UK: balance del desperdicio alimentario 2015-18.

WRAP, la organización responsable de la gestión del Compromiso Courtault, publicó la semana pasada un informe sobre el progreso que se ha hecho respecto al desperdicio alimentario entre los años 2015 y 2018.

La gran mayoría de cadenas de supermercados están totalmente implicadas en la reducción del desperdicio, y en concienciar a los consumidores.

El Compromiso Courtault es un marco de trabajo entre el gobierno británico y organizaciones del mundo del gran consumo que se adhieren a él de forma voluntaria, y trabaja en pro a conseguir que el sector de producción y distribución de alimentos del Reino Unido no genere tantos residuos ni despercidio. Cubre tanto alimentos como envases, a lo largo de la cadena, desde el origen hasta el hogar. Actualmente se encuentra en la cuarta fase, que va desde el 2015 hasta el 2025, y se centra en reducir el desperdicio, reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, y reducir el uso de agua. Para el desperdicio alimenterio, el objetivo es que se reduzca en un 20% en la parte de la cadena que va desde que sale de la granja hasta el hogar de los consumidores.

Durante este periodo el desperdicio se ha reducido un 7% el desperdicio, y también un 7% de la emisión de gases GHG. Sin embargo, estas reducciones se deben a las mejoras observadas en los hogares y en los fabricantes de alimentos, que han reducido el desperdicio en un 6% y 10% respectivamente. La última parte de la cadena antes de llegar a los hogares no se ha comportado tan bien, al crecer el desperdicio en un 6% en los supermercados y en un 7% en el mundo de la restauración. A pesar de esto, la cifra total se reduce por el gran peso que tienen los hogares en la cifra total del desperdicio, 20 veces mayor que el desperdicio que se produce en los supermercados y 6 veces la que se produce en restauración.

Según WRAP, una de las razones por las que haya aumentado el desperdicio en los supermercados se debe a

  • que han relajado las especificaciones de frutas y hortalizas, y las “frutas feas” han ganado peso en las tiendas, pero también se rechazan en mayor medida que los productos sin defectos cosméticos
  • y que la reducción del uso del plástico supone tener más productos a la venta en granel, y que naturalmente, por la manipulación que hacen los consumidores al seleccionar estos productos, se deterioran más productos que acaban como desperdicio. En algunas cadenas se ha llegado a tripiclar el desperdicio por este motivo.

La cifra de los fabricantes también tiene que ser matizada: la conforman apenas unas 150 empresas motivadas en reducir el desperdicio. Pero WRAP ha identificado otros 500 fabricantes con una producción significativa, y que no han firmado el marco voluntario, por lo que no dedican recursos a medir el desperdicio y evaluar como reducirlo.

Sin embargo, como vemos, los hogares son una parte muy importante de esta ecuación y seguir concienciando a las personas sobre la importancia del desperdicio es fundamental para que se siga reduciendo. Son muchas las iniciativas que hay, desde carteles en tiendas, consejos para conservar los productos, recetas para utilizar los restos de las comidas, etc, y que parece que están haciendo efecto!

Coop nos da la idea de preparar unas quesadillas con los restos del asado del día de Navidad.

Ayudar a los clientes a vivir con menos plástico.

Debo admitir que desde el principio he mirado esta ola de reducir el plástico en las tiendas con algo de incredulidad. Cuando empezaron las campañas ciudadanas que cuestionaban el uso de vasos de café y de pajitas de plástico pensé que ojalá el gran consumo se contagiara y llegara a alcanzar un nivel mucho más general, pero con poca confianza basado en lo que pasó en el 2011. Pero es un movimiento que crece y crece, y supermercados y marcas lo están tomando muy en serio. Supongo que en el Reino Unido es fácil atribuir el punto de inflexión (el momento en que este deseo de reducir el uso del plástico pasó de activismo a algo mucho más frecuente) a la emisión de la segunda serie de Blue Planet, de Sir David Attenborough, donde se mostraba como los océanos se estaban convirtiendo en vertederos de plástico, pero esto es un movimiento que afecta a más países, y no sé si en otros lugares han tenido una epifania similar que inspire tanto a los ciudadados y empresas como ha pasado aquí.

Cartel Promocional de la Serie Blue Planet II. Fuente BBC.

Sea como sea, lo cierto es que la imagen de las tiendas se está transformando. Las cadenas empezaron por establecerse objetivos y hacerlos públicos, y eliminar los problemas más fáciles (por ejemplo sustituir los plásticos negros, que son de difícil detección en las plantas de selección de residuos a reciclar, y todo lo que se ha hecho con las bolsas para llevar la compra). Después vino un proceso de análisis de los productos, para ver en cuáles se pondía quitar plástico innecesario (por ejemplo, vender las latas de cerveza o de tomate sueltas y aplicar un precio promocional si te llevas seis u ocho), sustituirlo por otro material (a mi me impresionan las bandejas de cartón donde se envasan ahora filetes de carne en Aldi, Asda y Sainsbury’s), o buscar plásticos más sencillos y que fueran más fácilmente recicables (han cambiado de color la mayoría de bandejas de platos preparados… espero que las que han dejado de utilizar y ya estuvieran fabricadas puedan reciclarse o tener algún uso!).

Naturalmente los frescos, y principalmente la sección de frutas y hortalizas, son un foco de plástico importante y hemos visto como las cadenas ahora permiten a los clientes llevar envases de plástico a las tiendas para que allí les ponga el carnicero o pescatero la compra, en vez de envolverla ellos mismos, y multiples anuncios de aumentar los graneles en las secciones de frescos. Morrisons, Sainsbury’s y Tesco todos tienen pilotos más o menos avanzados, y han vuelto las balanzas a las secciones para que los clientes se pesen la fruta, o tenemos más productos que se venden en precio unitario.

Pero me parece que todo esto son medidas interesantes, pero que tampoco cambian tanto el panorama de la tienda. Lo que sí me parece transformador son las iniciativas de vender productos de alimentación seca a granel, en tolvas, y que los clientes se lleven la cantidad exacta que necesiten de macarrones, lentejas o arroz. Whole Foods Market lleva años con secciones donde los consumidores pueden comprar así (no solamente estos productos, también especias, o café recién tostado) o As Nature Intended, y en los últimos meses estamos viendo como las grandes cadenas están estudiando como incorporar esto a sus puntos de venta.

Whole Foods Market

Waitrose ha sido el pionero con la adaptación de una de sus tiendas a un concepto que sea bueno para clientes que quieren utilizar menos plástico (más graneles en todas las secciones, incluso en la de bebidas alcohólicas y productos de limpieza, alquiler de contenedores para llevar los productos comprados, puntos de recogida de envases más selectivos, etc) y Morrisons también anda experimentando con como tener una sección de frescos con menos plástico, y sobretodo, en los productos que prepara en los obradores de las tiendas.

Ahora Asda y Marks & Spencer se suman a esta iniciativa. La cadena premium desde ya, con la inclusión en una de sus tiendas de nueva generación de toda una sección de graneles, donde los clientes pueden comprar cereales, frutos secos, chocolatinas, legumbres, etc. Los clientes pueden llevar su propio envase o bien utilizar las bolsas de papel allí disponibles. Todos los productos son de MDD y las versiones a granel son un 10% más baratas que las contrapartidas envasadas, por lo que el aliciente está claro.

Dibujo de Asda interpretando como puede ser su nueva zona de graneles.

Y Asda, que ha anunciado que en mayo pondrá en marcha un proyecto similar al de Waitrose, una tienda piloto pensada para ayudar a los clientes a reducir el uso del plástico. Lo interesante de esta iniciativa es que los fabricantes con marca van a tener protagonismo. La tienda va a contar con dispensadores mecánicos de cereales, bolsitas de té, café, etc de los productos de Unilever, Kellogg’s etc, cuyas marcas tendrán gran presencia en la zona donde los clientes se sirvan de productos. Además la tienda va a contar con lo que hemos visto en otros pilotos similares, como los contenedores de reciclaje de envases, una sección de frutería con mucho más granel que el habitual, y venta de contenedores de plástico donde llevar la compra a granel. Quieren probar el piloto unos tres meses y enseguida trasladar los aprendizajes al resto de tiendas, por lo que es muy posible que antes que acabe el año veamos estos graneles en una buena parte de las tiendas de Asda.

Hay que celebrar que haya tantas iniciativas, y esperemos que los consumidores sigan con tanto entusiasmo.

Tesco, Coop y Sainsbury’s: iniciativas para dejar atrás los pagos en efectivo.

Cada vez es más habitual ver carteles en tiendas y restaurantes de “No aceptamos pagos en efectivo”, y naturalmente, las cadenas de supermercados no son una excepción y vemos como cada vez se realizan más pagos con tarjetas: ya sean las compras grandes del hipermercado, las compras pequeñas en las tiendas convenience (incluso hay ya un buen número de modelos de cajas de autocobro donde no puedes pagar en efectivo). Acelerar el paso de los clientes por las tiendas y reducir puntos de fricción es importante para mantener una percepción positiva de tu marca, y el pago (y las colas!) es un elemento importante.

En estos últimos meses, en el mundo del gran consumo británico hemos visto nuevas aplicaciones e iniciativas en este campo, por parte de Tesco, The Coop y Sainsbury’s.

Tesco se ha tenido que enfrentar a las protestas de un buen número de clientes ante la decisión de no aceptar pagos en efectivo cuando el cliente utiliza la herramienta de escanear su propia compra. 90% de los clientes que utilizan este servicio ya pagan con tarjeta, pero la medida no ha sentado bien a un grupo de ellos. Esto contrasta con Sainsbury’s, que tras pilotos en varias tiendas durante varios años, a lo largo del 2019 ha implantado el “SmartShop” (el sistema por el cual el cliente se escanea la compra) en la práctica totalidad de sus supermercados e hipermercados, y solamente se ofrece la posibilidad de pagar con targeta.

Sainsbury’s finalizó el piloto de Londres de su tienda sin cajas en septiembre, volviendo a instalar cajas, pero lo interesante es que ha decidido apostar por un modelo híbrido. En unas pocas tiendas del centro de Londres ahora es posible escanear la compra con el móvil, y pagar directamente en la app sin pagar por caja. Posiblemente sea un poco complicado para los empleados de la tienda, pero también facilita mucho el tránsito de los clientes, que no tienen que hacer cola para pagar, sobretodo en las horas puntas de la mañana y el medio día, cuando los clientes van a comprar un bocadillo y una bebida, y la tiendas desbordan. Veremos si pronto implantan un sistema parecido en los hipermercados, aunque allí el riesgo es de mayor importancia. ¿Quizá para las zonas de food to go en las entradas de las tiendas?

Y finalmente, The Coop que también se une al club de supermercados con Apps para escanear y pagar productos. Desde hace unos pocos meses el sistema que estaban probando en su tienda en la central en Manchester está disponible en varias tiendas de Londres. Para poder utilizarla, el cliente tiene que escanear un código QR en la puerta de la tienda, y ya puede empezar a escanear productos, pagando al final del proceso. Las tiendas cuentan con cajas registradoras, la app no las sustituye. La tienda tambíen está muy bien adaptada, con códigos bien visibles en todos los productos que se compran a granel o las bebidas de la cafetera.

Es una iniciativa similar a la de Sainsbury’s, pero me parece más importante por la naturaleza de las tiendas de The Coop. Sus establecimientos están centrados hacia el convenience y las compras pequeñas, por lo que posiblemente vayamos a ver como se extiende este sistema a muchas más tiendas en breve, no solamente a las urbanas centradas en las compras de comida para ahora, como las de Londres.

Poco a poco nos vamos preparando para despedir a las monedas que tintinean en nuestra cartera. Casi uno de cada seis jóvenes en UK no utilizan efectivo, según UK Finance.

Para todo el retail, en el 2018, menos del 30% de los pagos se realizaron en efectivo.

Resultados Navidad 2019: Lidl

El otro discounter alemán, como era previsible, también obtiene unos resultados mucho mejores que la media para la campaña navideña que acabamos de cerrar.

En las 4 semanas hasta el 29 de Diciembre Lidl ha crecido un 11% en ventas. No facilitan el dato de las ventas comparables (como están en medio de una expansión muy intensa siempre se tiene la sospecha que las nuevas tiendas enmascaran un resultado que no es tan bueno) pero han asegurado que es también positivo, sin dar más detalles.

Las bebidas alcohólicas han impulsado sus ventas, creciendo un 13%, junto con las ventas de las ofertas especiales.

Lidl cuenta en el Reino Unido con 790 tiendas, y un 6% de la cuota de mercado que le ubica en la 7ª posición del ranking.

Midl of Lidl: las ofertas semanales que atraten a tantos clientes a las tiendas de Lidl.

Resultados Navidad 2019: Waitrose & Partners.

Ayer también fué el turno de John Lewis Partnership de dar a conocer el resultado de la campaña navideña, y dentro del grupo, las cuentas de los supermercados premium Waitrose & Partners. Es un caso parecido al de Marks & Spencer: turbulencia en la parte del negocio non food (grandes almacenes en este caso) y modestamente bien en las tiendas de alimentación.

Las ventas comparables para Waitrose (7 semanas hasta el 4 de enero) fueron positivas, un 0.4% de crecimiento. Sin embargo, las ventas totales bajaron un 1.3% a consecuencia de haber cerrado 12 tiendas desde el año pasado.

La estrella del periodo ha sido sin duda la venta online, que ha crecido un 16.7%, y todavía más, un increíble 23.4%, si consideramos justo la semana de Navidad. ¿A qué se puede deber este repunte? A consecuencia del anuncio del acuerdo entre Marks & Spencer y Ocado, Waitrose se ha visto obligado a impulsar su negocio a través de la tienda online, para poder atender a los, previsiblemente, clientes que dejen de comprar en Ocado cuando no tenga productos de Waitrose. Por lo tanto, las inversiones que ha venido realizando últimamente han contribuido a este crecimiento. También supongo que hay que pensar en la cuestión de la confianza: quienes hacen la compra online navideña corren el riesgo de las sustituciones, que te pongan otro vino y no el que has elegido porque se ha acabado, o que no te gusten los frescos que te traigan, un pavo que no te acaba de gustar, y Waitrose, en esto de la confianza, es un supermercado superior a los demás.

Por lo demás, los recortes en costes no han tenido un efecto negativo en la operativa ni en la disponibilidad de productos en las tiendas, la reducción de surtido y renovación de su MDD premium ha sito positiva, y quizá, el único punto que pueda poner una sombra de duda sobre cómo les va a ir el 2020 es la renovación que están haciendo en su cúpula directiva. Quieren juntar las de John Lewis, los centros comerciales, y la de Waitrose, y ya llevan despedidos 70 directivos senior a medida que los responsables de área asumen también la del otro negocio (por ejemplo, el responsable de fidelización en Waitrose ahora lleva también la fidelización de John Lewis) en un intento de ahorrar costes de plantilla. Y también la sustitución adelantada del CEO de John Lewis Partnership, Paula Nickolds, que ha decidido dejar el cargo antes de los previsto, y la sustitución prevista de Rob Collins, Director de Waitrose, que también dejará el cargo en los próximos meses.

Y para empezar bien el año, Waitrose pone en marca su campaña de ofertas, con descuentos de 1/3 en los precios de multitud de referencias en todo el supermercado.

Resultados Navidad 2019: Marks & Spencer.

“Business as usual” para la cadena de supermercados más premium que tenemos en el Reino Unido: muy bien el negocio alimentario, fatal el resto. A pesar del trabajo que se ha venido realizando en mejorar el negocio de la ropa, otra vez se ha venido abajo en medio de la intensa actividad promocional del periodo, y algunos errores de previsión que ha cometido el equipo de Marks & Spencer.

Las ventas para el periodo de 13 semanas hasta el 28 de diciembre son de +1.5% en alimentación (+1.4% en ventas comparables) y de un -3.7% en la sección de ropa.

La gama de Navidad de Marks & Spencer siempre es sinónimo de calidad y originalidad superiores.

Se presenta otro año crucial para la dirección de Marks & Spencer. La estrategia de transformación del negocio de alimentación sigue dejando crecimiento tras revertir la tendencia de los últimos tres años (este es el segundo trimestre de crecimiento). La comunicación conjunta de sus credenciales de excelente calidad a la vez de la de ofrecer precios competitivos parece que cala entre los clientes, a la vez que está simplificando (ligeramente) las gamas, añadiendo más productos de tamaño familiar (con una mejor imagen de buena relación calidad/precio que los pequeños).

Las nuevas tiendas son un gran cambio, y refuerzan la imagen de calidad de la cadena. Además reducen el espacio dedicado a la ropa y aumentan el de los “Food Halls”, las tiendas de comida, que cuentan con una mayor oferta de restauración propia, e incluso de otros negocios (ya consolidada la colaboración con Wasabi, hace un par de días anunciaban que una de sus tiendas iba a incluir un punto de venta de la tienda – hasta ahora – online Pasta Evangelists donde iban a servir pasta fresca para cocinar en casa y platos preparados calientes listos para comer).

Y a mediados de año se pondrá en marcha la Joint Venture con Ocado, que le dará acceso a una tienda online engrasada y muy eficiente, que tiene que ayudarles a que las ventas den un gran salto cuantitativo. El reto quizá sea que el negocio de la ropa no agüe la fiesta del de alimentación.

Resultados Navidad 2019: Tesco

El líder de la gran distribución en el Reino Unido ha presentado sus números navideños esta mañana. Según Dave Lewis, su CEO, el negocio se ha comportado de forma sólida, manteniendo una racha de cinco Navidades consecutivas creciendo. Y la verdad es que las tiendas están en plena forma, las iniciativas con MDD son muy bien aceptadas por sus clientes, y posiblemente, la situación del mercado (recordemos, llevamos ya unos meses a punto de salir de la Unión Europea de forma abrupta!) sea lo que les impida crecer más, dado que parece que la parte de los discounters la tienen algo mejor controlada.

Las ventas se han mantenido durante la Navidad, un “crecimiento” del 0% para el Reino Unido durante las 6 semanas hasta el 4 de enero, y unas ventas comparables creciendo un 0.1%. Se considera positivo porque están por encima de la media del mercado, pero es por debajo de la inflación. Para el trimestre completo (13 semanas hasta 23 de noviembre) las ventas se han contraído un 0.5% (-0.4% en comparables). Los resultados de Booker en Inglaterra, y los de las tiendas en Irlanda han sido más positivos, mientras que los de los negocios en Asia y en la Europa continental han sido bastante malos.

Las claves de conseguir estar por encima de la media de lo que ha sido el mercado, según el propio CEO, han sido los productos frescos, donde han conseguido juntar buenos precios, mejorar la calidad y además evitar las roturas de stock (uno de los problemas de Sainsbury’s, por ejemplo, que además, si los clientes ven que en el día a día faltan productos en tu tienda habitual, vas a ir allí a hacer la compra principal de Navidades?), algo que parece fundamental (los llamados “básicos” del negocio).

El precio es un elemento importante de la pugna que mantienen con los discounters por los clientes que buscan el mejor valor. La cesta típica de productos navideños era £2.28 más barata que hace un año, y en enero acaban de lanzar otra campaña de “precios especiales” para los clientes con la tarjeta del club de fidelización.

En Enero, precios bajos, pero no para todos los clientes! Solamente para los del club de fidelización.

No han facilitado datos de las ventas online, salvo que durante las 19 semanas del periodo han servido más de 14 millones de pedidos, y que ha crecido el valor medio de los pedidos, y los índices de satisfacción de los clientes.

Resultados Navidad 2019: Sainsbury’s

Malos números de Sainsbury’s para el periodo navideño, pero que parecen algo mejores si consideramos de donde viene Sainsbury’s, y los resultados de sus competidores. Ya estamos como hace un par de años, cuando lo menos malo se daba por bueno!

Las ventas de las 15 semanas hasta el 4 de enero se reducen en un 0.7% (también un 0,7% en ventas comparables) sobretodo por que las ventas de non food han perdido un 3.9%. Las ventas de gran consumo crecen un 0.4%, algo positivo, y que es consecuencia, según Mike Coupe CEO de Sainsbury’s, de las mejoras que han ido introduciendo en el último año y del crecimiento en las ventas de los productos de la gama premium.

Las ventas online han crecido un 5%, y las de gran consumo un 7,3%. El negocio online alcanza ya el 20% de las ventas durante este periodo, gracias al impulso de las campañas de Navidad (la semana antes de Navidades sirviron casi 400.000 pedidos online) y el Black Friday.

Del Non Food lo único que se salva son las ventas de ropa, que crecen un 4.4% (introdujeron una gama muy divertida de ropa para mascotas de ambientación navideña, aunque dicen que uno de los principales motivos del repunte en las ventas fue el intenso frío, que se adelantó respecto a otros años). Sin embargo juguetes y juegos electrónicos pierden respectivamente un 10% y un 35%. Algo muy preocupante, dado que son dos categorías muy importantes de Argos, el negocio que compraron hace tres años (de hecho Argos es la tienda que más juguetes vende en el Reino Unido, y tiene casi el 20% de todo el negocio de consolas y videojuegos), y si no se puede corregir va a tener un impacto importante en las cuentas de la cadena.

Durante el periodo también han seguido trabajando en la gama de MDD de primer precio, con las nuevas marcas que emulan marcas tradicionales en vez de mostrar la de Sainsbury’s. La gama ya cuenta con 15 marcas y 160 productos. También siguen ampliando la MDD premium, con 70 nuevos productos, y las especialidades, como la nueva gama vegana “Plant Pioneers” y más de 200 referencias de productos veganos que imitan la carne.

En Enero, más productos veganos, y más recortes de precio, con una nueva campaña que pondrá varias referencias de frutas y verduras a 60 peniques, emulando a los discounters.

Tim Fallowfield. Fotografía de Sainsbury’s.

Y para finalizar, dejar constancia de un reconocimiento: Tim Fallowfield, el Secretario del Consejo de Administración, va a recibir la Orden del Imperio Británico, habiendo sido nominado en la lista que publicó la Casa Real a finales de año. Sus méritos son la multitud de iniciativas que ha liderado en el seno de Sainsbury’s para ayudar a las personas con discapacidad poder gozar de más independencia y comodidad a la hora de hacer la compra en sus tiendas (formación a empleados en lenguaje de signos, las horas tranquilas, las cintas de los girasoles, etc. Enhorabuena!

Resultados Navidad 2019: Morrisons.

La cadena del norte de Inglaterra es la primera del Top 4 en presentar los datos de las últimas semanas del año, y el primero de los muchos resultados decepcionantes que se esperan.

Fotografía de Morrisons

Las ventas comparables de las 22 semanas hasta el 5 de enero son de -1.7%, algo peores que el anterior periodo (-1.1%). Las ventas totales se reducen también en un 1,8%. Naturalmente malos resultados, aunque también hay que considerar que se comparan con el 2018, un buen año para Morrisons (creció un 3,6% en los datos del final del año). Por dar un dato algo más comparable con lo que ayer publicó Aldi, los analistas de Barclays estiman que las ventas comparables durante el mes que acaba el 5 de enero es de -2.5%.

Según el CEO de la cadena, las ventas se han visto afectadas por los aspectos de siempre (un entorno muy competitivo, los problemas de confianza de los consumidores ante la incertidumbre del Brexit, etc) pero también hay que tener en cuenta que los discounters cada vez tienen más densidad en las zonas donde Morrisons tiene más tiendas, Tesco fundamentalmente y Sainsbury’s algo menos se están recuperando poniendo más presión en el mercado, y además los directivos de Morrisons han apostado por reducir precios (la mayoría de productos navideños estaban más baratos o al mismo precio que el año pasado) y por una intensa actividad promocional (descuentos en vino y en general bebidas alcohólicas, y gasolina, que se ha utilizado para hacer crecer el tiquet medio).

Es sorprendente que las ventas mayoristas (las que realizan a través de Amazon, McColl’s etc) no han crecido durante este periodo.

Durante este periodo (22 semanas) han cerrado cuatro tiendas que no son rentables, han abierto dos completamente nuevas, y 2 más que sustituyen a tiendas antiguas. Dos de las nuevas tiendas son nuevos modelos, una de ellas con una gran presencia del food to go y la oferta de restauración en tienda, y la otra que llaman “tienda de la comunidad”, algo más pequeña que las habituales de Morrisons y con una fuerte presencia de los productos locales.

Resultados Navidad 2019: Aldi.

La cadena alemana es la primera en dar cuenta de sus resultados de la campaña, y posiblemente sea de las pocas con algo positivo que comunicar.

Esta mañana han dado a conocer que por primera vez, han superado unas ventas de £1000 millones en las cuatro semanas antes de Navidad, una cifra impresionante (para unas ventas anuales de unas £9000 millones). Las ventas han crecido un 7,9%, que es mucho más que lo que va a crecer el mercado, y muy por encima de sus competidores (se espera incluso que entre el top 4 alguno haya perdido ventas), pero es una cifra que no ha impresionado demasiado a los analistas por

  • Aldi cuenta con 47 tiendas más este año que el anterior
  • Las ventas en las pasadas Navidades crecieron un 10% y un 15% aproximadamente para las del 2017.

Y se piensa que quizá su modelo esté a punto de tocar techo, y que cuando no pueda expansionarse más, no podrá seguir creciendo. Sin embargo, mientras continúe abriendo tiendas, continuará erosionando el mercado de sus competidores, que tienen que tener todos sus sentidos puestos en la actividad de Aldi y Lidl para no perder más clientes.

Entre los productos que más han crecido destaca la carne (un 8%), los productos de la gama premium, y el vino, con un 14%.

Desde hace un par de años los clientes de Aldi se pueden llevar a casa unos peluches de los protagonistas del anuncio navideño.

Han ganado dos batallas mediáticas estas Navidades, la del anuncio más memorable, gracias a su personaje la Zanahoria Kevin, y la de los pavos más baratos del mercado (algo importante, en un año con serios problemas de suministro por culpa de las malas condiciones durante la puesta de huevos y luego durante la cría, que han hecho subir los precios mayoristas un 20%).