Tesco y el Metro de Londres

Tesco Express Night.jpg

El plan de abrir algunas líneas de metro en Londres las 24h del día llevaba años progresando, y finalmente esta semana se ha podido poner en marcha: por ahora un par de líneas (Central, la roja, y Victoria, la azul claro) van a circular 24 horas los fines de semana, y en breve se van a ir uniendo otras líneas.

Esto supone una oportunidad para Tesco, que se ha decidido a aprovecharla sin dejar pasar más tiempo. Al lado de todas las estaciones encontramos tiendas convenience, muy prácticas a la hora de salir del metro camino a casa y comprar algún ingrediente que nos falte, o un plato preparado y algo para beber y así preparar la cena en un santiamén. En un buen número de casos, son tiendas Tesco Express o Tesco Metro, cuyo horario habitual es de 6am a 11pm, las horas cuando hay tráfico de gente. Sin embargo, que el metro funcione 24 horas supondrá que habrá tráfico de personas también durante toda la noche, y Tesco ha decidido probar a abrir estas tiendas 24 horas, y así ver si puede rentabilizar esta nueva circunstancia. El primer fin de semana de apertura regalarán agua y zumo de naranja por la noche, en unos puestos dentro de las tiendas que llaman “Hydration Stations”, y que ya habían dispuesto en algunas tiendas los días de más calor.

Contrastando con esto, Tesco lleva un tiempo modificando los horarios de muchas de sus tiendas Extra, los hipermercados más grandes. En muchos casos estas tiendas también estaban abiertas 24h, pero entre que piensan que un número importante de actos de compra grandes que se realizaban por la noche se han trasladado al canal online, y los ajustes de plantilla en muchos centros, cada vez son menos las tiendas que están siempre abiertas.

Por ahora los demás no han reaccionado, y salvo las tiendas de gasolineras y algún supermercado aislado (recuerdo uno de The Coop en Trafalgar Sq, en pleno centro de Londres), pero seguramente el propio The Coop y Sainsbury’s, que también tiene un parque importante de tiendas convenience, anunciarán pronto algo en este sentido.

Asda. Resultados Q2 FY2016/17

Asda - Night.jpg

Asda lleva ocho trimestres perdiendo ventas, y en esta ocasión, la situación parece más crítica que nunca. Cuando hace un año el exCeo Andy Clarke anunciaba que habían tocado fondo y la recuperación empezaba, por el respeto que se había ganado en la industria y entre los analistas, se esperaba que se tomaran medidas importantes y relevantes. Un año después, Asda está peor, y no se sabe si ha tocado fondo.

Después de presentar unas ventas comparables del -5.7% el trimestre anterior, que supuso la destitución casi inmediata del CEO de la cadena, esta vez la pérdida es mayor, siendo de -7.5%. Poco ha podido hacer el nuevo CEO para evitar esta debacle porque apenas lleva un mes en el puesto, pero para agrandar el problema, estas pérdidas se producen en un contexto en el que sus principales competidores, Tesco, Sainsbury’s y Morrisons, se están recuperando poco a poco del bache y algunos empiezan a presentar resultados positivos.

Otras cifras que han facilitado también son malas: siguen perdiendo clientes (un 6% menos de tiquets de compra que el pasado trimestre), y además los tiquets son de menos valor, un 1.5% menos.

De forma sorprendente, han descartado que vayan a ejercer la opción que algunos analistas habían denominado “guerra de precios nuclear”, y que era invertir más en precio, reduciendo sus márgenes a lo mínimo, y así conseguir robar clientes de la competencia a la vez que recuperan las credenciales de precio que han empezado a perder frente a los discounters. Dicen que ya han invertido lo suficiente en precio, y piensan que para convencer a los clientes tienen que mejorar la experiencia de compra, y continuando con sus proyectos para reducir el surtido, mejorar la disponibilidad y reducir costes. También han contratado a un chef de la tele, James Martin, para ayudarles en los proyectos de mejora de la calidad de los productos de MDD y contribuir a mejorar la imagen de calidad de sus productos, sin dejar de comunicar precios bajos, naturalmente.

El nuevo CEO; Sean Clarke, piensa que la cultura del negocio es la correcta, y que están preparando nuevos proyectos que reinventarán la experiencia de compra en sus tiendas. Esperamos que convenzan a sus clientes perdidos.

Las ventas en supermercados, al nivel del 2010.

Sainsbury's - Great Prices.jpg

La guerra de precios que acabó con la inflación alimentaria de hace unos años (3-4%) y el avance del discount, siguen reduciendo las ventas de las principales empresas del gran consumo británico. Según el análisis que realiza The Share Centre, estos negocios han perdido la cuota de los £100.000 millones de ventas de alimentación, un nivel que superaron en el año 2010.

Además, el futuro no parece muy halagüeño para las empresas que venden a consumidores… Se espera que la crisis de confianza que se vive en la actualidad, provocada en gran medida por la incertidumbre ante el Brexit, se traduzca en retraer el gasto. Por ahora no se tienen datos para asegurar esto, es muy pronto, pero algunos indicadores como el índice de tiendas vacantes (que ha crecido en los últimos meses) y la actividad productiva que se reduce permiten anticipar una nueva etapa dura para el comercio.

Pero también se ven indicios que dan a entender que la guerra de precios pueda estar acabando, aunque seguramente que sean muy optimistas. En este último año hemos visto como el crecimiento de Aldi se iba haciendo más lento, posiblemente porque a medida que aumenta la densidad de tiendas, las nuevas aperturas canibalicen a las tiendas que ya tiene, y porque le cueste capturar nuevos clientes de otros nichos (lo cual preocupa a los demás agentes, por si las acciones que emprenda les roban más clientes). En los últimos meses el British Retail Consortium ha detectado como el precio de algunos productos básicos ha dejado de bajar, y han repuntado un poco. Y la amenaza del Brexit, que por la pérdida de valor de la libra las importaciones se encarecen, y esto se acabará notando en los PVPs (por ahora, la inflación  general está en el 0.6%, el máximo de los dos últimos años, pero muy alejada de los valores de hace tres o cuatro años) a corto/medio plazo, y a largo plazo todo depende de los nuevos acuerdos comerciales a los que llegue el Reino Unido con otros países.

Si bien, y por el lado realista, siguen habiendo bastantes analistas que piensan habrá guerra de precios para varios meses más. Lidl ha tomado impulso, Morrisons acaba de anunciar otra oleada de rebajas de precios, y se espera que la nueva dirección de Asda quiera recuperar cuota de mercado también a base de reducir precios. En todo caso, un panorama complicado.

 

Fabled: Ocado abre una tienda a pie de calle.

Ocado - Fabled II.jpg
La prescripción va a tener un peso importante en la nueva tienda online de Ocado especializada en belleza.

El pure player del gran consumo británico sigue ampliando su catálogo, y esta vez lo hace de la mano de Marie Claire desarrollando una tienda nueva de cosméticos, Fabled. La nueva iniciativa venderá productos de marcas como Estée Lauder, Urban Decay etc, desde una tienda online, y la tienda que acaban de abrir en el centro de Londres.

La propuesta es similar a las otras tiendas online especializadas que ya ha puesto en marca Ocado (Sizzled de utensilios de cocina, y Fetch, sobre mascotas, y que ya facturan unas £40 millones). Ocado pone todo su saber hacer en comercio electrónico, desde el diseño de la web a la entrega de pedidos, que podrán hacerse de forma independiente, o junto con los pedidos que haga el cliente a la tienda Ocado.

Pero a diferencia de las otras dos tiendas anteriores, esta vez se ha aliado con una marca importante del sector, Marie Claire, que además de atraer clientes gracias a su marca, va ejercer la prescripción recomendando productos y creando contenidos (consejos a clientes, historias de productos, etc). Y además, abriendo una tienda en una localización prime, para permitir a los clientes experimentar con los productos, algo que hasta ahora Ocado no había hecho.

La tienda en el West End mezcla elementos de la compra online con la compra física, como era de esperar en un proyecto así liderado por Ocado. Los clientes pueden probar muchos de los productos, informarse sobre su uso a través de pantallas táctiles, y pasar por distintas áreas de la tienda especializadas en productos para la piel, fragancias, o los productos recomendados para la temporada.

Pueden ver fotografías de la tienda en la web de la agencia que la ha diseñado, gpstudio.

 

 

Brexit y Alimentación – VI Nestlé

Nestle Paul Buckle.jpg
Fuente: Nestlé.

El CEO de Nestlé, Paul Buckle, no pudo evitar hablar sobre el Brexit en un reciente evento patrocinado por su propia compañía y que se centraba en la actualidad de las economías globales y los retos que afrontan las grandes empresas.

Para él la cuestión está clara: llevan casi 150 años en el Reino Unido, con buenos y malos años, pero fabricando algunas de las marcas que más aman los británicos y empleando un número respetable de personas en el país. Por ello la decisión es seguir como hasta ahora, adaptándose a los cambios del mercado, ya sean sociales o como en este caso, legislativos e institucionales.

Solicita que los políticos trabajen duro hacia un divorcio amigable que haga las cosas más fáciles para planificar los escenarios futuros. Piensa que ha sido todo fruto del “corto placismo” que domina muchas decisiones políticas y de los consumidores en la actualidad.

La debilidad de la libra les afecta puesto que tienen que importar muchas materias primas, pero como una parte importantísima de lo que venden en UK lo fabrican en el país, es posible mitigar de alguna forma el incremento de costes. Les es más difícil para los productos que importan ya fabricados.

Morrisons refuerza su propuesta online.

Morrisons Online Deliveries Map
Con este acuerdo Morrisons podrá servir a todo el país desde su tienda online.

Sigue animado el mercado online del Reino Unido, y además de las recientes iniciativas de Amazon y Sainsbury’s, Morrisons quiere seguir apostando por el canal y continuar introduciendo nuevos modelos de desarrollo. El canal convenience, el otro que mostraba buenos crecimientos, parece que está perdiendo un poco de fuelle porque la saturación hace más lento el crecimiento. Sin embargo el canal online sigue en la agenda de todos los operadores, incluidos ahora también los discounters, a al que se ha sumado Amazon recientemente.

Morrisons fue el último del top 4 en entrar en el canal online, y lo hizo de una forma sorprendente: contratando a Ocado, el líder de los pureplayers, para poder utilizar su tecnología y sus almacenes y así montar una tienda online en un tiempo record. Y hace apenas unos meses alcanzó un acuerdo con Amazon para ser el proveedor de productos frescos y MDD de Amazon Fresh.

Ahora sirven ya al 50% de los hogares, y para poder aumentar su alcance han llegado a otro acuerdo con Ocado, de forma que puedan servir los pedidos desde tienda. Actualmente sirven desde los dos almacenes de Ocado, y esto limita la zona geográfica a la que pueden atender, el centro de Inglaterra y Londres. Es la zona más densamente poblada del país, pero desatiende el norte de Inglaterra y Escocia, donde Morrisons tiene una buena presencia y reputación. Y gracias a este acuerdo ya pueden llegar allí donde tengan tiendas físicas.

Ocado también venderá a través de la web de Morrisons parte de su surtido de non-food, una gama que Morrisons no tiene demasiado desarrollada y que así puede completarla fácilmente.

El acuerdo es un poco distinto al anterior, y menos oneroso para Morrisons. Primero, es un sistema que hay que desarrollar desde el principio, por lo que Morrisons y Ocado van a trabajar juntos con ese fin. De esta forma, le cuesta menos a Morrisons y además no tiene que compartir los beneficios que surjan de la iniciativa con Ocado. Pero por otro lado, la implantación tiene que esperar a que concluya el desarrollo (y posiblemente no sea tan rápida como la puesta en marcha de la tienda online. Y Ocado tiene prohibido compartir la tecnología que se desarrolle fruto de este acuerdo con algunas cadenas del Reino Unido como Tesco, Sainsbury’s, entre otros.

La oportunidad es inmensa, y permitirá a Morrisons alcanzar a gran parte de los hogares que todavía no puede servir y seguir creciendo en el canal online.

El mercado de productos ecológicos se recupera.

Waitrose - Milk.jpg
Waitrose obtiene el 25% de las ventas de alimentos ecológicos en UK.

Nos llegan buenas noticias desde la Soil Association, la organización que reúne a productores y distribuidores de productos ecológicos en UK. Y es que entre tanta negatividad post Brexit y guerra de precios que desploman cuentas de resultados, el mercado de los productos ecológicos funciona, crece, y además ya ha recuperado los niveles de ventas de antes de la crisis. No nos hemos recuperado del todo, pero afortunadamente, no todo es precio.

Las ventas han crecido casi un 5% en el último año, hasta casi alcanzar los £2000 millones, un nivel que no tenían desde el 2008, justo antes de la crisis financiera. Los canales que más crecen son la venta directa (9%) y la restauración (15%) pero es que el canal de los supermercados también crece, con un 3.2% (frente a las pérdidas que sufren las ventas de supermercados por la guerra de precios).

Seguramente, los productos ecológicos se han visto beneficiados por el crecimiento del número de cafeterías/fast casual que utilizan ingredientes ecológicos, pero además, en el otro extremo del espectro, tanto Aldi como Lidl también incluyen referencias de productos ecológicos, y su crecimiento en frescos abunda en el crecimiento del mercado de estos productos ecológicos. Aunque la principal cadena es Waitrose, a través de la cual pasan el 25% de las ventas. Es una cadena con un compromiso claro por la producción ecológica y local, y gracias a en parte tener una clientela poco sensible al precio, pero también por toda su labor pedagógica para explicar los productos, el origen y la forma de producción, consiguen tener un índice elevado de ventas.

Gracias a estas buenas cifras, los productos ecológicos ganan cuota en el gran consumo, y ya suponen un 1,4% del mercado, y en principio, las expectativas son muy buenas.

 

 

Brexit y Alimentación – V Nielsen

Waitrose - Farmers.jpg
Los productos locales van a ganar en importancia, según Nielsen.

La consultora Nielsen también hizo una rápida encuesta a su panel, para tratar de captar el sentimiento de los shoppers post Brexit. Y la verdad, aunque piensan que los cambios en comportamiento que deducen se van a producir en un plazo de tiempo medio, no parece un panorama muy atractivo.

La encuestra muestra a unos consumidores preocupados por la incertidumbre y pensando en qué pueden hacer para ahorrar dinero o por lo menos gastar lo menos posible. Algo parecido a lo que ya se vió durante la época de crecimiento y pérdidas seguidas que vivimos del 2010 al 2013.  Por eso esta crisis, o esta incertidumbre, ya se encuentra con consumidores curtidos en el arte de estirar las libras hasta límites insospechados, y que los supermercados sólo pueden atraer a base de recortar precios.

El 64% esperan que el Brexit tenga inmediatamente un impacto negativo en la economía, y de allí que aplican las tácticas de supervivencia: buscar cómo ahorrar en el gasto en el hogar y revisar sus hábitos  (41%), cambiar a tiendas más baratas (37%) e incluso cambiar marcas por MDD o marcas más baratas (52%). La gran mayoría, dos terceras partes, también piensan que los precios subirán.

Sin embargo, aflora un poco el nacionalismo al declarar querer comprar más productos ingleses, con un 31% de la muestra (aunque a mi no me parecen unos niveles muy exagerados. Aunque con muestras distintas, y seguramente también metodología, recuerdo datos más altos en estucios de Mintel, y hasta un 70% o más en un estudio para el Sindicato Agrario NFU). Lo malo de querer comprar más productos ingleses es que no hay para todos, ya que UK importa aproximadamente la mitad de la comida que se consume.

Hasta que no pasen unos meses no veremos el impacto verdadero en los actos y hábitos de los consumidores, y muy posiblemente estos resultados se obtengan al calor del resultado. Pasado un tiempo podremos calibrar mejor, sin duda.

Iceland prepara su primer “Dark Store”

Iceland - Tienda Online II.jpg

La cadena de gran consumo especialista en productos congelados planea abrir el mes que viene un almacén cerca de Birmingham para la preparación de pedidos online. Será del tipo “dark store”, que son los que emulan una tienda normal pero por los que sólo circulan operarios del retailer preparando pedidos online.

Iceland fue pionero de la venta online, empezando hace 20 años, cerrando el canal y abriendo la tienda online otra vez en el 2013. Tres años después, sirve unos 200.000 pedidos a la semana y factura unos £100 millones al año. Los pedidos se preparan todos en las tiendas,por lo que con este almacén esperan reducir el trabajo que tienen que hacer los operarios en las tiendas, y mejorar la eficiencia del canal online.

A pesar de lo elemental de la preparación, su buen servicio les permitió batir a gigantes como Tesco y Ocado (que venden al menos diez veces más que ellos online) y ser elegidos como mejor supermercado online del país, por la asociación de consumidores Which?

Iceland es la tercera cadena del país en venta de alimentos congelados, y se sitúa en décima posición del ranking de gran consumo.

 

 

Asda ficha talento de los discounters.

La máxima se podría adaptar para la ocasión: si no puedes contra ellos, róbales los que dirigen.

Asda - corridor III.jpg

La primera cadena del mundo no tiene talento suficiente en sus filas y tiene que llevarse a Chris Walker, hasta ahora Director de Operaciones de Lidl UK para que les ayude a combatir mejor a los discounters. Chris llevaba 13 años trabajando en Lidl, y desde el 2015 lo codirigía junto a Martin Bailie.

Su responsabilidad va a ser el desarrollo del canal de supermercados de Asda, un proyecto que empezó hace unos años (con la compra de los Netto en el 2011) y que se había retomado el año pasado con la apertura de varias tiendas algo más pequeñas y de proximidad. Justamente un modelo de tienda muy parecido al de Lidl, por lo que Chris Walker tiene sobrada experiencia y sin duda aportará muchísimo.

Asda lleva varios trimestres obteniendo las mayores pérdidas de ventas de todo el gran consumo británico, y desde Walmart se han empezado a tomar medidas, como el cambio del CEO o la incorporación de directivos senior de otras cadenas. En octubre se incorporará a Asda Roger Burnley, que viene de Sainsbury’s (aunque empezó su carrera en Asda), otro caso de importación de gestores.