Brexit y Alimentación VIII – Vino

Esta vez, en clave de oportunidades.

La semana pasada, la WSTA (asociación de importadores de vino y licores) celebraba su conferencia anual, en el que su CEO desgranó lo que iban a ser sus prioridades para el próximo periodo, y lo que han hecho hasta ahora.

En la misma afirmó que su organización ya había iniciado las conversaciones con sus equivalentes en Australia y Nueva Zelanda para tratar de diseñar el nuevo modelo de relación comercial para los vinos, una vez se lleve a cabo el Brexit. Oficialmente las negociaciones no pueden empezar entre los gobiernos hasta que se hayan roto todos los tratados que unen al Reino Unido y la Unión Europea, pero en este caso, son organizaciones privadas.

El Reino Unido es el principal cliente del vino australiano y de Nueva Zelanda, y cualquier tipo de acuerdo que los haga más baratos será muy bien visto, salvo para los otros países productores europeos que hasta ahora han podido vender con facilidad sus productos en UK. Según la revista del sector Harpers, las ventas de vino de Australia alcanzaron el año pasado los £1.500 millones, y los de Nueva Zelanda £500 millones. Pero además estas cifras se multiplican si contamos el vino que entra en UK pero tiene como destino final otros países de la UE.

El objetivo de la WSTA es el desarrollar un borrador de lo que sería un tratado de libre comercio para el vino y los licores. La industria de los licores británica podría exportar a Australia y Nueva Zelanda con mayor facilidad, y los vinos de las antípodas podrían ser más baratos en el Reino Unido.

Pero la WSTA no se queda solo en tratar de empezar a preparar los acuerdos con otros países tras el Brexit. También quieren proponer una serie de medidas al gobierno británico para utilizarlas en las políticas que desarrollen cuando tengan que sustituir las normativas europeas. Entre ellas, una que será tremendamente popular, reducir los impuestos sobre el alcohol lo que supondría inmediatamente una reducción drástica en el PVP de las botellas.

 

La nueva idea de Tesco: BackIt.

Desde que Dave Lewis asumió la responsabilidad de liderar a Tesco, la gran mayoría de sus iniciativas han sido replegarse y deshacer entuertos. Ventas de grandes negocios como el de Corea, de pequeños como las cafeterías Harris + Hoole, la TV por streaming, el proyecto Reset para reducir el número de referencias, etc.

Ahora lanzan una nueva iniciativa, cuanto menos curiosa. Se llama BackIt, y es una plataforma lanzadera, que nace con el objetivo de ayudar a que pequeñas empresas alimentarias consigan financiación para poder ponerse en marcha y darse a conocer.

Por ahora hay 6 empresas apuntadas, que solicitan entre £2.000 y £30.000. Las empresas tienen 48 días para conseguir recaudar el dinero, y si no logran el objetivo no reciben nada. El portal no cobra comisiones a las empresas sobre lo recaudado, a diferencia de otras páginas dedicadas a ayudar a los emprendedores a atraer el dinero de los inversores, pero Tesco les pide que entreguen producto a los inversores a cambio de la financiación.

En caso de éxito, además de recibir el dinero, Tesco se compromete a ayudarles con su know how del gran consumo. No les promete darles de alta en las tiendas, pero sí que lo considerará.

Parece una de las iniciativas de los tiempos del anterior CEO, con una relación tangencial con el core business, pero un poco también de cara a la galería. Lo bueno es que todo lo que hace Tesco tiene mucha atención por parte de todos, por lo que para las empresas que participen es muy buena publicidad, y seguro que anima a que muchos emprendedores llamen a la puerta de la lanzadera.

Tesco Backit.jpg

Lidl cambia de CEO en UK.

Lidl Ex CEO Ronny _85616020_85616018.jpg
Ronny Gottschlich, exCEO de Lidl UK, entrevistado en la BBC.

Muy sorprendentemente, la filial británica de Lidl anunciaba el viernes que Ronny Gottschlich dejaba la empresa, tras seis años como CEO y dieciséis en la empresa, y le viene a sustituir Christian Härtnagel, Director de Ventas y Operaciones en Lidl Austria.

El anuncio, como decimos, ha sido una sorpresa completa. No había nada en el rendimiento que estaba obteniendo Lidl en UK que se les pudiera reprochar. Son la cadena que más crece, llevan casi un año creciendo más que Aldi, el anterior rey del crecimiento, y no hay signos de debilitamiento. Han vuelto a ser elegidos supermercado del año por The Grocer, se han llevado un montón de premios en el certamen de MDD, tienen una muy buena imagen de precio pero también generan noticias buenas sobre cuestiones de sostenibilidad (por sus compromisos con pescados certificados por MSC o vender carne fresca del Reino Unido) o por sus empleados (fueron los primeros en adoptar el nuevo sueldo mínimo), y varias otras iniciativas que contribuyen a tener una muy buena imagen.

El nuevo CEO tiene un reto grande, no tiene que estropear lo que ya funciona, pero a la vez se espera que aporte algo positivo (aunque lo que se le pedirá fundamentalmente es que no rompa la racha de crecimiento). No tiene experiencia en la dirección general, pero a pesar de su juventud, 34 años, ya ha pasado por varios países, siendo director regional en Lidl Irlanda (que depende de UK) antes de ir a Austria.

Pero, ¿por qué alguien tan apreciado y que aparentemente lo hace tan bien deja la empresa? El diario The Guardian especula sobre los motivos de Ronny para dejar Lidl. Según una fuente del periódico, las relaciones entre Ronny Gottschlich con su nuevo jefe, Daniel Marasch no eran buenas. La estrategía inglesa difiere mucho de las que se aplican en otros países, y son generalmente opuestas al estilo que Marasch está imponiendo en los países que caen bajo su responsabilidad. Este nuevo estilo parece ha generado las tensiones que han acabado en la renuncia de Ronny. Pero no ha sido el único, los CEOs de Dinamarca y Suecia también han dado un paso al lado, otros de los países bajo el mandato de Daniel Marasch.

Wm Morrisons plc – Resultados H1 FY2016/17

Buenas noticias en las tiendas de Morrisons: por fin se dice que han empezado oficialmente la recuperación, tras tres trimestres de crecimiento!

Morrisons Fish.jpg

Las ventas siguen sin crecer, un -0.4% en este periodo, pero hay que tener en cuenta que en este periodo han abierto un supermercado, han cerrado siete que no eran rentables (un 5% de su superficie de venta, aproximadamente) tras los once que cerraron el año pasado, y han vendido todas las tiendas convenience que tenían (unas 140).

Las ventas comparables permiten tener una imagen un poco más positiva de la cadena: en el primer semestre han crecido un 1,4% y si contamos sólo el último trimestre, un 2% (frente al 0.7% del último trimestre). Además también hay un gran ahorro en costes que se han podido reducir para liberar más dinero e invertirlo en reducir los precios, e incluso, para comunicar que esperan que los beneficios sean un 11% superiores a lo que habían calculado a principios de año. Sin embargo, gran parte de este crecimiento viene del canal online (un 1,1% para el primer semestre frente un 0.3% para los supermercados).

Las cifras de volúmenes de venta y número de transacciones también son positivas, con crecimientos comparables del 2,3% y 4,3% para supermercados, donde se ve el efecto de la reducción de los precios medios de las referencias más básicas.Morrisons Fish.jpg

Vuelven los clientes gracias a los precios, pero también por las mejoras en servicio, el centrarse en el negocio de los supermercados, y por las mejoras en sus productos frescos y de MDD (han recibido algunos reconocimientos a la calidad de la carne y el pescado que venden, quesos y vinos).

De su negocio de ser proveedores de Amazon Fresh se ha hablado poco, aunque hace unos días comunicaron otra nueva colaboración con el pure player, y es que van a instalar taquillas en los supermercados, donde los clientes de Amazon puedan recoger sus compras de libros, electrónica, etc.

Siguen prestando atención al canal convenience, aunque todavía se un desarrollo más interno que nada. Tienen cinco pilotos de tienda “Morrisons Daily” en gasolineras que no son propias, y están trabajando en un nuevo formato de tienda para las gasolineras propias, que tienen en los parkings de varios supermercados.

El plan de recuperación de la nueva dirección parece ir viento en popa. Se cumplen o superan objetivos, y siguen mejorando en competitividad para afrontar más guerra de precios, más brexit, y lo que venga.

Morrisons LFL 2016.jpg
Evolución de las ventas comparables en Morrisons a lo largo de los últimos trimestres.

Ocado plc. Resultados Q3 FY2016

Ocado - 2016 Results.jpg
Sir Stuart Rose, Presidente de Ocado, en la presentación de los resultados del retailer el pasado mes de Junio.

Ocado sigue en buena racha, aprovechando el crecimiento del comercio online y su iniciativa de ir ampliando el catálogo para atender más necesidades de sus clientes, pero de las cifras que presentaron se percibe como la guerra de precios del mercado les está afectando, y hay cierto pesimismo sobre cómo van a ser los resultados de los siguientes trimestres.

Las ventas crecieron un 13.6% respecto al mismo trimestre del año anterior, los pedidos un magnífico 18,9%, y la cesta media perdió un 3.4% de valor. La razón no es que se compren menos unidades, si no que Ocado, en su promesa de tener los mismos precios que Tesco en las marcas, tiene que ir bajando precios al ritmo que le marca Tesco, y además, bajar el de los productos frescos para mantener un cierto alineamiento con el mercado.

Esta presión en los márgenes se vió traducida en una pérdida del valor en bolsa del retailer, un 20% en dos días. Como dijo el propio CEO, Tim Steiner, no hay indicios para pensar que la presión del mercado afloje, y habiendo guerra de precios para rato, van a seguir perdiendo margen si quieren seguir la onda del mercado. Además, el precio de los alimentos importados ha crecido de forma considerable, por culpa de la depreciación de la libra esterlina tras el Brexit, y esto se verá reflejado en las cuentas que los retailers presenten de aquí a final de año. La política de Ocado seguirá siendo la misma que hasta ahora: seguir al líder en precios. Tanto si las cadenas los siguen bajando, como si dejan que suban para reflejar la nueva situación.

Además de la guerra de precios y su efecto en los márgenes, hay otros dos motivos por los que se ha perdido un poco la confianza en la trayectoria de Ocado. Amazon es un nuevo competidor en el mercado, y aunque sus ventas no vayan a ser muy grandes en el corto plazo, su mero nombre provoca la reacción de los demás que lanzan más iniciativas en el mercado online, y además Amazon opera principalmente en Londres, el mejor mercado de Ocado. Y finalmente, el esperado contrato con un retailer extranjero al que le iban a vender una licencia de su tecnología para tiendas online no llega, y hace dos años que se habla de esto como una fuente alternativa de ingresos, pero que no llegan. Los analistas que siguen al retailer esperan que los beneficios caigan entre un 1% y un 3% este año.

Este trimestre tambíen ha visto como Ocado abría su primera tienda a pie de calle: Fabled, la aventura en el mundo de la belleza y la cosmética donde va de la mano de Marie Claire.

Ocado - Trading Margin.jpg
La guerra de precios erosiona los márgenes de Ocado.

Asda. Resultados FY2015 y consecuencias.

Si bien Asda ya ha presentado algunos datos del año fiscal en curso, hace unos días hizo públicos los datos del ejercicio del 2015.

Son continuistas con los de los últimos años: crecen los beneficios, bajan los costes, y las ventas se derrumban.

Las ventas anuales fueron de £22.400 millones, un 3,7% menos que el año anterior. Si nos fijamons en las ventas comparables, la pérdida es de un 4,7%.  Los beneficios crecen, gracias fundamentalmente a que Asda ha recortado costes de un buen número de partidas, de cadena de suministro, laborales (ha eliminado varios puestos en los organigramas del personal de tienda, pudiendo reducir el personal en cada una de ellas, resultando en un 5% menos de personal en un año) etc.

También acaban de vender el negocio de fotografía a la empresa Photo-Me. El negocio de impresión de fotos digitales y fotomatones no les aportaba beneficios. Y miran otras operaciones en las tiendas que piensan no les aportan valor, como por ejemplo, los obradores donde preparan pizzas.

Asda why_asda.jpg

Y el viernes pasado anunciaron su esperada nueva dirección: la han llamado guerra de precios nuclear porque tienen mucho más margen de maniobra que sus competidores, y estas acciones seguramente van a alargar más de lo que se esperaba la guerra de precios. Han decidido lanzar una nueva campaña de marketing que se llama “That’s Better” (Así mejor) que viene con una rebaja de un 15% de media para unas 1,000 referencias, muchas de ellas de productos frescos. La campaña también incide, aunque algo de pasada, en las mejoras de calidad que han venido realizando en su MDD. Con esta medida esperan mejorar la percepción de precio, que han perdido un poco por culpa del éxito de los discounters, y recuperar clientes.

También se ha dicho que la inversión en precio, por más extensa que pueda ser, no será suficiente para sacar a Asda del bache de ventas. Necesita invertir en tiendas y en personal, para recuperar niveles de servicio y mejorar la experiencia de compra, como ya ha comentado en algunas ocasiones el nuevo CEO de la compañía, Sean Clarke.

Viernes movido en el retail inglés: Asda, Lidl y Tesco.

Ampliaré las notas la semana que viene, la mañana no ha podido ser más intensa:

Asda acaba de anunciar una severa reacción a los resultados que presentó esta semana: la campaña está enfocada a atraer a clientes que le han quitado los discounters Aldi y Lidl. Según Retail Week, bajan de precio más de 1000 referencias, una media del 15%. Las categorías afectadas son frescos, y productos básicos del catálogo de ambiente.

Lidl también ha realizado un anuncio sorpresa esta mañana, al revelar que cambia de CEO de forma inmediata. Ronny Gottschlich, en Lidl desde hace seis años, deja la empresa, y le sustituye Christian Härtnagel, Director de Ventas y Operaciones de Lidl en Austria, pero que ya había sido Directivo de Lidl en la República de Irlanda.

Y finalmente, malas noticias para Tesco, que ve como la Serious Fraud Office confirma haber detectado mal proceder y acusa a tres de los directivos investigados de varios cargos relacionados con abuso de posición y malas prácticas contables. Las personas acusadas con Chris Bush, ex Director General de Tesco UK, John Scoulder, Director Comercial de Alimentación y Carl Rogber, Director Financiero de UK. Los tres fueron apartados inmediatamente de Tesco cuando se descubrieron los problemas, y posteriormente, despedidos de Tesco.

Brexit y Alimentación VII – Exportaciones

MArks & SPencer - British Sliced Carrots.jpg

La Federación de Industrias Alimentarias acaba de publicar los datos del primer semestre de las exportaciones británicas, y como siempre, unos ven el vaso medio lleno y otros lo ven medio vacío, además con el Brexit de por medio.

Las exportaciones a países terceros, fuera de la Unión Europea, han crecido de forma muy importante, y ya suponen un tercio de las exportaciones alimentarias británicas. El crecimiento total ha sido del 14% respecto al primer semestre del 2015, y son Malasia, China y los Estados Unidos son los países hacia los que más han aumentado los flujos de productos. Mientras que el crecimiento de las exportaciones en total apenas crecen un 6,2% y hacia la Unión Europea un 2,9%.

Los que apuestan por el Brexit han recibido muy bien estas cifras, pero la propia Federación reconoce que el aumento del crecimiento se debe más a una libra débil y a elementos puntuales que a otros factores que permitan asentar el crecimiento.

Esta semana también la Primer Ministra y su equipo de Brexiteers ha mantenido contacto con algunos países de la Commonwealth para tratar de poner en marcha con ellos conversaciones de cara a lograr acuerdos comerciales. Nueva Zelanda parece haberles recibido de forma muy positiva y con muy buena predisposición, pero los australianos les han advertido que tienen prioridad las negociaciones con la Unión Europea, y cuando concluyan las que tienen en marcha, hablarán con UK.

 

 

Morrisons: se nos acaban los titulares para hablar de la guerra de precios.

Los que contamos lo que pasa aquí lo tenemos fácil para producir notas. Las cadenas de este país son muy activas en el lanzamiento de nuevas iniciativas, que prueban durante un tiempo breve, y desechan con mayor rapidez. Y pasan a buscar la siguiente con la que adaptarse más fielmente a los shoppers (o robarle unos cuantos a la competencia).

Morrisons I am cheaper.jpg
Morrisons: cada vez más baratos.
Sin embargo esto de la guerra de precios nos está dejando sin palabras. ¿Cómo explicar que las cadenas siguen profundizando en la misma? Acciones y reacciones del top 4 hacia el margen cero, salvo Sainsbury’s, que decidió no seguir con tanta intensidad como los demás esta carrera. Y ¿cómo explicar que Morrisons lanzó una andanada seria el 31 de julio, y ahora acaba de anunciar otra? La enésima y la n+1 que llevan a cabo.

La primera bajada fue de unas 1,000 referencias sobre todo de productos frescos. Fue convenientemente vinculada al Brexit. Ante las noticias que daban por supuesto que por la pérdida de valor de la libra y las incertidumbres del mercado los precios de los productos de gran consumo iban a subir, Morrisons anunció esta rebaja para mostrar a sus clientes que estaba de su lado. La rebaja media de precio es de un 18%, pero en los productos de cosmética que rebajaron, el precio es un 27% inferior.

Y ahora acaban de anunciar otra rebaja. 160 referencias, principalmente productos básicos de las secciones de carne, y frutas y hortalizas, y de un 12% de media.

Kantar acaba de publicar sus datos del mercado del último trimestre, y como viene siendo habitual el top 4 sigue perdiendo ventas que van hacia el discount y las cadenas premium. Asda es una vez más quien más pierde, seguido de Morrisons, que a pesar de los recortes, no acaba de activar a sus antiguos clientes, y convencerles para que vuelvan a sus tiendas. Asda, como decimos, sigue cosechando malos resultados a la espera de las directrices que proponga el nuevo equipo directivo. Han descartado el llevar la iniciativa en la guerra de precios, pero por margen parecen tener mucha capacidad. Los analistas llaman a lo que pueda hacer Asda “guerra de precios nuclear”, y sin duda debe hacer un esfuerzo importante para tratar de recuperar clientes y la imagen de precio que han tenido muchos años.

Y si el discount alemán parece perder algo de fuelle, el discount inglés toma impulso. Las cadenas tipo Poundland y compañía crecen de media a mayor velocidad que los discounters. No son lugares de compra completa y difícilmente alcanzarán los niveles de Aldi y Lidl, pero en un mercado con tan poco margen, cualquier porción de la tarta que te roben hace daño.

Las importaciones están rodeadas de incertidumbre. El Brexit ha supuesto una fuerte depreciación de la libra esterlina, y además trae la promesa de tarifas para algunos productos hasta que se puedan firmar acuerdos. Se espera que el encarecimiento de estos productos  frene la depreciación, veremos cuando se mueve el primero hacia arriba. 

Tesco y el Metro de Londres

Tesco Express Night.jpg

El plan de abrir algunas líneas de metro en Londres las 24h del día llevaba años progresando, y finalmente esta semana se ha podido poner en marcha: por ahora un par de líneas (Central, la roja, y Victoria, la azul claro) van a circular 24 horas los fines de semana, y en breve se van a ir uniendo otras líneas.

Esto supone una oportunidad para Tesco, que se ha decidido a aprovecharla sin dejar pasar más tiempo. Al lado de todas las estaciones encontramos tiendas convenience, muy prácticas a la hora de salir del metro camino a casa y comprar algún ingrediente que nos falte, o un plato preparado y algo para beber y así preparar la cena en un santiamén. En un buen número de casos, son tiendas Tesco Express o Tesco Metro, cuyo horario habitual es de 6am a 11pm, las horas cuando hay tráfico de gente. Sin embargo, que el metro funcione 24 horas supondrá que habrá tráfico de personas también durante toda la noche, y Tesco ha decidido probar a abrir estas tiendas 24 horas, y así ver si puede rentabilizar esta nueva circunstancia. El primer fin de semana de apertura regalarán agua y zumo de naranja por la noche, en unos puestos dentro de las tiendas que llaman “Hydration Stations”, y que ya habían dispuesto en algunas tiendas los días de más calor.

Contrastando con esto, Tesco lleva un tiempo modificando los horarios de muchas de sus tiendas Extra, los hipermercados más grandes. En muchos casos estas tiendas también estaban abiertas 24h, pero entre que piensan que un número importante de actos de compra grandes que se realizaban por la noche se han trasladado al canal online, y los ajustes de plantilla en muchos centros, cada vez son menos las tiendas que están siempre abiertas.

Por ahora los demás no han reaccionado, y salvo las tiendas de gasolineras y algún supermercado aislado (recuerdo uno de The Coop en Trafalgar Sq, en pleno centro de Londres), pero seguramente el propio The Coop y Sainsbury’s, que también tiene un parque importante de tiendas convenience, anunciarán pronto algo en este sentido.