El canal Online lidera el crecimiento en el Gran Consumo UK.

Esta mañana Kantar ha publicado su análisis de los datos las últimas cuatro semanas (hasta el 7 de junio), junto con unos pocos datos de las últimas 12 semanas, en las que los británicos han estado en confinamiento.

Naturalmente, el acento está en el canal online. Todos los números son un tremendo éxito. Los supermercados reaccionaron con bastante velocidad al aumento superlativo de la demanda, con Tesco por ejemplo pasando de poder realizar 600,000 entregas a la semana a realizar el doble en unas pocas semanas. También cabe destacar Morrisons, con varios nuevos productos pensados exclusivamente para el canal online.

Fuente Ocado

El ganador es Ocado, el supermercado online. La cadena ha crecido un 42% en ventas en estas últimas cuatro semanas, y ya alcanza un 1,7% de la cuota total del mercado. El trabajo que han hecho para optimizar más sus procesos, el restringir la venta de algunos productos voluminosos, etc, les ha permitido atender mejor la demanda. Y esto que todavía a día de hoy, restringen las ventanas de entrega: las ofrecen primero a los hogares vulnerables, y conforme van cumpliendo con estos pedidos, las liberan para que el resto de clientes puedan hacer la compra. 

Las ventas online totales en estas 4 semanas han crecido un 91%, y la quinta parte de los hogares británicos han realizado una compra de gran consumo online al menos una vez durante este mes. 

El mercado de gran consumo continúa creciendo respecto al año anterior, gracias a que el canal foodservice sigue cerrado (se acaba de anunciar que los bares y restaurantes podrán abrir el 4 de julio). Si durante el periodo anterior las ventas habían crecido un 17,2%, en este periodo han crecido un 18,9%. Todas las cadenas crecen durante las últimas 12 semanas, pero en paralelo al canal online, es el canal de proximidad el que se lleva los mayores incrementos de las ventas en tienda, como The Coop (34,5%) e Iceland (31,4%). 

Sin embargo, Kantar detecta como a medida que se van reduciendo las medidas de confinamiento, los consumidores empiezan a apuntar hacia un retorno a los comportamientos previos a la pandemia. Por ejemplo, en junio han crecido las ocasiones de compra respecto a abril (casi 20 millones más de ocasiones), aunque todavía estamos en unas 77 millones de ocasiones menos que el mismo periodo del año pasado. Las ventas de proximidad también están retrocediendo un poco, y han pasado de suponer el 16,3% en abril a tener una cuota del 14,7% en estas últimas cuatro semanas. 

A partir del mes de julio parte de las ventas extra que estaba disfrutando el gran consumo se van a trasladar a los recién abiertos pubs y restaurantes. Pero también se espera que con la llegada del verano, y las vacaciones en casa que parece mucha gente planea, los supermercados sigan vendiendo mucha cerveza y hamburguesas para las barbacoas.

Iceland vende menos platos preparados.

(Alimentación y Coronavirus en UK – XVIII)

Una de las consecuencias del confinamiento es que los consumidores pasan muchísimo más tiempo en casa, y tienen tiempo para hacer cosas que antes no hacían… como por ejemplo, panes de masa madre! Esto también ha supuesto que se aventuren a cocinar más, y de paso, ampliar su repertorio de recetas probando nuevos ingredientes y nuevos platos. 

Los congelados han sido una de las categorías beneficiadas de esta nueva situación, que ya en marzo, el mes de las compras de pánico, las ventas de congelados habían crecido un 28%. Los compradores prestan más atención a una categoría que les permite reducir la frecuencia de compra manteniendo el hogar bien abastecido. Las ventas de Iceland, la cadena especializada en productos congelados creció durante el mes de marzo más de un 30%, que se prolonga durante este mes con un crecimiento del 28,6% según Kantar Worldpanel.

Tienda de Iceland. Sección de Verduras Congeladas.

Sin embargo, no todo crece dentro de la categoría de los congelados. Los platos preparados han perdido un 15.4% de sus ventas porque los británicos están cambiando la conveniencia que aportan los platos preparados por la compra de ingredientes. Ahora tienen más tiempo y no les parece mal tratar de invertirlo en cocinar algo.  Según Iceland, las ventas de ingredientes (masa para hacer empanadas, carne, verduras cortadas) asociados a los platos que cocinan con mayor frecuencia han llegado a crecer un 100%.

Según la Oficina Nacional de Estadísticas, los británicos pasan casi una hora al día cocinando y lavando platos, casi el doble que antes de la crisis. La gran pregunta es qué va a pasar cuando acabe este confinamiento transitorio. ¿Van a seguir cocinando tanto los británicos? Igual la respuesta no es una cuestión de mantener los hábitos, si no de ajustar los presupuestos a una nueva realidad más complicada, en la que las familias británicas tendrán menos ingresos para gastar en su estilo de vida.

Asda – Colas Electrónicas para entrar en las tiendas y Resultados Q1 FY2020

Walmart presentó los espectaculares resultados del primer trimestre del año hace dos días, y con ellos, los de su negocio en el Reino Unido, Asda, tercera cadena del país.

Al cubrir los primeros tres meses del año, apenas cuenta con unas dos semanas de mercado alterado, pero naturalmente, la presentación de números dejó algunas notas sobre qué están experimentando en las tiendas y cómo están reaccionando.

Los números que aportaron: las ventas comparables han crecido un 3.5% respecto al primer trimestre del año anterior, un número tremendo, comparado sobretodo con el dato del trimestre navideño, clave, en el que habían bajado un -1.3% de las ventas. El número de tiquets bajó un 3.4% pero aumentó en valor un 6.9% (el ajuste que se hizo al final del periodo ha contribuido a estas variaciones inusuales).  

El trimestre ha ido bien tanto en hipermercados como en las tiendas de proximidad que tienen, gracias a la semana de compras de pánico que protagonizaron los clientes, y luego al cierre de la hostelería. Sin embargo, en hipermercados han notado un descenso notable de las ventas de artículos no esenciales, como ropa. Han ampliado su capacidad para atender una mayor demanda de compras online, y ahora pueden hacer 725.000 entregas a la semana, partiendo de las 450.000 que podían hacer al principio de la crisis.

¿Qué esperan del futuro? Que será difícil. Por lo que respecta a los consumidores, piensan que con la recesión que se espera van a empezar a fijarse mucho más en el precio y buscar una buena relación calidad precio. Además, respecto al negocio, la rentabilidad va a reducirse mientras dure el confinamiento y los consumidores no puedan moverse con libertad: 

  • Están vendiendo más artículos esenciales del surtido de alimentación – con poco margen – y muy poco de lo demás. 
  • Las tiendas tienen que soportar costes extra para seguir abiertas y un flujo más reducido de clientes. 
  • Y tampoco se vende mucha gasolina, por el descenso en el uso de vehículos privados. 

Según ellos, el 90% de sus clientes están preocupados porque esperan que se produzca una severa recesión económica que reduzca sus ingresos. Por ello la relación calidad precio va a ser más importante que nunca, y Asda está trabajando para mantener los precios.

Respecto a las medidas que están tomando para la gestión de los flujos de clientes durante la crisis del coronavirus, la mayoría son las habituales en el gran consumo británico, y la más innovadora es el piloto en el que utilizan una App propia para gestionar las colas de entrada en el supermercado: el usuario se registra en la tienda, y la App le avisa cuando se acerca su turno para entrar. Mientras tanto, puede esperar convenientemente en el coche en el parking del supermercado. Ya hay algunas Apps que te informan de la cola que hay para entrar en ciertos supermercados, pero el sistema de Asda además te da un turno.

La crisis del coronavirus, o la mejora en los números, parece que a acallado un poco los rumores sobre el futuro de Asda, si Walmart lo vende, o lo saca a bolsa… Veremos por cuanto tiempo!

Marks & Spencer: Resultados FY2019

Ayer Marks & Spencer también presentaba resultados anuales. A pesar del interés que tienen las últimas semanas por el cambio radical que se ha producido, este ha sido un año de cambios en la cadena, y se esperaba ver la valoración de los mismos por parte de la dirección y el reflejo en la cuenta de resultados.

Las ventas totales han descendido un 1.9%, y como es habitual, la ropa y el non food no dan alegrías. Las ventas de alimentación han sido mejores, y han crecido un 2,1% hasta los £6000 millones anuales, con unas ventas comparables que han crecido un 1.9%. Durante este periodo han cerrado algunas tiendas, pero crucialmente, han reciclado también algunas, en las que se les ha quitado espacio a la sala de venta de ropa y no alimentación, para dar más metros cuadrados al negocio alimentario. Es interesante ver como el volumen de venta ha crecido más que el valor, un 3.3%, gracias a la inversión que están haciendo en precio y el plan de convertirse en una cadena de excelente calidad y buenos precios. Es algo que han venido comunicando en la última parte del año de forma conjunta, y parece les está resultando bien.

Han abierto a lo largo del año una serie de tiendas con una imagen muy sofisticada y una experiencia de compra mejorada. Son tiendas más grandes que lo habitual, por lo que pueden poner más referencias de su surtido, y también han introducido más referencias de formato familiar (parte del plan de ser más competitivos en precio), para tratar de conseguir capturar la compra de más de un día, en lugar de la habitual para la cadena, la compra para consumir al momento o de la cena. Les dejé en su momento un par de notas sobre este nuevo formato. 

Siguen avanzando en sus medidas para reducir costes, reducir su impacto medioambiental, y reducir las roturas de stock.

De cara al futuro, piensa que los consumidores van a acudir más al canal online, reforzando el potencial de éxito de la iniciativa con Ocado que se va a poner en marcha en septiembre. Van a vender a través de Ocado unas 6.000 referencias de alimentación, y han decidido añadir una selección de ropa, unas 1.600 referencias. También es posible que Marks & Spencer fruto de esta colaboración incorpore algunas marcas más en su surtido de supermercados, dado que va a empezar a tratar con ellas para la tienda online con Ocado. 

Las normas de distanciamiento que están en vigor no les ayudan para nada, y dice que las ventas en alimentación han bajado un 8% aproximadamente, por lo que se esperan unos resultados flojos para los próximos trimestres. Les ha beneficiado en las tiendas en parques comerciales con varios supermercados que han atraído a mucha gente, fuera de las ciudades, y algunas grandes en calles comerciales, pero en general, mal porque muchas tiendas están en centros comerciales que han cerrado, en zonas de oficinas, y en estaciones de tren y metro, aeropuertos, etc, que capturan cada día el gasto de las cenas de los viajeros y trabajadores del centro de las ciudades. También han cerrado las zonas de restauración de las tiendas. Para tratar de mitigar los efectos de la crisis están desarrollando un plan de recortes en varias áreas del negocio, para ahorrarse unos £1000 este año.

Piensa además que los consumidores van a demandar más soluciones tecnológicas en las tiendas, que les permitan acelerar la compra, aunque está por ver el efecto que la crisis va a tener en la compra física a medio plazo, y en las calles comerciales británicas. Sin duda, convertir sus tiendas al nuevo modelo puede ayudarles a que sean más destino si cabe, para un público ampliado si consiguen convencerles que sus precios no son tan elevados. 

The Coop, éxito del convenience. Resultados FY2018.

The Coop, el supermercado con más tiendas del país y con un foco exclusivo en el convenience, presentó ayer los resultados del ejercicio 2018.

La cadena ya no cierra tiendas, y acaba el año con 2.582 tiendas, 50 más que el año pasado. Pero seguramente, la noticia del año es la compra del negocio mayorista de Nisa, la central de compras que vendía a 4.000 pequeños supermercados independientes. Esto le ha permitido que las ventas crezcan un 14% en un año, y los beneficios del negocio alimentario crezcan un 12%.

Las ventas totales son de £10.200 millones, y £7.300 millones son a través de sus propias tiendas convenience. Este canal logró crecer un 4.4% en ventas comparables, cumpliendo así con los objetivos de su plan de reorientación del negocio hacia las soluciones convenience.

En el periodo han abierto 100 tiendas y renovado 138. Y han donado £19 millones a fundaciones caritativas, que han recogido del 1% de las ventas de MDD que los miembros de su club de fidelización deciden donar.

El negocio mayorista le permite vender a más de 4.000 pequeños supermercados. Coop ofrece su catálogo de productos y unas 2,000 referencias de su gama de MDD a las tiendas con la marca Nisa y CostCutter. Como en el caso de Morrisons y McColls, Coop mejora en precio y servicio a la central de compras anterior, y donde más se nota la diferencia es en los productos frescos, donde el mayor negocio de The Coop permite un mayor surtido y rotación de los mismos, por lo que la calidad en las tiendas es mucho mejor que bajo el anterior modelo. De forma similar a The Coop, el 0.6% de las ventas de la gama de MDD en las tiendas Nisa y CostCutter se destina a obra social.

Coop también está realizando un piloto de tienda online, sirviendo pedidos desde una tienda en Londres a clientes que vivan cerca de la misma, y en Manchester han abierto una tienda dentro de sus oficinas sin cajas, donde los empleados escanean y pagan la compra desde su móvil.

Fuente The Coop

Dicen que la expansión del discount les está favoreciendo. Aldi y Lidl están abriendo tiendas en las afueras de los pueblos donde The Coop tiene presencia, y mientras la compra principal se la lleva el discounter, ellos se llevan la compra entre semana, de productos frescos y leche. Aunque también tendría lógica que los clientes aprovecharan estos viajes para reponer y compraran también en The Coop las marcas que no encuentran en los discounters.

En el 2019, además de la expansión del negocio mayorista y online, quieren explorar la oportunidad de las franquicias, y que los propios supermercados independientes puedan tener la marca The Coop en sus tiendas.

“Plant-based” también en productos de limpieza.

Acabado el veganuary, siguen las noticias sobre los productos para veganos y vegetarianos. En este caso abandonamos el mundo de la alimentación para adentrarnos en de los productos de limpieza.

Productos de la marca Lovel Home & Planet de Unilever.

Unilever acaba de lanzar en USA Love House & Planet, una marca de productos de limpieza fabricados a partir de materias primas vegetales (aunque no de forma exclusiva), con envases fácilmente reciclables (no solamente por los materiales, si no porque también las etiquetas se desprenden fácilmente), y las fuentes de materias primas tienen elevadas credenciales de sostenibilidad y responsabilidad social. Un producto diseñado con mucho cuidado, y que viene a continuar con los mismos principios con que diseñaron la gama Love Beauty & Planet, de cosmética, lanzada a mediados del año pasado.

Se espera que los productos lleguen al mercado del Reino Unido hacia finales de año.

Anuncio de Ecover explicando el proceso de fabricación de sus envases.

Naturalmente, ya tenemos en los supermercados británicos un buen número de marcas de estas características. Es un mercado de unos £80 millones (Ethical Consumer Report) y últimamente Ecover es la marca que más ruido está haciendo. El año pasado, cuando empezó a crecer el sentimiento antiplástico abrieron un pop up en Londres – The Rubbish Café – para señalar el lanzamiento de sus envases renovados, mucho más reciclables que los anteriores. En él te daban de comer si llevabas envases vacíos de plástico, que ellos iban a reciclar. Durante el mes de enero han tenido una campaña de publicidad en publicaciones y en la calle, explicando que sus productos se fabrican con materias primas vegetales y no hay ningún tipo de ingrediente animal o derivado del petroleo en ellos.

Algunas cadenas como Tesco también tienen una gama MDD de productos de limpieza con credenciales similares, como fabricadas a partir de derivados de plantas, no testados en animales (cruelty-free), biodegradables etc.

El siguiente paso que están tomando las marcas está relacionado con la reutilización de los envases. Ecover trabaja en poner en el mercado envases que los clientes puedan rellenar en las tiendas (hacían algo ya en Whole Foods Market hace tiempo, pero que acabaron retirando). Unilever, Procter & Gamble combinan esto con la venta directa al consumidor. Junto con varias marcas más se han aliado con Terracycle para lanzar la plataforma de comercio electrónico Loop. Las marcas van a desarrollar envases rellenables para sus productos, y los clientes podrán comprar en Loop estos productos y devolver los envases vacíos en la caja que les entrega Loop. Terracylce se encarga de recoger estos envases en los hogares y devolverlos a las marcas para que los laven y rellenen, y se vuelvan a poner en el mercado.

Semana de Pasión Post Navideña.

Dos cosas suelen pasar en el gran consumo de este país justo al acabarse las celebraciones de Navidad y Año Nuevo: aparecen en las tiendas los huevos de Pascua de chocolate, y las cadenas convocan a los medios para presentar los resultados del trimestre donde está incluido el periodo navideño. Son unas fechas muy importantes, donde la mayoría de cadenas se juegan tener un buen o un mal año, por el volumen que venden y la tónica de optimismo o pesimismo que estos resultados marcan.

Por ahora solamente tenemos los resultados de un par de negocios del mundo textil, Asos y Next, y a lo largo de la semana del 7 vamos a ver como desfilan las principales cadenas de supermercados – Tesco, Morrisons, Sainsbury’s, Wairose y Marks & Spencer – mostrando sus números.

Una vez más, a priori, la impresión es que ninguna cadena va a presentar unas buenas cifras de ventas, y que los discounters se van a llevar las primeras posiciones en esta carrera, mientras que las tiendas premium de Waitrose y Marks & Spencer han salido especialmente mal paradas. En un año en el que los consumidores se han gastado mucho dinero en verano, gracias al buen tiempo, junto con la incertidumbre del Brexit, parece ser que los consumidores han decidido ser más precavidos, y volver a buscar los buenos precios de los discounters, dejando de lado otras experiencias de compra más premium.

Las pérdidas en ventas de Marks & Spencer se cifran entre un 2 y un 3,5%, y de confirmarse serían las peores del año. Waitrose consiguiría unas cifras algo mejores, aunque también negativas. En su caso les salva que las Navidades del año pasado les fueron particularmente mal, y por lo tanto los comparativos les favorecen en este caso.

Del top 4 conoceremos los resultados de Tesco, Sainsbury’s y Morrisons. Asda reporta con Walmart, un poco más adelante. De estas cadenas parece que la que mejor datos puede presentar es Tesco, que puede llegar a tener un crecimiento de ventas de un 1,5%, algo debajo de la subida de la inflación. Se espera que las navidades de Sainsbury’s no hayan sido buenas, principalmente por los malos resultados de no alimentación (el sector textil al no haber hecho mucho frío no ha conseguido llevar a cabo las ventas típicas de la estación).

Empieza otro año lleno de retos posiblemente únicos en el retail, y especialmente incierto: puede haber o no Brexit, pueden fusionarse o no el segundo con el tercer supermercado, Asda y Sainsbury’s… cualquiera de estos dos eventos tendrá un impacto dramático en el devenir del gran consumo en este país.

El Veganuary se hace mainstream.

Las campañas en el gran consumo suelen estar relacionadas con celebraciones más o menos arraigadas en la sociedad, o con ocasiones importantes: Navidades, la vuelta al cole, la Semana Santa, el Ramadán, los mundiales y las olimpiadas, San Valentín, y últimamente Halloween.

El Veganuary es una campaña muy reciente, que al abrigo de los deseos más o menos generales de los consumidores de moderar su consumo durante enero tras los excesos navideños, ha sido impulsada por varios grupos activistas para lograr adhesiones y así reducir el consumo de carne. Han tenido tanto éxito que llevamos ya dos años hablando de “plant power” y cada vez vemos más supermercados y restaurantes apuntándose a la moda, hasta que hemos llegado a este año en el que ya podemos considerar al Veganuary prácticamente como otra campaña más en el mundo del gran consumo.

Las cadenas de supermercados no solamente han renovado la decoración de los lineales poniendo énfasis en las zonas donde están los platos preparados veganos y vegetarianos y los sustitutivos de la carne, si no que también han elegido este mes para incorporar nuevas referencias y lanzar nuevas gamas de su MDD.

Marks & Spencer ha presentado Plant Kitchen, su gama de productos vegetarianos y veganos. Aunque tenía algún plato preparado, ahora los han juntado en una gama de 60 referencias, junto con varias novedades y productos de otras secciones como salsas, snacks, pizzas, etc. Además la cadena ha tenido un cuidado especial a la hora de elegir el material de packaging, evitando plásticos que no se suelen reciclar en UK. Sainsbury’s y Waitrose también amplían su gama de productos vegetarianos y veganos. Aunque empezaron antes a ofrecer este tipo de productos, no tienen tantas referencias como Marks & Spencer.

Varios fabricantes también presentan novedades, como Ben & Jerry que trae nuevos helados completamente veganos (basados en coco) a los lineales, Bol, que aunque ya todas sus referencias sean veganas aprovecha el empuje del mes para lanzar nuevos productos y anunciar la utilización de materiales de packaging que se reciclan con mayor facilidad,

En el mundo del foodservice los ejemplos también se multiplican. La gran mayoría de cadenas tienen ya una oferta vegetariana y vegana, pero han aprovechado este mes para lanzar nuevos productos y generar buenas noticias sobre sus marcas:

  • McDonalds lanza su Happy Meal vegano basado en una fajita también vegana que incluyeron en su oferta hace unos pocos meses. El plato es de unos goujons hechos de arroz, legumbres y verduras, en vez de las típicas piezas de pollo rebozado, por ejemplo.
  • Gregg’s, una de las cadenas de panaderías y food to go más populares en el Reino Unido (casi 1,900 tiendas) tiene ya su versión vegana de su famoso “sausage roll”, un tentenpié típico del Reino Unido que consiste en una salchicha dentro de una pasta de hojaldre. La versión vegana trata de imitar a la tradicional, con una salchicha de Quorn.
  • La cadena de fast food saludable Crussh ha convertido una de sus tiendas en restaurante vegano. Ofrece 70 productos como bocadillos, ensaladas, snacks y postres veganos durante el mes de enero. El resto de restaurantes de la cadena van a ver ampliada su oferta de productos veganos.
  • La cadena TGI Fridays pone a la venta en UK una hamburguesa vegana preparada a partir de proteína de setas. Llevan ya un año vendiendo en USA las hamburguesas de Beyond Meat, pero estas son de otro fabricante.
  • Pizza Hut ofrece Jack ‘n’ Ch**se, una pizza vegana con sustituto del queso de la marca Violife y el casi omnipresente Jack Fruit, la fruta tropical que imita la textura de la carne del cerdo, y está presente en muchos platos preparados veganos.

Tras enero, sin duda seguiremos hablando mucho de la tendencia vegana. Según Kantar, la categoría de productos veganos y sin carne había crecido un 14% hasta alcanzar unas ventas de £352.10 millones en agosto del 2018, y para un periodo similar, según Mintel, un 14% de los nuevos productos que habían lanzado las cadenas británicas era vegano.

Lidl: Bromas navideñas.

La Navidad es la principal campaña del año y las cadenas dedican muchos recursos a presentar productos innovadores, asegurarse que no hay roturas de stock y a decorar las tiendas. Los analistas esperan a partir del 2 de enero los datos de como le ha ido la campaña a cada una de las cadenas, para medir de forma más fiable como van a cerrar el año teniendo en cuanta el éxito o el fracaso de las ventas navideñas.

Cada año tiene sus particularidades que influyen en como va la campaña, y este año parece que va a ser el verano el que tenga un efecto determinante: gracias al buen tiempo durante varios meses, el gasto de las familias se animó, y ahora llegamos a la época crucial para el gran consumo y las familias están contrayendo el gasto. Es algo habitual tras el Black Friday, y este año Kantar registra el crecimiento más modesto desde que volvió la inflación al gran consumo alimentario. Aunque se espera que, como es habitual, las ventas navideñas sean superiores a las del año pasado, parece que el gasto se vaya a hacer en el último momento.

Y como no, entre tantos anuncios navideños y platos preparados premium para animar las mesas, tenemos las bromas de los discounters, que con cualquier cosa, siguen reafirmando su liderazgo en precio.

Lidl ha contratado espacios publicitarios cerca de otros supermercados para poner anuncios del propio supermercado… pero medio cubiertos por anuncios de Lidl, donde explican que sus productos tienen los mismos atributos que los de la competencia, pero naturalmente, a un precio menor!

Anuncio de Lidl que pretende cubrir otro de Marks & Spencer. Fotografía: The Drum.

Y mientras tanto, los discounters siguen siendo las cadenas que más crecen en UK. Aldi un 12,2% y Lidl un 11.2%, gracias principalmente a que están abriendo tiendas (por ejemplo, Aldi batiendo el record en UK al abrir 8 tiendas en un mismo día a principios de diciembre), mientras que sus competidores apenas lo hacen, o incluso las cierran.

El Veganuary empieza en Diciembre.

El ascenso de la corriente actual de reducir el consumo de carne y sus productos, sustituyéndolos por alternativas vegetales se aceleró hace un par de años cuando la campaña post navideña instaba a los consumidores a llevar a cabo cambios en sus hábitos de vida y consumo, para vivir un mes de Enero más saludable, fue tomada por los partidarios del veganismo y pasó a llamarse “Veganary”. De promocionar los smoothies pasamos a dejar de comer carne.

Navidades: del Beef Wellington al Beet (Remolacha) Wellington

Naturalmente, el enero vegano ya dura todo el año al ser una moda establecida en la sociedad, y estos días lo estamos notando claramente en la oferta navideña de los supermercados, que este año es, decididamente, más vegetal que nunca. A lo largo del año la oferta de productos veganos y vegetarianos ha crecido muchísimo, y los platos preparados sin carne ya suponen, según Kantar, un negocio de £310 millones anuales, con crecimientos del 50% en Tesco, y de un 20% en Waitrose (solamente para la subcategoría de platos para compartir).  Estos platos no son solamente nuevas creaciones basadas en recetas que utilizan ñunicamente ingredientes vegetales, también vemos platos populares como lasañas, mac’n’cheese, beef wellington etc que tienen su versión vegana, utilizando productos que sustituyen la carne o los lácteos. 

Para esta campaña tenenos un buen número de opciones para los platos principales de la comida navideña, acompañamientos y entrantes. Incluso en el food to go tenemos alternativas veganas a los bocadillos tradicionales de navidad, como el del asado de pavo con guarnición. Tesco, por ejemplo, ha multiplicado por dos sus referencias veganas/vegetarianas respecto al año pasado, y las demás cadenas tambíen ofrecen muchos más productos.  Y es que se calcula que un 8% de los británicos van a optar por un menú navideño sin carne, una opción que estará presente en el 20% de los hogares.

Y tras las navidades vuelve el “Veganuary” que se ha convertido ya en un evento del gran consumo como lo es la vuelta al cole, el día de San Valentín, o Halloween. Hace unos años bastaba con hacer promociones de productos saludables. Ahora las cadenas planean el lanzamiento de nuevos productos para enriquecer sus gamas vegetarianas.  Llegarán a las tiendas los productos alternativos al atún de Good Catch y de Loma Linda, los snacks de Peakz y Boundless, los sustitutivos de la carne de The Meatless Farm & Co, etc. 

Antes del Veganuary, Enero era el mes de la alimentación saludable.

A pesar de esto, las ventas de carne y pescado siguen unos patrones parecidos a los de los últimos años: paulatino descenso de la carne roja, crecen la carne de cerdo y sobre todo la de pollo, y el pescado, que tuvo un muy malo 2017, pero este año ha sido la proteína animal que mejor se ha comportado, según los datos que recoje Kantar, creciendo por encima de la inflación. Todavía 9 de acada 10 hogares compran proteína animal.