Una Coca-cola con tu nombre

image

Empieza el calor y Coca-cola pone en marcha la máquina promocional. Ha relanzado algunos de sus productos, con otros tiene concursos y engagements varios,  y esta campaña, miles de botellas con los nombres más populares en UK. Como poco te llevas una sorpresa!

Anuncios

Tesco, fin de la carrera por nuevos locales?

Una de las noticias de mayor impacto en el anuncio de resultados de hace unos días era la devaluación que efectuaba Tesco en el valor de los solares que posee en el Reino Unido, y que había ido adquiriendo con los años con el objetivo de abrir en ellos nuevas tiendas, o de evitar que los rivales las abrieran allí.

La apuesta por el multicanal supone que los directivos de Tesco declaren que les sobran hipermercados, por lo que difícilmente vayan a abrir muchas nuevas tiendas de su formato más grande.

Fuente: Tesco plc

También, estando el gigante pasando por un momento de debilidad, los colectivos de personas en contra de nuevas aperturas se sienten más fuertes ante Tesco, por lo que grupos en algunos de los lugares donde Tesco tenía previsto abrir han arreciado su actividad contra la apertura de estas tiendas.

Tesco ya ha parado varios proyectos en el Sur de Inglaterra, en pueblos como Thanet, Swale, Westgate-on-sea, Margate, etc. Algunos se deben a esta revisión crítica de las nuevas tiendsa a abrir, pero todos los proyectos parados se ven localmente como una victoria de los colectivos en contra.

La oposición también se manifiesta cuando Tesco se plantea abrir nuevas sucursales de su cafetería Harris+Hoole. En Whistable ven el negocio como un lobo con piel de cordero, dado que Harris+Hoole tiene el mérito (me parece a mí!) de parecerse a una cafetería independiente, y sin embargo es un brazo más del al gigante de la distribución.

Puede resultar un poco contradictorio el caso del distrito de Thanet, que se niegue a que abran más supermercados porque dicen destruye empleos y tiendas, y sin embargo, acoja el proyecto Planet Thanet, unos invernaderos de gran producción, y que cuyos clientes son los propios supermercados!

De todas formas, Tesco seguirá abriendo tiendas pequeñas, de convenience, un canal por el que claramente ha apostado. No sólo le sirve como apoyo de las ventas online (al poderse recoger las compras online en estas tiendas) si no también para entrar en el mundo de las franquicias, vendiendo su marca One Stop a dueños de tiendas independientes.

Uno de los problemas de los productos locales

Como comentábamos en el post anterior, una de las reacciones de los supermercados ante la crisis del fraude de la carne de caballo (déjenme que lo llame horsegate si no les importa, es más corto) es la de utilizar más productos locales, o sea, carne de animales criados en el Reino Unido.

Los mercados de los platos preparados y las hamburguesas han perdido valor de forma considerable, tanto los refrigerados como los congelados (vean la gráfica que aparecía en The Grocer este sábado), y aunque parezca algo muy negativo, el gran consumo confía en que sea un comportamiento pasajero de los consumidores. Por ejemplo, algunos distribuidores que como Morrisons o las carnicerías tradicionales,  son claramente identificados como puntos donde comprar productos locales, han conseguido ganar ventas a pesar de la crisis (un 18% en el caso de Morrisons, por ejemplo). Es una cuestión de confianza.

Sin embargo, la estrategia de utilizar productos locales tiene problemas a corto plazo. Uno de ellos es el precio y otro es si la cantidad de carne que se produce en el Reino Unido va a ser suficiente.

Sobre la producción, el Reino Unido no es autosuficiente sobre todo en carne de porcino y de vacuno, y el ajuste puede ser muy complicado y largo, si al final, todos los agentes quieren utilizar productos locales.

Sobre el precio, como bien saben, en el Reino Unido la MDD de la mayoría de retailers está dividida en tres niveles. El nivel de entrada seguramente va a tener que sufrir una seria transformación para poder contar con carne inglesa de forma general, por lo que seguramente pueden llegar a desaparecer algunos productos del surtido (para ilustrar esto les recomiendo el excelente programa Jimmy contra el supermercado gigante) y se tendrán que utilizar cortes que ahora no tienen salida en el Reino Unido para aprovechar mejor las canales (como por ejemplo lleva haciendo a su manera Waitrose, con la campaña Forgotten Cuts desde el 2008).

Los productos premium seguramente no tendrán problema, la mayoría ya son completamente de carne local, salvo que tendrán que competir por la misma materia prima que los productos de gama media y la diferenciación tendrá que ir por otros atributos.

Y como ven, no se trata la cosa sólo de supermercados…

GBK Local MeatSquare Pie Blie Water

Hasta Lidl promete sólo carne del Reino Unido

Fuente: Lidl

En productos frescos, claro!

Ya todo el mundo está al tanto de las preferencias de los consumidores británicos respecto a los productos locales (*), pero sobretodo en la categoría de las carnes han recibido un gran impulso en los últimos meses. Los consumidores, a raíz de la crisis del fraude de la carne de caballo han elegido comprar carne del país.

Aldi y Lidl, los dos hard discount presentes en el gran consumo británico, también juegan a esta liga de los productos locales, y es frecuente ver en los productos de su MDD banderitas inglesas (que indican que el principal ingrediente es inglés) o logos del Red Tractor (una certificación muy reconocida en UK, sobre origen, bien estar animal, etc)

Lidl lleva un tiempo con la campaña “Love Meat Love Lidl” para reforzar las credenciales de la categoría de la carne fresca en sus tiendas. El retailer no sólo asegura que el 100% de la carne fresca que vende es de UK, sino que también toda viene de ganaderos que trabajan bajo la certificación del Red Tractor. El logo de esta certificación es uno de los más reconocidos por los consumidores británicos (más del 80% lo reconocen, según los estudios de la propia certificación) y la asocian a productos de mayor calidad y más respetuosos con los animales, medioambiente, etc.

Incluso después de la crisis y sus efectos en el consumo, Lidl quiere agrandar la categoría (que ya está creciendo un 30% año a año, mucho más que el crecimiento general de la enseña), y planean implantarla en un mayor número de tiendas, de forma que este año crezca un 50%.

Confianza y precio parece una buena combinación, sobretodo ahora que Tesco ha dejado vacante este puesto. 

(*) Según el IGD, un tercio de los consumidores asegura comprarlos habitualmente, y otro tercio declara que está dispuesto a comprar más

Tesco quiere ser un poco República Independiente

image

Se podrá llamar responder a las demandas de los consumidores, pero también se puede llamar copiar otra idea, que es lo que viene haciendo Tesco ultimamente en muchas de sus iniciativas de precio, de mejora de hipermercados, de servicio…

Los datos no acaban de mejorar, y sigue perdiendo cuota de mercado periodo a periodo, frente a los rivales que van a por los clientes premium (Waitrose y M&S), los que van a por los que prefieren el low cost (Lidl y sobretodo Aldi) y los clientes de en medio, que van a Sainsbury’s, que es el único de los retailers universales que parece ser capaz de mantener el interés de todos los tipos de consumidores.

Aunque bueno, con copias de los productos como estas, los de Ikea tendrán que innovar un poco en sus albóndigas no vaya a ser que los de Tesco les quiten mucho mercado!

Productos locales en Wholefoods

Wholefoods - bakery zones onetofive

Como saben todos los que han visitado alguna tienda de Wholefoods, es un retailer que destaca, entre otras cosas, por su puesta en escena.

La panadería de sus tiendas suele ser espectacular, y ahora han decidido darle un atributo más, el de los productos locales, y personalmente, encuentro muy simpática la forma que tienen de mostrar esto.

En su tienda en el centro de Londres han colgado un cartel encima que pone “All Sourced Within Zones 1 to 5”, en una alusión a las distintas zonas del metro de Londres, algo que todo londinense entiende inmediatamente.

Sin embargo, son productos locales con un poco de trampa. En realidad, son productos de productores locales, artesanos panaderos que trabajan dentro de la zona delimitada, pero claro, la harina vendrá de…

Los bricks contra los clicks

Amazon pasa por ser un mata tiendas, sobretodo librerías, y a pesar de su indudable éxito, en el Reino Unido algunas personas prefieren no utilizarlo para comprar por un par de motivos, principalmente.

Estos últimos meses se ha visto en una polémica sobre sus prácticas de ingeniería financiara en el campo de los impuestos, que le permite declarar pérdidas en el Reino Unido, a pesar de un nivel de ventas increíbles, y así ahorrarse muchos impuestos.

Los libreros que empezaron todo. Fuente: Change.org

Nada ilegal, dicen muchos, pero está visto como inmoral. Un grupo de libreros ha decidido hacer algo más, y hace unos meses iniciaron una petición en change.org para que Amazon pagara los impuestos que corresponde a su nivel de negocio en el Reino Unido. Según The Independent, la petición fue firmada por 160,000 personas y empresarios, y entregada ayer en las oficinas del primer ministro británico. Se le pide que resuelva la cuestión y les haga pagar impuestos que corresponde, y ahora se sumará al dossier de Amazon, y a las investigaciones que está realizando el  departamento de Hacienda que debe determinar cómo medir el negocio de Amazon en este país y qué impuestos tiene que pagar.

En este país este tipo de acciones tienen mucha tradición, y los vecinos saben organizarse. En algunos casos, los vecinos han logrado que  un negocio como Tesco no abra una tienda en un local que han comprado,

Las tiendas, sobretodo las librerías, suelen tener un gran arraigo en las zonas en las que están, y a ellas están volviendo algunos clientes que han decidido dejar de comprar en Amazon. Y es este un handicap que tiene Amazon, y algo que le costará mucho de ganar: es barato, tiene de todo, pero no tienen una buena reputación de empresa que apoya las economías locales, y una parte del mercado se le va a resistir.

El caso de Starbucks seguramente ha sido más claro, también por ser más sustituible.

La empresa también se vio envuelta en el mismo escándalo que Amazon, y tampoco pagaban demasiados impuestos en el Reino Unido porque conseguían trasladar sus beneficios a las empresas hermanas de Holanda y Suiza. Es curioso el caso de Suiza, porque Starbucks UK le pagaba a Starbucks Suiza por el café crudo – gran república productora de café – y luego a Starbucks Holanda por tostarlo, y con esto se le iban los beneficios.

Rápidamente surgieron iniciativas en la red para boicotear a Starbucks, y unos cuantos clientes les abandonaron. También un grupo de activistas montó performances en las cafeterías: hacían ver que eran una escuela, un hospital, etc, prestaciones que el estado está cerrando por falta de fondos, y que igual podrían beneficiarse de que las empresas pagaran todo lo que les corresponde.

Ahora Starbucks está llevando a cabo varias acciones para lavar su cara, además de pagar impuestos en UK de acuerdo con su facturación y sin descontar lo que paga a sus empresas hermanas, y quizá Amazon empiece a hacer lo mismo, aunque nunca se sabe…

El misterio del Omega 3

Sabrán los visitantes, que en el Reino Unido los supermercados venden medicinas básicas (analgésicos, etc) y que muchos de los grandes supermercados cuentan con farmacia, y una nutrida sección para seniors y deportistas llenas de botes de omega 3, vitaminas, y otros milagros envasados.

Pero encontramos estos productos no solamente en los lineales de vitaminas y medicinas. Echarle un vistazo al de las mieles es recordar al de la leche o las galletas en España hace unos años.

En el lineal de congelados también nos encontramos de estos milagros naturales. Aquí venden los Omega 3 rebozados y en filetes o en barritas! ¿Cómo puede ser?

Image

Bromas aparte, me parece un ejercicio de esos de BUP, aquellos comentarios de texto en los que había que detectar las sinécdoques. ¿Por qué no se le llamará pescado si es pescado?

Luego, en los refrigerados uno se tropieza con los palitos de cangrejo, que aquí si que llevan nombre y apellidos del pescado, y que además vienen de un caladero sostenible, para ponerle más interés a la cosa. Faltaría ver si el petroleo empleado en lo demás también viene de comercio justo, que se suelen olvidar de esto…

Image

Tesco plc. Resultados 2013

El miércoles pasado, el Sr. Philip Clarke, al frente de la tercera empresa del gran consumo mundial, presentó algo más que resultados. El titular es la salida de los Estados Unidos, aunque al juicio de muchos accionistas, presentó poco futuro.

Tesco PC 04

Los números que se suelen presentar en estas ocasiones no han sido muy buenos. Las ventas en UK han crecido muy por debajo de la inflación (un 1,8%) y se han contraído un 0.3% las ventas comparables también en este mercado. Y todo esto a pesar de la apuesta por invertir en renovar las tiendas para que tengan una mejor imagen, ofrecer más servicio gracias a tener más personal en ellas, y la renovación de la MDD, que supone casi un 50% de las ventas en Tesco.

En su segundo mejor mercado, Corea del Sur (supone el 10% de las ventas del grupo), los resultados tampoco han sido buenos. Se habla en todo el mundo de la iniciativa que llevo a cabo en el metro de Seúl, la venta online a través de paneles, pero pocos hablan de los cambios en la legislación coreana destinados a proteger a los pequeños comerciantes y que tanto afectan a las grandes cadenas de distribución: se han reducido los horarios de apertura, se están alargando los plazos para lograr permisos de nuevas aperturas o se prohiben directamente cerca de mercadillos, y se llega a prohibir la venta de ciertos productos en los supermercados para proteger a los pequeños comercios cercanos a la gran superficie. El negocio de Tesco en Corea del Sur, y en gran parte de Asia, son los hipermercados, si la legislación surcoreana contagia al resto, el problema de Tesco aún será mayor.

Pero ya se esperaba que no hubiera mucha alegría en las ventas. Lo más llamativo fueron las distintas provisiones y revisiones de valor  que hizo. En un momento anunció que restaba de la cuenta de resultados  £2.600 millones, que como por la normativa tienen que sustraerse de los beneficios, los dejan en un 50% menos que los del año pasado. Piensan que pueden recuperar parte de este dinero, pero no está claro cuanto.  £1.200 millones son la provisión de pérdidas tras la venta de la cadena Fresh & Easy,  £800 millones son de la revisión del valor de solares en el Reino Unido donde Tesco tenía previsto construir hipemercados (un formato cuestionado, si se cumple su previsión de un futuro multicanal, y en continua revisión),  y el resto, devaluaciones del valor de empresas compradas en países del Este de Europa y una provisión financiera para Tesco Bank.

El año pasado Philip Clarke ya anunció que se desviaban £1.000 millones de los beneficios para invertirlos en experiencia de compra (renovación de tiendas y más personal y mejor formado). Sin embargo, el plan no progresa como era de esperar, y mientras tanto, Tesco ha lanzado otra iniciativa de precio, el Tesco Price Promise, para traer a más clientes a tiendas.

Este año el anuncio ha sido en que el futuro es multicanal, que la compra online va a crecer de forma desmesurada y Tesco ya tiene construidos los almacenes para preparar y enviar los pedidos. Las ventas en gran consumo online son ahora un 8% del negocio en UK, y esperan que para el 2020 lleguen al 20% (la de metros que les van a sobrar en las tiendas!).

Otro punto en el que ha puesto énfasis Philip Clarke es en el cambio de cultura. Heredó una empresa y ha modelado otra, con el objetivo de prepararla para los retos de los años de los teléfonos móviles y tabletas.

Para acabar, cómo anécdota simpática, el viernes pasado (dos días después de la presentacón de estos resultados) fui con un cliente a ver una de las tiendas piloto de Tesco. Allí estaba un equipo de la oficina central de Tesco liderado por Philip Clarke, valorando el efecto de algunos de los cambios que se habían realizado en la tienda. Por casualidad, tropezó con nosotros, y mi cliente tuvo a bien identificarse, también él es el CEO de un supermercado! Tuvimos la suerte entonces de charlar un poco con Philip Clarke, cuando se sentó en nuestra mesa unos minutos (estábamos comiendo en el restaurante de la tienda). Empezamos a hablar claro de números, pero acabamos hablando de personas, de las que él gestiona y de las que quieren traer a las tiendas, y nos dió una pequeña lección de que retail is detail.

Pret A Manger no nota la crisis

La cadena de restaurantes fast casual inglesa acaba de publicar los resultados anuales, y para el 2012 sus ventas han crecido un 17%, y sus beneficios otro tanto. Y aún esperan más del 2013, con un ambicioso plan de expansión tanto en el Reino Unido como en varios de los mercados extranjeros donde tienen presencia (Francia, Hong Kong, etc).

La cadena cuenta con la mayoría de sus tiendas en Londres, donde ya es un establecimiento habitual en muchas de las calles de las zonas de oficinas (de las 230 tiendas que tienen en el Reino Unido, 170 están en Londres).

Sus puntos fuertes para ganar en un mercado tan competitivo como el de los bocadillos y el café, son un servicio mejor que excelente (doy fé de ello) y la frescura de sus productos. En sus tiendas no paran de recordarnos que los productos a la venta se preparan diariamente en la cocina del establecimiento, y que no ponen fecha de caducidad porque lo que ves expuesto, lo han preparado hoy, y si no se ha vendido por la noche, lo donan a un banco de alimentos. También la incorporación de oferta de comida caliente ha supuesto un buen impulso en estas ventas, algo que lo que no son demasiado fuertes.

Otras cadenas compiten con ellos en productos saludables, o seguramente tengan una mejor oferta de platos de cuchara, pero es difícil ganarles en frescura y servicio!

Pret a Manger

Como curiosidad, en una entrevista para la BBC esta mañana, su CEO confesaba que el artículo más vendido eran los plátanos, porque resultan una fruta tremendamente “convenience” y a un buen precio (comparado con el resto de la oferta en Pret, claro). Su bocadillo más vendido es la baguette de atún… algo que tiene que ver con tener tantas tiendas en Londres, claro, no porque a los ingleses les haya dejado de gustar el bocadillo de bacon!