterior etapa.

En esta última temporada están dando un impulso al non-food. En agosto lanzaron una campaña para promocionar la marca de ropa (F&F) y ahora en septiembre han relanzado gamas de menaje del hogar y cocina, con una nueva imagen de la MDD para estos dos segmentos. Es muy relevante relanzar ahora la gama de productos para cocinar, acaba de empezar el concurso The Great British Bake Off y parece que inspira mucho a los chefs amateurs caseros a renovar aperos y experimentar en la cocina con recetas nuevas!

Tesco FF 3.jpg

Tesco Go Cook.jpg
Tesco Go Cook, para animar a los shoppers a prepararse las cenas y abandonar los platos preparados!

Quizá un objetivo donde los analistas sospechan que Tesco no esté yendo tan bien como hubieran querido es en la recuperación de los márgenes. La guerra de precios los pulverizó, y el objetivo del proyecto reset era poder recuperarlos un poco, hasta alcanzar un 3/4% en unos pocos años, el margen al que estaban acostumbrados a operar. UPS calcula que Tesco está siempre por debajo de la inflación media del conjunto de sus competidores. Incluso en agosto esta diferencia se acentuaba, cuando la media era de 4,1%  Tesco marcaba un 1,4%. Es fácil pensar que Tesco tiene más poder de compra que sus competidores por tener mayor cuota, y quizá pueda operar de forma más eficiente, pero parece que estén conteniendo precios para no distanciarse mucho de los discounters, y no perder más clientes.

Existe otra sombra sobre Tesco, y es naturalmente Amazon. Aunque sólo sea por aritmética, ellos son el primer operador online de gran consumo, por lo que aunque Amazon consiga agrandar el mercado, es posible que tambíen le quite ventas.

Ya veremos….

_20170719_175012.jpg
Tesco ha abandonado las cabeceras con indicación de precios. Ahora es algo más discreto.

 

WM Morrisons plc: Resultados H1 FY2017

La semana pasada el CEO y el Presidente de Morrisons actualizaban a los inversores sobre los resultados del retailer. Las mejoras son significativas desde que el duo se puso al frente de la cadena y pusieron en marcha una nueva estrategia.

Morrisons Store I.jpg

Durante el primer semestre las ventas comparables han crecido un 3%. Curiosamente, a mayor velocidad durante el primer trimestre, un 3,4%, y a menor durante el segundo, 2,6%, cuando la inflación ha sido mayor ya que todavía al principio de año seguiamos técnicamente en guerra de precios. Ya llevan casi dos años encadenando crecimiento, lo cual es una muy buena noticia. También mejoran en beneficios, y en reducción de la deuda del negocio. A esto no sólo ha contribuido la mejora en las ventas, si no también los ahorros operativos alcanzados gracias a cambios en los sistemas de pedidos de tienda y gestión de almacenes.

Uno de los elementos más importantes ha sido el negocio mayorista. Morrisons es el proveedor de Amazon para productos frescos y MDD, y además ha alcanzado un acuerdo con la cadena convenience McColls para venderles una MDD especial (Safeway) que han desarrollado para vender a este tipo de negocios. También han ampliado el alcance de su negocio online, llegando a más zonas en el Noroeste del país, y teniendo en mente ofrecer entregas en Escocia pronto.

Están notando un ajuste en el comportamiento de los consumidores. Por un lado observan un crecimiento en MDD (que puede deberse a cuestiones de precio, pero también hay que tener en cuenta que han renovado packaging de varias gamas, han relanzado la gama premium, y están trabajando para mejorar la calidad de su oferta de frutas y verduras) y además desciende el número de referencias por tiquet (-5.5%). Sin duda ante el aumento de precios, los consumidores están ajustando lo que compran.

Los planes para esta segunda parte del año son continuar con el desarrollo del canal mayorista, mejorar en convenience, y tener renovados la mitad de los supermercados con el nuevo modelo, una nueva visión de su Market Street. Este semestre el negocio mayorista ya ha facturado £700 millones, y contribuye en un 0.5% al crecimiento de ventas. Piensan que pueden replicar el contrato con McColls con alguna otra cadena de tiendas convenience independientes que quedan. Y por otro lado, desarrollar su propuesta convenience, por ahora unas pocas tiendas en gasolineras, y ven potencial para llegar a un acuerdo con algún grupo de gasolineras (similar por ejemplo a los que tiene Marks & Spencer con BP) y gestionar los pequeños supermercados que suele haber en ellas.

 

 

Asda sale del rojo.

Asda Rollback.jpg

Buenas noticias para la filial de Walmart en UK, tercera cadena en este mercado, porque desde el primer trimestre del 2014, cuando las ventas crecieron un 0.5%, se había abonado a los números rojos, hasta alcanzar el fondo con un -7.5% en ventas durante el segundo trimestre del 2016. Pero como veremos, las cifras tampoco apuntan a ser demasiado optimistas, porque claramente sigue por detrás de sus rivales en este mercado.

En pocos días se han hecho públicas las cuentas del año fiscal 2016 y del segundo trimestre del 2017, que va de abril a junio.

Las cuentas anuales son malas como era de esperar tras todo lo que se ha visto a lo largo del año: las ventas se reducen un 5.7% y los beneficios un 19%. La cuenta de resultados ha sufrido más que otros años por lo complicado del mercado, pero también porque con el cambio de CEO a mitad de año (Sean Clarke tomó las riendas en Junio del 2016) se redujeron los precios de los productos, sacrificando margen (contaban con un margen superior al de la media de sus rivales) para hacer frente a los discounters que les ganaban ampliamente en precio. Aún así, los beneficios rondan los £800 millones.

Las cuentas de este último trimestre reflejan mejoras. Crecen un 1,8% Se comparan con las del -7.5% del año pasado, por lo que el crecimiento es relativo. La inflación alimentaria la sitúa Kantar para este periodo en el 2,6%, y los competidores de Asda han crecido más durante este periodo.

Nadie es muy optimista, pero por lo menos se ha roto la racha. Han conseguido recuperar clientes, las compras son más frecuentes y el tiqué medio también crece. Lo han conseguido con el habitual “back to basics” con el que se tratan de recuperarse de las crisis aquí (lo hizo Tesco, Morrisons,…): más calidad en los productos de MDD, mejor servicio en tienda, racionalización del surtido (han caído el 25% de las referencias, siendo Asda ya de por sí un supermercado con menos referencias que los otros tres) y rebajas selectivas de precios. También durante este periodo han reintroducido una de sus viejas marcas de frescos, la llamada “Farm Stores” y que tiene un aire a producto de Aldi o Lidl.

También hay que dejar constancia que Asda es el peor supermercado por lo que respecta a la relación con proveedores. En el índice que prepara el Árbitro de la Cadena un 20% de los proveedores admitían que la relación con Asda había empeorado.

Esperemos que se mantenga la racha. Asda perdió el trono de ser el referente en precio cuando Aldi y Lidl consiguieron convertirse en opción de compra completa (gracias a las mejoras en frescos, vino, MDD premium etc) y esto les afectó de forma contundente. El cambio de hábitos hacia compras más frecuentes y más pequeñas también les ha quitado ventas, puesto que ellos no tienen una propuesta convincente ni presencia significativa en convenience. Están tomando medidas para el primer problema, pero no parece que haya tengan nada para el segundo.

Y también tenemos que ver que pasará con el acuerdo Walmart / Google, que oportunidades va a traer si se aplica en el Reino Unido.