Nutrición Genética en tu Supermercado.

Ayer publicó The Grocer la noticia de la instalación de una tienda efímera de la empresa DnaNudge en una tienda de Waitrose y en otra de John Lewis, y esta mañana he ido a visitar la de Waitrose para conocer de primera mano el desarrollo.

Estas tiendas efímeras van a estar abiertas durante 6 meses, pero DnaNudge ha abierto una tienda en Covent Garden donde además de poder adquirir el producto, puedes hablar con nutricionistas que pueden darte más claves para aprovechar mejor el producto.

El servicio de DnaNudge es la nutrigenética: te hacen un análisis de un cierto número de marcadores (partes) de tu ADN que les permite conocer mejor como metabolizas los nutrientes, tu predisposición a sufrir ciertas enfermedades, y ofrecerte recomendaciones de estilo de vida y qué alimentos es mejor que tomes, y cuáles debes tratar de evitar.

Es algo totalmente alineado con las demandas actuales de los consumidores: transparencia, conseguir información de forma inmediata, querer consumir alimentos saludables, y además, recomendaciones personalizadas.

El cliente se lleva una banda tipo fitbit, y te puedes instalar una App en tu teléfono. La banda registra información de tu actividad física, y te permite escanear códigos de barras. El App es un interface que almacena tu perfil genético, te permite también escanear códigos de barras de alimentos, y, lo más importante, informa al cliente.

El uso imagino será parecido al de otros servicios de este estilo: el usuario escanea lo que va a comprar, y del cruce de la información nutricional del producto y el perfil genético del usuario, la aplicación recomendará o no el consumo del producto. En caso de recomendar no consumirlo, ofrece alternativas. Por ejemplo, si el usuario es propenso a sufrir de hipertensión, la aplicación ofrecerá alternativas al producto bajas en sal. Además, establece recomendaciones según tambíen el nivel de actividad física que haya detectado a través de la banda, sugiriendo evitar alimentos con muchas calorías si no se ha hecho el suficiente ejercicio hasta ese momento del día.

Supongo que es una ayuda de cara a los usuarios, pero también hay que tomarlo con alguna precaución, al tratar alimentos individuales y no platos o dietas en su conjunto. De todas formas, me he hecho el análisis esta mañana y voy a usarlo, así que si alguien está interesado en la experiencia, que pregunte! Ayer fue el primer día, va a estar abierto tres meses, y hasta la hora de comer, cuando he ido a verlo, habían hecho 3 ventas.

Dos de los problemas que tienen estas empresas para ganarse la confianza de los consumidores es la validez de la ciencia detrás de sus análisis y recomendaciones, y la privacidad de los datos que recopilan. DNANudge no almacena los datos del análisis ni las muestras, solamente la interpretación del mismo que queda en el perfil que tienes en tu App, además de estar bajo la jurisdicción de la Unión Europea, el famoso GDPR. Las credenciales científicas seguramente pueden verse amparadas por ser un negocio que nace del Imperial College, una institución científica renombrada en este país. Además, es algo que se puede comprar en un Waitrose, y eso ya le otorga también un nivel de confianza elevadísimo.

Al involucrarse Waitrose en el proyecto se aceleró el desarrollo de la App y los tests en tiendas para asegurar su funcionalidad, y ahora les ofrecen estas dos tiendas efímeras. Naturalmente, la base de datos cuenta con una gran cantidad de productos alimentarios que se ofrecen en las tiendas, pero no he consultado si la MDD de otras cadenas también está disponible.

Como he explicado en alguna otra ocasión, los desarrollos de Waitrose en el área de nutrición son muy buenos. Sus clientes buscan de forma activa productos saludables, y Waitrose les ayuda con acciones en el etiquetado, publicando consejos en la revista, e incluso ampliando la formación de sus empleados en tienda para poder explicar mejor conceptos nutricionales.

Los compradores ya tenemos otro criterio para elegir qué comprar: además del precio, la calidad, nuestras preferencias… ahora podemos incluir en el cocktail si “le gusta” a nuestro perfil genético! Me imagino haciendo compras para toda la familia, con varios perfiles almacenados en la aplicación para asegurarme que este plato preparado es adecuado para todos!

UK: las nuevas tiendas son principalmente discounters.

Como les vengo relatando desde hace un tiempo, en el Reino Unido vivimos en medio de la tormenta perfecta por lo que respecta a las ventas en tiendas, por una serie de motivos bastante conocidos:

  • La confianza de los consumidores en el futuro está por los suelos. A pesar del aumento de los ingresos familiares, la incertidumbre en la economía y en el desenlace del Brexit hacen que los consumidores afronten cualquier gasto con prudencia.
  • La voluntad de competir contra el éxito de los discounters está llevando a la mayoría de cadenas a contener los precios al máximo, revisar surtidos para eliminar productos que no tienen demasiada rotación, y a recortar costes para no perder margen. Sufren las tiendas, que tienen menos empleados, no se renuevan tanto como antes, ni tienen gamas de productos tan amplias como a las que están acostumbrados los clientes británicos.
  • El convenience crece, pero ya no es tan fácil como antes encontrar locales adecuados en las calles comerciales, por lo que la velocidad de aperturas es muchísimo menor que antes.
  • Crecen los canales discount y online, aunque a ritmos más modestos que antes.

El mercado de gran consumo está prácticamente estancado, y las cadenas buscan crecimiento en el sector de la hostelería, la venta mayorista, o la exportación de su MDD.

Estas apreciaciones vienen complementadas por la publicación del análisis que hace cada año la consultora Barbour AMI sobre los proyectos de nuevas tiendas y renovaciones en el espacio comercial, y del que se hace eco The Grocer en su edición de la semana pasada.

El volumen de negocio de los productos de aperturas y renovaciones de tiendas – de todo tipo, gran consumo y de otras categorías – lleva cinco años bajando, y en concreto el del gran consumo ha perdido un 20% en los 2 últimos años.

Aldi y Lidl son los clientes de la mitad de todos los proyectos retail para el año 2020, y los de las cadenas del top 4 (Asda, Morrisons, Sainsbury’s y Tesco, que tienen un 67.6% de la cuota) apenas superan el 6% del número de proyectos.

Estas cadenas del top 4 en general están cerrando tiendas que no son rentables, junto con Marks & Spencer que también (47 hasta la fecha, planeando llegar a las 100 en el 2022) y Waitrose que ha vendido algunas de sus tiendas convenience a The Coop. Las aperturas de grandes supermercados e hipermercados son escasísimas, mientras que los planes de expansión de Aldi y Lidl son muy ambiciosos: Aldi cuenta con 840 tiendas, y quiere alcanzar las 1200 en el 2025, y Lidl cuenta con 770 tiendas y planea llegar a las 1000 tiendas en el 2022.

Para alcanzar esta meta también están tratando de flexibilizar sus formatos, notablemente en el caso de Aldi con el desarrollo de las tiendas Aldi Local, una versión reducida de sus establecimientos (sin non food, sin tantas marcas y con el surtido de MDD algo adaptado al entorno de la tienda) y de las que ya tiene un par en Londres.