Morrisons escucha

Morrisons - David Potts

El CEO de Morrisons todavía no ha detallado cuáles van a ser las grandes líneas que piensa proponer para enderezar el rumbo del retailer con tantos problemas. Ha empezado con una medida personal, escuchar atentamente a quien le quiera contar los problemas que tiene Morrisons.

De las tiendas le han llegado algunas propuestas, y ya ha puesto tres de ellas en marcha: dejar de utilizar un sistema de gestión de colas en los supermercados que estorbaba más que ayudar, ha cambiado la música de las tiendas, y hoy mismo han anunciado que volvían a las tiendas las cajas de menos de 10 productos, eliminadas hace unos años cuando se introdujeron las cajas de autocobro.

Pueden ver el vídeo con las explicaciones del CEO pulsando en la imagen. Una persona próxima que se ha puesto manos a la obra desde el minuto cero, haciendo pequeños cambios que cuestan poco pero que lanzan un mensaje a los trabajadores de Morrisons: “El CEO nos escucha”.

Poundland cumple 25 años en UK.

Y con mucha salud y objetivos ambiciosos, a pesar de estar el Reino Unido, en apariencia, viviendo el principio del fin de la crisis que vio nacer al comprador inteligente que ha impulsado las ventas de Poundland y otros discounters.

Siguen pensando que caben en UK 1000 tiendas de Poundland (ahora tienen casi 600) y a pesar de los retrasos que se están produciendo en su adquisición de la cadena rival 99p Stores, siguen convencidos de alcanzar esa cifra ya sea por otras adquisiciones o por expansión tienda a tienda.

 Jim McCarth, CEO de Poundland, de los pocos retailers que sonríen hoy en día. Fuente Poundland.
Jim McCarth, CEO de Poundland, de los pocos retailers que sonríen hoy en día. Fuente Poundland.

La primera tienda abrió en el pueblo Burton-upon-Trent, en abril del 1990, y recaudó el primer día £13,000. En aquellos tiempos ya se conocía el discount en UK, el principal agente era la cadena Kwik Save y apenas Aldi se había establecido en el país. Sin embargo, los consumidores todavía no aceptaban estas propuestas comerciales, y los discounters tuvieron que esperar hasta la crisis financiera del 2008 para empezar a ser vistos de forma más favorable, cuando caló más el discurso de vender barato sin ofrecer el surtido y el servicio de los grandes supermercados.

El consumidor ha ido cambiando desde entonces, y también lo han hecho los discounters y Poundland, ofreciendo valor y muy buena imagen de precio pero abandonando un poco su rigor inicial. 25 años después siguen con los mismos precios, ofreciendo conveniencia al estar las tiendas en las calles más comerciales, y han ampliado mucho su surtido. Cuentan con muchas más secciones que en sus inicios, una experiencia de compra buena, y destacan últimamente por sus gamas de belleza, o su propia marca de utensilios de cocina (con la imagen de una famosa local, Jane Asher) posicionados muy bien en la buena relación calidad precio.

Suponen un 0.3% de la cuota del mercado de gran consumo, pero abanderan una nueva forma de comprar, los shoppers que buscan el valor, un cambio al que los grandes supermercados todavía no se han sabido adaptar.

Tesco plc. Resultados FY 2014/15: Casi 9.000 millones de Euros de pérdida.

Hoy Tesco ha vuelto a batir las expectativas, y ha declarado unas pérdidas de £6.380 millones, casi 9.000 millones de €, record absoluto en la historia del gran consumo británico, y del mundo empresarial en este país en general.

Dave Lewis, CEO de Tesco, y Alan Stewart, Director Financiero de la organización.
Dave Lewis, CEO de Tesco, y Alan Stewart, Director Financiero de la organización.

Es un ajuste necesario para reflejar la nueva realidad del mercado. Las pérdidas vienen de realizar una nueva valoración de su inmobiliario y algunos de sus negocios. El resultado de la explotación de su negocio principal, el gran consumo también es malo, £1.390 millones, un 60% menos del obtenido el año anterior.

En su presentación a periodistas, el CEO de Tesco ha explicado que la empresa ha ido perdiendo competitividad a lo largo de los años, pero que los cambios profundos que se están implantando en la forma de trabajar son necesarios, buscando mejorar en lo fundamental, que es el servicio al cliente, evitar roturas de stock y ofrecer buenos precios. La situación no va a aclararse mucho durante los próximos meses porque el mercado está embarcado en una guerra de precios que dificulta anticipar nada con certeza. Sólo que va a ser más difícil.

En UK se ha observado una mejora en las ventas durante los últimos meses del año fiscal, pero los beneficios de explotación se han reducido en casi un 80%. La justificación viene por el impacto negativo de algunas iniciativas del anterior CEO, y el foco que se tenía en obtener beneficios fuera de los puramente comerciales (y que ahora con los cambios en la relación con los proveedores quieren corregir).

Las medidas que ha introducido Dave Lewis desde el verano parecen tener un impacto positivo. El aumento de personal en tiendas ha ayudado a que mejore la disponibilidad y los niveles de servicio, y ha resultado que el mayor impulso a las ventas en este último período lo están obteniendo en el canal de los hipermercados, aunque el online siga siendo el canal de mayor velocidad de crecimiento (un 20% más pedidos que el año anterior) y la contribución del convenience sea muy buena (4.5% de crecimiento en ventas comparables desde que introdujeron la campaña de precios reducidos). Mejora el tráfico de clientes, los volúmenes, y queda esperar que este crecimiento suponga que las ventas también aumenten. Las ventas comparables para el total del negocio en UK disminuyeron un 3,6%, aunque en el último trimestre se ha perdido tan sólo un 1%.

Sobre la mejora en las ventas en hipermercados, hay que tener en cuenta que es un canal en el que se ha invertido mucho dinero para renovar las tiendas, viene de resultados malos en el año anterior, y también mejorará algo más a medida que se vayan cerrando tiendas no rentables.

Seguirán revisando los resultados de las tiendas para valorar si hay que realizar más cierres, y se espera que pueda haber otra depreciación del inmobiliario. Aunque sobre un elemento muy sensible, que es el número de empleados, a pesar de las malas perspectivas que hay sobre la cuestión, este año el número de empleados en tiendas ha crecido en 5.000 personas, mientras que la central ha perdido 2.500 puestos. El CEO no ha evitado la cuestión de la reestructuración, hablando de la pérdida difícil pero necesaria de expertise y capital humano que esto supone, pero imprescindible para agilizar la organización.

Hablando de agilización, ha puesto un ejemplo de lo que supone la nueva línea de atención a proveedores. Han resuelto con una llamada una cuestión que anteriormente supuso 103 emails con otro proveedor.

Queda por concretar el plan de reducción de referencias y del de venta de negocios no esenciales, proyectos que se presumen ambiciosos, aunque del que todavía no se tienen muchos detalles.

En resumen, todavía aplica el apodo que Dave Lewis se ganó en Unilever, “Drastic” Dave, y en sus primeros meses de Tesco no le ha temblado el pulso.

La organización de consumidores Which? puede poner en serios aprietos a los supermercados.

El chiste hoy en The Guardian. “Nueva política de precios. Ahora aún más chunga” 

En el mercado del gran consumo de este país más del 40% de los productos se venden en promoción según los datos de Kantar, y algunas categorías pasa del 70%. Es una práctica que se ha reducido un poco estos últimos meses, cuando los retailers favorecen políticas de siempre precios bajos e ir reduciendo el número de promociones y su intensidad. Con promociones, la inflación alimentaria se situaba estos últmos año en torno al 2-4% y ahora con guerra de precios es negativa o 0%.

Las promociones provocan la compra, sin duda, pero también la complican porque no siempre son fáciles de comprender por parte de los consumidores. Incluso su implantación requiere de cierta atención que no siempre se presta, y no es raro ver carteles en las tiendas equivocados (como en la imagen más abajo).

Fuente Which?
Fuente Which?

En los foros como My Money Supermarket, Which, etc, se encuentran también muchas quejas de clientes que notan los movimientos de precios que hacen los supermercados que aumentan el precio de un producto una semana para luego poder decir que lo venden más barato. E incluso revistas del sector como The Grocer suelen recoger información de estas fluctuaciones de precios, y la disminución del tamaño de un producto para hacer ver que se mantienen los precios.

Y ahora, la asociación de consumidores Which? acaba de presentar un informe a la Comisión de la Competencia en UK con la información que ha recogido a lo largo de estos años, para demostrar que estas prácticas buscan crear una sensación ilusoria de recortes en precios y ofertas, y que en el fondo no benefician a los consumidores como debería ser en principio una promoción. La patronal del retail dice que en la mayoría de los casos son errores individuales, que no hay una voluntad de incurrir en estas faltas.

La forma de actuar de Which? es a través de una de las herramientas más poderosas que existen en UK, una “super queja” a la Comisión de la Competencia, con información sobre malas prácticas. La Comisión tiene 90 días para estudiar la documentación, y puede verse obligada a realizar una investigación completa. Según sean sus conclusiones finales, también podríamos vernos en un escenaro en el que la distribución se vea obligada a cambiar estas prácticas. Se han seguido algunos procesos similares contra el sector financiero, la abogacía, etc, y en algunas ocasiones las conclusiones han obligado al sector a devolver dinero a los consumidores afectados o a cambiar sus prácticas.

Tesco: más disgustos a los accionistas en las cuentas anuales.

El CEO de Tesco, Dave Lewis, se prepara para pasar otro mal trago al frente de su nueva empresa, cuando el próximo 22 de abril presente los resultados anuales del retailer.

Ya han ido filtrando las malas noticias, y según varios medios, todo indica que va a presentar unas pérdidas de £3.000 millones. Una cifra demoledora, pero que viene por una depreciación del inmobiliario y el déficit del fondo de pensiones.

Tesco ya realizó un ajuste del valor de sus tiendas hace dos años, fue el primer distribuidor del gran consumo en hacerlo al que le siguieron los otros tres líderes del mercado. Y este año se acentúa aún más este problema, ante los anuncios de cierres de tiendas en funcionamiento, la paralización de proyectos que ya estaban en marcha, y seguramente un buen número de proyectos que avanzaban hacia la consecución de permisos pero que ahora están en la vía muerta. Por ello deciden descontar de sus balances nada más que £5.000 millones de un plumazo.

Tesco - lots of brands are now cheaper

Su negocio principal, las ventas minoristas, tampoco le están yendo nada bien, y el resto de negocios no parece ayudarles a mejorar en mucho la situación. Frente a los £3.300 millones de beneficio comercial que ofreció el año pasado, este año se va a quedar en menos de la mitad, entre  £1.000 y £1.400 millones.

Por lo menos, las medidas que ha ido tomando Dave Lewis para reanimar las ventas parece que están surtiendo efecto, y su combinación de más personal en tienda y precios más bajos les ha ayudado a ganar ventas los últimos meses y frenar la pérdida de cuota de mercado que venían sufriendo el último año. Es el negocio principal, y arreglarlo es la prioridad para el equipo directivo.

El miércoles también se actualizará a los inversores sobre el plan de venta de negocios no esenciales, entre los que está la consultora dunnhumby, que se especula pueda alcanzar un valor de más de £1.500 millones, o los negocios en algunos países asiáticos. Ni las mejores noticias que pueda dar en este aspecto lograrán matizar el mazazo.

No todo son malas noticias,

La tienda online de Waitrose a punto de dar beneficios.

Mark Price, Director de Waitrose. Fuente The Grocer
Mark Price, Director de Waitrose. Fuente The Grocer

Lo cuentan hoy the The Grocer, en una entrevista al Director General de Waitrose, Mark Price, en donde entre otros temas, habla de lo difícil que es rentabilizar el negocio online.

Si sólo contaran los costes de los pedidos que se sirven preparándolos en las tiendas, este año fiscal ya obtendrían beneficios. Imputando costes generales, y contando los pedidos del almacén online que tienen en Londres, todavía no pueden celebrarlo.

Sin embargo, piensa que están a punto de ganar dinero con el negocio online, y es cuestión ya de pocos años. Prevee que enseguida nos encontraremos en un escenario en el que el 20% de sus ventas de gran consumo vengan del canal online y hay que trabajar pensando que va a ser un canal menos rentable pero importante. Las buenas noticias del canal son que las ventas han crecido un 30% este último año (el año pasado creció un 40%, pero invirtieron mucho dinero en promoción del servicio y descuentos), y el tiqué medio ya supera las £100 (un 5% más que el año pasado).

Poundland. Resultados FY2014/15

Poundland esta mañana ha anunciado los resultados preliminares de su ejercicio 2014/15, y aunque últimamente es más noticia por la compra de 99p Stores, la cadena sigue creciendo a buen ritmo en el mercado británico, muy por encima que la mayoría de cadenas del mismo.

La nueva campaña del retailer. Ofrecer productos de marcas muy descontados. Fuente Poundland.
La nueva campaña del retailer. Ofrecer productos de marcas muy descontados. Fuente Poundland.

La cadena ha alcanzado este año la cifra de £1.111 millones de facturación (un 11.4% más que el año anterior), y preveen alcanzar la cifra de beneficios previstos. A pesar de haber visto como el mercado se ha ido complicando durante el transcurso del año, los resultados del último trimestre han traido una aceleración de las ventas para Poundland.

Cierran el año con 547 tiendas en UK (han abierto 60 en total este año, algo menos que el año anterior) y se está muy pendiente de la investigación de la Comisión de la Competencia sobre la compra de la cadena competidora 99p Stores. El CEO de Poundland Jim McCarthy ha declarado hoy que la compra no tiene por qué realizarse, y que valoran pedir más tiempo a la comisión para presentar más documentación al caso, y demostrar que no habrá una disminución de la competencia si se produjera la compra.

La broma es fácil. Si las ventas de Poundland son de £1.111 millones quiere decir que han vendido 1.111 millones de artículos!

En estos tiempos, no se escapa nada.

Un par de tweets cogidos al vuelo, errores que suceden en las tiendas, pero que ahora con las cámaras de los teléfonos móviles y las redes sociales se difunden y afectan la reputación de los supermercados. Las dos tienen que ver con los azúcares y la diabetes. Seguramente son casualidades poco afortunadas, atribuibles posiblemente a la falta de pensar en que se hace por parte de la persona disponiendo los productos, pero que no deberían suceder en una tienda por el mensaje que queda.

Poundland: se complica la compra de su competidor 99p stores.

El mes de febrero Poundland anunció que había puesto una oferta encima de la mesa por la cadena de tiendas discount 99p stores, de un formato similar al suyo: tiendas de precio fijo (todo a una libra en el caso de Poundland, y 99 peniques en el caso de la otra).

La Comisión de la Competencia (Competition and Markets Authority) empezó a estudiar cómo iba a afectar esta compra a consumidores y competidores, y el jueves anunció el resultado de su primera fase de la investigación. En contra de lo que la gran mayoría de la gente esperaba (de hecho, Hussein Lalaini cofundador de la empresa ya había anunciado que sus siguientes planes eran o bien montar una tienda online en UK o un supermercado en su Tanzania natal), piensan que la adquisición va a tener un efecto negativo en muchas ciudades, porque reducirá la competencia entre discounters en estas plazas, y por eso Poundland tendrá menos incentivos para seguir siendo tan barato.

Ahora va a empezar la fase dos de la investigación, que profundizará en el estudio de los efectos sobre los consumidores en las zonas afectadas por esta posible reducción en la competencia, y en la que los dos retailers afectados podrán aportar su punto de vista y evidencias para tratar de cambiar la opinión del organismo.

No se han hecho esperar las críticas a esta decisión, que parece anticipar un cambio de estrategia en Poundland, sin notar cuales son los principios de la enseña (empezando por su nombre!) y que compite con una misma estrategia en el mercado nacional.

Sin embargo, uno de los elementos importantes de esta investigación es el reconocimiento de las estrategias que siguen los actuales shoppers para comprar los productos del gran consumo: son muy sensibles a los precios, estudian las ofertas, y buscan pacientemente las mejores gangas.

No es una decisión final, pero de retirar la oferta Poundland, perderá una oportunidad de crecer de golpe en el mercado de los discounters de precio fijo, y tendrá que volver al crecimiento orgánico que será mucho más lento. Si bien un par de cadenas de supermercados han anunciado cierres en algunas tiendas de proximidad, locales que podrían servir a Poundland, son pocas las oportunidades que presenta el mercado actual, sobre todo al haberse reducido el ritmo de cadenas de retail que entran en concurso de acreedores y tienen que cerrar varias tiendas de golpe, unas circunstancias que habían permitido a Poundland (y a otros discounters competidores) hacerse con locales en buenas plazas.

Fuente Poundland
Fuente Poundland

Tesco: los cierres anuncian el fin de una era.

En las cuentas de Twitter de los empleados de Tesco han empezado a aparecer homenajes y fotografías de las tiendas que se van cerrando. Esta tienda era el supermercado en Chatham, abierta hace 33 años y que cerró la semana pasada. Imágenes parecidas a las de los proyectos de nuevas tiendas, pero con un aspecto más triste.

Tesco anunció el cierre de 43 tiendas este año, y la paralización de otros 49 proyectos de tienda con apertura prevista para este año. Estas cancelaciones le suponen a Tesco además el enfrentamiento con algunos ayuntamientos, y el tener que enfrentarse a algunas demandas por las cancelaciones.

Será este un punto de inflexión para el Big Box Retailing? Este año ya llevamos cuatro retailers anunciando con números el cierre de tiendas, y otros tres reconociendo que les sobra espacio y que buscan qué hacer con él mejor que tener estanterías con producto.
Tesco Chatman End 03 BigSteve1066 Tesco Chatman End 04 BigSteve1066 Tesco Chatman End 01 BigSteve1066 Tesco Chatman End 02 BigSteve1066Fotografías de Tesco.