Asda. Resultados Q1 FY2018

Asda - frontal.jpgAsda es la cadena del top 4 a la que le va peor ahora, con dos cambios recientes en la dirección del retailer, y además con el anuncio de la fusión con Sainsbury’s todavía muy reciente!

La semana pasada presentaron junto con la matriz Walmart los resultados de su primer trimestre. Unos resultados algo positivos, en cuanto a que parece que deján atrás el periodo de pérdida de ventas, y crecen, aunque se deba en parte a la inflación.

Las ventas durante el periodo han crecido un 3.7%, gracias a la inversión en precio, y en mejorar la calidad de la MDD. Las ventas comparables suben un 3,4%, pero es un resultado sesgado por las fechas de la Semana Santa. Si ajustamos su efecto, las ventas comparables crecen un 1%.

Durante estos tres meses han lanzado otra campaña de reducción de precios, bajo el slogan de Rolled Back and Staying Back y han renovado más de 200 referencias de MDD, mejorando la calidad.

Asda Rolled Back.jpg

Las ventas online han crecido un 8.3% y las de non food a través de la tienda de George.com un 21,9%. Han implantado un par de ideas de Walmart: la posibilidad de hacer pedidos online por voz con el Google Assistant, y un sistema para acelerar la entrega de pedidos online en tienda, más automatizado y que los clientes apenas tienen que esperar un minuto para recoger su pedido.

El discount sigue haciendo mella en los resultados de Asda, a la espera de la posible fusión y la bajada de un 10% en los precios que Asda y Sainsbury’s han prometido de juntar sus negocios.

Anuncios

Wm Morrisons Supermarkets. Resultados Q1 FY2018/9

Morrisons Greengrocers.jpg

La semana pasada, el 10 de mayo, Morrisons presentaba los resultados del primer trimestre. Es interesante seguir a Morrisons por su estrategia con los frescos, y el proyecto de venta mayorista, que seguramente se anticipa un poco a lo que Tesco va a hacer con los supermercados que trabajan con Booker.

Las ventas crecieron un 3,8% durante el periodo, y las comparables un 3,6%. La mitad se debe a la venta mayorista (1,8%) por lo que los resultados de los supermercados no son demasiado buenos, algo por debajo de la inflación. Se nota también esto en el número de transacciones, que aunque siguen creciendo (0.7% en este periodo), no alcanzan el crecimiento del año anterior (del 2 al 4%).

La principal novedad del trimestre es que han abierto dos supermercados, tras 2 años en los que no solamente no han abierto ninguno, si no que cerraron algunas tiendas que no eran rentables. También han renovado la marca de primer precio, volviendo al nombre de Savers y relanzando 300 referencias.

En el canal mayorista, continuan vendiendo a Amazon, y han puesto en marcha el programa con la cadena de tiendas convenience McColl’s (tienen algo más de 1500 tiendas, principalmente tiendas de periódicos con un pequeño surtido de supermercado). A éstos últimos les van a servir productos frescos y ambiente, de marcas nacionales y de la marca Safeway, que ejercerá como marca de MDD (es la marca de uno de los supermercados que Morrisons compró en el pasado). No hay cifras del volumen de este canal, solamente que esperan alcanzar a finales del ejercicio unos £700 millones (un 5% de las ventas).

Continúan con su estrategia de integrar la cadena de suministro. En este trimestre han comprado Chippindale Foods, un negocio de huevos camperos. La cadena cuenta ya con 17 fábricas de alimentos que preparan un número elevado de sus referencias de MDD de productos frescos, refrigerados y de ambiente.

Aunque este año el foco va a estar en los desarrollos de Tesco/Booker y en lo que se vaya sabiendo del acuerdo Asda/Sainsbury’s, Morrisons es una cadena muy interesante, con una buena propuesta diferenciada, y a los que conviene seguir.

J Sainsbury plc: Resultados FY17/18

Después del anuncio sorpresa de la semana pasada, Sainsbury’s presentaba sus resultados anuales para el año que acaba en marzo del 2018. Seguramente la presentación de resultados a la que se le ha prestado menos atención en años…

Ha sido un año algo regular para Sainsbury’s. No ha podido materializar todo el crecimiento que la inflación le ha ofrecido, pero sigue haciendo un buen trabajo en el canal online y en su oferta de MDD.

Las ventas crecen un 9%, y una parte muy significativa de este crecimiento se debe todavía al efecto de la compra de Argos, que se produjo durante el anterior periodo contable. Las ventas en gran consumo crecen un 2.3%, las de textil un 3.8% y el non-food pierde 0.8%.

Mike Coupe CEO JS.jpg

Las ventas comparables crecen un 1.3%, notando un ralentizamiento en el segundo semestre (el crucial de las Navidades).

El año ha pasado con reestructuraciones de los organigramas del personal en tienda, con la integración de Argos en los supermercados (un firme competidor de Amazon), la habitual mejora de la calidad de los productos de MDD (han renovado un 60% de las referencias) y a finales del periodo (desde enero) inversión de £150 millones para rebajar precios de casi 1,000 referencias de productos básicos (y ya han anunciado otra rebaja centrada en carne y pescado).

Una buena iniciativa es la de su asociación con varias enseñas de foodservice para enriquecer la experiencia de compra. Ya cuentan con Sushi Gourmet, Daily Sushi, Patisserie Valerie, Godiva y Crussh en más de 500 tiendas.

El canal online crece un 6.8%. Su baza es que las entregas de gran consumo en el día ya alcanzan el 40% de la población del Reino Unido. Y siguen avanzando en las entregas en una hora en un radio de 4km del supermercado, con el despliegue de unas bicis eléctricas en Londres que pueden cargar 400 litros de volumen y hacer unas 100 entregas al día.

El canal convenience crece gracias a las 24 aperturas y a las pruebas que están realizando con Euro Star Garages, para la gestión de supermercados de gasolineras. Han crecido un 7.5% en este canal.

Otra gran noticia del año fue que compraron a Aimia la tarjeta Néctar, el club de fidelización que tenían. Se esperan cambios en su programa de fidelización dado que ahora tienen más control y podrán sacar más rendimiento de los datos. Por ahora están realizando un piloto en el que la experiencia del cliente es más personalizada: ya no se ganan puntos por todas las compras si no por un cierto número de productos, algunos los eliges tú (y te ofrecen un descuento) y otros los propone Néctar.

Va a ser sin duda un año de turbulencias para Sainsbury’s. Tienen un reto grande por delante, y todos sus empleados tendrán que redoblar esfuerzos para que las noticias sobre la fusión no les distraigan. Además de continuar el trabajo en el canal online, la alimentación va a ser un elemento clave este año, donde van a trabajar en mejorar su gama premium y también en incorporar tiendas como la de los bombones Godiva, creando experiencias más premium en algunas de sus tiendas.

 

 

Iceland: competir para ser el líder en sostenibilidad.

Los elementos tradicionales que utilizaban los supermercados para competir entre ellos (precio, surtido, servicio…) han dejado de ser suficientes en el mercado británico, y la carrera por ser relevantes les está haciendo competir en otros campos.

Tras la guerra de precios ahora estamos en la guerra de valores, y hay una carrera por demostrar que se es el más verde, el más saludable y el que está más en sintonía con las aspiraciones de los clientes actuales. Es algo que siempre ha estado presente (basta ver los posicionamientos de Waitrose y Marks & Spencer, o el gran desarrollo que hizo Sainsbury’s para posicionarse como una cadena de valor y valores) pero últimamente se ha acentuado un poco, con cuestiones como el plástico, el desperdicio, etc.

20180510_092616_resized.jpgIceland, una de las cadenas más pequeñas del Top 10, parece estar dispuesta a aprovechar las causas que surjan para diferenciarse. No se trata de un supermercado sofisticado, la experiencia de compra es regular comparada con las otras cadenas, aunque son seguramente la enseña a imitar si nos fijamos en congelados, la categoría donde tienen el expertise. Pero en lo que llevamos de año ya ha lanzado un par de iniciativas significativas para posicionarse en el espacio de la sostenibilidad, algo que parece alejado de la esfera donde Iceland se mueve, pero que indica su ambición de escalar posiciones en el ranking y atraer a nuevos tipos de clientes más concienciados con estas cuestiones.

La primera se hizo pública nada más anunciarse que el gobierno estaba trabajando en el desarrollo de una estrategia para reducir los residuos plásticos generados en el país, y mejorar las tasas de reciclaje, con el objetivo último de alcanzar la cuota “residuo cero” en plásticos en 25 años. Inmediatamente Iceland anunció que se comprometían a eliminar el plástico de los envases de sus productos de MDD antes del 2023. Están trabajando en utilizar nuevos productos con materiales basados en el papel y el cartón, y que se reciclen fácilmente.  Posteriormente, otras cadenas como Waitrose anunciaron sus objetivos al respecto, y un grupo de fabricantes y distribuidores han publicado un compromiso genérico para reducir tambíen la cantidad de plástico que se pone en el mercado y reciclar más cantidad del que se ponga en el mercado.

El otro compromiso de Iceland es el de retirar de las formulaciones de sus productos de MDD el aceite de palma antes de acabar el año. No es una cuestión de salud, es una cuestión de sostenibilidad. Dicen que no tienen garantías de poderse aprovisionar de aceite de palma “responsable” (que no contribuya a la deforestación ni a la extinción de los orangutanes) por lo que han decidido cortar por lo sano. El aceite de palma se sustituye por otros aceites como el de girasol, colza, etc.

Sin duda las cadenas buscan nuevos campos en los que competir y ganarse el favor de los clientes. El precio lo es casi todo,… pero no todo.

El foodservice se fija en las promociones de los supermercados.

Aunque el foodservice y el gran consumo son dos negocios con muchas diferencias, ambos compiten por la cuota de estómago de los clientes. En los últimos años hemos visto como los supermercados han desarrollado el food to go, ofreciendo productos muy parecidos a los restaurantes fast casual de bocadillos, ensaladas, sopas, etc. Los restaurantes han trabajado para aumentar la oferta en autoservicio, y ahora se empiezan a fijar en las promociones que hacen los supermercados para conseguir atraer más clientes y potenciar la demanda en las horas valle de sus negocios.

Desde hace un tiempo vemos las ofertas de menús en los restaurantes equivalentes a los “Meal Deal” de los supermercados, Te puedes llevar tres productos (un plato, un postre o snack y una bebida) por un precio determinado. Suelen ser algo más caras que los supermercados, pero también algunos incluyen comida caliente, y además, comes en una mesa, no te lo tienes que llevar y comer en la calle! Incluso algunos extienden esto al desayuno. Por ejemplo en las cafeterías Costa si compras un café por la mañana puedes añadir una pieza de bollería por £1 más.

También vemos ofertas por comprar en horas de poco tráfico. Algunas cafeterías tienen una “happy hour” en la que puedes comprarte el café por un precio reducido. O como en Chop’d, que si compras la comida antes de las 12 o después de la tarde, te ofrecen un 25% de descuento. Aunque no se hable de esto como estrictamente promociones, varios restaurantes han optado por vender a precio reducido productos que les sobran al final del día a través de Apps como Too Good To Go o Karma. Los restaurantes ponen los platos  y los usuarios de estas Apps los pueden e ir a recoger al restaurante. De esta forma ayudan a combatir el desperdicio alimentario a la vez que se benefician de comida con descuento.

Chopd Discount.jpg

Deliveroo acaba de asociarse con varias cadenas de restaurantes con los que trabaja (Jamie Italia, Hummus Bros, etc) que van a ofrecer un plato del día por £4.00 con entrega incluida. Como los clientes tienen que comprar antes de las 11 de la mañana y solicitar la entrega entre las 12 y las 3 de la tarde, va a ayudar a los restaurantes y mensajeros a planificar el trabajo. Pero aún así, es un precio bajísimo y se cuestiona la rentabilidad de la promoción.

Deliveroo - Flash Deals.jpgY otra promoción que promete tener un impacto muy grande es la de la empresa de productos financieros Compare The Market. Su servicio es la venta de seguros, y ofrece a sus clientes un 2×1 para entradas de cine durante un año. Quiere hacer algo parecido en restaurantes, y ya tiene algunas cadenas comprometidas. La promoción del cine empezó hace tres años y ya se han vendido 10 millones de entradas de cine mediante ella, por lo que se espera que el alcance en los restaurantes también sea elevado.

Y mientras tanto, el mundo de las cadenas de restaurantes siguen padeciendo males comunes a los de los supermercados: hay mucha oferta y los consumidores quieren gastar poco, por lo que la pelea por conseguir tráfico es fenomenal. Veremos si estas promociones pueden ayudarles a mejorar las perspectivas de negocios, o son una mera destrucción de valor.

Asda y Sainsbury’s: reflexiones post anuncio.

Asda Sainsbury Slide 01.jpg
El Mercado donde compiten Asda y Sainsbury’s: con empresas quebradas, nuevos modelos, la amenaza online, y la entrega en casa de productos de restaurantes que solucionan la cena de los clientes de supermercados.

Finalmente, el lunes a las 7 de la mañana Mike Coupe, CEO de Sainsbury’s, Roger Burnley, CEO de Asda, y Judith McKenna, CEO de Walmart International, compadecían ante los medios para anunciar lo que se había ya adelantado el sábado: el segundo y el tercero se unen para superar al primero.

Vamos a hablar mucho de esta unión durante mucho tiempo, porque seguramente hasta el Otoño del 2019 no se pueda producir.

Durante su intervención confirmaban más datos de la operación: Walmart transfiere a Sainsbury’s el negocio de Asda a cambio de £2.970 millones y un 42% de las acciones de la empresa resultante (aunque solamente un 29,9% de los votos). Se van a mantener las dos marcas, las dos oficinas centrales, y Walmart está ya pensando en tomar el modelo de tiendas de Argos que tiene Sainsbury’s en varios hipermercados y llevárselo a USA. Walmart se compromete a ser accionista a largo plazo, y además poner a disposición de la empresa su poder de compra.

Walmart consigue de esta forma reducir sus riesgos, dado que Asda lleva unos años dando entre malas y malísimas noticias (algo mejores últimamente, pero muy poco mejores), pero seguir teniendo cierta presencia en UK (un país del que Walmart ha aprendido muchas cosas en MDD, comercio electrónico, etc). Además Asda es una cantera para Walmart. La propia Judith McKenna, por ejemplo, o Mark Ibbotson, Vicepresidente de Operaciones de Walmart.  Y consigue dinero para continuar su lucha contra Amazon en USA.

Ya que mencionamos a Amazon, Sainsbury’s además consigue blindarse si finalmente viene Amazon con intención de comprar algún supermercado británico.

Uno de los anuncios más significativos ha sido el que gracias al acuerdo los precios de los productos esenciales bajarán un 10%. Junto con que de los £500 millones que se van a ahorrar gracias a sinergias £350 millones vienen de los proveedores, evidentemente éstos ya están temblando y mirando a ver qué hacen sus compañeros en Australia que se las tienen que ver con dos gigantes que dominan una gran parte del mercado. Del análisis que han realizado han visto que el 85% de los productos que venden vienen de 100 proveedores, que tienen mucho más margen que los propios supermercados, y que esperan liberen para pasar esta bajada de precios a los clientes finales. Aquí también va a ser muy importante el papel de IPL, el brazo de Asda que nació para comprar frutas y hortalizas y que ha ido tomando más categorías. Ya son el principal importador de frutas y hortalizas, y si tienen que servir a las tiendas de Sainsbury’s el volumen se duplica, como poco.

Como decíamos el sábado, son dos cadenas con diferencias importantes, y que sirven a consumidores muy distintos. No va a haber integración de imagen, y ambas cadenas mantendrán su marca. Entonces, los ahorros en eficiencia vendrán – además de por los proveedores – por logística y algunos servicios centrales.

La CMA se va a poner a investigar el acuerdo, y eventualmente, decidirá cuantas tiendas tienen que vender para evitar que tengan una posición dominante en algunas zonas. A pesar de otras deciciones pasadas de la CMA no parece que se vayan a pronunciar para que se vendan muchas tiendas. A pesar de los precedentes, los últimos casos invitan a pensar así. Como ahora Aldi y Lidl se consideran también copetencia de los supermercados, y cada tienda de Asda tiene prácticamente pegada otra de Aldi o Lidl, va a costar encontrar lugares donde pueda haber conflicto.

No hay muchas esperanzas en que esta nueva empresa tenga argumentos de peso para darle la vuelta a la situación por la que pasan Sainsbury’s y Asda en la actualidad. El primero está atrapado en medio, y ni consigue mejorar los márgenes ni consigue crecer en ventas con buen impulso. Y Asda, aunque hayan mejorado algo, la situación sigue siendo de debilidad ante los discounters. Las rebajas de precios anunciadas no los pondrán al nivel de los discounters.

Veremos como se desarrollan la investigación y sin finalmente llega esta operación a buen puerto.

 

Asda y Sainsbury’s: fusión para liderar el gran consumo en UK.

El gran consumo británico está muy agitado! Se acaba de consumar la compra de Booker por parte de Tesco, Coop compra Nisa, Amazon compró Wholefoods el año pasado… y las operaciones truncadas (Asda y Sainsbury’s han tratado de comprar alguna cadena más pequeña este último año). Justamente hace un año David Hughes y yo hacíamos un poco de broma diciendo que Amazon iba a comprar Sainsbury’s en UK, y ahora resulta que Sainsbury’s es protagonista de otra operación imposible: Según Bloomberg, Walmart y J Sainsbury’s están ultimando las negociaciones para fusionar sus negocios en UK, y de esta forma, crear un negocio que sería el líder del gran consumo en el Reino Unido, superando al mismísimo Tesco.

A media tarde J. Sainsbury’s ha reconocido las conversaciones, y se emplazaba a un comunicado oficial que se haría el próximo lunes.

Sainsbury's News.jpg

Según las fuentes, Walmart transferiría Asda a J. Sainsbury’s, y a cambio recibiría un cierto número de acciones de la empresa resultante.

La operación será estudiada atentamente por el organismo encargado de velar por las cuestiones de competencia en UK, la CMA (Competition and Markets Authority), que puede poner condiciones para autorizar la fusión. En algunas ocasiones, ha sido muy exigente y en otras fusiones de supermercados en el pasado obligó a las cadenas a vender un número significativo de tiendas. El caso de Tesco/Booker ha sentado un precedente importante en esta cuestión, y algunos analistas que han comentado sobre esta noticia no piensan que vaya a haber muchos problemas para autorizar la operación, salvo la inevitable venta de algunas tiendas que estén muy cerca unas de otras, o en algunos vecindarios donde solo haya tiendas de las dos cadenas. Aunque está por ver y se prevee una larga investigación. La presencia de los discounters en UK asegura que a pesar de tener empresas con una cuota que roce el 30% del mercado, no puedan ejercer posición dominante y subir precios de los productos, ante la capacidad que tienen los discounters de ofrecer precios mucho más bajos que los demás, y además, en un periodo de plena expansión y aperturas de tiendas.

Como decíamos, el grupo resultante alcanzaría una facturación de más de £50.000 millones, por encima de Tesco. Según Kantar, la cuota actual de Sainsbury’s es del 15.8% y la de Asda un 15.6%, por lo que unidos superarían a Tesco, que cuenta con un 27.6%. El grupo resultante tendría unas 2.800 tiendas, y 350.000 empleados. Ambas cadenas tienen presencia en todo el país, aunque Sainsbury’s tenga más presencia en el sur, y Asda en el norte. También tienen negocio en los tres canales habituales, aunque para Asda el predominante sea el de los grandes hipermercados, y Sainsbury’s sea fuerte en convenience y también ha desarrollado mucho el online. Los clientes de ambas cadenas son muy diferentes. Asda es precio, y sus clientes esperan la calidad justa a precios bajos, mientras que Sainsbury’s ofrece valor y valores, y sus clientes están dispuestos a pagar algo más por mejor servicio, una calidad algo más elevada, y productos que respeten el medio ambiente, y sean de comercio justo.

Aunque todavía es muy pronto, parecerá muy raro que vayan a operar bajo una sola enseña. Dada la gran diferencia que hay entre ambos tipos de clientes, lo más razonable es que mantengan las dos marcas, y los beneficios vengan más por un mayor poder de compra, consolidación de las oficinas centrales, y seguramente el traspaso de aprendizajes de un negocio al otro (eficiencia y costes en el caso de Asda, online y MDD en el caso de Sainsbury’s).

Las dos cadenas se encuentran en la actualidad en momentos complicados. En general la situación del mercado es compleja ante la pérdida de poder adquisitivo de las familias, la desconfianza imperante, el Brexit, la inflación que tienen que contenter supermercados y fabricantes, el crecimiento de los discounters, y la amenaza potencialmente disruptora de Amazon. Pero Sainsbury’s lleva tiempo que no acaba de crecer a buen ritmo y sigue sin recuperar margen, y Asda, aunque ya ha superado el bache tremendo de hace un par de años, la recuperación todavía es muy incipiente. Sin embargo, el nuevo grupo no va a resolver uno de los problemas principales: seguirán siendo más caros que los discounters, y tendrán que trabajar muy duro para evitar seguir perdiendo clientes por este motivo.

Se avecinan más cambios en este mercado, ya veremos si y cómo se aprueba esta operación, pero lo que está claro es que desde la noticia Tesco/Booker no han parado de salir noticias de compras y fusiones, con la esperanza de ganar tamaño para afrontar mejor los retos del mercado.

Asda Price Low.jpg

Gran Consumo UK: poca actividad alrededor de los pagos sin efectivo.

Desde el 2015, los pagos en las tiendas británicas son mayoritariamente con móvil o tarjeta, y el efectivo va perdiendo cuota de forma constante (42% de los pagos en 2016). El mercado de gran consumo suele innovar en muchos aspectos, pero en la de pagos móviles y sin efectivo parece ir algo más lento que en otros países como China, la India, Suecia o Canadá, según The Grocer, y tampoco tenemos ninguna iniciativa tremendamente mediatica como puede ser Amazon Go.

El avance de estos medios de pago va avanzando, y se pueden ver nuevas iniciativas de los principales supermercados y otros agentes. Llevamos ya un par de años con tiendas sin efectivo (Waitrose ha sido el pionero) o sin cajas de autocobro que acepten efectivo.

Co-Op-38242-Smartphone-product-scanner07.jpg
Fotografía de The Coop.

La más llamativa seguramente será la de Costcutter y FingoPay. Mediante la tecnología de FingoPay los clientes de una de las tiendas Costcutter en una universidad de Londres pueden pagar con una huella biométrica (poniendo el dedo en un dispositivo) que permite identificar a la persona, y a la que se ha asociado una tarjeta de pago. Las que tienen más potencial son las de Waitrose, Sainsbury’s y Tesco, que ofrecen pagos por App. Las dos primeras cadenas tienen Apps que permiten escanear el producto en la tienda (en las tiendas piloto por ahora) y pagar directamente en la App, sin tener que pasar por caja, casi casi una experiencia similar a la tienda de Amazon pero escaneando tú mismo los productos. Tesco, tras haber realizado varias pruebas en tiendas convenience, finalmente lanzó el año pasado Pay+ (que sustituye a PayQwiq), y que viene a funcionar como el Apple o Android Pay, pero escaneando el QR del teléfono en la caja. Las ventajas es que puedes pagar hasta £250, puedes usar los cupones almacenados en el App y ganas puntos de fidelización. Además ya está implantado en la gran mayoría de las tiendas de Tesco, pero no parece que se use mucho.

Tesco Pay+.jpg

Es curioso ver como los supermercados van algo lentos en esto y necesitarán invertir más, pensando en que parece que los clientes ven ventajas a estos sistemas y quieren seguir viendo mejoras. WorldPay publica cada año un informe muy interesante sobre la cuestión, que muestra como cada vez es menos la cantidad de dinero en efectivo que llevamos, y como vamos confiando más en los pagos contacless. También va creciendo el uso del pago por móvil (sobre todo en los más jóvenes) y se desean beneficios del tipo escanear y pagar en la tienda o enviar los recibos por email en vez de obtenerlo impreso.

Cada vez hay también más Apps independientes que ofrecen medios de pago. Un par que están ganando popularidad en UK son Mishi Pay y Colu. La primera permite escanear la compra en varios retailers textiles y de otros productos, y pagar directamente en la App. La segunda es un monedero electrónico donde tienes que poner dinero desde tu tarjeta, y te permite pagar en muchos comercios independientes de forma bastante sencilla y con el atractivo de recibir dinero para premiar el uso. Y también van apareciendo tiendas donde sólo se aceptan pagos por tarjeta, como por ejemplo las hamburgueserías Vurger, la cadena de fast casual Tossed, aunque es algo más popular en los Estados Unidos, con ejemplos como Starbucks y Shake Shack.

En Suecia los pagos en efectivo suponen el 2% de las transacciones en la actualidad, y en el Reino Unido según el lobby bancario UK Finance todavía se utilizará en el 20% de las transacciones el 2020. El fin del efectivo está lejos en UK, pero se va acercando, y esperemos que los líderes del gran consumo aceleren los desarrollos.

Calidad Diferenciada y Brexit: primeras noticias.

A pesar que estos días no hay grandes titulares sobre el Brexit (más allá de los disgustos que le da al gobierno la Cámara de los Lores) las negociaciones entre el Reino Unido y la Unión Europea continúan día a día. Tras los grandes acuerdos alcanzados a finales del año pasado y principios de este que definen a grandes trazos el escenario, ahora se están manteniendo reuniones para tratar las cuestiones técnicas una a una, que formarán parte del acuerdo de salida, del periodo de transición y si es posible, del acuerdo futuro de relación comercial.

Vino Morrisons.JPG

Hasta ahora no se había hablado del régimen de Calidad Diferenciada (DOP, IGP y ETG) y su posible futuro post Brexit, pero hace unos días hemos tenido novedades gracias a una intervención parlamentaria. Parece ser que en medio de estas negociaciones, la posición de partida del Reino Unido es el de solicitar a la Unión Europea que proteja en su territorio los productos de calidad diferenciada del Reino Unido, pero todavía no se sabe si va a haber reciprocidad.

El propio Reino Unido tiene 65 productos suscritos al reglamento de Calidad Diferenciada, del total de 1.400 que hay en la totalidad de la Unión Europea. El más popular sin duda es el Scotch Whisky pero también hay un buen número de quesos, productos cárnicos, etc. Recordemos tambíen que la legislación de la Unión Europea ampara también a productos de muchos otros países, como el té de Darjeeling, el café de Colombia, etc, que seguro que estarán siguiendo atentos el devenir del Brexit.

Vino Morrisons.JPGComo sea el acuerdo final es una cuestión importante. La negociación debe incluir qué se va a hacer durante el periodo de transición, y si hay acuerdo, cual va a ser el escenario post Brexit.  En este país los productos de calidad son apreciados, y los consumidores están dispuestos a pagar más por productos como el Champagne, el vino de Rioja, el Queso Gruyere, etc. Pero por otro lado, también hay mucha presión por firmar acuerdos de libre comercio con otros países que no observan la protección de estos productos, y estas protecciones podrían ser una barrera, por lo que las expectativas de futuros acuerdos con terceros países podrían tener tambíen una influencia determinante.

Una vez se consume la salida, el Reino Unido tendría que desarrollar su propia legislación para establecer qué productos pueden acogerse a la calidad diferenciada, y qué medidas va a tomar para proteger los suyos y los de otros países que se vendan en su territorio. Si hay acuerdo será algo consensuado con la Unión Europea, si no lo hay será lo que el Reino Unido quiera.

MSC nombra a Aldi y Sainsbury’s los más sostenibles en UK.

MSC Ranking full_msccompare.jpg
Fuente MSC

Cada año la organización MSC publica su ránking de las cadenas de gran consumo, valoradas según el número de referencias que venden de productos certificados con su estándar.

El año pasado Sainsbury’s fue la cadena que se llevó el honor, y en esta ocasión ha quedado segundo tras Aldi. Lidl, el otro discounter alemán en UK, queda tercero.

Aldi tiene un 79% del surtido analizado certificado por MSC. Sainsbury’s un 76% y Lidl un 72%. Pero si miramos el número de referencias, Sainsbury’s seguiría liderando el ránking, con 226 productos. En segunda posición quedaría Tesco, con 148 productos.

El ránking naturalmente considera la certificación propia del MSC, pero en el Reino Unido convive con otras, y es por eso por lo que las cadenas premium como Waitrose y Marks & Spencer, que tienen desarrollos sólidos en el ámbito de la sostenibilidad (por ejemplo, fue muy famosa la campaña de Marks & Spencer Forever Fish, que entregaba el dinero que recaudaban por la venta de bolsas de plástico a fundaciones que se dedicaban a recuperar los océanos) no aparecen en los primeros puestos. Ambos utilizan otras certificaciones para asegurar que su pescado viene de caladeros sostenibles.

En general, como ya hemos comentado en otras ocasiones, los consumidores británicos suelen estar dispuestos a pagar algo más por productos de calidad y con atributos como la sostenibildiad. Pero también es verdad que la competencia entre supermercados les hace buscar diferenciarse entre sí con este tipo de iniciativas. Según un análisis que llevó a cabo Client Hearth el año pasado, la absoluta mayoría (97%) de los productos del mar que se vendía en el gran consumo británico proceden de caladeros sostenibles, certificados por algunos de los estándares que forman parte de la Sustainable Seafood Coalition. Los supermercados han apostado por la sostenibilidad en la categoría de los productos del mar, y los fabricantes han tenido que adaptarse, y poco a poco, las empresas de foodservice como Compass también van buscando reforzar la integridad de su cadena de suministro elevando las credenciales de sostenibilidad.

Es una tendencia imparable, y el MSC indica que el número de referencias sostenibles ha crecido un 60% en los dos últimos años.

Sainsbury Good Catch.jpg
Sainsbury’s muestra sus credenciales de sostenibilidad en el punto de venta.